Evolución sin más (IV)

Respirar, masticar, oír y otros menesteres (2)

La respuesta al “enigma” que dejé en el aire el otro día (pese a la falta de entusiasmo, al menos aparente) tiene solución, por supuesto, y pasó de ser uno de los argumentos contrarios a la evolución a una de las evidencias favorables más famosas.

No hubo tal discontinuidad, no hubo salto. La transformación de los huesos articuladores de la mandíbula reptiliana en el yunque y el martillo se hizo gradualmente y sin dejar “al aire” la unión entre la mandíbula superior y la inferior. La respuesta se hallaría al descubrirse los fósiles del grupo de organismos precursores directos de los mamíferos: los cinodontos.

Os presento a Probainognathus, un cinodonto del Triásico medio con un cráneo maravilloso: presenta una doble articulación mandibular.

Y aquí una reconstrucción de un pariente suyo, Diarthrognathus, cuyo revelador nombre significa precisamente “mandíbula con dos articulaciones.

Efectivamente, esa es la solución al enigma; los cinodontos mantuvieron la articulación reptiliana articular-cuadrado Y ADEMÁS desarrollaron una nueva, la de los mamíferos (dentario-escamoso). Y así, la separación del articular y el cuadrado para desarrollar el oído medio de los mamíferos no presenta dificultades teóricas ya que la mandíbula permanecería bien amarrada con su flamante nueva articulación. ¿No es maravilloso? Veamos una secuencia detallada del proceso:

Si aún os mosquea ese cambio tan drástico en la función de unos huesos, quizá es que os falta por conocer un último dato: El cuadrado ya estaba en contacto con el primero de los huesos de oído medio (el que aparece en los demás vertebrados terrestres: el estribo). Realmente es un cambio muy sencillo porque el cuadrado sólo tiene que perder el contacto con los demás huesos del cráneo (recordemos que la mandíbula permanecía ya asegurada) excepto con el estribo. Como una imagen vale más que mil palabras:

Pues bien, ahora que conocéis este proceso sabed que la transición reptil-mamífero es una de las que mejor se conocen en la paleontología: se han hallado muchísimos fósiles de cinodontos entre el Pérmico y el Triásico que ilustran armoniosamente esta transformación ósea, que lejos de ser un misterioso y sospechoso salto por intervención divina, casi podría calificarse de lento y aburrido gradualismo (el proceso completo llevó más de cien millones de años ¡cien millones!). Si Cuvier levantara la cabeza…

Os pongo por último un esquema de varios fósiles que ilustran este proceso evolutivo. Se ven las mandíbulas inferiores y se destaca en amarillo claro el articular (Ar) que acaba transformándose en el martillo (Ma) y en rojo un hueso accesorio, el angular (An) que termina como parte del anillo timpánico (Ty).

Esto es sólo un ejemplo de lo sofisticada y a la vez chapucera que es la evolución: todo lo hace con el material del que dispone, ni inventa ni crea de la nada. Ejemplos como este los hay a montones, visitad el blog del Paleofreak para asistir en tiempo real a descubrimientos que se hacen constantemente sobre “eslabones intermedios” como este o este.

Los gráficos están modificados del libro de anatomía comparada de vertebrados de Kenneth V. Kardong (Editado en español por Mc Graw Hill Interamericana), libro que nunca me cansaré de recomendar, y de esta página web con algunos otros ejemplos curiosos.

Anuncios

13 thoughts on “Evolución sin más (IV)

  1. Hugo 30 mayo 2006 / 17:07

    No se me da muy bien interpretar esos dibujos, lo que si que veo desde mi punto de vísta científico-técnico es como evoluciona la mandíbula haciendo más eficaz la mordedura, la forma en la que se coloca el apollo de la mandíbula hace que con menos esfuerzo se consiga mas fuerza(una palanca).

  2. Rafa 30 mayo 2006 / 18:13

    ¡Quieto parao! Que veo que ya se te están escapando falacias. La evolución no implica una teleología ni una “mejora” objetiva del diseño biológico. Tan bien “hecho” está un trilobites como una mosca. La evolución “moldea” a los organismos en función de un lugar y un momento concreto en un mundo cambiante, lo que no implica que haya un perfeccionamiento constante.
    Es decir, los dinosaurios del cretácico no eran “mejores” que los del triásico por el hecho de ser posteriores; de la misma forma los mamíferos no somos “mejores” que los reptiles ni chorradas de esas que se dicen por ahí.

    Si a alguien le parece (en la secuencia de los 3 cráneos, supongo) que la dentadura se “perfecciona” para el carnivorismo, por ejemplo, es sólo una impresión. Mirad el primero de los cráneos (Ophiacodon) ¿creéis realmente que un bocado de ese bicho es poco eficiente para la caza de sus presas? Todos los cráneos del dibujo estaban o están perfectamente adecuados a las condiciones en las que vivían o viven.

    La configuración de la mandíbula de los mamíferos, disminuyendo el brazo de resistencia y aumentando el de potencia es otra historia que no tiene que ver con el tema del post (evolución del punto de articulación mandibular y el origen de los huesos del oído) y que sólo es posible en animales homeotérmicos, cosa que los “reptiles” no son.

