Archivos Mensuales: octubre 2010

La naturaleza de Madagascar contada para europeos (4/6): las tierras altas

Camino a Ifasina

Retomamos el recorrido por la naturaleza de Madagascar ascendiendo desde el oeste, dejando atrás el bosque caducifolio, hasta la parte central de la isla por una pendiente bastante suave que acaba por alcanzar la cordillera principal, próxima a la costa este. Estas montañas recorren prácticamente todo Madagascar a lo largo y su descenso hacia el Índico es mucho más acusado. Es importante entender esta “asimetría topográfica”, ya que si viésemos un perfil de relieve de la isla apreciaríamos que las montañas orientales suponen una barrera para las perturbaciones atmosféricas y es la principal causante de que la máxima precipitación se produzca precisamente en esa franja de tierra escarpada, propiciando de esta forma la aparición de pluvisilva. Por el contrario, el resto del terreno queda a la sombra de las lluvias y comparativamente resultan mucho más secos.

En el área central que nos ocupa (izquierda), las temperaturas son mucho más frescas que en la costa (incluso frías entre junio y septiembre) y aunque también se sigue dando una estación húmeda y una seca, los niveles de precipitación son intermedios entre el oriente hiperhúmedo y el oeste, con sequía una vez al año. Por esta relativa benignidad del clima y porque son las condiciones óptimas para el cultivo del arroz, la región central de Madagascar tiene un pasado dilatado e intenso de explotación por el ser humano que hace que sea quizá el bioma más alterado de todos. Es prácticamente imposible encontrar áreas bien conservadas y los puntos de flora y fauna más interesantes se agregan en reductos montañosos, muchos de ellos sagrados, donde sobrevive la biota autóctona.

Extensiones muy vastas del centro de la isla están deforestadas y roturadas para el cultivo del arroz en terrazas muy características. En la mayoría de los campos se consiguen dos cosechas al año. Los betsileo, expertos en el tema, consiguen tres. Entre cosecha y cosecha muchas de estas etnias aprovechas para hacer ladrillos y cocerlos con el sedimento de las terrazas, construyendo después unas casas características que unidas a los arrozales y a las repoblaciones de pinos, putos-eucaliptos y acacias configuran gran parte del paisaje malgache. (click en todas las fotos para ampliar).

Arrozales

Arrozales Arrozales betsileo

Madagascar es, en gran parte, tal que asín.

Lee el resto de esta entrada

“Mentiras y gordas”, la incomprendida epopeya trágica del cine español

(esto va por la vergüenza ajena)

Ya sé que sois gente cultivada, preocupada por el impacto de las pulseras pagüerbalans en la sanidad pública y que chasquea la lengua con desaprobación cada vez que ve a Belén Esteban cuando “hace zapping” buscando la reposición de Cosmos. Por eso, porque os conozco y me preocupo por las lagunas de vuestro conocimiento y porque soy dadivoso y buena persona, os ofrezco a continuación un comentario de texto sobre una de las películas más grandiosamente indescriptibles de todos los tiempos. “Mentiras y gordas” es como la vinieron a intitular sus directores (Alfonso Albacete y David Menkes), que fueron a la vez dos de los guionistas. La película de marras, estrenada el año pasado le debió su popularidad al tema que trata: el retrato de la juventud actual, que vive atrapada en una espiral de sexo y drogas y que prometía escandalizar a los padres, identificar a los hijos y mostrar a la sociedad la realidad que no quiere ver. La película fue descuartizada por la crítica, pero se convirtió en un éxito de taquillas, diríase, una película de culto (de culto al cuerpo) que fue inmediatamente comparada con otras películas generacionales como “Historias del Kronen (el musical)”, “Grease, the director’s cut” y otras. El otro motivo por el que esta obra fue objeto de morbo inmediato es porque la tercera guionista es, ni más ni menos, que Ángeles González-Sinde-scargas, nuestra flamante menestra de cultura, que para la fecha del estreno acababa de ser nombrada como tal por el dedazo de ZP para regocijo de la SGAE y tortura de los internautas. Por favor, no dejés de tener en mente según os diseccione la película que detrás de este prodigioso argumento hay una señora que es ministra de cultura, creo que entonces gana muchísimo más.

