Archivos Mensuales: febrero 2007

Axiomático

Axiomático
Greg Egan
Grupo AJEC (Colección Albemuth Internacional), Granada 2006
ISBN: 84-96013-26-X
345 páginas

Axiomático” es una antología de 18 relatos breves de ciencia ficción publicado originalmente (en inglés) en 1995 y que desde el año pasado también se puede disfrutar en español. Precisamente con motivo de esta esperada traducción se le ha publicitado bastante en los últimos meses (sin ir más lejos yo me enteré de su existencia gracias a CPI) y ha volado de las librerías confirmando la sospecha de que iba a tener éxito entre los lectores hispanohablantes. Yo sólo lo encontré al tercer intento. Es la primera vez que leo algo de Greg Egan (matemático australiano nacido en 1961 y uno de los más célebres autores del género en este momento) y ha sido una experiencia apasionante. Por una parte Egan otorga a la ciencia un papel principal en sus relatos al dar explicaciones del cómo y el porqué las posibilidades fantásticas que sitúa en un futuro no muy lejano han llegado a hacerse posibles de forma que te ayuda a meterte en la historia aunque sea (genialmente) increíble: cuida tanto los detalles, a menudo sólo mencionados de pasada, que la atmósfera del relato se vuelve sorprendentemente verosímil… y espeluznante. Esa es la otra característica que destacaría del libro: los argumentos van más allá de lo que se espera de un relato de ciencia ficción porque son historias que tratan sobre personas y no sobre tecnología o escenarios fantásticos. Explora qué sentimientos se producen en la mente humana, las implicaciones morales del feroz progreso tecnológico, la reacción de la sociedad ante las innovaciones científicas o los hechos inexplicables… en definitiva, son historias que no dejan indiferente al lector y que de hecho en su mayoría resultan enormemete perturbadoras. En alguna ocasión se ha comparado a Egan con Borges y, digamos que entiendo por qué.

Siempre me ha llamado la atención que la literatura de ciencia ficción refleja muy fielmente las inquietudes y espectativas de la época en que se escribió. Por muy visionario que un escritor sea, siempre arrastra consigo la impronta de su momento. Por poner algunos ejemplos: es difícil encontrar libros de ciencia ficción escritos durante la carrera espacial que no incluyan naves espaciales, y una gran mayoría de las obras escritas durante la Guerra Fría mostrarán una preocupación obsesiva con el peligro de una guerra nuclear. En los relatos de Axiomático (escritos en su mayor parte entre 1989 y 1995) el tema recurrente es la biotecnología, aunque por supuesto trata muchos otros temas. Por poner unos ejemplos voy a contar el argumento (spoiler free) de algunos de los relatos que más me han gustado.

El asesino infinito. Una droga ilegal induce perturbaciones en el flujo del tiempo cuando se consume de forma que en distintos puntos del mundo se producen saltos entre universos paralelos de forma incontrolada. El protagonista (y sus cuasi-infinitas versiones en otras tantas realidades alternativas) tiene la misión de neutralizar a los posibles consumidores.

El diario de cien años luz. Los físicos han descubierto un método de enviar información al pasado. La consecuencia práctica es que en la actualidad el mundo recibe información del futuro. Todo ciudadano tiene derecho a un determinado “ancho de banda” de esa información. ¿Cómo sería recibir mediante este sistema tu propio diario antes de empezar a escribirlo?

La caricia. Un policía entra en la casa de una científica que ha sido asesinada. En el sótano encuentra una auténtica quimera: un leopardo con cabeza de mujer.

Axiomático. En cualquier tienda especializada se pueden adquirir unos sencillos implantes cerebrales que te permiten desde aprender un idioma o sentir orgasmos en la rodilla hasta perder el respeto al valor de la vida humana.

La caja de seguridad. El protagonista despierta cada día en el cuerpo de una persona distinta. Lo único que es verdaderamente suyo se encuentra en la caja de seguridad de un banco.

La ricura. Las ricuras son “casi” seres humanos, pero están programadas genéticamente para tener la inteligencia de un pez y morir a los cuatro años. Tener una ricura es perfectamente legal y una de las alternativas más extendidas para satisfacer las ganas frustradas de tener un hijo y disfrutar de un encantador bebé durante un tiempo limitado. Son tan asequibles que hasta un varón puede gestarlas.

El virólogo virtuoso. Inspirado por la rápida propagación del SIDA a comienzos de los 80, un joven científico dedica su vida a completar la voluntad de Dios: sintetizar un virus letal que acabe con la vida de quienes no se sometan a la ley divina.

Cuatro raciones de prejuicios cinematográficos

Como hace ya tiempo que no hablo de ninguna película hoy me voy a desquitar con el cine que he visto en las últimas semanas: 4 películas por el precio de una. Curiosamente en todos estos casos puedo hablar del contraste entre las ideas previas, las espectativas que uno tiene antes de ver la película y el resultado al salir de la sala. Sorpresas de todo tipo (y no olvidéis que son opiniones personales, como siempre).

babel.jpg mariaalocan.jpg

stranger-than-fiction-2006-poster-0.jpg shortbus.jpg

Lee el resto de esta entrada

Llega “Briófitos para todos”

Esta entrada es para anunciar la puesta en marcha de forma oficial del foro “Briófitos para todos” dedicado a la divulgación científica de todo lo que tenga que ver con los briófitos en sentido amplio (musgos, hepáticas y antocerotas). La iniciativa está promovida por miembros de la Sociedad Española de Briología (SEB), fundada en 1989 e integrada por botánicos dedicados al estudio de este grupo de plantas. En este momento España cuenta con varios equipos de briólogos y es uno de los países europeos donde la investigación en briófitos es más activa. Sin embargo los briófitos siguen siendo mayoritariamente desconocidos para muchos de los naturalistas aficionados o interesados en las ciencias naturales en general (incluso para aquellos que sí que tienen conocimientos de otros aspectos de la botánica). No hay ningún motivo intrínseco para que esto sea así más allá de su pequeño tamaño, circunstancia que cualquier lupa de campo puede paliar. Es un hecho, por ejemplo, que en otros países con una intensa tradición naturalista (como Reino Unido) muchos aficionados disfrutan observando y estudiando briófitos de la misma forma que se observan aves o mariposas.

FORO “BRIÓFITOS PARA TODOS”

El foro está abierto a todos los que estén interesados en cualquier duda relacionada con los briófitos, que los quieran conocer mejor o que sientan cualquier tipo de interés por estos fascinantes organismos. Puedes participar en él si tienes una cuenta de Google, y si no apenas te llevará un par de minutos registrarte. Lleva funcionando en pruebas una corta temporada y esperamos que a partir de ahora sea útil a cualquier “curioso” que quiera saber más sobre el mundo de los briófitos, facilitando la comunicación entre profesionales y aficionados. A modo de ejemplos hasta la fecha se han comentado desde cuestiones básicas de su anatomía y biología hasta potenciales usos gastronómicos y decorativos.

briofitosparatodos2.jpg

Marchantia polymorpha, una hepática muy característica

Dada la vocación divulgativa de esta iniciativa se ruega que se difunda lo máximo posible allá donde pueda ser de interés.

Otros enlaces relacionados:

Página principal de la Sociedad Española de Briología

Página de divulgación de la SEB (contiene documentos y enlaces divulgativos sobre distintos aspectos de la briología)

Por último una recomendación para los usuarios de guías de campo. Omega editó hace poco tiempo una guía de líquenes y briófitos con fotografías excelentes que puede ser un método muy bueno para empezar a conocer a ambos grupos de organismos. La versión original alemana que está ampliada en esta edición con especies típicas de ambientes mediterráneos. Muy recomendable.

Guía de campo de los líquenes, musgos y hepáticas
V. Wirth, R. Düll, X. Llimona, R. M. Ros & O. Werner
Omega. Barcelona 2004
ISBN: 84-282-1266-X

briofitosparatodos1.JPG

Comunidades de briófitos epífitos.

Parque Nacional de Garajonay (La Gomera)

Copépodo, aquí unos amigos

Antes de que mi amigo Unduavi metiera peces en su acuario, éste ya tenía vida animal. Con las plantas llegaron algunos caracolillos (algo muy normal) y, como pudo comprobar con su vista de lince una fértil población… de copépodos. Unduavi tuvo la amabilidad de pescar un par de ellos, de unas 500 micras, y traerlos al laboratorio para podernos deleitar con ellos al microscopio. Ya que sorprendentemente en año y pico de blog nunca he hablado de los copépodos he pensado que es un buen momento para presentarlos. Mucha gente acaba aquí preguntándose cosas sobre ellos y esta entrada podría venir bien.

Como introducción basta decir que los copépodos son crustáceos diminutos que recuerdan un poco a gambitas cabezonas. La mayoría son marinos aunque hay muchísimos dulceacuícolas y unos pocos son capaces de vivir en tierra firme (comunidades de musgos y hábitats húmedos por el estilo). Como masivos integrantes de zooplancton tienen una importancia inmensa en las pirámides alimentarias de la mayoría de los ecosistemas acuáticos.

La pinta que tienen es más o menos esta (click en todas las fotos para ampliar y ver en condiciones):

copepodo1.JPG

Aquí se ve al simpático crustáceo en vista dorsal. Se aprecia claramente la división del cuerpo en una parte anterior (prosoma o cefalotórax) ensanchado y una posterior (urosoma o abdomen) que termina en una furca. Destacan en la parte anterior del cuerpo las antenas, y entre ellas un único ojo: el ojo nauplio.

