Cuatro raciones de prejuicios cinematográficos

Como hace ya tiempo que no hablo de ninguna película hoy me voy a desquitar con el cine que he visto en las últimas semanas: 4 películas por el precio de una. Curiosamente en todos estos casos puedo hablar del contraste entre las ideas previas, las espectativas que uno tiene antes de ver la película y el resultado al salir de la sala. Sorpresas de todo tipo (y no olvidéis que son opiniones personales, como siempre).

babel.jpg mariaalocan.jpg

stranger-than-fiction-2006-poster-0.jpg shortbus.jpg

BABEL (Alejandro González Iñárritu, 2006)

estrella.PNGestrella.PNG

Empecemos con Babel, la última de Iñárritu, la inminentemente oscarizada y triunfadora del Teatro Kodak. Bueno a pesar de las dos estrellitas no es que no me haya gustado nada. No se puede negar que a nivel técnico es un cine excelente: guión, fotografía, banda sonora, etc. Me ha gustado mucho la la simultaneidad de los acontecimientos en distintos países (especialmente la parte de Marruecos, que me ha traído muchos recuerdos personales) y la idea general de que “según de dónde vengas así se te tratará”. Sin embargo, por lo demás, me ha defraudado por deshonesta y pretenciosa. Me explico. Disfruté mucho de Amores perros, donde ya trata bastante el tema de la fatalidad y le da un enfoque muy atractivo, pero en este caso, esa insistencia en intentar hacer del protagonista la persona más desdichada del mundo me ha producido auténtico sopor. Ya me pasó en su película anterior (21 gramos) y en la aplaudidísima Mystic River (de Clint Eastwood); son tres ejemplos excelentes de cómo intentar hacer llorar al espectador con trucos muy burdos y obvios. Este sentimentalismo barato me pone de muy mal humor. ¿De qué tratará su próxima película? ¿Quizá de un cocainómano hispanoamericano, viudo, mutilado, encarcelado injustamente y condenado a muerte que está a punto de perder a su única hija a la que han violado en el colegio? Gracias Alejandro, pero si quiero llorar ya me pondré a pelar cebolletas.

MARÍA ANTONIETA (Sofia Coppola, 2006)

estrella.PNGestrella.PNG

Esto es un amago de lo que podría haber sido una gran película. Fui a verla sin muchas espectativas y más bien temeroso de las dotes como actriz de Kirsten Dunst cuya actuación en Spiderman 2 puede ser calificada de uno de los esperpentos interpretativos más terribles de todos los tiempos. No es que uno espere mucho de los actores de una película como esa, pero es que cuando Tobey Maguire se le está declarando, en el supuesto clímax de toda la película, pues esta tía pone un careto como si estuviese a punto de quedarse dormida o de descojonarse, no me queda claro. Bueno, me dejo de rollos. Esta película es una biografía de María Antonieta, última reina de Francia. La historia comienza con el viaje desde Viena a Versalles y seguidamente se mete de lleno en cómo era la vida de la Corte de los Borbones franceses, posiblemente el máximo exponente del refinamiento que se haya alcanzado nunca en este planeta. La vida en Versalles, de puro ridícula, resulta hilarante y divertida, sobre todo porque la narración está llena de un colorido surrealismo, casi pop-art, creando un efecto interesante (desafío: encontrar el fotograma en el que aparecen unas zapatillas Converse). Si hubiese mantenido en todo momento la frescura de la primera mitad estaríamos ante una pequeña genialidad. Lástima que se vuelva repetitiva y vacía en la segunda parte. Eso sí, Kirsten Dunst está sorprendentemente bien.

MÁS EXTRAÑO QUE LA FICCIÓN (Marc Forster, 2006)

estrella.PNGestrella.PNGestrella.PNG

Con esta me pasó justo lo contrario: pensé que iba a ser un chusco y no está nada mal. Cualquiera que vea el tráiler por la tele sabe que trata de un hombre que se da cuenta de que su vida está siendo narrada por una escritora venida menos (es el protagonista de su interminable novela) y en un momento dado se entera de que el argumento de la misma le conduce inexorablemente a la muerte. A mí me pareció un bodrio potencial, pero no: es una película muy divertida con espacio para reflexionar de forma irónica sobre cómo nos planteamos la vida en las ciudades, sobre el arte y sobre ciertos personajes estereotipados que nos rodean. Destacan especialmente Dustin Hoffman y Emma Thompson en sus papeles respectivos de profesor universitario de literatura un poco pirado y escritora bohemia , autodestructiva y paranoica.

