Archivos Mensuales: enero 2007

El regreso de Nikos: un dilema

Los lectores más viejos del lugar recordaréis las anécdotas que vivimos mi amigo Nikos, el ateniense, y yo en su última visita a la Villa y Corte allá por el mes de mayo (capítulo 1, capítulo 2). Para los que no conocéis la historia y no la queréis leer (craso error) os informo por encima de lo sucedido:

Conocí a Nikos en Atenas hace unos años gracias a un amigo común, y como por motivos de trabajo acabó una semana en Madrid me llamó para quedar. A pesar de que a mí me hubiese encantado mostrarle lo que considero que son los mejores atributos de mi ciudad (museos, centro histórico, plazas, etc) yo tengo por regla dejar que el visitante escoja lo que quiere ver, pues es la mejor fórmula para que se lleve un buen recuerdo (hubo un pequeño debate en los comentarios). En su última visita Nikos decidió que quería que le llevara a ver el estadio del Alteti, y así fue. Al margen de eso me lo pasé muy bien con él y el chico se volvió a su tierra más feliz que un regaliz con camisetas de fútbol y muñequitos de toros con banderillas bajo el brazo. ¡Y yo que me alegro!

Hace unas semanas me escribió un correo electrónico en el que me anunciaba una nueva visita, también por motivos laborales, entre el 28 de enero y el 5 de febrero. Aún no lo he visto pero ya hemos decidido quedar para vernos y todo eso, aunque con una nueva sugerencia por su parte. En esta ocasión, amigos del blogoplancton, Nikos me pide incluso con antelación que me vaya enterando de qué partidos de la Liga se juegan en Madrid este fin de semana (independientemente de si se trata del Real Madrid o del Atleti, eso le da igual) para ir a verlo (juntos). Esto me causa una profunda división interna. Por una parte quiero demostrar que yo, en lo que se refiere a contribuir el bienestar del turista, me desvivo para que guarde un recuerdo inmejorable de mi país, de mi ciudad y de su gente (y de mí, μάλιστα!). Por otra parte, aborrezco el fútbol con toda mi alma. En un intento desesperado por salvarme he visitado la página web de la LFP mientras rezaba al Flying Spaghetti Monster para que ninguno de los equipos madrileños jugara en casa. Pues bien, el Real Madrid se enfrenta contra el Levante en el Santiago Bernabeu este domingo.

La incertidumbre me corroe mientras la quedada con Nikos se acerca inexorablemente… ¿Por qué a mí? ¿Qué debo hacer? ¿Algún lector de DDUC quiere llevar al fútbol al bueno de Nikos? Os mantendré informados.

La música que no deberíais escuchar y la que sí

Moradores del blogoplancton:

He encontrado en Pharyngula un enlace a una página verdaderamente… excepcional que tiene por nombre “Love God’s Way” (el amor a la manera de Dios). Una sencilla pero emotiva página que tiene como objetivo ayudar desde el cristianismo a los pobres homosexuales para que vuelvan a ser personas de provecho a ojos de Dios y la sociedad. Todo ello gracias al exclusivo programa C.H.O.P.S. (chuletas), o sea Changing Homosexuals into Ordinary People (Convirtiendo a los homosexuales en gente normal).

chops.jpeg

Atención al logo, que es molón, molón. Bueno, el responsable es al parecer un desgraciado “ex”-homosexual que ahora se dedica a hacer de telepredicador en plan “yo cambié, cambia tú también”. Echad un ojo por la página si queréis tener otro motivo más por el que pensar que uno nunca deja de ver cosas increíbles en este mundo, pero lo mejor os lo traigo yo en bandeja. Dicen estos señores:

Una de las formas más peligrosas que tiene la homosexualidad de invadir la vida familiar es a través de la música popular. Los padres deberían poner atención en los hábitos musicales de sus hijos, especialmente en esta era de internet y la piratería MP3.