¿Tiene espóileres el siguiente análisis? ¡Pues claro que sí, mendruguines! Esta película es como La Ilíada, Macbeth o el Código da Vinci, da igual que sepas el final (es más, hay que conocer la historia sí o sí), lo importante es disfrutar de su calidad artística y, sobre todo, ser capaces de soportar la vergüenza ajena que produce. Así que sin más demora procedo a destripar el engendro.

La película comienza durante una idílica tarde de verano en una playa del levante español donde se nos presenta a nuestro protagonista y héroe, Toni (Mario Casas) espanzurrado en la arena, ocioso, cual joven Hércules antes de iniciar su viaje iniciático. Junto a él se tumba su mejor amigo, Nico (Yon González), igualmente ocioso y descamisado. Toni y Nico tienen un problema: no tienen dinero para ir al Festival de Benicassim. Claro, como son jóvenes y eso en vez de dinero dicen “pasta”, “viejo” y hablan así como muy chelis y guturalillos como si fuesen adolescentes. Vale que ambos actores andan ya pasados de rosca para seguir en el instituto, pero gracias a su actuación tú entiendes que, efectivamente, son jóvenes porque dicen “pasta”. Siguiente momento revelador: descubrimos que Toni está enamorado de Nico “¿Y por qué?”, os preguntaréis, “¿Cómo es posible entrar en los recovecos del alma de Toni en apenas tres minutos de metraje?” Muy fácil, escépticos míos: gracias a la gran labor de montaje y guión, vemos claramente que Toni se queda mirándole el culo a Nico cuando éste se desnuda para bañarse en el mar -hábil recurso narrativo-, y como somos espectadores con cultura, vamos y nos decimos “Chacho, esto va a ser que Toni pierde más aceite que el vespino de Terenci Moix”, pero claro, de eso nos damos cuenta nosotros los espectadores culturizados, Nico no (ya iremos descubriendo que es un poco gilipollas), y seguidamente invita a Toni a bañarse con él regalándonos con los primeros de los muchos, muchos desnudos (de rollo cultural, eso sí) que veremos en la pinícula.

Lee el resto de esta entrada

Delimitación escatológica de Oriente Medio

Ya sabéis lo que significa escatológico, ¿no? Luego no digáis que no os avisé.

¿Dónde está Oriente Medio? ¿Qué países ocupa? Tradicionalmente, Oriente Medio viene a ser más o menos el conjunto de los países señalados en verde:

¿Cómo sabemos que esto es así? Yo tengo mis propias hipótesis a la hora de reconocer si nos encontramos en esta zona del mundo.

1. En Oriente Medio la gente dice “no” alzando la cabeza en un único movimiento, algo brusco. Es un poco como cuando tu abuela se traga la pastilla del corazón, una sacudida hacia atrás. Hasta que el viajero se da cuenta de que ese gesto significa “no” suele haber divertidos malentendidos interpretando esa respuesta. Con un poco de suerte, en unos días el visitante ya se encuentra totalmente integrado y es capaz de negar usando esa misma técnica con habilidad.

2. En Oriente medio se toman distintos postres hojaldrados con miel y pistacho. Se suelen conocer como baklavás, y son diferentes de los pastelillos árabes del magreb. Los mejores que he probado, por cierto, son los de Gaziantep (Turquía).

Pues bien, estas dos características las he encontrado en Siria, Jordania, Turquía, Egipto y Grecia, y mi hipótesis de trabajo sostiene que ocurren también en el resto de países verdes del mapa. Puede sorprender que incluya a Grecia en Oriente Medio, pero cada vez estoy más convencido de que en muchos aspectos, debe considerarse en esta zona del mundo (por supuesto, a un nivel que nada tiene que ver con religiones predominantes, sistemas de gobierno, continente que ocupan, etc).

