Grandes cagadas de la historia del hombre(2): La sangría

No, no es lo que pensáis. La sangría-bebida, ese elixir de lucidez, ese néctar de los dioses no será considerado “cagada de la humanidad” en este blog, me refiero a las flebotomías, a los sangrados, al tratamiento médico. La rocambolesca idea de que producir una pérdida de sangre ayudaba a la curación de casi todas las enfermedades se remonta a los albores de la historia: egipcios, babilonios, griegos y toda la panda de la Edad Antigua tenían asumido que, a veces, el problema del paciente (cualquiera que fuese) se debía a un exceso de sangre, así que se aplicaba un cortecito y ¡hale! problema resuelto. La razón por la que la sitúo entre las cagadas de la humanidad es porque esta práctica se ha empleado en medicina hasta el siglo XIX. Digo yo, en todo este tiempo ¿nadie se dio cuenta de que no servía para nada?
Ya sabréis también que uno de los métodos más empleados para realizar esta labor eran las sanguijuelas (que por algo son Hirudo medicinalis) y su papel sanador se ancló tan profundamente en la conciencia social, que incluso hoy se pueden encontrar vendedores de estos bichos, por ejemplo, en el bazar de animales de Estambul (lo que certifico personalmente).

– Mire señor físico, es que me duelen las rodillas y no puedo andar bien.
– No se preocupe vuestra merced, que le pongo unas sanguijuelas en el brazo y aquí paz y después gloria.
– No sé, es que me dan mucho asco.
– Descuide, ya verá que bien le sientan.
– Uy pues tiene razón vuestra merced, sólo de verlas ya me siento mejor, muchas gracias y que Dios le bendiga.
– No me lo agradezca, es mi trabajo.

La modernidad trajo consigo unas consideraciones más serias sobre el papel de las sangrías y estos simpáticos anélidos volvieron a la paz de los arroyos, donde ya casi se habían extinguido. Hoy sabemos que las sangrías sólo son efectivas en enfermedades raras como la hemocromatosis, para disminuir la cantidad de hierro (aún así me parece un método un tanto salvaje). Lo que no deja de ser una paradoja es que las sanguijuelas se estén volviendo a emplear para cuestiones muy concretas gracias a las propiedades analgésicas y anticoagulantes de su saliva.

Como reflexión final os informo de que soy donante habitual de sangre. ¿Lo hago por altruísmo? Pues sí y no, porque realmente disfruto con la donación: entro con mis problemas cotidianos y salgo con un agradable mareíllo, una sensación de risa floja y un sandwich. Amigos del blogoplanton: si tenéis un mal día, no hay nada mejor que medio litro de sangría (y esto vale para sus dos significados).

Prólogo de la sección

Anuncios
Sin categoría

5 thoughts on “Grandes cagadas de la historia del hombre(2): La sangría

  1. Rufo 11 marzo 2006 / 17:23

    jajajaja, me parto, me desternillo! ‘entro con mis problemas cotidianos y salgo con un agradable mareíllo, una sensación de risa floja y un sandwich’
    XDDD
    mu bueno el articulo :D
    un saludo!

  2. eva 19 abril 2006 / 21:48

    me gusta el articulo me gustaria q me dieras nombres de libros que traten este tema.muchisimas gracias.

  3. Rafa 19 abril 2006 / 22:04

    Pues lo siento mucho Eva, pero toda la documentación que tengo la he sacado de internet. Los enlaces están en el post.
    Un saludo

  4. pipistrellum 10 junio 2013 / 21:08

    Para nosotros resulta claro que no es muy buena idea sacar un fluido que circula por el cuerpo haciendo una funcion. Aunque sea por el simil con las maquinas.

    Pero la mayor parte de la historia, se pensaba que la sangre se generaba y absorbia, como las babas. Creo yo, porque se pensaba hasta que Servet demostró lo contrario.
    Aunque tal vez en otra epoca se pensaba que era recirculante y cambio la teoria hacia la generacion absorcion.

    Desde esa perspectiva, no es tan descabellado eliminar sangre para quitar impurezas y que se quede solo la sangre limpia.

    El extraño es que con la experiencia no se diesen cuenta que hacia mas mal que bien.

    Curiosamente las sangrias para donar, tambien son buenas para la salud. Parece que los donantes tienen menos probabilidad de sufrir cancer. Tal vez se deba a otras causas o tal vez el cuerpo esta diseñado para producir mas sangre de la que perdemos habitualmente.
    A parte de la lesiones que sufriamos en la prehistoria, las actividad fisica y los impactos en las plantas de los pies destruyen globulos rojos. Supongo que los moratones, más habituales, producen el equivalente a un perdida de sangre.

    He de reconocer que no he donado nunca sangre. Me han sacado sangre para un analisis normal y me ha quedado en el brazo una sensacion como si me lo hubiensen dejado el brazo seco y chupado.

    Pero lo que mas reparo me da es tener metida una aguja en el brazo tanto tiempo.

    Parece que las necesidades van a aumentar. No tanto de sangre entera sino de sus componentes. Y estan pensando en pagar donantes.

    La aferesis es menos conocida. Consiste en sacarte la sangre la pasan por una maquina le extraen el componente que interesa y te la devuelven ya chupada. Como lo que mas cuesta producir por el cuerpo son los GRojos, se puede donar mas a menudo.
    El proceso es mas largo que una donación, seria una especie de dialisis. Creo que cuesta los mismo sacar un componente que varios y te sacan varios componentes separados. Plaquetas y plasma por ejemplo.

    Yo creo que es un compromiso muy bueno, Mantener las donaciones completas gratuitas y pagar por las aferesis que necesitan mas dedicación.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Af%C3%A9resis_%28medicina%29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s