Y a continuación da una lista de bandas potencialmente amariconadoras:

Lee el resto de esta entrada

Las otras páginas de DDUC

Amigos del blogoplanton:

Llevo un tiempo preparando algunas innovaciones para esta santa casa que se traducirán en páginas temáticas. Esto que suena tan sofisticado no es más que una especie de entrada permanente a la que podréis acceder con las pestañas que hay bajo el título del blog.

Ya estaban las preguntas frecuentes (FAQ) que podéis leer si tenéis alguna duda y proponer alguna más si es necesario.

El Metablog es un intento de hacer una selección de blogs que leo frecuentemente y a cuyos feeds estoy suscrito. No sólo están los integrantes del blogroll (que también) sino aquellas bitácoras en las que me pierdo cuando tengo ocasión y que reflejan qué es lo que más me interesa del blogoplancton. Como es lógico esta sección irá cambiando con el tiempo.

Selección DDUC contiene las entradas del blog que más me gustan (a mí). Aquellas que me llevaron más tiempo, de cuyo resultado estoy más orgulloso o de las que guardo un buen sabor de boca por el motivo que sea. Aunque no sea más que una opinión, pues ahí queda: eso es lo mejor que creo poder hacer las cosas.

A estas dos se unirán en breve una extensa página de enlaces ordenados por temas y una especialmente dedicada al estado de mi tessoooooroooooooo.

Pues eso…

Estudiar bioquímica metabólica sin perder los nervios

Ahora que llegan los exámenes de febrero muchos estudiantes de biología se pondrán a memorizar infinidad de ciclos metabólicos. Esta parte de la bioquímica me gustaba lo suficiente como para que dedicara una buena cantidad de horas a componer una lámina tamaño póster con todos los ciclos metabólicos que se estudian en la asignatura de bioquímica de 2º curso (que son bastantes). El póster no sé dónde andará, pero verlo al completo, contemplar en una sola imagen la recopilación de hojas y hojas de apuntes, era bastante impresionante. Darse el atracón de bioquímica es ya de por sí un plato fuerte como para enfrentarse a pelo a semejante laberinto de fórmulas, y por eso quiero hacer mi contribución para hacer más sencillo (y creo que más didáctico) el estudio de la bioquímica metabólica y quizá también de otras ramas de la química orgánica. Os presento el método que empleé para estudiar el metabolismo en todos los cursos de la carrera:

TAQUIGRAFÍA BIOQUÍMICA

Este método permite, desde mi punto de vista, simplificar la expresión de las moléculas orgánicas de forma que visualmente es mucho más fácil de recordar y se basa fundamentalmente en los estados de oxidación del carbono.

Lee el resto de esta entrada

Citas célebres, perlas de sabiduría (2)

Continuamos con esos pequeños fragmentos de divina sabiduría (todos ellos fidedignos) que personas, a menudo anónimas, han dejado desperdigadas para iluminación de los pobres mortales:

ME MANCA EN ZANCAJO
(Señora que pretendía comprar un par de zapatos en el comercio pertinente dixit. Fecha por determinar)

Uno de los periodos más fructíferos de mi vida en cuanto a cantidad de conocimientos adquiridos de la llamada “universidad de la vida” fue cuando estuve trabajando en una zapatería durante el verano. Aprendí muchos datos útiles sobre cómo comprar cosas que ahora no vienen a cuento, y además mi jefe y amigo puso a mi disposición una lista de momentos memorables que su comercio había vivido a lo largo de los años. Una de las perlas más inolvidables fue aquella que tiene por protagonista a una potencial compradora que, tras probarse el zapato de turno, empezó a quejarse con la frase que encabeza este párrafo. Ante la expresión de desconcierto del vendedor la señora repitió la frase una segunda, una tercera y hasta una cuarta vez, cada una con una dosis creciente de mosqueo: “¡Que me manca el zancajo, EL ZANCAJO!”. La escena surrealista que se montó aquel mítico día debió dejar por los suelos a la mejor película de los hermanos Marx; una lástima que un servidor no estuviera presente. Superada la escenita recurramos al diccionario de la RAE:

Mancar: 1.Lisiar, estropear, herir las manos u otros miembros de alguien, imposibilitando el libre uso de alguno de ellos. 2. lastimar (herir)

Zancajo: 1. Hueso del pie que forma el talón. 2. Parte trasera del pie, donde empieza la prominencia del talón.