La tercera y más sorprendente característica de mi hipótesis de delimitación de Oriente Medio son sus servicios:

3. En Oriente Medio siempre pasa algo raro con los servicios. Uno no puede sencillamente ir a sentarse en el trono y dejar que la naturaleza siga su curso, no. Siempre habrá situaciones que nos extrañen y precauciones que hay que tomar. A veces se avisan en las guías turísticas y son sobradamente conocidas, otras de las que expongo han sido fruto de mis propias investigaciones.

Grecia. Una cosa importantísima que tenéis que saber sobre Grecia si pensáis ir es que no se debe tirar el papel higiénico usado a la taza del váter. Valorad este consejo que os doy, amiguitos. Si alguna vez váis (y si habéis ido me daréis la razón) os daréis cuenta de que en cualquier esquina del país, sea en un museo, restaurante o la casa de vuestro amigo, siempre, siempre hay una papelera junto a la taza cuyo propósito es precisamente el de recoger el papel usado. No tiene sentido que os preguntéis por qué esto es así. Los griegos os dirán que de otra forma las tuberías se atascan, algunos dicen que porque son más estrechas que en otros países europeos y la mayoría simplemente creen que es una guarrada tirar el papel usado por el retrete. Personalmente, creo que todo es una leyenda urbana y que las tuberías de Grecia son equivalentes a las de otros lugares del mundo donde tiramos la celulosa sin piedad. Por supuesto que los atascos ocurren, pero dudo mucho que estén correlacionados con un uso correcto de este material fungible de la economía doméstica. Por algún motivo los griegos están obsesionados con el asunto del papel, e incluso en edificios muy modernos (aeropuertos y museos de nueva construcción) nunca falta la papelera. En lugares transitados por turistas veréis además letreros como este en distintas versiones.

Ya sé lo que estáis pensando, a mí también me parece una guarrería, pero culturalmente un abismo nos separa: para los griegos, los guarros somos nosotros y no hay más que hablar.

Turquía. En Turquía y el resto de países también tienen la obsesión con poner una papelera, aunque la incidencia no es tan acusada como en Grecia. Sin embargo, cada país de los que he visitado tenían  su idiosincrasia. En Turquía, por ejemplo, veréis que en casi todas las tazas hay en su parte posterior un tubito estratégicamente situado de forma que si accionamos una llave adicional que suele estar en el lado derecho de la taza, un chorrito de agua refrescante directo a lo que viene a ser propiamente el ano. Así contado, de nuevo parece una guarrada, pero en el fondo es como la fusión conceptual del retrete y el bidé. La idea es usar la mano izquierda para la higiene personal, pero ayudados del agüilla en lugar del papel a secas (allí no suelen tener Scottex de doble capa acolchada con festones, precisamente). Os recuerdo que en todo el mundo islámico no se debe usar la mano izquierda para saludar ni para coger la comida, precisamente porque es la que se usa para las cosas íntimas. Y sí, para documentar mis investigaciones probé algunas veces la taza-bidé y tengo que decir que no me parece un mal invento.

El llamado “plato turco” es una alternativa al retrete-bidé también bastante extendido por este país, con lo que su nombre le sigue yendo que ni al pelo. Sin embargo tiene mucho más glamour lo del bidé.

Jordania. En este país la cosa rara que me encontré es que cuesta encontrar la cisterna. Al principio mosquea, porque cuando uno cree que ya ha acabado intenta tirar de la cadena y no encuentra ni la cadena como tal ni el típico botoncito o palanca en la cisterna. Unos segundos de examen minucioso nos hará descubrir una llave que es la que hay que usar y mantener abierta hasta que sea necesario. Por supuesto, en cualquiera de estos países puede ser necesario recurrir a un cubo de agua puesto para este propósito junto a un grifo  si el servicio en cuestión no tiene agua corriente.