  3. biosfofo 30 mayo 2006 / 18:59

    No si al final dirás que el Fin de la Evolución no es el ser humano ;)

  4. Rafa 30 mayo 2006 / 20:44

    No me tientes, que cuando me desato… :-P

  5. Hugo 31 mayo 2006 / 9:34

    no s e tu, pero a mi me parece que el reptil del permico juega en desventaja contra el resto de mandibulas, es como la de un cocodrilo, pueden hacer mucha fuerza cerca de las muelas, pero como tengan que agarrar algo desde la punta te digo yo que no llega a cerrar la boca por mucha fuerza que haga, igual que un cocodrilo, no hace falta mucha fuerza para poder mantenerle la boca cerrada.
    Intenta abrir una puerta empujando cerca de las bisagras, aplicar la fuerza tan cerca del eje de giro hace que sea casi imposible moverla, sin embargo desde lejos es facilisimo. Por suerte es un reptil y los insectos no saben de física xD

  6. Rafa 31 mayo 2006 / 17:03

    Mira, si yo entiendo dónde quieres llegar, pero a veces las ideas preconcebidas son falsas y uno de los objetivos de mis posts evolucionistas es erradicarlas. :-P

    Efectivamente al cocodrilo es muy fácil mantenerle la boca cerrada ¿por qué? Porque el músculo depresor de la mandíbula actúa “cerca de la bisagra” y el brazo de resistencia es tan grande que la potencia se ve muy mermada. Vale. Ahora bien ¿eso hace la mandíbula del cocodrilo “menos eficaz”, como dices? en absoluto. La fuerza de mordida de un cocodrilo es inmensa (que se lo digan a los ñúes). El cráneo de un cocodrilo está optimizado para morder a una presa grande y no soltarla y esto está en relación con muchísimos otros aspectos de la vida del cocodrilo, como su metabolismo heterotérmico (de sangre fría). Al contrario que un león, un cocodrilo no puede andar dándose tripazos persiguiendo a sus presas a la carrera, pero no por sus mandíbulas, sino porque su metabolismo no se lo permite. ¡A un cocodrilo una mandíbula de mamífero le jode la vida! En su lugar se llega a otra solución distinta para el mismo problema: un cepo. El cocodrilo acecha y muerde, y la víctima ya se cansará.
    Tan buena solución es una como la otra, se trata tan sólo de estrategias distintas originadas en contextos diferentes para solucionar el mismo problema: la caza. ¿Se puede decir, por lo tanto, que la mandíbula del león es “más eficaz” que la del cocodrilo en términos absolutos? NO. Si nosotros fuésemos reptiles seguramente estarías intentando convencerme de que la mandíbula de un cocodrilo es superior a la del león porque muerde con más fuerza.

    De todas formas insisto en que ese no es el objetivo de los dibujos: se trata de ver cómo van cambiando los huesos de articulación. Lo que originalmente sostenía las branquias de los peces es lo que articula la mandíbula en los reptiles y, por último, los huesos del oído de los mamíferos ¡y existe una secuencia fósil gradual que lo demuestra! El tamaño y eficiencia de las mandíbulas no debe confundir al lector: en el último dibujo está el cráneo de un perro, pero habría valido también un herbívoro e incluso un oso hormiguero (que ni siquiera tiene dientes) para ilustrar el proceso. No hay, por tanto, una “mejora” objetiva. Las 3 mandíbulas son igualmente válidas y eficaces ya que las tres pertenecen a animales que cazaban o cazan con éxito a sus presas.

  7. edryas 31 mayo 2006 / 17:24

    Momento fírvolo del tema: ¿y dices que el Diarthrognathus está extinguido? Me gusta como mascota. Le haría compañía a mi tortuga perdonavidas y a mi cactus hiriente (así como a la dulce Pantera Rosa de ojos fríos)

  8. Alfie 31 mayo 2006 / 19:50

    Mira que se ha movido la lentilla como 6 o 7 veces, pero si, me ha parecido de gran interés tu serie de evolución.
    Ahora comprendo que cuando le dices a alguien: retira lo del fregadero y no te hace caso, es que durante la fase embrionaria no se le desplazó el cuadrado y le falta el yunque, ¿o era el estribo? Perdona, es que se me ha vuelto a mover la lentilla.
    Oye, Edryas y yo queremos más. Me suena el móvil, es Rufo que se une a nosotros ¿o no es así?.
    Aunque frivolicemos sobre un tema tan interesante, gracias por hacernos menos incultos. Te lo has currao my spanish friend.

  9. Rafa 31 mayo 2006 / 21:49

    ¡Qué majetes! os voy a regalar un Diarthrognathus a cada uno.

  10. Hugo 1 junio 2006 / 7:28

    el mio con mandíbula de mamífero xD

  11. Rufo 13 junio 2006 / 7:05

    hey, no sabia donde ponerte esto, asi que me he ido a tu ultima entrada ‘evolutiva’ para no hacerte un offtopic descarado. No se si lees Tecnologia Obsoleta pero me he encontrao con esta entrada que me ha hecho mucha mucha gracia (reirse por no llorar), y estoy seguro que tambien le vas a pillar el punto :)

    http://www.alpoma.net/tecob/?p=498

  12. Rafa 13 junio 2006 / 12:04

    Es buena la entrada, gracias Rufo. Y el resto tiene también buena pinta.

  13. Pilar NIETO RUBIO 15 diciembre 2013 / 9:14

    Me ha parecido una página muy atractiva y con muy buenos esquemas y fotos. Gracias por hacernos más bonito aquello a lo que nos dedicamos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s