Lazistán (NE de Turquía)

El Lazistán ocupa, fundamentalmente, las provincias turcas de Trabzon (Trebisonda) y Rize, así como parte de Georgia. Ambas ciudades son agradables y merecen una visita. Es destacable la iglesia de Agia Sofia en Trabzon, testimonio de su pasado bizantino.

Sin embargo los valores más interesantes de la zona son rurales o naturales. Merece la pena subir por los distintos valles que suben hacia el sur por toda la costa, a lo largo de los impresionantes ríos. En poco tiempo se alcanzan los impresionantes bosques de hayas y piceas orientales con rododendros y helechos que crecen gracias a las nieblas y las abundantes lluvias.

Algunos de los valles más pintorescos son los que llevan a Uzungöl (aunque el lago junto a este pueblo es destino de domingueros) y Ayder, en el Parque Nacional del Monte Kaçkar.

Toda esta costa fue colonizada progresivamente por los griegos hace más de 2.500 años, dando lugar al mito de Jasón y los Argonautas. Como región agreste e indómita que es, llena de barrancos, valles y bosques, supuso muchos dolores de cabeza para varios conquistadores; tras la caída de Constantinopla, el imperio bizantino independiente de Trabzon se mantuvo libre de los otomanos algunas décadas más. Un testimonio más del esplendor bizantino de esta región es el monasterio de Sumela, con sus impresionantes frescos que el abandono ha dejado muy mal parados.


Monasterio de Sumela

Tal vez debido a esta inaccesibilidad, los valles del Lazistán aún conservan muchas de las etnias minoritarias, dispersas a lo largo de sus valles, que ya han desaparecido del entorno del Ponto y la frontera con Georgia. Los lazuri son un pueblo georgiano, antiguamente cristiano y ahora musulmán (aunque con muchas celebraciones paganas ancestrales), tienen un idioma propio (sin alfabeto hasta el siglo XX) y se calcula que son unos 250.000. Los hemshim tienen un origen parecido, aunque se cree que sólo quedan 15.000. Sorprendentemente aún quedan descencientes de los habitantes del Imperio de Trabzon, los griegos pónticos, que aún hablan una forma derivada de griego bizantino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s