Siria. Básicamente, igual que Jordania, pero le doy un apartado propio porque fue en este país donde hice mis cosillas en el váter más lujoso que jamás han visto mis ojos invertebrados. Fue en Damasco, cerca de una de las esquinas de la mezquita Omeya, en un restaurante estupendo y fresquito donde comí como un sultán. Llegado el momento de cambiar el agua al canario, bajé por las escaleras donde me recibió una atmósfera fresca y perfumada con incienso y especias, una suave música de fondo y una luz tenue y agradable. En un coqueto vestíbulo había un lavabo con un gran espejo y velas flotando en una fuente de cristal con agua y pétalos de flores que daba paso a dos puertas. Cuando entré, no podía creer lo que veían mis ojos: la letrina no sólo tenía su propio lavabo, espejo, jabón, ambientador y todo lo que un viajero por Oriente Medio pudiera desear, sino que todo, incluyendo la taza, estaba hecho de basalto macizo. Basalto pulido, brillante, negrísimo. Disculpadme la grosería, pero os tengo que decir que cagar en un váter de basalto ha sido una de las cosas más difíciles de definir que me han pasado en mucho tiempo. Eso sí, junto a la taza había una papelera en un cubículo, también de basalto. Oriente Medio es lo que tiene.

Moraleja: si recibís visitas de algún habitante de esta región del mundo, no os olvidéis de recordarle que no busque papelera para el papel higiénico usado.

Proselitismo católico en la educación madrileña

Una amiga mía, profesora de un IES, me ha reenviado este correo y el enlace a un vídeo en Youtube y estoy alucinando.

Hola a todos:

Os mando un estracto de la intervención de la consejera de educación de la CAM durante un encuentro con el grupo ultra-católico “Comunión y Liberación” en Italia. En ella expone los planes de la Comunidad para privatizar la educación camuflándolos como derecho a la libertad de elección de centro por los padres. Aunque os resulte un poco coñazo leer todo es la única manera de conocer los verdaderos planes del gobierno del PP en Madrid que ya se van notando con 2500 profesores menos en la pública. Por si no dais crédito a lo que leeis os mando el enlace con you tube; ponedlo a partir del minuto 54, aunque la tarducen como a Punset, se entiende. Cuanta más gente se entere mejor. Un abrazo

El vídeo lo pongo más abajo. Efectivamente es bastante largo. La intervención de la consejera empieza en el minuto 54 aproximadamente y hay momentos realmente reveladores (ver a partir de 1:00). Los más importantes están en esta transcripción aproximada de lo que se oye en inglés (negritas mías):

Lucía Figar: (…)“Yo quisiera solo subrayar algunos aspectos importantes. Quisiera subrayar el factor común de todas las iniciativas, las reformas que hemos llevado a cabo, es decir, intentar ampliar los espacios de libertad o de aumentar las libertades educativas en nuestra región.

En primer lugar, hemos elegido mejorar el panorama de la educación en centros de gestión privada con fondos públicos, ampliar la oferta de plazas en las estructuras de este tipo dentro de la Comunidad de Madrid. Estos centros están sostenidos con el dinero público, con fondos de los gobiernos regionales, pero tienen gestión privada y por tanto tienen titularidad privada y son gestionados de modo privado. Nosotros hemos aumentado las plazas escolares ofreciendo estas plazas a centros que funcionaban como centros privados al 100%, en los que los padres tenían que afrontar el 100% de los gastos; hemos acogido también a nuevos centros que tenían algunas dificultades dentro del programa de centros concertados y desde hace 7 años hemos ofrecido ámbitos públicos, regionales o de ayuntamiento, lugares públicos para que cooperativas, centros religiosos,… puedan llevar adelante sus propios proyectos educativos con la ayuda y el soporte de los fondos públicos.

El problema también del lugar, del terreno, es un problema grave en España. Era un gran problema y nosotros hemos ofrecido estos lugares gratuitamente a organizaciones religiosas, cooperativas y otras estructuras para que crearan centros sostenidos con fondos públicos pero con gestión privada. Esto indica que en los últimos 7 años hemos abierto 79 centros nuevos de este tipo en la Comunidad de Madrid y hoy en día la proporción entre escuela pública, concertada y privada es esta: la escuela pública representa el 52% en nuestra región, la Comunidad de Madrid, la escuela concertada el 33% y la escuela al 100% completamente privada cerca del 15%.

Dentro de estos centros, entre comillas, “concertados”, más de 2/3 ofrecen educación católica. Comunión y Liberación gestiona dos centros; C.L. gestiona 2 centros, por lo tanto yo pienso que estos dos centros pueden ser más en futuro obviamente, no sólo quedarse en dos “(aplausos). [pero muchos, muchos aplausos]

(…)

“La escuela católica ha sido ejemplar en el responder a muchas demandas de los padres y, además, la escuela católica ha sido ejemplar a la hora de afrontar la disminución del número de sacerdotes en las escuelas. Es ya realidad, no solo una promesa, poder observar la eficacia con la que profesores laicos están asumiendo proyectos educativos de la escuela católica. La Iglesia en España ha hecho grandes esfuerzos con el fin e formar docentes laicos que asumen su encargo identificándose plenamente con el carisma y el ideal de las instituciones religiosas respectivas. Son responsables del proyecto educativo. Se ha visto un esfuerzo material, espiritual y personal de muchas religiosas y religiosos de la Iglesia católica, de las escuelas católicas en general; esto nos ha permitido en esta fase de expansión de centros concertados en España que muchos de los proyectos nuevos estén en manos de religiosos laicos y que muchos más niños puedan recibir la educación católica en nuestra región.

La intervención completa habla del fracaso escolar en España, de lo buena que es la educación bilingüe de la Espe, etc. Lo escandaloso es que se hable tan a las claras (en este foro, claro está) del esfuerzo activo que una administración pública está haciendo por promover la educación religiosa a costa de nuestros impuestos.

Cuentas pendientes con Atenas

Aprovechando los beneficios que da tener contactos con casas “ocupables” y los vuelos baratos, he pasado unos días en Atenas. Oficialmente era una visita para volver a ver a mis amigos griegos después de algunos años (es mi cuarta visita a Grecia y la tercera a Atenas), pero tenía ganas de volver para saldar algunas cuentas pendientes y de forma muy específica con el nuevo Museo de la Acrópolis.

El Museo de la Acrópolis se inauguró, como quizá recordaréis, en junio de 2009 y su propósito es custodiar y exponer las esculturas de la colina sagrada de la ciudad antigua, de todos sus edificios y de todas las épocas desde el periodo arcaico hasta el romano. El museo está coronado por una galería dedicada a las metopas, el friso y los frontones del Partenón. Os hablé de ello aquí y aquí, y para no repetirme, os animo a que leáis aquello si necesitáis saber en qué consiste.

Pues bien, finalmente visité el museo (dos veces) y pese a que mis expectativas estaban por las nubes, no me ha decepcionado (excepto en la prohibición de hacer fotos en el interior incluso sin flash, algo que era posible hasta hace unos meses). El edificio es maravilloso, muy amplio, diáfano y estupendamente iluminado con luz natural gracias a las paredes transparentes que a la vez son un mirador a la acrópolis. En la zona de la entrada están expuestas junto al busto de Pericles unas maquetas que sirven de introducción y una gran rampa con cerámica y elementos de los santuarios de las laderas de la acrópolis nos lleva al primer piso. Allí se pueden disfrutar de muchas más piezas de las que se veían en el angosto museo anterior, incluyendo las kores arcaicas y los frontones de los templos antiguos. Además está el friso del templo de Atenea Niké y en una posición central, las cinco cariátides que permanecen en Atenas. Por primera vez desde hace décadas no hay que mirarlas desde un extremo de una urna de cristal, como si estuviesen en un acuario, sino que se puede apreciar, por ejemplo, el detalle con el que se esculpió su peinado por atrás.

