Edad prohibida

El protagonista indiscutible de “Edad prohibida” se llama Anastasio, y en el papel de secundario tenemos a Enrique. Anastasio y Enrique son como el Sol y la Luna: completamente diferentes en cuanto a carácter, ya que Anastasio es tímido, introvertido e íntegro mientras que Enrique es activo, aventurero y temerario. Estas diferencias, sin embargo, no les impiden compartir una profunda amistad rebosante de admiración mutua, ya que a Enrique le hace falta lo que a Anastasio le sobra y viceversa. Quizá alguno de vosotros haya leído el libro y haya reído y llorado con los primeros amoríos y amistades de este joven, emociones que le marcarán para el resto de su vida durante ese proceso inolvidable en el que se va descubriendo el mundo como los oseznos destetados que tantean, primero tímidamente y con confianza más adelante, los alrededores de su osera. Si os sentís identificados con esta frase y se os ha encogido el corazón con el recuerdo de la historia de Anastasio, es mejor que dejéis de leer. Siendo sinceros, Anastasio es un pardillo que tiene horchata en las venas y el libro destila ñoñería hasta provocar el vómito (como la que he colocado deliberada y astutamente unas líneas más arriba). Sí amigos, yo me leí “Edad prohibida” siendo joven e ingenuo hace ya bastantes años, y ya por aquel entonces me resultaba insoportable el angelical Anastasio y sus remilgamientos, mientras que el malote de Enrique me parecía un imbécil integral. Con este plantel ¿qué se puede esperar? Pues ni más ni menos que la perfecta guía de adoctrinamiento de varones franquistas.

Que no se me malinterprete: el libro es cojonudo y el autor es un fiera del español, además de un inteligentísimo aleccionador de jóvenes falangistas, pero los valores que defiende están tan en oposición con la libertad y la igualdad de géneros (recogidas ambas en los Derechos Humanos, por cubrirme las espaldas) que actualmente por lo que destaca es por su notable valor documental. “Edad prohibida” es un libro que no deberíais perderos, creedme, quizá la próxima vez que tengáis un rifi-rafe con vuestros padres comprendáis mejor sus actitudes, habida cuenta de lo que les tocó leer.

Para muestra un botón: os pego un fragmento seleccionado por Marple (la inspiradora de esta reseña) en el que el padre Usoz, profesor y guía espiritual de nuestro amiguito, le habla sin tapujos de lo divino y lo humano.

Anastasio admiraba al Padre Usoz. Se reía más que nadie con sus golpes de ingenio. Le afectaban más que a nadie sus reprimendas. Le quería. Anastasio quería a todos los que le desmostraban afecto, amistad.
En una ocasión, no sin pasar grandes apuros, Anastasio confesó al Padre Usoz su amor por Maribel. Con admirable delicadeza, el profesor de Literatura le escuchó, le dejó hablar, elogió a la muchacha, que no podría ser otra cosa que un ángel de Dios, que inspiraba sentimientos tan nobles y tan puros como los que acababa de escuchar, pero…
Anastasio le miró extrañado. ¿Cómo podía haber un pero, una objeción, a aquella amistad? Por Maribel, Anastasio se sentía unido a sus amigos, a sus estudios, al resto del universo…
– Desde que el hombre nace -le dijo el Padre Usoz -vive en un puro tránsito entre dos madres: la suya propia, de la que se va poco a poco desvinculando por ley de vida, y la que será un día madre de sus hijos, hacia la que tiende desde que alcanzó la pubertad. Te digo como Benavente en Más fuerte que el amor: “El alma de la mujer, ¿qué vale si dentro de ella no hay un alma de madre?”, o como Martínez Sierra en Canción de Cuna: “…ya que toda mujer -porque Dios lo ha querido- dentro del corazón lleva un hijo dormido.”
Ser madre es el mayor regalo, el mayor adorno con que Dios ha distinguido a la mujer. No olvides nunca esto, Anastasio. Y mira siempre a la mujer como a una madre. Porque si el Creador le dijo: In dolore parcies filios, Cristo nos habla del goce de este dolor: Mulier cum parit laetitiam habet quia venit hora ejes; cum autem peperit puerum, quia natus est homo in mundum. Y el autor de las Doloras – ¡qué cristianísimo sentido del amor!- nos dice: “Al besar la madre a su hijo amado, besa a un tiempo al amor de que ha nacido”.
En no errar el camino durante este tránsito entre las dos madres reside el equilibrio del caballero cristiano; el que la Iglesia desea para sus hijos. El que yo quiero para ti.
Pero en este camino hay un largo momento en que los lazos de la primera madre se aflojan, sin que los de la segunda hayan tensado aún las amarras…
Y aquí está el peligro. Si tú sueltas la estacha que sostenía fuertemente tu barca y la lanzas a otra agarradera, hay un momento en que la cuerda está en el aire. ¡Qué terrible momento, qué pericia hay que tener para acertar, qué pulso más firme! Porque, entre tanto, las olas mueven la embarcación, las corrientes la desplazan. Y la barca, desarraigada, puede perderse entre los escollos.
El Padre Usoz se interrumpió, se quitó los lentes y humedeció los cristales con el vaho de su aliento. Mientras los limpiaba con papel de fumar, prosiguió:
– Tú acabas de descubrir la Mujer, así, con mayúscula. Y la Mujer, así, con mayúscula, tiene para ti una sola cara: la de Maribel. Pero no olvides lo que dice el Eclesiástico: Brevis omnis malitia super malitiam mulieris: “Toda malicia es pequeña en comparación con la malicia de la mujer”, y que propter speciem mulieris multi perierunt: “por la hermosura de la mujer se perdieron muchos”.
– Eso no siempre es así -protestó Anastasio.
– ¡Bla, bla, bla! -rió malicioso el Padre Usoz-. Dice Gracián que “fue Salomón el más sabio de los hombres, y fue el hombre a quien más engañaron las mujeres…” Y tú, inocente como un pajarillo, te has puesto en pie sobre la barca, y sin mirar a babor y a estribor, te dispones, inexperto, a lanzar la cuerda, a pesar de lo lejísimos que estás. Pues mira…la cuerda estará en el aire hasta que te cases. Entre tanto, tus estudios, tu carrera, otras mujeres tenderán sus manos para agarrar la estacha lanzada; tú mismo quizás tirarás de la cuerda, en el aire, para que caiga en manos diferentes de aquellas a quien las enviaste…y las olas, las tentaciones, ¿no moverán tu pobre barquilla? Hijo mío, yo no quiero que digas nunca como Lope: ¡Pobre barquilla mía – entre peñascos rota…!
– Entonces, Padre, ¿eso quiere decir -y Anastasio lo dijo casi con terror- que tengo que dejar a Maribel?
– No, no, no. Quiero decir que no le lances tu estaca, o al menos que no ates al extremo de la cuerda tu propio corazón. Es prematuro aún para ti el hacer esta maniobra. De las dos madres que te he dicho, acércate a la tuya. Eres todavía como un pajarico que tiene caliente el nido.
Anastasio recordaba estas palabras con infinito dolor.

¿Y Edipo, qué opina de esto?

Sólo me queda por añadir que durante la lectura esperaba constantemente que en algún momento pasara algo que justificara el calificativo “prohibida”. Mi conclusión es que dicho título sólo pretendía atraer la atención de preadolescentes incautos que, dejándose llevar por su imaginación, pensarían que el libro contiene material para adultos y que no reconocerían la intención aleccionadora de la obra hasta que fuese demasiado tarde.

Amo a Laaauraaaaaaaaa…

About these ads

Publicado el 6 julio 2006 en Libros. Añade a favoritos el enlace permanente. 26 comentarios.

  1. Madre mía, me había olvidado de ese libro (me lo leí hace más de 15 años) Sólo puedo decirte que me parece una excelente crítica. Nada que añadir.

  2. Ay, qué alegría me da haberte servido de inspiración. ¿Verdad que no tiene desperdicio? Por favor, no dejéis de prestar atención al maravilloso texto argumentativo del padre Usoz, repleto de joyas como las citas de autores carcas-carcas-carcas donde los haya, las referencias a lo que debe ser un “caballero cristiano” (cito textualmente) ¡Y ese modernísimo concepto de la Mujer (así, con mayúscula)!

  3. ¡Brevis omnis malitiam super malitiam mulieris! (Creo que debería de haber citado también el Corbacho, el Libro de Buen Amor o alguna otra autoridad en la materia)

  4. Pues sí chicos, una verdadera joya. A Marple y a mí nos sorprendió cómo cambia la percepción del libro en función de cuándo lo lees. Cuando eres adolescente (postconstitucional, quiero decir), te lo lees con más pena que gloria. Yo me pasé todo el libro esperando que pasara algo, lo que fuese, que le tocara una teta a su novia, que se masturbase en la intimidad, que se enrollase con su amigo Enrique ¡yo qué sé!, algo que justificase eso de “Edad prohibida” y que me demostrara que el tal Anastasio no estaba hecho de blandi-blub… pero nada, que no.