Pues sí señores, esta compradora expresó en correctísimo castellano que el zapato de marras le apretaba el talón. Vaya con Dios, señora, usted sí que sabe.

¿Y ESTA MÚSICA ES LA QUE OS GUSTA A LOS JÓVENES DE HOY EN DÍA?
(Mi profesora de inglés dixit, sobre 1997)

Puede que al lector esta perla no le resulte especialmente original, pero todo debe situarse en su contexto. Fue liberada al mundo en una clase de inglés de bachillerato tras uno de esos ejercicios de escuchar una canción (en inglés, obviously) e intentar rellenar los gaps de la letra original. La coña es que la canción escogida por nuestro método era “Born to Be Wild” (1968, sí sí, 1968), y según termina va la profesora con airecillos de superioridad, arrugando la nariz y suelta espantada la pregunta retórica… pero atentos, que no acaba la cosa allí. La clase casi al completo le respondió con un sonoro, abrumador y rebelde “¡Sííí!” tras el cual sólo pude frotarme los ojos y mirar por la ventana para asegurarme de que no había un DeLorean esperándome para regresar a 1997 y no estaba sentado al lado de mi padre.

¡NOS VAN A LLENAR ESPAÑA DE NIÑOS!
(Señora anónima con abrigo sospechosamente peludo dixit. 2005)

En el metro, además de sobre averías, uno aprende sobre muchas cosas. La gente entra y sale de los vagones, se mezcla, se empuja, se roba y se mira. No son muchas las oportunidades en las que uno interacciona con los demás viajeros, pero a veces se pasa por vivencias inolvidables. Volvía yo de mis quehaceres cotidianos cuando entra en el vagón una mujer hispanoamericana (de papeles no hablamos) con una criatura en los brazos y otra colgando de la espalda mediante un pedestre pero eficaz artilugio. Esta mujer estuvo sólo durante un corto trayecto y después se bajó del vagón. Casi inmediatamente la mujer que estaba de pie a mi lado y cuyo abrigo la describe mucho mejor que cualquier otra palabra se vuelve hacia mí y me dice:

-¡Anda que…!

Os informo de que disfruto como un niño cuando se me brinda la oportunidad de hablar con una persona de pensamiento muy distinto al mío con tono de complicidad, como ocurría en este caso. Normalmente me pongo a tirar de la lengua al susodicho y añado después alguna barbaridad de cosecha propia que llega a escandalizarle por lo excesivamente “neoliberal” de su contenido. Este día no me hallaba yo de humor para montar el numerito y soltar que habría que deportar masivamente a todo aquel ciudadano madrileño que no acredite ser cristiano viejo de diez generaciones así que decidí ponérselo difícil:

-¿Cómo dice? -haciéndome el tonto

-Sí hombre…

-No sé a qué se refiere -sonrisa “Profident”

-La mujer esa…

-Sí, sí, ¿qué pasa?

-Mmmmm, ¡Nada! ¡Que nos van a llenar España de niños! (con aire afectado)

Yo voy y vuelvo a centrarme en mi periódico gratuito y con aire despreocupado le suelto:

-¡Hombre!, cada uno tendrá los hijos que quiera ¿no?

A lo que la señora, decepcionada por no poder contar con mi apoyo y descubriéndose mi verdadera identidad de “enemigo de la patria” respondió, no sin retintín.

- ¡Claro, claro!

El tenso silencio que se creó después sólo se alivió con mi salida en la siguiente parada. Si de algo me siento culpable es de no haber colaborado con el fomento de la comunicación entre pasajeros desconocidos (pero españoles al fin y al cabo) en el transporte público.

Otro día más.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.012 seguidores