En la siguiente planta hay una cafetería con una terraza con vistas a la acrópolis y subiendo un piso más se llega por fin a la galería dedicada al Partenón. En el centro, un vídeo te cuenta qué es lo que vas a ver, por si acaso no lo sabes, y los desafortunados avatares que ha sufrido a lo largo de la historia. Este vídeo  fue muy polémico en su momento porque menciona que con la llegada del cristianismo se destrozaron a golpe de cincel muchas de las caras, además del bombardeo veneciano y el expolio de Elgin. La iglesia ortodoxa griega puso una denuncia para que se retirase el vídeo, cosa que finalmente no se ha hecho. Aunque el museo en sí es relativamente neutro sobre el asunto del expolio y no hay una “reivindicación” visible durante la visita, no sobran oportunidades para demostrar que Elgin además de un pirata fue un chapuzas y destrozó parte de las esculturas y de los elementos arquitectónicos del edificio para poder llevarse el botín. Vamos, que lo último que le importaba a Elgin era la conservación del legado cultural, algo que muy a menudo se puede leer como excusa típica en su favor.

Vídeo con la historia de las vicisitudes del Partenón. Una parte del mismo se proyecta en el video informativo del museo.

Pese a la sensación de rabia que da ver reproducciones en escayola de las partes que están en Londres, los fragmentos que han sobrevivido en Atenas contienen algunas de las mejores partes del monumento (hay gente que se piensa que no queda nada). Los frontones son las piezas más dañadas: están realmente hechos trizas y en Atenas sólo quedan algunos fragmentos muy deteriorados. Atenas alberga la mayoría de las metopas supervivientes, auque la mayoría en un estado lamentable por culpa, esta vez de los iconoclastas cristianos. Las mejores (como la metopa 1 de la fachada sur) siguen in situ sobre el Partenón y aún no las han trasladado al museo, aunque estarás allí muy pronto. Muchos trozos de metopas (cabezas, brazos, etc), estaban en museos diversos (Munich, Heidelberg, Vaticano, Louvre…) algunos de los cuales ya han devuelto las piezas y están recolocadas en su sitio. En cuanto al friso, el museo contiene algunos de los fragmentos más espectaculares, incluyendo uno de un jinete que se atribuye al propio Fidias y el único bloque de la fachada oriental en el que no se destrozaron las caras de los dioses. Es espectacular el volumen y la vida que pueden cobrar seis centímetros de mármol. Este friso es lo más cerca que se podía estar del cine en el siglo V a.A. La sensación de disfrutar de las secuencias de caballería y de la procesión con animales de sacrificio en este nuevo entorno es algo que no puedo explicaros con palabras pero que supongo que muchos de vosotros os imagináis.

Enlace muy recomendable

Como debe ser, aproveché para volver a visitar los monumentos arqueológicos de la ciudad (Ágora clásica, Ágora romana, Olimpeion, Filopapo…) y cómo no, de la acrópolis. Otra buena noticia, los trabajos de restauración van muy avanzados y toda la colina está muy cambiada desde mi última visita en 2004: el templo de Atenea Niké (que había sido totalmente desmantelado para volverlo a construir como si fuese un lego) ya está terminado, al igual que la remodelación de los Propíleos que lucen unos bonitos nuevos capiteles en una parte de su interior sin andamios, donde una parte de la cubierta ha sido reconstruida. El proceso en sí es muy interesante, ya que muchos bloques de mármol dañados se han completado con nuevo material blanco (de forma que se puede identificar qué es original y qué no). Las obras del Partenón están también muy avanzadas y se han retirado muchos de los andamios. En el caso del Partenón, además hay que rectificar el trabajo de restauraciones anteriores que son incorrectas y sustituir las juntas de hierro (cuya corrosión estaba dañando al mármol) por Titanio. En la actualidad, gracias al detalladísimo conocimiento que tienen los arqueólogos, se sabe con exactitud dónde debe ir cada fragmento, y se están haciendo y completando algunos bloques con mármol nuevo.

