Archivos Mensuales: enero 2009

Copyleft: del dicho al hecho

Desde el punto de vista blogueril, yo he mamado la cosa esa de la web 2.0 casi desde el principio. Le pones el iconito de Creative-Commons a la barra del bloj, quizá porque te gusta descargarte música y te cae mal la SGAE, y hale, a escribir paridas. Sin embargo la hora de la verdad, el momento en el que reflexionas sobre lo que significa llega cuando realmente has generado un contenido, digamos, potencialmente valioso. No me estoy refiriendo a las entradas del bloj, que vale, son muchas horas de sueño o de ocio empleadas en esto, muchas de ellas llevan una documentación previa, una síntesis, una dedicación mejor o peor, y muchas de ellas ni siquiera llegan a salir a la luz, pero tampoco es que les vea, por así decirlo, un posible valor comercial. Si, por ejemplo, me pagaran por escribir esto, me lo tomaría mucho más en serio, sería más cuidadoso, posiblemente menos informal y me esforzaría mucho más por un resultado de verdadera calidad. El ejemplo del que os voy a hablar tiene que ver con las fotos.

Como todo hijo de vecino, yo me abrí un álbum de flickr. Ya sé que a muchos os gustan mis fotos, pero en su gran mayoría son más bien resultados decentes de muchas experimentaciones y el mérito está más en el sujeto que se fotografía que en mis dotes de fotógrafo, que aunque las tengo, no hay más que darse un paseo por el propio flickr y ver qué han sacado en limpio otros fotógrafos que han visitado los mismos lugares que yo para ver que, objetivamente, mis fotos son eso, decentes.

Pero resulta que de entre todas ellas hay algunas de flora y fauna que se vuelven valiosas por su rareza. Pongamos el siguiente ejemplo:

Agama azul del Sinai / Sinai Blue Agama (Pseudotrapelus sinaitus)

Esta es una de mis fotos más valoradas de flickr. Se trata, recordaréis, del agama azul del Sinaí (Pseudotrapelus sinaitus). Además de ser una especie muy bonita, no es especialmente fácil de fotografiar y no debe haber muchas imágenes en internet. Si buscamos en el Google…

agamagoogle

Al menos a día de hoy mi foto, tomada hace sólo unos meses, aparece como la primera opción, y desde mi punto de vista es la mejor imagen de un macho de esta especie que he visto en ningún sitio (por mejor me refiero a que la iluminación y la colocación del sujeto es perfecta para la distinción de todos los detalles anatómicos y que no desmerecería nada en una guía de campo). Como podéis comprobar si pincháis en ella está disponible a alta resolución, donde se le ven al bicho hasta las legañas.

Conseguir esta foto fue una mezcla de casualidad (toparse con el bicho, tenerlo cerca, que se quedase inmóvil unos minutos…) y mi “pericia” a la hora de acercarme sin asustarle, programar la cámara a la iluminación, encuadrar y disparar. El resultado es valioso por su rareza, y la verdad es que me siento muy orgulloso de esta foto.

Por motivos similares (especies raras, o simplemente, que nadie o poca gente se ha molestado en fotografiar y subir a la red), se encuentran también entre las primeras posiciones de búsquedas de especies animales y vegetales fotos mías más o menos agraciadas.

Flickr se está convirtiendo en una fuente de imágenes excelentes y mucha gente que necesita ilustrar sus webs o sus libros buscan aquí fotos que les puedan ser útiles, pedir permiso para su reproducción y, en su caso, comprar los derechos de autor. En varias ocasiones algunas personas se han puesto en contacto conmigo interesándose en alguna de estas imágenes “valiosas” para usarlas en un libro o en una web.

Cuando lo conté, hubo gente que me sugirió que pidiese dinero por ellas, y aquí fue cuando me puse a darle vueltas al asunto. Cuando subes una foto puedes elegir entre pinchar “todos los derechos reservados” o poner una licencia de copyleft. Si en su momento opté por esta segunda opción, sería caer en una contradicción muy grande pretender que me pagaran por ella. Reconozco que me lo pensé, porque uno arrastra ciertas ideas sobre la “propiedad” de la foto, pero en el fondo uno se da cuenta de que lo que le satisface es que esa foto se difunda y se disfrute y que valoras mucho más el reconocimiento como autor que el dinero. Así que cuando recibo un correo interesándose por una foto mía me limito a leerle las concidiones de la licencia CC: el permiso de copia y distribución ya está dado, siempre que digas que yo soy el autor, que no alteres la imagen, y que no saques dinero por ella (esta última es la pregunta clave, hay que asegurarse de que se trata de una organización no lucrativa, porque entonces sí que podríamos exigir una compensación a cambio). Incluso en el caso de los libros, al tratarse de obras científicas, cuyo objetivo es la divulgación del conocimiento y no hacer rico al autor, he dado el permiso para usar la foto que me pedían sin nada a cambio y me he encontrado con un ejemplar de regalo, cosa que veo como un intercambio inteligente por ambas partes.

