El misterio de las zapatillas colgantes

Estas dos primeras fotos las he tomado hoy mismo en un barrio cercano a mi casa:
.
Zapatillas 5
.
Zapatillas 8
.

La estampa de un par de zapatillas colgadas de un cable eléctrico me provoca una sensación de cierto romanticismo urbano irresistible. No sé cuándo dejé de verlas sólo en películas para pasar a descubrirlas en los rincones de Madrid, pero últimamente me topo con ellas en muchos sitios.

De repente empecé a sospechar que ese icono tan reconocible tenía que tener un significado y hasta un nombre, y han bastado unos minutos de conexión a Internet para confirmar que San Gúguel facilita las pesquisas una barbaridad.

shoefiti1

Esta actividad tiene nombre en inglés, claro que sí. Se le llama “shoe-tossing” o “shoe-flinging” (lanzamiento de zapato, vaya). En su vertiente más estética se conoce también como “Shoefiti“, del arrejuntamiento de “shoe” y “grafitti”. Ojo, porque lo del “shoe-tossing” también tiene otra acepción no menos conocida.

La pregunta que nos hacemos inmediatamente después, y que me tuvo una temporada intrigado (hasta que la recordé delante del ordenador) es por la finalidad de este deporte. Una imagen tan repetida y tan ubicua tiene que tener un propósito o un significado, ¿no? Yo tenía mis propias hipótesis de partida que os contaré después, pero la cosa es que me puse a indagar y me quedé sorprendido de la multitud de significados atribuidos. Curiosamente, en lo que parecen coincidir todas mis fuentes es que no hay una solución definitiva o un significado original inequívoco del lanzamiento de zapatos, por lo que todo lo que sigue tiene un ligero aroma especulativo que no hace sino aumentar el interés que me provoca. He clasificado todas las explicaciones en categorías. No dudéis en hacer vuestras aportaciones.

.

BANDAS CALLEJERAS

En Estados Unidos está muy extendida la creencia de que sirven como delimitadores territoriales de bandas urbanas

Igualmente muchos lo relacionan con una especie de señalización en lugares donde se pueden conseguir ciertas drogas, y concretamente, crack (otras veces, heroína).

Otro uso señalizador bastante siniestro: señalan dónde ha tenido lugar un asesinato o donde ha muerto un miembro de la banda. Una variante dice que son los zapatos de las víctimas los que se cuelgan como aviso o como trofeo.

Parece ser, sin embargo, que estas explicaciones son más bien leyendas urbanas.

shoefiti-ciudad

RITOS INICIÁTICOS, PUNTOS DE INFLEXIÓN Y SIMILARES

Son varias las alusiones que se hacen a la práctica de esta actividad con ritos iniciáticos, especialmente adolescentes

De forma recurrente se alude también a momentos trascendentes en la juventud, muchos de ellos al acabar un periodo determinado, por ejemplo, el último día de colegio. Esto se hace también en muchas universidades americanas, a veces usando árboles.

Parece ser que en España, al igual que en otros países, era habitual que los soldados colgaran sus botas en un cable cuando finalizaban el servicio militar. A menudo se pintaban de colores chillones antes de lanzarse.

También se asocia no sólo a “finales”, sino también a comienzos, como por ejemplo, la pérdida de la virginidad o a la inminencia del matrimonio. Concretamente en Escocia parece ser que era una forma de decir a tus amiguitos que habías mojado de una forma conspicua y discreta a la par.

Una incondicional añade que en su pueblo se usaba para despedir a los solteros y a los veraneantes, incidiendo en el significado de “despedida”.

Sirven para indicar que uno se ha mudado a un barrio mejor.

En algunos barrios se lanzan los zapatos de una persona tras su muerte, supuestamente para que estén más cerca del cielo.

PUTADAS

Para otros informantes, se trata simplemente de una putada muy gorda que pueden hacer, por ejemplo, los abusones de la clase con su víctima de turno.

También está documentado como una faena a practicarle a un compañero de juerga con un pedo del quince.

Especialmente entrañable: cuando unos críos se ponen a jugar en una fuente o a mojarse por motivos varios y dejan descuidadas sus zapatillas, los malotes se las quitan y empiezan a pasárselas unos a otros hasta que se quedan colgadas o la víctima las recupera. Criaturas. También está la versión “novatada”, claro.

shoefiti3

SOLUCIONES LÚDICAS

Hay quien lo hace simplemente porque le gusta como queda, o para participar en composiciopnes como las que podéis ver más abajo. Básicamente esto sería el “Shoefiti” en sentido estricto, como una actividad casi decorativa, para dejar una marca personal, pero usando calzado en lugar de pintura.