Además de darle unas cuantas vueltas, esta ha sido la primera vez que soy capaz de detectar los refinamientos arquitectónicos que son imperceptibles si no se mira en determinados sitios. Por ejemplo, si uno se coloca en una de las esquinas y mira al ras el estilóbato que le queda a la altura de los ojos, se aprecia que el centro está elevado respecto a los extremos. Esta combadura de apenas cinco centímetros no se aprecia a simple vista si se mira el edificio de frente, y se hizo así para compensar efectos ópticos y hacer que el Partenón parezca a la vez estable y perfecto.

Visto al ras se aprecia que el estilóbato está un pelín elevado en su parte central. Esto es imperceptible si se mira de frente.

A esto añado que ha sido la primera vez que he ido al museo arqueológico y he podido pasar a la exposición de cerámica (que siempre estaba cerrada) y a la recientemente inaugurada colección de bronce, en la que están los restos del famoso mecanismo de Anticitera. Este aparato, encontrado entre los restos de un naufragio en 1901, últimamente ha dado mucho de qué hablar maravillando al mundo al descubrirse que en el siglo I a.C. ya había sistemas mecánicos con los que se podían predecir eclipses y entender los ciclos metónicos.

el famoso mecanismo de Anticitera

Además de todo eso, tengo que decir que a mí Atenas me gusta. Lo digo porque al parecer la gente que visita Atenas muchas veces lo hace de paso para hacer turismo en ruinas o islas, se pegan una visita a la acrópolis (a ser posible con todo el caloraco y las multitudes del verano) y salen pitando de allí con la impresión de que Atenas es una ciudad caótica, contaminada y con tráfico que hay que verla porque está el Partenón, pero donde no se te ha perdido nada más. Sin negar que Atenas no es un prodigio de limpieza y orden, hay ciertas ciudades que tienen un encanto especial y para mí esta es una de ellas. Una de las cosas que más me gusta de ella es, por ejemplo, el ambiente a la vez bohemio y reivindicativo del barrio de Exargia, con sus tabernas y sus murales, en el que se puede apreciar como en tantos otros sitios que los griegos están bastante puteados.

Mural en Exargia

Aprender griego leyendo por la calle: “Comed mierda, invita el gobierno” (o algo así) ¡muy educativo!

A raíz de hablar del tema con la gente de allí, puedo decir que las “medidas” que ha tomado o va a tomar el estado están siendo asfixiantes (el IVA a más del 20% en muchos productos, recortes en salarios del 10% y 30% de las pagas extras, congelación de pensiones, edad de jubilación a los 65 años etc), pero que pese a las broncas que han montado los griegos y del “Europe Rise Up“, parece que el espíritu que reina es el de la resignación. ¿Tenemos las barbas en remojo ya?

Un apunte curioso: me pilló una bicicrítica el domingo por la mañana, cuando me iban a llevar de excursión a Micenas y Nauplio. Al parecer allí la montan los domingos para no molestar al tráfico (¿?) y aún así los conductores la liaron pero bien, con más indignación y más mala leche que los madrileños. No hay mucho ciclista por las calles de Atenas, pero haberlo haylos, y por cómo es la conducción en esta ciudad está claro que tienen los testículos de mármol pentélico.

Y como buen ciudadano-consumidor, hice algunas comprillas. En las librerías de viejo de la ciudad se pueden encontrar clásicos griegos en versión original tirados de precio y con mucha variedad (en España son escasos y carísimos), y además aproveché para hacerme con la colección completa de Χαμηλές Πτήσεις (Vuelos Bajos), el cómic de un pájaro y el cabrón de su hijo del que ya hablé aquí hace tiempo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.958 seguidores