Las especies de la semana: metalasias a cascoporro


No una, sino tres, ¡tres! especies traigo esta semana. No llevo ni dos meses con esta coña y ya estoy hasta las narices de la especie de la semana, la verdad, si será por especies nuevas. Todos los domingos por la noche igual, buscando especies de prisa y corriendo. Esta misma, ¿qué más dará? Qué poca constancia, de verdad…

Las de hoy son especies del género Metalasia. Las pongo porque son unas plantas que me recuerdan a mi viaje a Sudáfrica, al Reino Capense. Son unas compuestas muy curiosas que viven a menudo en zonas costeras y que tienen unos diminutos capitulillos blancos con muy poquitas flores. Deben ser endemoniadamente difíciles de identificar, y hay más de cincuenta especies, supongo que todas ellas endemismos capenses. En el artículo de hoy, los autores describen tres nuevas metalasias: Metalasia eburnea, M. formosa y M. tristis y después regalan al mundo una clave dicotómica de 111 pasos ¡Ciento once pasos, como ciento once soles, nada menos! por si en vuestras correrías sudafricanas os sentís aventureros y os da por determinar una Metalasia. Cosas más raras se han visto.

Buena semana a todos.

metalasias

A y D: Metalasia eburnea; B y E: M. formosa; C y F: M. tristis.

Referencia

Y ya que estamos:

Metalasia sp.

Metalasia sp. fotografiada por el menda en 2009

About these ads

Publicado el 28 enero 2013 en Ciencia y naturaleza. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Biónica Habla que escucho

    Ah, la especiación… y lo goloso que es descubrir una nueva en un contexto no descrito anteriormente? Esas publicaciones se llevan la palma en citas, aunque la especie en sí tenga una relevancia clínica algo limitadilla…

  2. Biónica Habla que escucho

    Vuelvo. Mi opinión personal, es que a veces me parece que queremos -en mi campo- a toda costa que esa especie tenga importancia clínica y le damos tantas vueltas que parece forzado… Por ejemplo, Candida dubliniensis se describió en 1993. Desde entonces tenemos un chorreo de publicaciones de nuevas localizaciones y asociaciones (en principio parece estar asociada como colonización de pacientes VIH), cuando en realidad es más bien una floja al lado de su prima Candida albicans… sí, que desarrolla resistencia secundaria cuando es expuesta a concentraciones subinhibitorias, pero…
    A veces me parece forzar un poco la máquina, no sé… Como reflexión lo dejo en torno al tema de especiación…

  3. ¡Especies con relevancia clínica! Cómo se nota que te mueves en un universo diferente. En el mío ninguna especie conocida es de relevancia clínica, que se sepa, ni se espera que lo sean. Así pasa luego que no te cita ni Perry.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.957 seguidores

%d personas les gusta esto: