Telefónicamente irracional

Desde hace unos meses mi móvil no funciona muy bien. Tiene (sólo) dos años y cada vez gasta la batería en menos tiempo y se apaga a veces sin previo aviso en mitad de una conversación, costumbre un tanto molesta. No es que me vaya la vida en ello, pero pensé que llegaba la hora de cambiarlo por otro. Muy apropiadamente la compañía que me da el servicio (Orange) me empezó a enviar por correo allá por el mes de noviembre atractivos catálogos de teléfonos por los que puedo cambiar el mío. Voy a dejar de lado la pasmosa sincronización que hay entre que mi móvil ha dejado de funcionar del todo bien y la puntualidad con la que Orange ha empezado a bombardearme con catálogos y con ofertas por SMS. Lo dejaré en que es casualidad.

Tengo móvil desde el año 2000 (Los Camaradas Magos se pasaron por el forro mi “antimovilidad”) y desde entonces he tenido 3 modelos. Nunca he pagado por ninguno. En esta ocasión era posible que rompiera esa costumbre porque, por motivos que no vienen al caso, me interesaba un modelo con Bluetooth que podía conseguir por 19 euros. Los catálogos que recibía siempre tenían un mismo patrón: había varios modelos por 0 euros (sin Bluetooth), uno por 19 euros con Bluetooth y los demás (de 49 euros para arriba) con todos los accesorios imaginables. La relación calidad/precio del modelo intermedio, el de 19 euros, debía ser muy atractiva para todos los usuarios porque durante tres meses en los que me pasé intermitentemente por la tienda Orange que hay cerca de mi casa (un par de veces entre catálogo y catálogo) el modelo no estaba disponible. Tampoco quedaban existencias cuando llamé al teléfono de contacto de Orange con ese mismo propósito. Esto roza la publicidad engañosa.

Un poco cansado de esta constante pérdida de tiempo amenacé con cambiarme de compañía, siendo consciente de los buenos resultados que suele dar un intento de este tipo. Llegué a pasarme algunas veces por una tienda de Vodafone, pero las colas de gente eran tan largas que me rendía siempre. Demasiado tiempo que no quería perder. Y luego, hace pocas semanas, me entero de que las tres compañías importantes de telefonía móvil (Movistar, Vodafone y Orange) planean una subida del 25% del establecimiento de llamada para compensar el hecho de que ya no nos van a poder timar más con la tarifación por tramos. Mucho se ha hablado ya de lo ruin que es es ese acuerdo para chuparnos la sangre al unísono. No me hizo nada de gracia.

Total, que hace dos días me dio el punto y decidí pasarme a Yoigo, que es la única que no va a aplicar este incremento de precio. Esta decisión ha sido un puro arrebato. No es que me convenza especialmente esta nueva compañía (mi impresión desde que salió fue que se iban a dar un tripazo contra el “orden establecido”), pero he acabado un poco quemado con Orange y casi prefiero darle mi dinero a estos novatos, ya puestos. Un punto a su favor es que las tarifas de Yoigo son siempre las mismas a todas horas y creo que me puedo ahorrar unos euros porque todos los meses acabo haciendo llamadas por la mañana que es lo que al final te engorda la factura (que ronda los 15-25 euros al mes normalmente, vamos, bastante moderada). Además, la gente a la que llamo tiene contratos con distintas compañías y tampoco me ahorro nada por ser de una de ellas en concreto. Todo este rollo es para subrayar que mi decisión fue tomada por despecho y de forma absolutamente irracional, porque de hecho el móvil que me van a traer me ha costado 39 euracos (por 10 más me hubiesen dado un mega-telefonino-3000 en Orange), y por supuesto, trae Bluetooth.

Pues bien, voy y llamo a Yoigo y en cuestión de un ratejo ya está todo el trámite en marcha. Exactamente a los 18 minutos recibo una llamada de Orange. Me preguntaron, muy curiosos ellos, el motivo por el que quería renunciar a sus servicios. Tras exponerle mis motivos, los mismos que os acabo de contar, me dicen que es una pena para ellos perder mi línea, que lleva 7 años en Amena/Orange, y me hacen (atención) la oferta del siglo: un descuento del 40% durante todo un año. Por si fuera poco me ofrecen un modelo de móvil superior al que yo quería por el mismo precio. ¿Y qué hice yo? Pues mandarles a freir espárragos.