Con fines “decorativos” es también relativamente habitual que se concentren muchos pares de zapatillas en un árbol, al parecer a veces pueden ser incluso temáticos (¿zapatos de tacón?).

En Nueva Zelanda y algunos países nórdicos y Rusia existen competiciones de lanzamientos de zapatos.

PROTESTA

En “La cortina de humo” (Wag the Dog), se convierte en un símbolo popular de protesta contra un asesinato.

Está documentado que se ha hecho también como protesta cuando los enceradores no recibían su salario (sí, yo tampoco entiendo nada)

OTROS

Una explicación muy sencilla es que es una forma de librarse del calzado viejo o incómodo (quizá sin que la madre de turno pueda hacer nada para evitarlo)

Para otros sirve para evitar que entren fantasmas en casa, si se cuelgan cerca de la ventana.

Otros dicen que se trata de una forma de provocar lluvia después de una sequía.

En “Big Fish” los que llegaban al pueblo colgaban sus zapatos en un árbol para andar descalzos después. De nuevo un significado de tomar una decisión en la vida.

Sorprendente pero cierto: muchos se creen que sirve para señalizar a los aviones la proximidad del suelo. Digo que es sorprendente que haya gente que se crea esto.

shoefiti2

¿Qué pensaba yo de todo esto? Decía que la imagen me resultaba muy evocadora porque me hacía pensar en la historia que había detrás. Cada par de zapatillas tiene nombre y apellidos y una motivación, y mi mente (a veces con demasiada tendencia a inventarse cosas) se imaginaba a una persona que había vuelto descalza a casa de forma voluntaria, quizá como gesto de espontaneidad, de autoafirmación de la libertad o de cierta rebeldía, pero en todo caso como una forma de expresión liberadora, dionisíaca, irracional.

Si nos fijamos, hay algo que tienen en común casi todas las explicaciones que he recopilado. Colgar unas zapatillas las hace virtualmente irrecuperables. La decisión es irreversible, una vez llevada a cabo no se puede cambiar de opinión. Gran parte del significado recae precisamente en el paso inexorable del tiempo, en los acontecimientos que marcan un antes y un después, cuando “ya no hay vuelta atrás”. Incluso en el caso de las drogas puede entenderse que son un aviso sobre lo que puede suponer engancharse. Trasladad esta idea a momentos menos sórdidos, como el fin de curso, del servicio militar, del matrimonio o de la virginidad, e incluso, llegado el momento, con la muerte. Lo hecho hecho está. Sólo se puede huir avanzando.

Colgar los zapatos es, en definitiva, la versión moderna de “quemar las naves”.

shoefiti4

No me digáis que no mola.

Fuentes:

Wikipedia: inglés, castellano

Straight Dope on Shoe-Tossing

The secret language of sneakers

Blog: Shoefiti

Noticias recientes sobre Shoefiti en España:

Europa Press

El Mundo

20 Minutos

Grupos de Flickr

::1:: ::2:: ::3:: ::4::

About these ads

Publicado el 1 julio 2009 en Cosas que pasan y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 24 comentarios.

  1. Pues si mi estimado Monsieur Copépodo, esto de colgar las zapatillas tiene su puntito. ASí que ya veré si en mi próximo cambio de decenio me da por colgar las mías.

  2. De acuerdo Copépodo, te escribo de Lima, Perú, pues aquí en los barrios mas antros es costumbre ver en los alambrados eléctricos esos adornos citadinos, pero son tan solo un aviso que allí en esa calle se vende drogas. Pero interesante eh?

  3. Pedazo de investigación “zapatillil” que te has marcado! En mi barrio las recuerdo, de pequeño, colgando de casi todos los cables. Las tirábamos por simple divertimento, por deporte, por competición, para ver quien era capaz de colgarlas en aquellos cables que tan altos nos parecían… Hoy en día los cables están totalmente limpios de zapatillas y los pequeños del barrio no suelen hacer estas cosas. Un saludo! ;)

  4. Empiezo a leer y me encuentro con “arrejuntamiento” cuando existe la palabra “apócope”. Paso de seguir leyendo.

  5. Jajaja, te he meneado pero resulta que el titulo de tu post (El misterio de las zapatillas colgantes) ya existía literalmente antes en Menéame. Es cuestión de tiempo que digan ¡duplicada! ¡irrelevante! ¡cansina! Jajaja!

    A mi me ha gustado el post, que conste.

