Cronología básica de Oriente Medio

A raíz de los terribles acontecimientos que están sucediendo en Israel y Líbano, y debido a que el inicio del conflicto me pilló fuera, he estado reconstruyendo los sucesos de las últimas semanas. Siempre que pasa algo así me frustra un poco la gran cantidad de lagunas que tengo sobre la historia y el desarrollo de la situación actual de Oriente Medio, por lo que me propuse hace unos días desarrollar una cronología fundamental a golpe de Google para entender qué está pasando y por qué. La idea es que esto sirva un poco para poder hacer un análisis de los acontecimientos recientes en una anotación futura.

Os la pongo a continuación con una doble intención: que si hay alguien más interesado en tapar agujeros lo haga y se saque más partido a mi búsqueda, y en segundo lugar que si alguien tiene algo que corregir, pues que no se corte. Lo que en un principio parecía sencillo se ha ido enredando mucho, y es que se trata de una realidad muy compleja. He intentado ser muy sintético y objetivo e ir a lo fundamental, y precisamente por eso quizá sea necesario que aportéis algo allí donde haga falta. Lógicamente hay partes donde historia y mitología religiosa aparece mezclada.
Un aspecto que me parecía importante era poder retroceder hasta el comienzo de los acontecimientos (o creencias). Y cuando digo esto, me refiero a retroceder mucho mucho…
ca. 1000 a.C. Reinado de Salomón, hijo de David. Construcción del Templo de Jerusalén, donde se custodiaba el Arca de la Alianza.

587 a.C. Los babilonios conquistan Jerusalén y destruyen el Templo de Salomón. Los judíos son esclavizados por Babilonia y liberados por los persas en 546 a.C. Consecutivamente la Tierra Prometida es dominada por persas, macedonios y seléucidas.

64 a.C. Pompeyo conquista Jerusalén. Los judíos pasan a estar bajo dominación romana, si bien se les permite cierta autonomía religiosa y política.

37-34 a.C. Gobierno de Herodes el Grande, construcción del Segundo Templo.

ca. 4 a.C. Nacimiento de Jesús de Nazaret (del linaje de Isaac y Salomón). Unos 40 años después es crucificado durante el gobierno de Poncio Pilato en las afueras de Jerusalén. Nace el Cristianismo.

66 Revuelta de los judíos contra el poder romano. El emperador Tito sofoca la revuelta conquistando Jerusalén en 70 y destruyendo el Segundo Templo. Sólo queda en pie un muro (el Muro de las Lamentaciones), quedando desierta la planta del templo (la actual Explanada de las Mezquitas).

132-135 Nuevas revueltas de los judíos contra Roma. El emperador Adriano toma violentas represalias y acaba con la organización política judía definitivamente. Los judíos se dispersan por todo el imperio (Diáspora). Se realizan reformas para borrar todo rastro de la presencia judía en la zona (La provincia de Judea pasa a llamarse Palestina, y Jerusalén es rebautizada como Aelia Capitolina).

313 Constantino I permite la libertad de culto en el imperio (Edicto de Milán)

380 Teodosio convierte al cristianismo en la única religión oficial del imperio (Edicto de Tesalónica). En 395 divide el imperio en dos partes; nace el Imperio Bizantino, que controla Tierra Santa.

571 Nacimiento de Mahoma (Linaje de Ismael, hijo de Abraham) en La Meca. En 612 comienza a recibir las revelaciones que se convertirán en el Corán.

621 Viaje milagroso de Mahoma a la ubicación de la mezquita de Al-Aqsa (en la actual Explanada de las Mezquitas, Jerusalén), desde donde Alá le muestra el Cielo y el Infierno. Se comunica con Abraham, Moisés y Jesús.

622 Huída (Hégira) de Mahoma a Medina. Nace el Islam.

632 Muerte de Mahoma. Toda la Península Arábiga ha sido unificada bajo el islam.

639 Los árabes conquistan Palestina expulsando a los cristianos bizantinos. Se sacraliza la Explanada de las Mezquitas y se construyen la Mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca en la antigua ubicación del Segundo Templo.

1099 Los cruzados conquistan Jerusalén bajo el mando de Godofredo de Bouillon. Gran matanza de musulmanes y judíos que se queda grabada en la memoria colectiva.