Lee el resto de esta entrada

Telefónicamente irracional

Desde hace unos meses mi móvil no funciona muy bien. Tiene (sólo) dos años y cada vez gasta la batería en menos tiempo y se apaga a veces sin previo aviso en mitad de una conversación, costumbre un tanto molesta. No es que me vaya la vida en ello, pero pensé que llegaba la hora de cambiarlo por otro. Muy apropiadamente la compañía que me da el servicio (Orange) me empezó a enviar por correo allá por el mes de noviembre atractivos catálogos de teléfonos por los que puedo cambiar el mío. Voy a dejar de lado la pasmosa sincronización que hay entre que mi móvil ha dejado de funcionar del todo bien y la puntualidad con la que Orange ha empezado a bombardearme con catálogos y con ofertas por SMS. Lo dejaré en que es casualidad.

Tengo móvil desde el año 2000 (Los Camaradas Magos se pasaron por el forro mi “antimovilidad”) y desde entonces he tenido 3 modelos. Nunca he pagado por ninguno. En esta ocasión era posible que rompiera esa costumbre porque, por motivos que no vienen al caso, me interesaba un modelo con Bluetooth que podía conseguir por 19 euros. Los catálogos que recibía siempre tenían un mismo patrón: había varios modelos por 0 euros (sin Bluetooth), uno por 19 euros con Bluetooth y los demás (de 49 euros para arriba) con todos los accesorios imaginables. La relación calidad/precio del modelo intermedio, el de 19 euros, debía ser muy atractiva para todos los usuarios porque durante tres meses en los que me pasé intermitentemente por la tienda Orange que hay cerca de mi casa (un par de veces entre catálogo y catálogo) el modelo no estaba disponible. Tampoco quedaban existencias cuando llamé al teléfono de contacto de Orange con ese mismo propósito. Esto roza la publicidad engañosa.

Un poco cansado de esta constante pérdida de tiempo amenacé con cambiarme de compañía, siendo consciente de los buenos resultados que suele dar un intento de este tipo. Llegué a pasarme algunas veces por una tienda de Vodafone, pero las colas de gente eran tan largas que me rendía siempre. Demasiado tiempo que no quería perder. Y luego, hace pocas semanas, me entero de que las tres compañías importantes de telefonía móvil (Movistar, Vodafone y Orange) planean una subida del 25% del establecimiento de llamada para compensar el hecho de que ya no nos van a poder timar más con la tarifación por tramos. Mucho se ha hablado ya de lo ruin que es es ese acuerdo para chuparnos la sangre al unísono. No me hizo nada de gracia.

Total, que hace dos días me dio el punto y decidí pasarme a Yoigo, que es la única que no va a aplicar este incremento de precio. Esta decisión ha sido un puro arrebato. No es que me convenza especialmente esta nueva compañía (mi impresión desde que salió fue que se iban a dar un tripazo contra el “orden establecido”), pero he acabado un poco quemado con Orange y casi prefiero darle mi dinero a estos novatos, ya puestos. Un punto a su favor es que las tarifas de Yoigo son siempre las mismas a todas horas y creo que me puedo ahorrar unos euros porque todos los meses acabo haciendo llamadas por la mañana que es lo que al final te engorda la factura (que ronda los 15-25 euros al mes normalmente, vamos, bastante moderada). Además, la gente a la que llamo tiene contratos con distintas compañías y tampoco me ahorro nada por ser de una de ellas en concreto. Todo este rollo es para subrayar que mi decisión fue tomada por despecho y de forma absolutamente irracional, porque de hecho el móvil que me van a traer me ha costado 39 euracos (por 10 más me hubiesen dado un mega-telefonino-3000 en Orange), y por supuesto, trae Bluetooth.

Pues bien, voy y llamo a Yoigo y en cuestión de un ratejo ya está todo el trámite en marcha. Exactamente a los 18 minutos recibo una llamada de Orange. Me preguntaron, muy curiosos ellos, el motivo por el que quería renunciar a sus servicios. Tras exponerle mis motivos, los mismos que os acabo de contar, me dicen que es una pena para ellos perder mi línea, que lleva 7 años en Amena/Orange, y me hacen (atención) la oferta del siglo: un descuento del 40% durante todo un año. Por si fuera poco me ofrecen un modelo de móvil superior al que yo quería por el mismo precio. ¿Y qué hice yo? Pues mandarles a freir espárragos.

No sé qué os parecerá todo esto. Creo que he perdido una buena oportunidad de ahorrarme un pellizco, pero es que los de Orange no saben que yo soy bastante cabezón, y si soy capaz de tirarme siete años sin molestarme en cambiar de tarifa ni nada de eso porque no me importaba lo más mínimo, no es menos cierto que cuando se me hinchan las narices no se puede negociar racionalmente conmigo. Me da rabia la forma que tienen a veces las compañías de aprovecharse de uno. No creo que los de Yoigo sean unas almas cándidas y seguro que me sacarán todo lo que puedan, pero mis minutitos de gloria, de falsa sensación de poder, no me los ha quitado nadie.

Por cierto, mientras se hace efectivo mi cambio de compañía ya he recibido dos SMS de Orange que me instan a llamar urgentemente a nosequé teléfono porque tienen móviles desde 0 euros e importantes descuentos. ¡Mmmmm!¡Qué gustito da que me hagan la pelota en vano!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.954 seguidores