  6. Qué atajo de piraos. La foto del árbol me ha impactado. Joderrrr.

  7. Incondicional

    ¡Sr. Copépodo! Abandono mi tendencia de «bloguear in the shadow» para devolverle la visita y contarle que, en mi pueblo, antes se hacía para despedir a los solteros y también a los veraneantes, al finalizar el verano. Servidora no «experimentó» dicha costumbre, aunque sí otra que consistía en tirarte al pilón la última noche, antes de la partida, algo realmente divertido.
    Beso fuerte de una incondicional admiradora (aunque sea «in the shadow»).

  8. Esto me recuerda a la película de Big Fish, en la que el protagonista llega a un pueblo idílico en el que nadie va calzado, y todos los zapatos están colgados de un cable a la entrada del pueblo.

    Me quedo con el significado de cerrar etapas, eso sí, de forma irreversible xD. Como recordatorio de que por ahí has pasado, y ya no vas a volver. Mola.

    ¿Vamos a hacer lanzamiento de zapatilla? Saludos Cope :)

  9. Oye, y cambiando un poco el tema, tengo curiosidad por saber cómo asigna WordPress el avatar que tenemos xDDDD. Besos!

  10. Muy buenas, copépodo, ya me faltaba la droga, menos mal que has llegado ya, porque en un descuido te he sido infiel y me he dedicado a comentar y a seguir todos los posts que he podido.
    Aunque me gusta mucho cómo te curras tus reportajes, el tema de los zapatos tirados en los cables me parece una chorrada muy grande. Me explico: creo que en vez de hacer esto como símbolo y metáfora de quemar las naves y todo eso (aunque habrá gente que lo haga por haber terminado una etapa, cómo no), es reflejo de esta “nueva” sociedad superficial, en la que no se da valor a los objetos (aunque pueda parecer lo contrario, que les dan igual los objetos, que pasan de lo material) ni el dinero qué cuestan. Porque a los jovenzuelos que “exigen” a sus padres tener unas zapatillas de marca (léase Nike, Reebok, etc., les importan tres pepinos las zapatillas, excepto para enseñarlas al personal, como objeto caro que ellos se pueden permitir, cuanto más caro, mejor.

    Yo me encuentro con esas zapatillas colgando nuevas, impolutas, y pienso: estos imbéciles, ¿para que querían las zapatillas? para luego hacer arte? o para hacer un movimiento de contracultura? en realidad quieren hacer algo qué siginifica algo, o simplemente quieren hacer algo divertido, cuando se ponen hasta el culo de cubatas y botellón?
    Perdonadme, es que estoy harto de que acaba el curso y est@s señor@s de escasa edad y entendederas, hagan que todo el mundo se entere de las chorradas que hacen, como por ejemplo: quemar contenedores, romper los cristales traseros de toda una fila entera de coches, y demás actos vandálicos… ¿se nota que últimamente estoy un poco harto de “ellos”?

    A lo mejor parezco Mister Scruff o el más carca de los carcas, pero no soy así. Lo que pasa es que hay cosas que me sacan de quicio, y el hecho de que se confundan algunas cosas con movimientos culturales, o símbolos, cuando son varios pringaos a los que les parece que están haciendo algo chulo e innovador que se está poniendo de moda, me enerva un poquillo.
    Dicho esto, me gusta el post y voy a por mis pastillas, antes de que me llaméis “Joselez el cascarrabias”. No quería que saliese un comentario tan negativo, perdóname copépodo, tampoco está claro contra quién va, pero soy así de enigmático y contradictorio. No, en serio, el sentido de este comentario no es criticar el texto, he dado mi opinión de por qué muchos cuelgan sus zapatos.

  11. Joselez, cuando dices eso… recuerdo un amigo que decía cuando veía a estos chavales que mencionas tú… “Y pensar que estos, dentro de nada podrán votar…” xDDDD, en fin…

  12. Se anuncia el proximo Shoe Wii, para lanzar tus zapatillas y engancharlas lo mas alto posible

    soulheroes.com

  13. Eulez: gracias por el meneítoooor

    Juan: gracias por la aportación, así sabemos que no sólo en EEUU se piensa que delimitan zonas de tráfico de drogas

    Carlos L: habría que verte lanzando zapatillas, jejeje

    Incondicional: me encanta que los lectores en la sombra den un paso al frente. ¿No serás turca, no? (ejem, es una broma, evidentemente). Agradezco el comentario y la aportación, que paso a incluir

    Biónica: ¡Es verdad! Se me había olvidado la referencia de Big Fish

    Joselez: agradezco tu opinión de todas formas, es más, esperaba alguna en ese sentido. ¿Sabes? Una vez me acusaron de hacer apología de la violencia callejera y me temía que me cayera alguna de esas también esta vez, jejeje. No en serio, entiendo tu punto de vista, pero no lo puedo evitar, ¡me encantan las zapatillas colgadas! Y después de indagar en sus significados, aún más. No descarto hacerlo alguna vez (pero eso sí, con zapatillas viejas).