1187 Saladino recupera Jerusalén para los musulmanes.

1228-1244 Último intervalo de tiempo en el que Jerusalén permanece bajo mando cristiano. Los cristianos son definitivamente expulsados de Tierra Santa en 1291.

1453 Conquista de Constantinopla por los otomanos, fin del Imperio Bizantino. Los otomanos conquistan Palestina en 1517. Los judíos siguen siendo una minoría étnica en la zona.

1881 En plena efervescencia de los movimientos nacionalistas, Theodor Herzl orienta el sentimiento religioso judío hacia un nacionalismo político. Nace el sionismo.
Bajo este movimiento se producen las primeras migraciones masivas de judíos a su Tierra Prometida (Aliyah), donde aprovechando su alto poder adquisitivo compran terrenos a los otomanos. A lo largo de los años su número empieza a aumentar y surgen las tensiones con los árabes.

1914-1918 Primera Guerra Mundial. El Imperio Otomano lucha del lado de la Triple Alianza (Alemania, Italia y el Imperio Autro-Húngaro). Los británicos fomentaron la sublevación de los árabes de Oriente Medio para tambalear el poder otomano (Lawrence de Arabia). Arthur Balfour (ministro británico) propone el establecimiento de un estado judío en Palestina. En el fondo se trata de una maniobra política para que los judíos estadounidenses promuevan la entrada en el conflicto de EE.UU. Victorias militares británicas en Oriente Medio.
Al terminar la guerra la Sociedad de Naciones divide arbitrariamente Oriente Medio y lo reparte en protectorados bajo control francés (Líbano) y británico: Siria, Transjordania (actual Jordania) y finalmente el Protectorado de Palestina.

1920-1928 El incremento de la inmigración judía continúa. Las ventas de los terrenos (a menudo las más fértiles y húmedas) las lleva a cabo una agencia judía que blinda las propiedades para que sólo puedan ser poseídas por judíos. Estallan disturbios de árabes descontentos.

1929-1935 Los británicos comienzan a expropiar terreno a los árabes para venderlos a los judíos. Estalla una revuelta que acaba con la vida de 133 judíos y 116 árabes. El ascenso del antisemitismo fascista incrementa más aún la Aliyah.

1936-1939 Gran Revuelta árabe-palestina contra el gobierno británico y su favorecimiento del sionismo. En 1939 los británicos abandonan la idea de un estado judío, prohiben la inmigración y restringen la compra de tierras por los judíos. Comienzan a esbozar una política de convivencia mediante la que judíos y musulmanes deben gobernar el conflictivo protectorado que es ignorada por unos y otros.
Estalla la Segunda Guerra Mundial. La prohibición de inmigrar al protectorado se mantiene y muchos judíos que huyen del Holocausto son devueltos a Europa.

1945 Fin de la guerra. El Holocausto sacude las conciencias de todo el mundo. Se funda la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

1947 Ante la imposibilidad de mantener el control en el Protectorado de Palestina y con un aumento constante de la violencia, Gran Bretaña decide retirarse de la región. La ONU establece un plan que divide Palestina en dos estados de extensión comparable (uno para cada etnia) y estableciendo Jerusalén como ciudad bajo mando internacional (Resolución 181).
La Asamblea plenaria aprueba la resolución con el voto en contra de la mayoría de los países árabes. La partición no respeta la mayoría demográfica árabe y otorga los terrenos más fértiles (donde se acumularon los núcleos de Aliyah) y algunos lugares estratégicos a los judíos. Estalla la violencia entre judíos y árabes. Los judíos expanden su control más allá de los límites de la resolución 181.

1948 El 14 de mayo (un día antes de que expire el mandato británico del protectorado) se proclama unilateralmente el estado de Israel en todos los terrenos dominados por los judíos en esa fecha. Egipto, Siria, Jordania, Líbano e Irak declaran inmediatamente la guerra a Israel iniciando la Primera Guerra árabe-israelí (Considerada en Israel como Guerra de la Independencia).
En los meses siguientes Israel conquista un 26% más del terreno adjudicado por la ONU. Entre 600.000 y 900.000 refugiados árabe-palestinos emigran a los países limítrofes mientras continuaba la inmigración masiva de judíos, cuyo número llegó a duplicarse en un año.

1949 Armisticio. Todo el terreno del protectorado de Palestina queda bajo control judío excepto la zona oriental de Jerusalén y Cisjordania (bajo control de Jordania) y la Banda de Gaza (bajo control egipcio).

1956 Egipto nacionaliza el Canal de Suez. Por este motivo Francia, Gran Bretaña e Israel entran en guerra con el país, aunque finalmente ceden a la presión internacional y se retiran.

1964 Nace en Egipto la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), un gobierno simbólico de los refugiados que fueron expulsados de sus hogares en la guerra del 48.

1967 Guerra de los Seis Días. La militarización de la Península del Sinaí y el bloqueo de los Estrechos de Tirón son interpretados por Israel como casus belli. Entre el 5 y el 10 de junio el ejército de Israel (liderado por Isaac Rabin) conquista no sólo Jerusalén, Gaza y Cisjordania (los límites del protectorado) sino también la Península del Sinaí (Egipto) y los Altos del Golán (Siria). El día 10 aceptan el alto el fuego de la ONU.
Yasser Arafat se convierte en el líder de la OLP.

1968 La resolución 242 de la ONU insta a Israel a regresar a las fronteras anteriores al 67 y a los países árabes a reconocer el estado de Israel. Ninguna de las partes hace caso de la misma.
La Unión Soviética rearma en secreto a Egipto y Siria. EE.UU. cada vez muestra posturas más cercanas a la política sionista.
Bombardeos de grupos pro-palestinos del sur del Líbano a Israel.
Egipto e Israel mantienen una guerra por el Sinaí hasta 1970 sin variación de las fronteras.

1973 Guerra del Yom Kippur. Como consecuencia de la humillante derrota de los países árabes en la Guerra de los Seis Días, Siria y Egipto lanzaron un ataque sorpresa sobre Israel aprovechando la fiesta judía del Yom Kippur el 6 de octubre del 73 (supuestamente los soldados estarían ayunando y muchos de ellos de permiso). La rápida contraofensiva israelí rechazó el ataque egipcio y árabe y los judíos avanzaron hasta quedar a 40 km de Damasco y 100 de El Cairo.
A modo de protesta, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decide embargar el suministro de crudo a los aliados israelíes, como los EE.UU., desencadenando una crisis económica mundial.
El Consejo de Seguridad de la ONU (Resolución 338) exige un alto el fuego a petición conjunta de EE.UU. y la U.R.S.S. que se hizo efectivo el 27 de octubre. Como modificación territorial significativa, Egipto recupera el control sobre el canal de Suez. Se establece una “zona de seguridad” en los Altos del Golán.
En diciembre tiene lugar en Ginebra una conferencia de paz que resultó ser desastrosa por no estar invitada la OLP y la ausencia de Siria.
Dada la alta densidad de población árabe en Gaza y Cisjordania, Israel nunca llega a anexionarse estos territorios, sino que los mantiene militarmente ocupados.

1977 El presidente egipcio Anwar el-Sadat visita por sorpresa Israel reconociéndolo implícitamente como estado soberano.

1978 Acuerdos de Camp David. Egipto e Israel firman la paz en EE.UU. Israel acepta abandonar definitivamente el Sinaí y Egipto se compromete a mantenerlo desmilitarizado y a reconocer el estado de Israel. El resto de los países árabes reacciona negativamente a este acuerdo de paz.

1979 Tratado de paz permanente entre Egipto e Israel. Egipto renuncia a la franja de Gaza.

1981 Israel se anexiona la zona de seguridad de los Altos del Golán.
Las milicias pro-palestinas del sur del Líbano atacan esporádicamente a Israel.
Sadat es asesinado durante un desfile militar por grupos palestinos que rechazaban su acercamiento a Israel.

1982 Israel invade el sur del Líbano como respuesta a los ataques que venía sufriendo desde 1968. La OLP se ve obligada a exiliarse a Túnez, para cubrir el vacío se crea Hezbollah, un grupo militar palestino apoyado supuestamente por el gobierno sirio que pretende combatir esta ocupación.

1986 Israel se retira de gran parte del área libanesa ocupada exceptuando una zona de seguridad.

1987 Primera Intifada. Estallido espontáneo de la violencia contenida por los palestinos, que no veían progresar el proceso de autonomía y que durará hasta los acuerdos de Oslo.

1990-1991 Primera Guerra del Golfo. Irak bombardea Israel a pesar de que éste no formaba parte de la coalición internacional. En 1991 tiene lugar una conferencia de paz en Madrid en la que hay conversaciones bilaterales entre las partes implicadas, incluyendo una representación palestina.

1993 Acuerdos de Oslo. Fueron firmados entre Isaac Rabin (presidente de Israel) y Yasser Arafat (líder de la OLP) bajo el patrocinio de Noruega y EE.UU. Puso fin a la Primera Intifada (tan sólo oficialmente) y constituyó un paso muy significativo hacia la paz de la región. Se instituyó la Autoridad Nacional Palestina, que fue reconocida por Israel. Gaza y Cisjordania fueron divididas en tres zonas: unas bajo autonomía palestina (básicamente los centros de población), otras bajo autonomía israelí y otras bajo control mixto. La ANP se comprometió a un cese de la violencia que nunca fue completo.
A pesar de todo, los EE.UU. fracasaron como jueces imparciales del conflicto al mantener el apoyo incondicional a Sharon y cuestionar el liderazgo palestino, por lo que se alzaron muchas voces en contra de la neutralidad de los acuerdos, que favorecían a Israel.
Los palestinos recibieron los acuerdos de forma variada, ya que mientras el partido Fatah los aceptó, Hamas y otros grupos radicales los condenaron, ya que negaban el reconocimiento de la existencia de Israel. El parlamento israelí, por su parte, apoyó los acuerdos por una ajustada mayoría.

1994 Isaac Rabin y Yasser Arafat reciben el Premio Nobel de la paz. Israel y Jordania firman la paz.

1995 Isaac Rabin es asesinado en Tel-Aviv. La muerte de Rabin crispó el ambiente del proceso de paz a pesar de que durante los años siguientes su sucesor, Benjamin Netanyahu, amplió la autonomía de ciertos territorios palestinos.
Los ataques terroristas de grupos palestinos que consideraban los acuerdos de Oslo una maniobra para aumentar el poder político de Israel fueron en aumento.

2000 Retirada de Israel del sur del Líbano. De esta manera pretendían obligar a Hezbollah a cruzar la frontera si querían continuar con los ataques.
Nuevas conversaciones en Camp David entre palestinos e israelíes (gobernados por Arafat y Barak respectivamente) bajo patrocinio estadounidense. No se llegó al acuerdo.
El 28 de octubre, el entonces líder de la oposición de Israel Ariel Sharon visitó la Explanada de las Mezquitas, acto que fue considerado por distintos grupos palestinos como una provocación. De esta forma se desencadena la Segunda Intifada (o Intifada de Al-Aqsa), que sigue vigente.

2001 Ariel Sharon gana las elecciones y se convierte en Primer Ministro de Israel.
Para evitar el terrorismo palestino de la Segunda Intifada, Israel comienza la construcción de un muro que rodea Cisjordania y que es condenado internacionalmente (“Muro de la Vergüenza“), que no se adapta a la línea verde de 1967, adentrándose en terreno palestino. Según el gobierno israelí, el muro está siendo efectivo para reducir el número de ataques.
Como respuesta a los constantes atentados de la Segunda Intifada, Yasser Arafat es mantenido bajo arresto domiciliario en Ramallah.

2003 Sharon planea el “Plan de retirada de la franja de Gaza“, con el que se pretendía una retirada civil y militar de Gaza y del norte de Cisjordania.

2004 Arafat, gravemente enfermo, es trasladado a Francia, donde finalmente muere el 11 de noviembre.

2005 Culminación del “plan de retirada de la franja de Gaza“, pese a las dudas iniciales.

2006 El 28 de junio, tropas de Hamas cruzan la frontera de Gaza y secuestran a soldados israelíes, provocando una respuesta militar.
Paralelamente, el 12 de julio, Hezbollah realiza una operación similar. Israel toma represalias ocupando de nuevo el Líbano, desatándose una guerra entre ambos países.

Europa desde Turquía

Moradores todos del blogoplancton:

He vuelto.

Volver casi siempre es algo difícil, y retomar la actividad del blog también. Después de quince días, cuatro vuelos internacionales (uno de ellos en primera clase gracias al overbooking), un vuelo nacional, 4036 kilómetros de camino por las carreteras turcas y muchas vivencias inolvidables tanto profesionales como personales se me hace un mundo intentar condensar el viaje de una forma no indigesta.

Podría hablaros de Gaziantep, de sus huertas de pistacheros, de sus barrios artesanos y del calor procedente del desierto sirio. Podría hablaros del golfo de Alejandreta-Iskenderun, la punta más oriental del Mediterráneo, y de lo inaccesibles que son los bosques húmedos de los montes Amanos. Habría un lugar privilegiado para la espectacular cordillera de los Montes Tauros, sus bosques de cedros y abetos y sus ciudades legendarias, capitales de reinos desaparecidos. Podría aburriros soberanamente hablando de Jonia, de sus costas míticas y sus maravillosos parques nacionales, y aún así me quedarían fuerzas para torturaros con el relato de los encantos de Estambul y de cómo se te eriza el pelo cuando oyes al muecín de la Mezquita Azul llamar a la oración al atardecer.

Para evitaros pasar por ese trago, prometo racionar mis batallitas turcas en cómodos taquitos de jamón para degustar cómodamente y prometo incluir una selección de fotos en el álbum de Flickr cuando estén reveladas, que un servidor aún no tiene cámara digital. Para mi reentrada en el blogoplancton prefiero expresar algunas relaciones intempestivas sobre este país y su relación con Europa.

Este es mi segundo viaje por Turquía. El anterior discurrió por unas regiones muy distintas: la costa del Mar Negro y las regiones pre-caucásicas, aunque en ambos casos se trata de viajes que recorren zonas muy rurales y generalmente alejadas de grandes centros turísticos. Por supuesto no es que me considere ningún experto en Turquía ni muchísimo menos, pero sí que he aprendido algo de este país y de las relaciones bilaterales con la Unión Europea desde un punto de vista, digamos ideológico.

Podría resumir mi tesis diciendo que los turcos tienen mucho más claro que nosotros lo que es la Unión Europea. ¿Qué clase de “club” es uno en el que los que están fuera quieren entrar y los que están dentro lo tratan con apatía e indiferencia pese a los beneficios objetivos que han sacado? Me estoy refiriendo, por supuesto, al bloqueo del Tratado de la Constitución Europea, recibido con bostezos de abstención (caso de España) o con rotundos “noes” que parecían más bien dirigidos a un gobierno que a un texto (caso francés).

No voy a enfrascarme en el tema de la abortada constitución, quizá en un futuro venga más a cuento retomar el análisis del texto, pero estaréis de acuerdo conmigo en que la sociedad europea cada vez parece más indiferente a los progresos políticos de la Unión (también a los estrictamente nacionales, me temo). ¿Indiferencia ante una clase política demagoga y corrupta? No me cabe la menor duda, pero no tomar partido no hace sino empeorar la situación. Como europeísta apasionado (a veces quizá en exceso) no dejo de echar de menos la presencia de las grandes personalidades políticas que impulsaron, por ejemplo, el Tratado de Maastrich del 92. No es sólo cuestión de la constitución, es la apatía y la indiferencia lo que me preocupa ¿Progresará alguna vez el concepto de una Europa unida más allá de los aspectos mercantilistas? Ni idea.

Y en esta situación de incertidumbre uno viaja a Turquía y ve que las matrículas tienen un rectángulo azul a la izquierda con las letras identificativas del país (TR), como a la espera de que alguien añada la coronita de doce estrellas amarillas. Este detalle no hace más que reflejar la voluntad de un pueblo que desde comienzos del siglo XX quiso integrarse plenamente en el concepto moderno de estado y desde mediados de ese mismo siglo lleva pidiendo el ingreso en la CEE/UE. El ingreso de Turquía presenta problemas titánicos que no voy a negar. En estos momentos, desde luego, no se encuentra preparada ninguna de las dos partes, pero la diferencia de voluntades es muy llamativa puesto que mientras en la UE reina el escepticismo e incluso el rechazo de plano en Turquía, incluso en los pueblos perdidos donde no han visto a un extranjero en mucho tiempo, hay un nosequé de voluntad sincera de modernidad y cosmopolitismo que me resulta conmovedor.

Este asunto debe plantearse como un reto. A Turquía le queda aún mucho camino por recorrer, pero tiene el tiempo de su parte y la fortaleza y el impulso de una nación joven y con chispa. Pero a nosotros también nos conviene trabajar por este objetivo en unas condiciones que sean las adecuadas para todos los millones de europeos y mirando más allá de la inmediatez. Estoy seguro de que Turquía contribuiría a definir la esencia de “lo europeo” y a extender la burbuja de paz y prosperidad a entornos donde es muy necesaria, como Oriente Próximo.

El desconocimiento de los que son distintos produce con frecuencia rechazo o recelo, pero a veces son más las cosas que unen que las que separan. Turquía no es un país musulmán más (entre otras cosas es un país laico desde los años 20). Conviviendo con costumbres ancestrales religiosas y conservadoras hay una tolerancia apreciable a la modernidad y a la libertad individual. No hay que irse a Estambul para ver, por ejemplo, grupos de niñas sin velo jugando a la salida del colegio o chicas que van en top por la calle sin que nadie se escandalice. Cosas por el estilo no las vi viajando por los pueblos y ciudades provincianas de Marruecos, por ejemplo, uno de los países más abiertos de la Liga Árabe. Se me hace muy plausible que la ciudadanía turca desee compartir los ideales de libertad y democracia sobre los que se asienta, al menos en teoría, la Unión Europea. Nosotros también tenemos mucho que ganar.

Allaha ısmarladık

Amigos y demás criaturas del blogoplancton:

Os informo de que durante las próximas dos semanas “Diario de un copépodo” no publicará nada. El motivo es que me voy a Turquía a recolectar material biológico vegetal de interés científico, (que si digo que me voy a coger plantas queda poco fino).
Si me echáis de menos durante este periodo, quizá os apetezca cotillear en los archivos del blog, que durante los últimos 7 meses y pico han ido engordando sin descanso. Prometo responder a los comentarios a la vuelta.
Hasta pronto, y sed buenos con moderación.

El meme de las canciones

Aprovecho la oportunidad que me ofrece Ahores para escribir un post cuando no se tiene mucho tiempo ni muchas ganas: seguir el meme.
De entre todas las piezas musicales de hoy y de siempre he seleccionado 10, porque sí:

– Tocata y fuga en Re Menor (Bach)
– La sinfonía fantástica (Berlioz)
– El concierto de Aranjuez (Rodrigo)
– Imagine (John Lennon)
– With or without you (U2)
– Walk of Life (Dire Straits)
– Tubular Bells (Mike Oldfield)
– Crash Boom Bang (Roxette)
– Wonderwall (Oasis)
– Ray of Life (Madonna)

Y quien quiera seguir lo del meme, que lo haga. (A la vuelta tengo que escribir algo sobre quién y por qué creó el término “meme” y qué poco tiene que ver con las cadenas estas).

Reseña de un maratón ochentero

Ayer se celebró el primer maratón ochentero entre algunos participantes del foro de Los muelles de Goon y no puedo evitar hacer una reseña aquí destacando lo bien que salió y los esfuerzos de la organización.
¿Cómo viajar en el tiempo sin salir de un salón?

Selección de proyecciones:

– Tron
– Los Goonies
– Todo en un día

– Capítulo piloto de “El coche fantástico”
– Serie japonesa de “Spiderman”

Menú degustación:

– Genuinas medias-noches con rellenos diversos (jamón york y queso, jamón serrano, fuagrás, nocilla bicolor…)
– Panteras rosas, tigretones, etc
– Fritos, Chetos,…
– Flashes
– Caramelos PEZ
– Fanta, Coca-cola, batidos

Actividades alternativas:

– Concurso de “A ver quién adivina las sintonías de 80 series de televisión de ayer y hoy”
– Proyección de cortos, making-off, videos musicales,…

Pues eso, una gozada para el espíritu.

Edad prohibida

El protagonista indiscutible de “Edad prohibida” se llama Anastasio, y en el papel de secundario tenemos a Enrique. Anastasio y Enrique son como el Sol y la Luna: completamente diferentes en cuanto a carácter, ya que Anastasio es tímido, introvertido e íntegro mientras que Enrique es activo, aventurero y temerario. Estas diferencias, sin embargo, no les impiden compartir una profunda amistad rebosante de admiración mutua, ya que a Enrique le hace falta lo que a Anastasio le sobra y viceversa. Quizá alguno de vosotros haya leído el libro y haya reído y llorado con los primeros amoríos y amistades de este joven, emociones que le marcarán para el resto de su vida durante ese proceso inolvidable en el que se va descubriendo el mundo como los oseznos destetados que tantean, primero tímidamente y con confianza más adelante, los alrededores de su osera. Si os sentís identificados con esta frase y se os ha encogido el corazón con el recuerdo de la historia de Anastasio, es mejor que dejéis de leer. Siendo sinceros, Anastasio es un pardillo que tiene horchata en las venas y el libro destila ñoñería hasta provocar el vómito (como la que he colocado deliberada y astutamente unas líneas más arriba). Sí amigos, yo me leí “Edad prohibida” siendo joven e ingenuo hace ya bastantes años, y ya por aquel entonces me resultaba insoportable el angelical Anastasio y sus remilgamientos, mientras que el malote de Enrique me parecía un imbécil integral. Con este plantel ¿qué se puede esperar? Pues ni más ni menos que la perfecta guía de adoctrinamiento de varones franquistas.

Que no se me malinterprete: el libro es cojonudo y el autor es un fiera del español, además de un inteligentísimo aleccionador de jóvenes falangistas, pero los valores que defiende están tan en oposición con la libertad y la igualdad de géneros (recogidas ambas en los Derechos Humanos, por cubrirme las espaldas) que actualmente por lo que destaca es por su notable valor documental. “Edad prohibida” es un libro que no deberíais perderos, creedme, quizá la próxima vez que tengáis un rifi-rafe con vuestros padres comprendáis mejor sus actitudes, habida cuenta de lo que les tocó leer.

Para muestra un botón: os pego un fragmento seleccionado por Marple (la inspiradora de esta reseña) en el que el padre Usoz, profesor y guía espiritual de nuestro amiguito, le habla sin tapujos de lo divino y lo humano.

Anastasio admiraba al Padre Usoz. Se reía más que nadie con sus golpes de ingenio. Le afectaban más que a nadie sus reprimendas. Le quería. Anastasio quería a todos los que le desmostraban afecto, amistad.
En una ocasión, no sin pasar grandes apuros, Anastasio confesó al Padre Usoz su amor por Maribel. Con admirable delicadeza, el profesor de Literatura le escuchó, le dejó hablar, elogió a la muchacha, que no podría ser otra cosa que un ángel de Dios, que inspiraba sentimientos tan nobles y tan puros como los que acababa de escuchar, pero…
Anastasio le miró extrañado. ¿Cómo podía haber un pero, una objeción, a aquella amistad? Por Maribel, Anastasio se sentía unido a sus amigos, a sus estudios, al resto del universo…
– Desde que el hombre nace -le dijo el Padre Usoz -vive en un puro tránsito entre dos madres: la suya propia, de la que se va poco a poco desvinculando por ley de vida, y la que será un día madre de sus hijos, hacia la que tiende desde que alcanzó la pubertad. Te digo como Benavente en Más fuerte que el amor: “El alma de la mujer, ¿qué vale si dentro de ella no hay un alma de madre?”, o como Martínez Sierra en Canción de Cuna: “…ya que toda mujer -porque Dios lo ha querido- dentro del corazón lleva un hijo dormido.”
Ser madre es el mayor regalo, el mayor adorno con que Dios ha distinguido a la mujer. No olvides nunca esto, Anastasio. Y mira siempre a la mujer como a una madre. Porque si el Creador le dijo: In dolore parcies filios, Cristo nos habla del goce de este dolor: Mulier cum parit laetitiam habet quia venit hora ejes; cum autem peperit puerum, quia natus est homo in mundum. Y el autor de las Doloras – ¡qué cristianísimo sentido del amor!- nos dice: “Al besar la madre a su hijo amado, besa a un tiempo al amor de que ha nacido”.
En no errar el camino durante este tránsito entre las dos madres reside el equilibrio del caballero cristiano; el que la Iglesia desea para sus hijos. El que yo quiero para ti.
Pero en este camino hay un largo momento en que los lazos de la primera madre se aflojan, sin que los de la segunda hayan tensado aún las amarras…
Y aquí está el peligro. Si tú sueltas la estacha que sostenía fuertemente tu barca y la lanzas a otra agarradera, hay un momento en que la cuerda está en el aire. ¡Qué terrible momento, qué pericia hay que tener para acertar, qué pulso más firme! Porque, entre tanto, las olas mueven la embarcación, las corrientes la desplazan. Y la barca, desarraigada, puede perderse entre los escollos.
El Padre Usoz se interrumpió, se quitó los lentes y humedeció los cristales con el vaho de su aliento. Mientras los limpiaba con papel de fumar, prosiguió:
– Tú acabas de descubrir la Mujer, así, con mayúscula. Y la Mujer, así, con mayúscula, tiene para ti una sola cara: la de Maribel. Pero no olvides lo que dice el Eclesiástico: Brevis omnis malitia super malitiam mulieris: “Toda malicia es pequeña en comparación con la malicia de la mujer”, y que propter speciem mulieris multi perierunt: “por la hermosura de la mujer se perdieron muchos”.
– Eso no siempre es así -protestó Anastasio.
– ¡Bla, bla, bla! -rió malicioso el Padre Usoz-. Dice Gracián que “fue Salomón el más sabio de los hombres, y fue el hombre a quien más engañaron las mujeres…” Y tú, inocente como un pajarillo, te has puesto en pie sobre la barca, y sin mirar a babor y a estribor, te dispones, inexperto, a lanzar la cuerda, a pesar de lo lejísimos que estás. Pues mira…la cuerda estará en el aire hasta que te cases. Entre tanto, tus estudios, tu carrera, otras mujeres tenderán sus manos para agarrar la estacha lanzada; tú mismo quizás tirarás de la cuerda, en el aire, para que caiga en manos diferentes de aquellas a quien las enviaste…y las olas, las tentaciones, ¿no moverán tu pobre barquilla? Hijo mío, yo no quiero que digas nunca como Lope: ¡Pobre barquilla mía – entre peñascos rota…!
– Entonces, Padre, ¿eso quiere decir -y Anastasio lo dijo casi con terror- que tengo que dejar a Maribel?
– No, no, no. Quiero decir que no le lances tu estaca, o al menos que no ates al extremo de la cuerda tu propio corazón. Es prematuro aún para ti el hacer esta maniobra. De las dos madres que te he dicho, acércate a la tuya. Eres todavía como un pajarico que tiene caliente el nido.
Anastasio recordaba estas palabras con infinito dolor.

