Citas célebres, perlas de sabiduría (1)

A lo largo del cuarto de siglo que llevo danzando en el mundo de los vivos he oído bastantes cosas. No son pocas las ocasiones en las que uno se cruza con un personaje anónimo, al que puede no volver a ver nunca, pero disfruta de su presencia el tiempo suficiente como para asistir al enunciado de una frase, apenas un pequeño grupo de palabras, que por la sabiduría que transmiten se le quedan a uno grabadas en el alma. Esta nueva sección es un homenaje a esa gente anónima que me ha enseñado que la sabiduría no se encuentra sólo en los libros.

Amigos del blogoplancton: inicio aquí “Citas célebres, perlas de sabiduría”. No encontraréis entre los autores de las citas que os presento a Hobbes, Aristóteles o Descartes, pero os prometo que el conocimiento de estos próceres anónimos os llegará muy hondo.

No hará falta decir que todo lo que viene a continuación es absolutamente verídico ¿no?
MI HIJO SABE UN MONTÓN PORQUE VE MUCHÍSIMO LA TELEVISIÓN
(Señora anónima dixit. Límite municipal Madrid-Coslada circa 2001)

La autora de esta perla es una señora que hablaba con una amiga suya en el trayecto de autobús desde Madrid a Coslada. Ella misma se encargaba de que la conversación fuera bien audible en todo el vehículo aunque en mi caso no era necesario tanto volumen porque me hallaba sentado delante de ella. La cosa es que, puesta a presumir, su hijo no sólo era guapo y deportista, sino que era tan listo que no iba a estudiar en la universidad porque (atención) “al final es más importante ser espabilado, y en muchos sitios te contratan, y a lo mejor no eres psicólogo, pero se te da bien escuchar a la gente y si lo demuestras ni te piden el título ni nada” (la señora continuó dando ejemplos por el estilo en el campo del derecho y la economía). Para satisfacer al asombrado público de tal panegírico, la señora nos confesó finalmente el secreto de su hijo prodigioso con la frasecilla que preside este párrafo añadiendo que “lo absorbe todo, todo lo que echan [en la tele], como si fuera una esponja, y por eso sabe tanto”.
Nada que añadir por mi parte.

YO NO SOY MUY DE DAR PALIZAS, PERO…
(Adolescente botellonero dixit. Bilbao. Noviembre de 2005)

Esta es una de mis favoritas. Me hallaba yo en esa preciosa ciudad que es Bilbao, precisamente caminando junto a la ría, cuando me crucé con un grupo de chicos de entre 14 y 17 años que iban de botellón. Hablaban de sus cosas y al cruzarnos sólo pude escuchar estas palabras. “Yo no soy muy de dar palizas, pero…”. Ni sé de qué estaban hablando ni cuál era el contenido de la proposición que se cernía tras los puntos suspensivos. La frase queda así perfecta. Ignoramos lo que se dijo antes, ignoramos lo que se dijo después (supuestamente las condiciones bajo las que el autor, esa mente preclara, se encontraría animoso como para dar una paliza) pero poco importa. Sencillamente, sublime.

¡SIGURNÉI! ¡SIGURNÉI! ¡SÓLO HASTA EL COÑO!
(autora, fecha y lugar por esclarecer)

Finalizo la dosis de sabiduría por hoy con una frase que es prestada: desgraciadamente yo no tuve la suerte de asistir a su pronunciación, pero me ha sido narrada con mucho detalle y creo que es mi deber compartirla con el blogoplancton. Debéis situaros en una playa, eso lo sé, e imaginaros a una señora (algo entrada en carnes, con su bañador de flores) disfrutando del sol. Su hija, de muy poquitos años de edad y que se llama Sigourney (sí, sí, como la de Alien), le pide permiso para bañarse y esta sabia señora se lo concede. Cuando la niña se encuentra ya a varios metros de la madre, metiéndose en el agua, ésta se da cuenta de repente que debe aconsejar a su hijita que no se meta donde cubre, así que ni corta ni perezosa se incorpora, se pone en jarras y grita la cita de marras lo suficientemente alto como para que todos lo oigan. Nótese en la frase no se dice Sigourney, a lo anglófono, sino que debe ser pronunciada tal y como la diría un castizo vallisoletano [si-gur-néi]. De forma paralela, la palabra “sigurnéi” se ha convertido entre las personas que asistieron al feliz espectáculo en sinónimo de los órganos genitales femeninos.
Francamente, hubiera dado mucho dinero por presenciar aquello.

Otro día más, lo prometo.

Anuncios

8 thoughts on “Citas célebres, perlas de sabiduría (1)

  1. edryas 11 octubre 2006 / 11:03

    Te voy a regalar una. Situación, clase de Filología Románica, 3er curso de la Licenciatura de Filología Hispánica, el alumnado se queja “Jo, profe, es que si pienso no puedo copiar bien los apuntes…”

  2. sinclair 11 octubre 2006 / 15:15

    Más, más!!!!

    Dios, qué perlitas!! me encanta…

    Por cierto, me he permitido el lujo de incluirle en mi lista de links.

  3. ricardo 11 octubre 2006 / 15:38

    La tercera encierra una gran sabiduria: “no pierdas el pie en una playa que no conozcas” La formulación es, digamos, que algo ordinaria. Sin duda es la mejor de las tres.

  4. vespinoza 11 octubre 2006 / 15:46

    La de Sigurnei me ha recordado a una que escuchó un amigo mio también en la playa, la madre gritaba a sus hijos:

    Yenifer sacal´igo del agua

    mi amigo se escandalizó ante semejante energúmena, las risas vinieron cuando averiguo que el hijo de la señora (el hermano de Yenifer) se llamaba Igor y la frase en realidad queria decir

    Yenifer saca-al-Igor del agua

    Y no lo que él habia pensado

  5. Fizban 12 octubre 2006 / 10:19

    Me resulta muy curioso leer esto porque en el trabajo tenemos un documento al que llamamos fichero de frases célebres, donde apuntamos este tipo de frases, y algunas ( la mayoría ) con doble sentido que escuchamos. El fichero va ya por 23 páginas ( aunque también se incluyen fotos en algunas )y no tiene desperdicio, sibien nos permitimos “adornar” un poco las frases para que queden mejor.

    Así de memoría podría citar algunas como “Ya he hecho la parte más difícil, que era lo más fácil. Ahora me queda lo fácil que es lo más difícil” ( y se quedó tan ancho ), o “¿quién no va a querer follar conmigo?”.

    La mayoría de estas frases son fruto del alcoholismo en la fase de exaltación de la amistad pero… lo pasamos muy bien escribiéndolas y leyéndolas :-)

  6. Alejandro 13 octubre 2006 / 12:31

    Yo prefiero la que dijo Johan Cruizz:

    “En el futbol lo mas dificil es lo mas complicado”

  7. Rafa 13 octubre 2006 / 13:53

    Todos hemos vivido momentos similares. Es bueno que compartamos esta sabiduría popular.

  8. aspiranteacínico 15 octubre 2006 / 16:36

    Enhorabuena por esta genial nueva sección que de seguro enriquecerá nuestro acervo, desenvolvimiento para la vida, así como conocimiento sociológico… cual sanchopanzas conocedores del refranero del siglo XXI.

    Mi granito de arena (no es un refrán pero vale la pena):

    En clase optativa de electricidad:
    Alumno: ¡coño! (asombro)

    Profesor secundaria: ¿Dónde? (con cara de salido y buscando con la mirada)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s