Os cuento esto porque una web dedicado a la flora y fauna amenazada (ARKive.org) se ha puesto en contacto conmigo para pedirme precisamente esta imagen del agama azul. Tras confirmar que se trata de una iniciativa sin ánimo de lucro, les he dicho que sí y próximamente pondrán la foto por ahí. La cosa es que me preguntan cómo quiero que sean los créditos de la imagen y me sugieren un “©” junto a mi nombre y un correo de contacto. Pese a insistirles en que no pongan el símbolo de copyright, parece ser que va a aparecer de todos modos porque sale por defecto y no hay manera de quitarlo. Es curioso. Esta gente está tan preocupada por que los autores tengan respaldados sus derechos sobre la imagen que no conciben, o no se han enterado, de que es posible no poner trabas a su uso. ¡Y en el fondo es una estupidez! Porque el 99% de las personas que quieran descargarse la foto por el motivo que sea no va a prestar atención a si hay una “©” o un “CC”. ¿De qué te protege una ©? Si lo que quieres es que nadie te piratee la foto, ¿para qué narices la subes? Yo entiendo que no quieras que alguien gane pasta a costa de tu trabajo, pero eso es posible reflejarlo en una licencia CC. El copyright suena más bien a “prohibida su copia y distribución”.

Bueno, que ya me estoy enrollando mucho, que lo que quería decir es que cada vez tengo más claro que Internet y los copyrights no hacen buenas migas, y que Da Vinci Leonardo o Newton hubiesen matado por la facilidad de transmitir contenidos que da la red. Que algunas ideas sobre la propiedad intelectual se queden obsoletas ante esta nueva realidad es cuestión de tiempo, que no se pueden poner puertas al campo y que lo que se gana es infinitamente mejor que lo que se pierde.

Y que os bajéis Spotify, y eso.

La naturaleza de Nueva Inglaterra contada para europeos (y 4)

4. Cómo se hizo

Este breve recorrido natural por el noreste de los Estados Unidos se realizó entre septiembre y diciembre de 2008 gracias a la visita a distintos espacios naturales del área:

Green Mountains National Forest (Vermont)

Pachaug State Forest (Connecticut)

Joshua’s Trust Nature Preserve (Connecticut)

Cape Cod National Seashore (Massachusetts)

Stellwagen National Marine Sancturay (Massachusetts)

mapanuevainglaterraparques

Para la identificación de especies se emplearon sobre todo las guías de campo Peterson, de las que hay editadas muchísimas, de todo tipo de organismos y de una calidad sobresaliente. Además tengo que mencionar la maravillosa guía de aves editada por la sociedad Audubon “The Sibley Guide to Birds“, que contiene todas las especies de Canadá, Estados Unidos continental y norte de México. Para las plantas fue también de gran utilidad “Flora of the Northeast“, de Magee & Ahles.

Muchas plantas se recolectaron en el campo y se identificaron de vuelta a casa, aprovechando para hacer un pequeño herbario.

Identificando el material

Herbario de Nueva Inglaterra

Para los animales fue especialmente útil la cámara de fotos (Olympus SP-550), los prismáticos y los comederos para aves de jardín, que se rellenaban de pipas de girasol o de un sebo comercial con semillas.

Comedero para pájaros Comedero para pájaros Comedero para pájaros

Espero que os haya gustado.

—————————-

La naturaleza de Nueva Inglaterra contada para europeos:

1. Introducción

2. Flora

3. Fauna

4. Cómo se hizo

El “Escepticito”

escepticito

Ramón

Aznar presidirá una cumbre de escépticos del cambio climático

La naturaleza de Nueva Inglaterra contada para europeos (3)

3. Fauna

Continuando con la miniserie dedicada a la naturaleza de Nueva Inglaterra, llegamos a los animalillos. Al igual que en la parte anterior, tengo que disculparme por el nombre tan rimbombante y ambicioso y aclarar que, en realidad, ni la época ni el tiempo fueron los adecuados para llevarse una impresión global adecuada de la fauna local, pero aún así pude ver muchos animales, entre otras cosas porque vivíamos en mitad del bosque, y algunas fotografías de allí o de los lugares que visité sí que me pude llevar.