    Rol Online Gratis: cuando la publicidad se hace con gracia, se gana el derecho a quedarse

  14. Interesante…

    Es muy curioso que te hayas tomado la molestia de recopilar tanta información sobre “las zapatillas colgadas de los cables de la calle”. Yo las tengo justo delante de mis ventanas, pues los gitanillos de mi calle hace un tiempo decidieron deshacerse de las suyas de ese modo… Tengo dos pares, uno delante de casa y otro a la vuelta de la esquina, pero los chiquillos de 10 años no creo que le den más significado que un rato de “diversión”.

  15. :D Que genial! Siempre me han flipado los zapatos colgantes, y he escuchado ya todo ese tipo de explicaciones, asi q me ratificas que es algo espontáneo sin un origen definido.

    Te cuento que por aqui en una zona de patinaje hay decenas de zapatos en una antena, me temo que el motivo en esta ocasión es más afín a la razón “putada”

  16. Jo, copépodo, siento el malentendido. Creo que no me expliqué muy bien, la crítica no iba contra tí, sino contra gente que hace chorradas sin sentido, y algunas de estas pueden ser dañinas. Lo que pasa es que no sé medir mis frases, y como resultado suelto unos rollos impresionantes (de largos, quiero decir).
    Dicho esto, espero que no me confundas con esa otra “chusma” que te critica ( yo te doy mi apoyo, me he pasado unos ratos buenísimos en tu blog, a veces disfrutando de los contenidos científicos, documentados a más no poder, otras carcajeándome a mandíbula batiente, etc…) Cuando he visto el enlace me he sonrojado, espero que no creas que soy una especie de Risto Mejido, ni que creo que haces apología de la violencia callejera , tengo mucho más sentido del humor, por favooorrr!! XD

  17. Sergio, Nausica, gracias por los testimonios, ¡vivan los zapatos colgados!

    Joselez, no iban por ahí los tiros hombre, si me gustó mucho tu comentario. Yo también me tomo las cosas con humor, y ni espero ni quiero adhesiones incondicionales. Simplemente reivindico mi derecho a decir tonterías, ¡¡y mi derecho a que se me critique!! Esto sería un rollo si sólo consistiese en darme la razón, ¡no llames chusma a la gente crítica, por favor! Si esto se me llena de acólitos sería un fracaso de bloj. Tú no te cortes y di muy alto y muy claro que es una vergüenza que un adulto como yo, que va de persona seria y sensata, apoye marranadas como colgar zapatillas de los cables, ¡menudo ejemplo! ¡qué vergüenza! Si no me dáis caña vosotros, ¿quién detendrá mis despropósitos?

  18. nananicotina

    Lo he visto en varios sitios en Salamanca, yuna amiga me dijo que eran señales o advertencias que unas bandas se dejaban a otras. Eso sí, bandas de qué, yo no lo sé…

  19. Me ha encantado la explicación ha sido muy ilustrativa, muchas gracias.

  20. Que asco me da que la gente haga eso, en los cables ya está remal, pero en los árboles es de de vergüenza, asqueroso, lamentable y patético que haya gente que se dedique a torturar a seres vivos (si, los árboles son seres vivos y sienten) para hacer “la gracia” o la “tradición” de colgar en él sus zapatos, por que el de la foto parece que está muerto (ojala lo esté para que no sufra más) pero os aseguro que lo mismo lo hay en árboles vivos, y versiones de esto con trapos o trozos de de ropa vieja (joder, hasta bragas e llegado a ver colgadas) otros con chicles o chatarra, paro de contar por que se me está revolviendo el estomago solo de recordarlo.

  21. Acá igual ponen esos zapatos colgados en el alambrado eléctrico, pero es señal de que venden droga.

  22. Gracias. Según la RAE “quemar las naves” es tomar una determinación extrema (esta locución se basa en la quema de naves de Hernán Cortés). Pero no sé si acá esto cuadraría. Saludos

  1. Pingback: joneame.net

  2. Pingback: Zapatillas colgantes | Zaragozando

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.954 seguidores

%d personas les gusta esto: