¡Se sienten, coño!

Moradores del blogoplancton:

Tal vez no os hayáis dado cuenta de que hoy es 23 de febrero y de que se cumplen 25 años del aborto de golpe de estado de 1981. Lo digo porque como no hay programas especiales sobre el tema ni nada, pues lo mismo se os ha pasado por alto. No os riáis que me sé de una que cuando le hablé del 23-F no sabía qué narices le estaba contando.
Que no cunda el pánico, que paso de repetir lo de todos los años. Quien quiera oír de nuevo lo de que Carrillo se quedó sentado o ver al Juancar todo serio diciendo que qué golpe de estado ni qué porras, que se ponga la tele, que aquí no estamos para eso. Mi interés en este aniversario es mucho más frívolo.

Seguro que os sabéis de memoria las imágenes de Tejero, pero intentad verlas con más perspectiva, de forma objetiva. El esfuerzo resulta muy curioso: ¿acaso no se trata de uno de los documentos mediáticos más cañís de todos los tiempos? Tejero era en el fondo un genio incomprendido que hubiese merecido el Goya al actor revelación. Recordemos los hechos:

Entra el liberador de la patria: guardia civil, ni más ni menos, con el tricornio bien encasquetado y, of courses, con el bigotillo reglamentario de todos los “pequeños grandes hombres” de este país. Se sube a la tribuna con su pistolilla y “¡Quieto todo el mundo!”. En Hollywood, un guión parecido habría estado protagonizado por el Seagal o equivalente, pero en cualquier caso sería un mozo de buen talle y destacable apostura, sin restos de vello facial y del cuerpo de los marines. No es necesario añadir que llevaría un rifle de asalto en condiciones y que habría dicho una frase para la posteridad citando a los Grandes de la Patria. Spain is different. Ni siquiera un bocadillo de tortilla de patata sobre la tribuna o una cabra de fondo subiéndose a una banqueta podrían mejorar la escenita de la que nos vamos a hartar el día de hoy. Disfrutadla con moderación.

Por cierto, estáis muy callados ultimamente a pesar de que mis estadísticas dicen que se han batido las marcas de visitas estos últimos días. Aunque vuestras visitas son ya una atención inmerecida, los comentarios son siempre muy bienvenidos, así que … ¿qué hacíais vosotros el 23 de febrero de 1981? Me consta que muchos de mis lectores aún eran ovocitos por aquel entonces, demasiado ocupados en completar su meiosis como para preocuparse de la política. En mi caso os informo de que cuando se dijo en la radio lo del golpe, me estaban cambiando los pañales (¡tres meses que tenía yo!). Eso quiere decir que, unos minutos antes, mientras Tejero realizaba su actuación estelar, yo me lo hacía encima. ¿Qué interpretación hago de esto? ¿me cagué de miedo o fue más bien un “cagüentusmuelas”? ya van 25 años de incertidumbre …

Anuncios

One thought on “¡Se sienten, coño!

  1. edryas 24 febrero 2006 / 10:43

    Ya… es que el tricornio no favorece nada, conozco a un chico italiano que siempre pensó que estábamos de coña, pero míralo por el lado bueno: las plumas de los carabinieri atraen la gripe aviácea. Musho tricornio.

    No opino sobre febrero del 81, aún no era ni idea platoniana. Aunque Gacelo tenía un mes y un día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s