Amor imposible (snif)

Amigos y moradores del blogoplancton (dos puntos):

Voy a plasmar por escrito una peculiar situación de la que fui testigo el pasado fin de semana. La acción tiene lugar el sábado por la noche, a eso de las 22:20 C.E.T. entre una aglomeración de personas en un campo de fútbol de una localidad madrileña. ¿El motivo? Un concierto de un conocido grupo español que empieza por ES y termina por TOPA y no desea ser mencionado en esta truculenta historia, al igual que ocurre con los protagonistas de la misma. El ambiente de antes de un concierto, especialmente cuando no hay teloneros, es una curiosa mezcla de conversaciones y hábiles movimientos para que no te toque detrás del equipo de baloncesto local. Este caso no es una excepción. Protagonizan la historia CHICO 1 y CHICO 2 que se encontraban hablando en el mismísimo comienzo de la anécdota sobre el sexo de los ángeles o quizá sobre el sexo a secas vaya usted a saber pero en cualquier caso es un dato superfluo e isospórico que sólo introduzco en una larga frase sin signos de puntuación para aumentar la confusión y como homenaje a Saramago. Muy cerca de nuestros amigos, casi codo con codo, se encuentra un grupo de cuatro chicas y un chico entre las que se encuentra la CHICA protagonista, que habla con gran desparpajo mostrando una leve pero evidente intoxicación etílica apreciable en su mirada perdida y su laxitud al pronunciar según qué consonantes. En mitad de esta animada conversación pregunta inquisitivamente a CHICO 1:
CHICA: ¿A que no?
CHICO 1: (Claramente a la defensiva) ¿Qué?
CHICA: ¿A que no aparento 36 años? ¿A que no?
(CHICO 1 y CHICO 2 interrumpen su conversación y se le quedan mirando)
CHICO 1: (Continúa a la defensiva) ¡Ah no sé!
CHICA: Tú mírame bien (hace un par de poses y da una vuelta para que CHICO 1 admire su cuerpo serrano) ¿eh, qué te parece?
CHICO 1: (Algo más relajado) pues nada, que estás muy bien (se lee entre líneas: para la edad que tienes)
CHICA: pues ya ves, 36 años y dos hijos, de 12 y de 14 años, y buscando un hombre, que todo hay que decirlo.
(CHICO 1 y CHICO 2 no salen de su asombro)
CHICA: ¿Sabes mi único problema? Que soy un poco cansina, o al menos eso dice mi ex (señala al chico de su grupito –padre implícito de los citados churumbeles- que notablemente abochornado intenta que la tierra se lo trague y saluda a CHICO 1 y CHICO 2 con un gruñido gutural. Se palpa la tensión en el ambiente) Ya habrás notado lo cansina que soy ¿no?
CHICO 1: (intentando ser amable) no mujer…
CHICA: Si ya sé que estas no son formas de empezar a hablar con desconocidos, pero cuando una tiene necesidades… pues claro, que una cosa es el amor y otra cosa… (guiño)
CHICO 1: (Traga saliva) Claro, claro…
CHICA: (se aproxima aún más) Bueno, entonces… ¿qué me dices?
(A CHICO 1 se le ve algo apurado, ríe para romper la tensión CHICO 2 se compadece de ella en silencio, el EX hace tiempo que les ignora)
CHICO 1: Anda, qué cosas dices…
CHICA: Venga, di
(CHICO 1 se ve obligado a sacar la artillería pesada con el argumento incontestable que no ha querido sacar a relucir para evitar el planchazo de CHICA, madre de dos hijos de 12 y 14 años, recordemos)
CHICO 1: Pues no sé, pregúntaselo a mi novio (señala a CHICO 2, que saluda reprimiendo una sonrisilla maliciosa)
CHICA: (tras unos segundos de silencio en los que pasa de la incredulidad a la frustración y finalmente a la sonrojante vergüenza, recoge su cabeza del suelo y decide rematar la faena) Ay ¿sí?… pues sabéis lo que os digo, que me parece superbien. En serio (breve silencio emotivo) superbien (dirigiéndose a CHICO 2 tras otra breve pausa de emoción contenida) ¿No te habrá molestado que le haya tirado los tejos, no? ¿No te habrás puesto celoso?
CHICO 2: (Que no quiere dejar traslucir que en ningún momento sintió otra cosa que vergüenza ajena y que lo que no puede ser no puede ser, y además es imposible) No mujer, no, tú tranquila.
CHICA: De verdad, lo siento si te ha molestado, lo siento muchísimo.
CHICO 2: (vergüenza ajena creciente) De verdad que no importa.
CHICA: Pues en serio que me parece superbien. ¿Sabéis? Yo tengo muchos amigos gays, y yo soy de las que les dicen a sus hijos que no se dice “marica”, que se dice “gay”, que es muy distinto.
CHICO 1 y 2: (abochornados por tener que estar escuchando frases tópicas del siglo pasado por alguien que, obviamente, no ha recibido la cruda realidad con la naturalidad pretendida) sí sí, claro, muy bien.
CHICA: (mirando con detenimiento ¿y envidia? A la feliz pareja) qué bien tíos, qué superbien.
(CHICO 1 y CHICO 2 se miran desesperados deseando que empiece el concierto)
CHICA: (Ofreciendo un cigarro a CHICO 1) ¿fumas?
CHICO 1: Sí, pero tabaco de liar (saca su paquetillo para demostrar que no es coña y le enseña un cigarro liado previamente).
CHICA: Toma (insiste en ofrecerle su “Fortuna”)
CHICO 1: no, no, en serio, que me gusta más este…
(Pese a la insistencia de CHICO 1, CHICA le mete un cigarro en la boca y le arrebata el que se había liado previamente. Enciende ambos y –atención a la maniobra- le quita el “Fortuna” de la boca a CHICO 1 para fumárselo ella al tiempo que lo sustituye por el de tabaco de liar, que regresa a los labios de CHICO 1. CHICO 2, atónito, apenas puede disimular su descojone)
CHICA: Por cierto, me llamo Fulanita (nombre ficticio, que luego todo se sabe).