    Pero releerlo ahora, incluso fragmentos sueltos como hice después de mi conversación con Marple… ¡es revelador! ¡qué joyita de la literatura! Y Marple, bravo por la elección del fragmento ¡insuperable lo de la analogía de las barquitas!

  5. el libro lo acabo de leer y es entretenido, pero muy MONOTONO….

  6. rhomy, 15 años

    la historia es buena pero son muxa palabras para explicar algo

  7. YAAA QUE ONDA PORQUE HAY PUROS MALDITOS COMENTARIOS!

    NECESITO UN RESUMEN NOW!!

  8. EL LIBRO LO LEI HACE MUCHOS AÑOS CUANDO ERA ADOLECENTE Y ME ENCANTO.

    HOY TENGO UN HIJO DE TRECE AÑOS Y ME GUSTARIA QUE LO LEA, POR QUE LO QUE TRASMITE ES MUY BONITO.

  9. no me gusto la critica x q yo lei el libro y me parecio bueno pero hay que reconocer que la critica esta en lo sierto en 2 puntos
    1:el libro es bastante mamon
    2:como el dijo la mayoria espera leer algo pornografico pero nunca llega.

    y quisiera decir lo ultimo:te amo silvana ,si te amo con toda mi alma y si alguna vez llegay a ller esto voy
    a poner tu nombre pa que sepay que si soy tu y no otra silvana:silvana olivos ,colegio instituto america 8.a

  10. Lo recuerdo como el primer libro que leí tengo algo más de 50 años y en esa época esperaba leer algo prohibido que nunca llegó .
    Lo que si llegó fue mi afición a la lectura y se lo debo principalmente a ese libro.

  11. Sí,me consta que fue uno de esos libros de referencia para toda una generación. Yo lo leí hará apenas 10 años y también esperaba algo prohibido, mira tú.

    Gracias por el comentario.

  12. este libro es muy bueno
    pero el nombre edad prohibida tiene su explicacion el el libro…
    si la edad consistia en tener granos y cortaduras en la cara , suciedad en los pantalones y el corazon, en cabio, virginal , lleno de amor, sediento de amistad y ternura … , esta eada deberia estar prohibida

    comprendan =)

  13. “Esta edad que acavas de cumplir
    es edad comprometida
    por que empiesas a sentir
    la alegria del vivir
    y el temor de que la vida
    tambien se llame sufrir.
    Por eso yo al escrivir
    la llame EDAD PROHIVIDA.”

    Un libro que recomiendo ampliamente y que he leido en multiples ocasiones, hasta que la desgastada joya familiar (como yo considere a este libro)se desojo en mis manos de tanto uso, devo de admitir que no es un libro que deje una gran enseñansa o que cambie la forma de pensar en el mundo, es solo una historia entretenida, emotiva en ocaciones y de la cual conservo un buen recuerdo en mi niñes.

  14. YO LEI EL LIBRO DE EDAD PROHIBIDA ALOS 14 AÑOS Y PARA MI ES UN LIBRO ESTUPENDO Y AHORA TENGO 30 Y HACE COMO UN AÑO LO LEI Y AUN SIGUE SIENDO EL MEJOR LASTIMA QUE SE ME HAYA PERDIDO PERO LO GUARDABA COMO EL MAYOR DE LOS TESOROS

  15. El libro está muy bien, y si en estos días podemos encontrar cosas prohibidas, sobre todo para los que encontráis este libro faccioso, os chocará la alegría con que en Donosti celebran la caída de Madrid, y casi de la “paradisíaca república”.
    Leedlo sólo con el recuerdo de vuestra adolescencia y os parecerá un libro entrañable

  16. Óscar, a mí ya me pareció un muermo en mi adolescencia, y la celebración de la caída de Madrid ni me sorprende ni me parece “prohibida”

  17. A mi cuando una novela no me gusta, pues la dejo y no la leo. Por eso no ningun libro me parece un muermo, excepto los que me hicieron leer en plan adoctrinamimento durante mi época de BUP.

  18. Sólo puedo decir que el autor de esta crítica es un idiota integral, y no tiene ni puta idea de lo que es leer un libro.
    Lo primero es que debes entender, cortito de miras, que el libro fué escrito en una situación social concreta, y los personajes viven en esa sociedad. En ella no es que sean falangistas, ni de derechas, ni que desprecien a las mujeres (todo lo contrario, la mujer en este libro está idealizada),lo que pasa es que en aquella época el rol de la mujer era ese. No, si tu querrás ver en la postguerra a una mujer liberada, pedazo de ignorante. ¿Valores franquistas? ¿Dónde? ¿Pero tú qué libro has leído? Los valores que ahí se muestran, por parte de Anastasio, son, los que refieres en un inicio: Integridad, Timidez… Un hombre recto con valoras ¿Y por eso es franquista? ¿Y el padre Usoz, por el párrafo que copias (sacado de contexto, claro, manipular sí se te da bien) es franquista? ¿Y porque no haya sexo en el libro es malo?
    Tu eres TONTO.