No sé qué os parecerá todo esto. Creo que he perdido una buena oportunidad de ahorrarme un pellizco, pero es que los de Orange no saben que yo soy bastante cabezón, y si soy capaz de tirarme siete años sin molestarme en cambiar de tarifa ni nada de eso porque no me importaba lo más mínimo, no es menos cierto que cuando se me hinchan las narices no se puede negociar racionalmente conmigo. Me da rabia la forma que tienen a veces las compañías de aprovecharse de uno. No creo que los de Yoigo sean unas almas cándidas y seguro que me sacarán todo lo que puedan, pero mis minutitos de gloria, de falsa sensación de poder, no me los ha quitado nadie.

Por cierto, mientras se hace efectivo mi cambio de compañía ya he recibido dos SMS de Orange que me instan a llamar urgentemente a nosequé teléfono porque tienen móviles desde 0 euros e importantes descuentos. ¡Mmmmm!¡Qué gustito da que me hagan la pelota en vano!

Anuncios

6 thoughts on “Telefónicamente irracional

  1. Fer 15 febrero 2007 / 0:28

    JAJAJAJAJAJAJA
    ¡¡¡Muy bien hecho, amiguete!!!
    Les has tratado como se merecen esos hijos de puta, eso bastardos, esos chupasangres, esos cerdos de mierda, esos… y perdónenme la expresión, esos ciudadanos.
    Respecto a móviles yo solo conozco a una persona más reacia que yo. Yo me acabé comprando uno de purita desesperación hará dos meses. Pero esa persona que conozco se mantiene pura y sin móvil. ¿A qué parece increíble?

  2. dan 15 febrero 2007 / 8:16

    Je jee.A mi me pasó algo parecido y me has hecho recordar aquellos deliciosos momentos en que te llaman (en mi caso los de movistar) para pedirte que no les dejes. Que placer. Y eso que no te ensañas con el pobre que te llama, que no tiene la culpa y que seguro que cobra una miseria. Pero que gustazo es mandarlos a freir esparragos!

  3. edryas 15 febrero 2007 / 9:37

    Gasto poquísimo dinero en móvil (soy la huelguista-todo-el-año) y mis terminales se caen de viejos cuando decido deshacerme de ellos. No tengo cámara, ni blutú, ni ná. En consecuencia: no me hace la pelota di Peter.
    POr otro lado, llevo con Vodafone 5 años, no me ha dado por cambiar, ni me acuerdo qué tarifa tengo. Seguramente haya mejores ofertas dentro de Vodafone y en otras compañías. Pero pa tan poca leche no pienso ni llorar.
    En cuanto a lo tuyo… bien hecho, que un hombre es un hombre y no una patata.

  4. alberto 15 febrero 2007 / 14:22

    Lo mejor es lo de la llamada a los 18 minutos… Aunque yo que tú habría aceptado la oferta, por muy cabezota que se sea.

  5. Rafa 19 febrero 2007 / 0:26

    A mi es que me indigna eso de que pasen de mi pero si amenazo con irme me lamen el culo. Es una forma tácita de decirte que te han estado timando todo este tiempo, y por eso quiero darles un corte de mangas. Ya no es por dinero. Es personal.

  6. Gianna 21 febrero 2007 / 17:21

    Hiciste bien. Si no haces muchas llamadas y las que haces son a compañías distintas, te da igual una compañía que otra, y si los de Yoigo cobran igual te sale rentable. Además es lo que dices, te han estado timando años y ahora te vienen con ofertas para que no te vayas.

    Yo tuve Movistar un tiempo y me cambié a Vodafone porque el 99% de mis llamadas son al mismo número y esa persona tenía contrato en Vodafone. Cuando me fui a cambiar me llamaron varias veces regalándome un móvil y no sé cuántas cosas más, pero no me compensaba.

    Aunque aún peor que las compañías de móviles son las del ADSL. Tres llamadas para que nos dén el nº al que hay que enviar el fax, e intentando engañarnos para que no nos vayamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s