Así, muy pronto los días empezaban a acortarse y las temperaturas a hacerse más bajas, por lo que no pude disfrutar mucho tiempo con los dueños y señores de la biosfera: los invertebrados en general y los insectos en particular, pero al menos no me quedé con las ganas de ver uno de los insectos americanos más famosos: la mariposa monarca.

Monarca (Danaus plexippus)
Monarca, (Danaus plexippus)

Lee el resto de esta entrada

El último día de Bush

Al paso del tiempo le pasa un poco como a todo: que las transiciones en papel quedan muy precisas y muy exactas, pero a la hora de la verdad las fronteras reales entre dos épocas no siempre coinciden con los puntos de corte “oficiales”. Prácticamente nada, a nivel de madurez, distingue a una persona de 17 años y 364 días de su “yo” del día siguiente, y sin embargo sólo uno de los dos puede pillarse un pedo impresionante por lo legal. Tal y como yo lo veo, aunque tampoco haya que ser un lince, este siglo que vivimos es excepcional porque el salto entre el XX y el XXI sí que tuvo lugar, meses arriba o abajo, con su esteno. Discusiones bizantinas aparte, el siglo XXI comenzó el 1 de enero de 2001, aunque su comienzo real, el acontecimiento que realmente marca el cambio de siglo, tuvo que esperar tan sólo ocho meses y once días, hasta que unos fanáticos con carné de piloto decidieron que ya estaba bien de statu quo vigesimonónico, si es que alguna vez existió.

Zona CeroTan importante a efectos históricos fue la acción en sí como la reacción que la siguió, y su naturaleza estuvo determinada por la persona cuyo culo en ese momento calentaba el asiento de la Casa Blanca. De esta forma, pese a lo poco que llevamos de centuria, desde el principio esta ha estado marcada desde su comienzo por esa especie de dueto macabro: Osama Bin Laden y George W. Bush (que, por cierto, es clavado a mi abuelo, el tío). De no haber sido por el 11-S, probablemente Bush habría dejado su puesto después de haber hecho unas cuantas cagadas y habría pasado a la historia como un presidente mediocre sin mucho más que destacar, y sin embargo este despropósito de persona estuvo llamado a marcar el siglo del futuro, el siglo en el que los coches volarían, en el que los robots harían las tareas domésticas y en el que Michael Jackson viviría para siempre en su burbuja, tanto como su homólogo maligno de esta realidad protoorweliana de guerra eterna.

Mañana este señor cogerá un helicóptero y se marchará de DC como una exalación dejando un panorama nacional e internacional que da pena y una popularidad récord del 23%, sólo comparable a la de Nixon en sus peores horas. Pese a todo, será como si todo el planeta pegue un breve suspiro de alivio porque, al menos, ya no habrá más Bush.

forges190109

A Obama ya le tocará rendir cuentas, de momento sólo representa la esperanza de un cambio, pero también muchas incetidumbres. Supongo que en pocos días empezará a retratarse y el hechizo se romperá (o no). Eso ya será otra historia, el siglo ya está empezado y algunos corrieron para pillarse los papeles protagonistas.

Pero pongámonos optimistas y hagamos como los yanquis, que saben aprovechar cualquier momento para hacer negocio. Mañana muchos de ellos llevarán este llavero:

contadorbush

con un contador que se aproxima al cero. Podéis seguirlo también en la página web (están de saldo, así que comprad cuatro o cinco para reactivar la economía).

Un par de chorradas más que me han hecho gracia:

Hablando sobre la fastuosa ceremonia de investidura de mañana, Boris Izaguirre dice hoy en la radio que sólo hay dos países en todo el mundo que sean tan dados a la pompa cuando eligen a sus jefes de estado, uno es muy grande (Estados Unidos) y el otro es muy pequeño (El Vaticano). A veces este tío está sembrado.

pi20050120c2

PAPA-RATZINGER-PUNTO

Y lamento quitarle la ilusión a Obama, pero me consta que en realidad el primer presidente negro de Estados Unidos fue Bill Clinton: nacido en un barrio humilde de Arkansas, de personalidad campechana y saxofonista, ¡es un negro! Esta sorprendente confidencia se la debo a James, un estadounidense negro de origen jamaicano.

clinton-sax

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.039 seguidores