  19. Estimado JA, me han encantado todas las valoraciones personales que haces sobre mí pese a que, creo, no nos han presentado. No sé si leerás esto, espero que sí. Visto el interés con el que te has tomado una crítica (obviamente muy mal escrita, coincido), voy a estar a la altura de las circunstancias y voy a replicar.

    En primer lugar (aunque no tienes por qué saberlo), esto originalmente se escribió en otro blog y al parecer la introducción se cortó en la mudanza y no aparece. No cambia gran cosa, pero la voy a rescatar:

    Amigos y moradores del blogoplancton:

    Hoy voy a comentar un libro desde el respeto que merece toda obra que se haya convertido en una referencia obligada para una generación. Se trata de “Edad prohibida” de Torcuato Luca de Tena (1923-1999), miembro de la Real Academia Española y fundador del diario ABC. Este señor es célebre especialmente por esta y otra obra, “Los renglones torcidos de Dios”, altamente recomendable y de la que hablaré otro día si la ocasión lo merece. El libro que nos ocupa se escribió en 1958 y tiene como tema fundamental la adolescencia de un grupo de chicos durante la Guerra Civil y los años que siguieron. Esto último no es estrictamente cierto, ya que si bien se trata la adolescencia, casi recreándose en la “heroicidad” de pasar de niño a adulto, lo hace con énfasis casi exclusivo en un punto de vista masculino. El libro no deja de ser un tratado, una guía, para chicos adolescentes y su enfrentamiento a los efectos de las incipientes e incontrolables sobredosis de testosterona.

    Y ahora la réplica:
    esta crítica la escribí hace mucho tiempo y leída hoy no me gusta mucho. Probablemente ahora, con más experiencia escribiendo en internet habría sido bastante más mordaz y cruel, porque de hecho sigo pensando que es un libro que ha envejecido terriblemente mal. Es cierto que hay que saber entender cuándo fue escrita, y de hecho esta novela concretamente está inevitablemente determinada por la situación sociopolítica del país en los años 50 y por lo tanto tiene muy difícil trascender más allá de la “guía del buen adolescente” usada en el franquismo porque los valores que defiende, guste o no, no son universales.

    Me extraña que quieras negar este punto, creía a que a todos nos constaba que este libro se usó durante décadas como un referente sobre qué es la adolescencia y el trasfondo moralista de la obra es cristalino , con lo que no creo que sea para nada exagerado afirmar que la novela exalta clarísimamente valores del conservadurismo más integral. Desde luego es sólo mi opinión, pero en cualquier caso está fundamentada (¿Qué personaje acaba en la cárcel y cómo se comportaba? ¿Qué personaje acaba como funcionario y cómo se comporta?)

    Por otra parte (y de nuevo esto es una crítica personal), los personajes son absolutamente planos y predecibles, arquetípicos y en última instancia poco creíbles. O lo que es lo mismo, Anastasio no tiene sangre en las venas (como dije en su momento).

    Más allá de su evidente interés como curiosidad histórica (sí que recomendaría su lectura precisamente por eso), es un libro que está mitificado y que no cumple con una las cualidades que suelen tener las grandes obras de la literatura que es precisamente trascender de la circunstancia en la que fueron escritos y convertirse en obras universales. Y no hace falta irse a la Ilíada para explicar esto, compárese por ejemplo este libro con “Los renglones torcidos de Dios”, del mismo autor, que no está en absoluto constreñido por la circunstancia en la que se escribió y que leído hoy es una magnífica novela como lo fue en el momento de su publicación.

    Leí “Edad prohibida” por recomendación de mi madre con unos 16 años, como lo han hecho generaciones enteras de españoles, y me decepcionó muchísimo, no porque no hubiese sexo, como crees erróneamente, sino porque el título y el mito hacen pensar en tortuosas luchas personales por hacerse con una identidad de ser humano adulto y al final, para un adolescente de 1997, no era más que una historia de moralista y aburrida que no tenía nada que aportar (y yo me considero, aunque no te lo creas, una persona más o menos recta y con valores). Me muero de la risa al pensar lo que tiene que ser para un adolescente de hoy leer este libro, (incluso para los que sean de moral recta).