¿Y Edipo, qué opina de esto?

Sólo me queda por añadir que durante la lectura esperaba constantemente que en algún momento pasara algo que justificara el calificativo “prohibida”. Mi conclusión es que dicho título sólo pretendía atraer la atención de preadolescentes incautos que, dejándose llevar por su imaginación, pensarían que el libro contiene material para adultos y que no reconocerían la intención aleccionadora de la obra hasta que fuese demasiado tarde.

Amo a Laaauraaaaaaaaa…

España ganará algún Mundial

Me había negado a escribir nada sobre fúrbol o el Mundial, pero a veces a uno le llegan cosas que se siente con el deber de difundir por el bien común.

1.- BRASIL ganó la Copa del Mundo en 1994. Antes ganaron el Mundial en 1970. Sumen: 1970 + 1994 = 3964.

2.- ARGENTINA ganó su última Copa del Mundo en 1986. Antes la ganaron en 1978. Sumen: 1978 + 1986 = 3964.

3.- ALEMANIA ganó su última Copa del Mundo en 1990. Antes la ganaron en 1974. Sumen: 1974 + 1990 = 3964.

4.- EN EL MUNDIAL de 2002, Brasil ganó nuevamente la Copa, y es lógico, ya que si sumamos 1962 (donde Brasil fue campeón también) + 2002 = 3964. Por lo tanto, Brasil debería ser campeón y así fue.

5.- y SI se quiere pronosticar el campeón para Alemania 2006, hagan la operación al revés. Resten 3964 – 2006 = 1958. Ese año el campeón mundial fue Brasil, por lo que se reciben pronósticos para 2006.

6.- Y LO MÁS impactante: los «fanáticos españoles» tenemos también motivo para alegramos, ya que seguramente ganaremos el Mundial en el año 3964. Porque 0 + 3964 = 3964.

O SEA, que ya sólo tenemos que esperar a 489 mundiales para ser campeones. Eso equivale a 1958 años. En 1958 Brasil fue campeón. Así que la final en el año 3964 será contra los brasileños y… ni se imaginan la goleada que les vamos a meter. Otra cosa no, pero tenemos más moral que el Alcoyano.

Y como en esto del fúrbol cualquiera puede opinar, os digo taxativamente que si nuestra selección no pasa de cuartos (cuando llega) no es porque le haya caído una maldición, sino porque es MALA.

(Dedicado a los hooligans que le hicieron una brecha a un inmigrante en el metro de Alonso Martínez cuando se dirigían a ver perder escandalosamente a España frente a Francia en Colón)