SHORTBUS (John Cameron Mitchell)

estrella.PNGestrella.PNGestrella.PNG

Esta película promete sexo a paladas y lo da (el propio director confiesa que ha buscado la provocación, así, sin rodeos). Supongo que es el principal aliciente por el que se va a verla. Desde luego no se la recomiendo a nadie que se sienta herido por las escenas sexuales explícitas o los desnudos, integrales como el pan de molde. Ahora bien, creo que los estadounidenses tienen el umbral de escandalizarse muy por debajo del nuestro, así como nota personal. Protagonizan esta supuesta película coral una pareja de gays que buscan a un tercero para montárselo juntos, una sexóloga que nunca ha tenido un orgasmo y una chica siniestra que practica el sado con un jovencito pijo. Como nexo de unión por el que pasan todos los personajes, principales y secundarios, un local neoyorquino en el que los asistentes realizan todo tipo (todo tipo) de prácticas sexuales en un ambiente progre, promiscuo y liberado. ¿Las pegas? Para ser una película en la que se quiere mostrar el sexo libre y sin complejos resulta bastante puritano que todos los personajes que se nos presentan tienen unos dramones personales y unos desequilibrios psicológicos de la leche. Es un poco pretenciosa porque hay diálogos que van de trascendentales y que aburren a las ovejas de puro incomprensible. Lo más grave es que carece de guión. Puede que en los 90 quedara muy guay eso de salir del cine sin tener ni idea del tema de la película y que el director luego diga que “no tiene por qué haber una conclusión” o “sólo quería contar una historia” y milongas por el estilo. Si no tiene guión es porque no te has currado esa parte y punto. En fin, divertida pero algo decepcionante. Excelente banda sonora.

Anuncios

8 thoughts on “Cuatro raciones de prejuicios cinematográficos

  1. alberto 21 febrero 2007 / 16:41

    No he visto Más extraño que la ficción. En las demás comparto algo de tu crítica, aunque no todo. Me pareces un poco duro con “Babel”, aunque estoy de acuerdo en lo de pretenciosa. Con “María Antonieta”, ahí no estoy tan de acuerdo. Yo creo que es una gran película donde la narración de la estupidez de la sociedad cortesana está más que lograda. Es genial el trabajo con la estética y con la belleza, con la música y con los colores. En fin, está muy bien Kirsten Dunst, en todos los sentidos, y Versailles, también en todos los sentidos. “Shortbus” a mí me gustó mucho, como creo que a ti también (al menos en parte), pero no entiendo eso que dices de que no tiene guión. Me gustaría que lo explicaras un poco más.

  2. Gianna 21 febrero 2007 / 17:30

    “Babel” a mí me gustó mucho. Me gustó como hilvanaba las 4 historias, el tema de la comunicación humana y demás. Y no me pareció lacrimógena, y mira que yo soy de lágrima fácil (¡pero si se me escapó la lagrimita al final de “Banderas de nuestros padres”!). Eso sí, Babel hay que verla en VO, porque tengo entendido que en español la han doblado y me parece una forma de estropear la película. Aunque no he visto Amores perros, puede que si ésa es mejor Babel te decepcione.

    “Maria Antonieta” la tengo en casa descargada del Emule y no me atrae demasiado. Además la tuya no es la primera crítica negativa que leo. Una cosa que leí es que precisamente la parte más interesante de la vida de Maria Antonieta (toda la parte de la Revolución Francesa) es la que no se cuenta en la película.

    “Más extraño que la ficción” quiero verla, me llamó la atención el trailer y la han puesto bien.

    “Shortbus” ni me sonaba. Pero si no tiene argumento (cuando a mí lo que más me llama de una película es que la historia te enganche).

    De todas formas, este fin de semana toca “Cartas desde Iwo Jima” :-).

  3. loximann 21 febrero 2007 / 18:02

    A mí también me gustó Babel. El director es un hijo de puta que no hace más que tensar, tensar y tensar hasta que parece que no se puede más. [Alerta: spoilercillo] Yo cuando veía a la señora andar por el desierto, tenía la obsesión de que iba a pisar una mina… Malditos primeros planos de los pies… [Fin del spoiler]
    Me parece que la parte de la comunicación no está todo lo bien acabada que debería, y creo que es lo que el tipo pretendía. No hay más que ver el título. Pero en resumen me pareció interesante la experiencia.
    Maritoñi no la he visto, pero oyendo taaantas opiniones de taaanta gente, me parece que lo que quería la Coppola era, precisamente, hacer una película tonta, y vacía, como la cabeza de la protagonista. Por lo que veo lo ha conseguido… Que no quiere decir, ni mucho menos, que haya conseguido un buen resultado global.

  4. escanre 21 febrero 2007 / 19:13

    dONDE ESTÉ EL CINE PATRIO…

    (PORCIERTO TRNSLADO LA DISCSIÓN DIGIMON vs POKÉMON A MI PAGINA)

  5. Rafa 21 febrero 2007 / 22:46

    Os respondo así en general:

    la valoración personal que le doy a las películas siempre dependen mucho del sabor de boca que me dejan cuando salgo del cine. En el caso de Babel tenía unas espectativas muy altas que se vieron defraudadas y salí un poco enfadado por eso que os cuento de mi fobia al sentimentalismo barato (entiéndase: abusar de las situaciones en las que personas buenas, por una espantosa casualidad, empiezan a hacerse cosas espantosas las unas a las otras sin parar). Es por eso que valoro tan poco a Babel, pero entiendo que en general sea una película que guste porque sí que aprecio que es de mucha calidad. Simplemente es que a mí el estilo de este tío ya me tiene empachado. Gianna tiene razón: doblarla debería ser un crimen además de un despropósito (si alguien la ha visto doblada que nos cuente qué idiomas doblan y cuáles no).

    Sobre María Antonieta, bueno, he podido ser algo injusto. La primera media hora me encantó y tenía que aguantarme las carcajadas, pero el problema para mí es que después de ese deslumbramiento inicial el resto queda plano. Se me hizo larga.

    Ninguno habéis visto la de “Más extraño que la ficción”, si tenéis ocasión la recomiendo, creo que os gustará.

    Shortbus me gustó, que quede claro, pero me esperaba más de ella. No es que no tenga guión, pero me da un poco la sensación de que el hilo es muy errático y van sucediendo acontecimientos, pero como quien no quiere la cosa, de la mitad de los personajes no sabes si vienen o van, no se entienden sus motivaciones, son planos. No sé cómo explicarlo pero es que si me pidieran que contara “de qué va” más allá de lo que he dicho, tendría más bien poco que añadir. Alberto, ya que la has visto ¿No te parece a ti también que es un poco puritana por lo que cuento arriba?

    Perdonad el rollo, esto de hablar de 4 películas a la vez l mismo no es tan buena idea.

    PD para Escanre: sí, llévate la discusión, que aquí ya no pinta nada.

  6. alberto 22 febrero 2007 / 0:57

    Sí, Rafa, lo de “puritana” para “Shortbus”, a su manera, no lo niego. Digamos que el local donde se juntan, el Shortbus, está hecho de transgresión puritana. En cuanto a los personajes, tienes razón en lo de que huele un poco mal que todos tengan unos problemas psicológicos terribles, pero creo que sí están bastante definidos en la película y con sus historias: los dos gays, la sexóloga, la chica siniestra, el tercer gay, el antiguo alcalde… no son personajes simples y creo que sí tienen detrás de ellos una definición de sí mismos, más allá del sexo. Tal vez haya demasiado rollo de problemas psicológicos, pero he visto películas mucho peores. De hecho, me suelen molestar mucho los diálogos, como dices tú, que van de trascendentes y en Shortbus apenas me molestó ninguno. Vamos, que no me parecieron excesivos como a ti, y te digo de verdad que no los soporto.
    Pero vamos, estoy de acuerdo en lo de puritana, transgresión pero, en parte, puritana.
    Saludos.

  7. edryas 22 febrero 2007 / 9:22

    A mí me gustó Babel… No creo que use trucos sentimentaloides… Por desgracia, esas cosas pasan. Tómastelo de otra forma, no lo veas como “joe,qué casualidad, todo le pasa a estas personas tan majas” sino como un rollo de efecto mariposa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s