Fulanita bailó y cantó las canciones de su grupo favorito junto con (mejor dicho, entre) CHICO 1 y CHICO 2, al menos durante la primera mitad del concierto del famoso dúo musical, aparentemente recomponiendo toda su dignidad y bebiéndose un mini de cerveza que ofreció a sus nuevos amigos aunque éstos lo rechazaron amablemente. Eso no quiere decir que desistiera en su estrategia de sobeteo y lanzamiento de tejos a discreción, quizá para confirmar que su ex, además de un virtuoso de la calificación, es un santo varón.

(Basado en hechos reales)

Anuncios

8 thoughts on “Amor imposible (snif)

  1. Mario HPR 12 septiembre 2006 / 19:07

    Joer que “panzá” a reir me he pegado, aunque pensándolo friamente, tiene que ser un verdadero fastidio el ir a un concierto y encontrarte con una pelma asi, que después de tan bochornoso espectáculo siguiera molestando (por decirlo finamente) hasta la mitad del concierto.

  2. Ahores 12 septiembre 2006 / 22:39

    O_O

  3. Hugo 13 septiembre 2006 / 0:17

    juas juas juas.

    Si estaba bien yo hubiera aceptado XD, y luego me llebaba a sus hijos de botellón.

    MODO COÑA OFF

  4. ricardo 13 septiembre 2006 / 9:43

    Madre mía cómo está el patio (nunca mejor dicho)

  5. Gianna 13 septiembre 2006 / 12:35

    Cómo está el patio! Pobres chavales! (tanto los dos chicos del concierto como los hijos de la susodicha).

  6. Babs 13 septiembre 2006 / 21:16

    Ejem, ejem…

    Chico 1, olé tu templanza por no haberla mandado a freir monas. Sigue así que tú sí que te conservas bien.

    Chico 2, otro olé para tí por aguantarte la risa tanto tiempo. (No te pongas celoso por mi comentario a chico 1 ;)

    Me he reido un montón, en serio, tendríais que haberlo grabado para escucharlo o verlo porque no tiene desperdicio.

    Un besote para chico 1 y chico 2

  7. Rafa 13 septiembre 2006 / 21:47

    Uy Hugo, creo que te lo hubieras pasado mejor en el botellón que en lo otro.
    Babs, vas a poner colorado a Chico 2

  8. Fernando 14 septiembre 2006 / 13:53

    Ánimo Chicos 1 y 2. Sois los mejores! Qué cachonda historia de humó… vaya tela… lo que hay por esos mundos de dios.

    XDXDXDXDXD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s