Axiomático

Axiomático
Greg Egan
Grupo AJEC (Colección Albemuth Internacional), Granada 2006
ISBN: 84-96013-26-X
345 páginas

Axiomático” es una antología de 18 relatos breves de ciencia ficción publicado originalmente (en inglés) en 1995 y que desde el año pasado también se puede disfrutar en español. Precisamente con motivo de esta esperada traducción se le ha publicitado bastante en los últimos meses (sin ir más lejos yo me enteré de su existencia gracias a CPI) y ha volado de las librerías confirmando la sospecha de que iba a tener éxito entre los lectores hispanohablantes. Yo sólo lo encontré al tercer intento. Es la primera vez que leo algo de Greg Egan (matemático australiano nacido en 1961 y uno de los más célebres autores del género en este momento) y ha sido una experiencia apasionante. Por una parte Egan otorga a la ciencia un papel principal en sus relatos al dar explicaciones del cómo y el porqué las posibilidades fantásticas que sitúa en un futuro no muy lejano han llegado a hacerse posibles de forma que te ayuda a meterte en la historia aunque sea (genialmente) increíble: cuida tanto los detalles, a menudo sólo mencionados de pasada, que la atmósfera del relato se vuelve sorprendentemente verosímil… y espeluznante. Esa es la otra característica que destacaría del libro: los argumentos van más allá de lo que se espera de un relato de ciencia ficción porque son historias que tratan sobre personas y no sobre tecnología o escenarios fantásticos. Explora qué sentimientos se producen en la mente humana, las implicaciones morales del feroz progreso tecnológico, la reacción de la sociedad ante las innovaciones científicas o los hechos inexplicables… en definitiva, son historias que no dejan indiferente al lector y que de hecho en su mayoría resultan enormemete perturbadoras. En alguna ocasión se ha comparado a Egan con Borges y, digamos que entiendo por qué.

Siempre me ha llamado la atención que la literatura de ciencia ficción refleja muy fielmente las inquietudes y espectativas de la época en que se escribió. Por muy visionario que un escritor sea, siempre arrastra consigo la impronta de su momento. Por poner algunos ejemplos: es difícil encontrar libros de ciencia ficción escritos durante la carrera espacial que no incluyan naves espaciales, y una gran mayoría de las obras escritas durante la Guerra Fría mostrarán una preocupación obsesiva con el peligro de una guerra nuclear. En los relatos de Axiomático (escritos en su mayor parte entre 1989 y 1995) el tema recurrente es la biotecnología, aunque por supuesto trata muchos otros temas. Por poner unos ejemplos voy a contar el argumento (spoiler free) de algunos de los relatos que más me han gustado.

El asesino infinito. Una droga ilegal induce perturbaciones en el flujo del tiempo cuando se consume de forma que en distintos puntos del mundo se producen saltos entre universos paralelos de forma incontrolada. El protagonista (y sus cuasi-infinitas versiones en otras tantas realidades alternativas) tiene la misión de neutralizar a los posibles consumidores.

El diario de cien años luz. Los físicos han descubierto un método de enviar información al pasado. La consecuencia práctica es que en la actualidad el mundo recibe información del futuro. Todo ciudadano tiene derecho a un determinado “ancho de banda” de esa información. ¿Cómo sería recibir mediante este sistema tu propio diario antes de empezar a escribirlo?

La caricia. Un policía entra en la casa de una científica que ha sido asesinada. En el sótano encuentra una auténtica quimera: un leopardo con cabeza de mujer.

Axiomático. En cualquier tienda especializada se pueden adquirir unos sencillos implantes cerebrales que te permiten desde aprender un idioma o sentir orgasmos en la rodilla hasta perder el respeto al valor de la vida humana.

La caja de seguridad. El protagonista despierta cada día en el cuerpo de una persona distinta. Lo único que es verdaderamente suyo se encuentra en la caja de seguridad de un banco.

La ricura. Las ricuras son “casi” seres humanos, pero están programadas genéticamente para tener la inteligencia de un pez y morir a los cuatro años. Tener una ricura es perfectamente legal y una de las alternativas más extendidas para satisfacer las ganas frustradas de tener un hijo y disfrutar de un encantador bebé durante un tiempo limitado. Son tan asequibles que hasta un varón puede gestarlas.

El virólogo virtuoso. Inspirado por la rápida propagación del SIDA a comienzos de los 80, un joven científico dedica su vida a completar la voluntad de Dios: sintetizar un virus letal que acabe con la vida de quienes no se sometan a la ley divina.

Anuncios

8 thoughts on “Axiomático

  1. gabinja 28 febrero 2007 / 1:18

    Me lo has vendido rebien. Tan pronto como ponga el pie en valencia por unos días a finales de abril me iré a por él. Ya lo tengo anotado en la agenda!

  2. gabinja 28 febrero 2007 / 1:29

    por cierto, te añadí un place a tu widget del mapita!!!

  3. ricardo 28 febrero 2007 / 9:41

    Tomo nota para cuando pise una librería o la biblioteca provincial (que sorprendentemente funciona bastante bien tanto con las novedades como con los títulos antiguos) Hasta entonces me conformaré con empezar “Bovedas de Acero” de Asimov que el bueno de Vespinoza (Malditas Mentiras) ha dejado a primera hora de la mañana.

  4. edryas 28 febrero 2007 / 9:48

    ¿Sabes que la teoría de la conspiración del SIDA se maneja en mi familia años ha? No decimos un fanático religioso, sino algún presidente… pero me cayo, que igual me aparece una cabeza de caballo en la cama.

  5. Mario HPR 28 febrero 2007 / 12:50

    Me lo apunto en la lista de pendientes, en cuanto lo vea en alguna tienda me lo pillo. Gracias por la recomendación.

    Saludos!!

  6. Vargas 28 febrero 2007 / 15:47

    un virus tan selectivo es trangénico, seguro

  7. Rafa 3 marzo 2007 / 13:42

    Pues nada a ver si os gusta. El sistema que se inventa el virólogo para hacer el virus tan selectivo es absolutamente malvado. Es una de las historias que más me gustó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s