    En fin JA, no creo que haya que tomárselo tan en serio. Luca de Tena fue un gran escritor, pero como decía antes esta obra ha envejecido muy mal y no hace daño poner a las cosas en su sitio. Me encantaría que contrarreplicaras justificando la actualidad de la obra, seguro que tenemos un debate muy interesante, pero a ser posible sin insultos.

    Un saludo afectuoso.

  20. Un antiguo profesor me regaló éste libro, cuando rondaba los 14 años. Me encontraba realmente en la “edad prohibida”.
    He leido mucho desde entonces, han pasado casi 30 años y lo sigo considerando una joya literaria.
    Torcuato Luca de Tena consiguio que nunca olvidadara a Anastasio, a Enrique , a Celia, realmente la obra me conmovió.
    Conservo aún el libro y procuraré que lo lea mi hija de 12 años.
    Por tanto, no comparto opinión con Copépodo, pero la educación que ha demostrado al contestar a JA, le deja en el lugar que merece.
    Saber aceptar las críticas y debatir opiniones opuestas forman parte de la inteligencia.
    Saludos a todos los amantes de Edad Prohibida.

  21. Gracias por el comentario, Virginia. No podemos esperar que todo el mundo comparta nuestra opinión, y menos aún en algo como la literatura.

  22. Este libro sí que tiene un mensaje “intemporal”, claro que ese “mensaje” sólo son capaces de entenderlo los que hayan tenido la ¿suerte o desgracia? de cruzarse con una Celia en su vida y al final de su lectura (ya treintaytones) se les escapa una lagrimilla con el final porque saben que es falso, que la vida de Anastasio será gris, mientras que Celia será feliz con sus hijos y su familia.

  23. chicos ya que discuten sobre este libro, quiero decirle que ya lo leí y me encantó, respeto la opinion de cada cual, pero saben hace muchos años aprincipios de los 90 vi una pelicula y no le puse mucha atencion, y despues que leí el libro me di cuenta que es la misma historia, alguno de ustedes podria decirme si saben algo de esa pelicula, me encantaria volver a verla. les dejo mi correo, vickyflo39@hotmail.com
    Hasta luego, bye

  24. Hola! He leído tu “crítica” con interés. Yo me leí ese libro hace un año y me pareció un libro extraordinario. Tiene un trasfondo psicológico como ninguno. Anastasio, para mí, tambièn está un poco atontado, pero no tiene horchata en las venas, tan sólo es el estereotipo de un un chico de la época (luego estaban los demás, pero por linea general, todos actuaaban como Anastasio) no estoy de acuerdo con tu opinión, si bien es válida y respetable. Como ultimo apunte (madre mia, me estoy dejando todas las tildes) he de decir que Torcuato Luca de Tena tuvo que sufrir la pérdida de un padre asesinado por los republicanos en Paracuellos del Jarama. Así que si te extraña que pueda parecer aleccionador de falangistas (en mi opinión, para nada) yo me lo miraría antes.
    En lo referente al estilo, me gusta. Tu forma de escribir es muy agradable. Si no escribieses bien, te aseguro que no habría leído hasta el final. Un saludo!

  25. Lo triste es que hayan leido ese libro fuera de su sitio, es decir la época en la que se escribió y depende de la edad que tuvieran lo verán de una u otra forma, yo he recorrido todas esas zonas donde transcurre la historia, lo leí allá sobre el año 1977 creo recordar, y lo releí quizás decenas de veces, es curioso ver cuando lees y relees una cosa como descubres que se te ha pasado algo.

    Para gustos colores imagino, pero seguro que todos os identificais con algún personaje, aunque sea el del lector.

  26. Hola, me gustó la crítica, yo he escrito también la mía sobre esta novela, y así, llegué a esta :) Coincido en mucho con lo que dices, en especial con lo pardillo que es el personaje principal y sobre todo el adoctrinamiento que pretende el autor (sospecho que sin mucho éxito ya en aquella época), pero soy algo más positivo con el resultado final, a mi me ha resultado entrañable en algunos momentos, y por otro lado, es mucho más real que muchas novelas que tienden a idealizar la adolescencia: ya que representa lo que fue esa edad para la gran mayoría de nosotros: no nos fuimos con la chavala que nos gustaba y fue un incordio de granos y decepciones, la peor de todas, saber que nuestra vida no iba a ser tan “super” como nos imaginábamos.
    Un saludo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.011 seguidores

%d personas les gusta esto: