Delirious

Delirious (Tom DiCillo, 2006)

Festival de San Sebastián 2006: Concha de plata al mejor director, premio SIGNIS y premio del Jurado al mejor guión.

estrella.PNGestrella.PNGestrella.PNGestrella.PNG

delirious.jpgLa ciudad de Nueva York es el escenario escogido por Tom DiCillo para ubicar una rocambolesca historia sobre el famoseo, los estratos sociales y la hipocresía mediante el empleo de un delicioso sentido de la ironía y de sutilísimo cinismo. Les Galantine (Steve Buscemi) es un desgraciado que intenta ganarse la vida vendiendo fotos de famosos a las revistas del corazón. Aunque odia que le califiquen de paparazzi, pues dice ser un fotógrafo profesional, lo cierto es que es capaz de cualquier cosa por conseguir una instantánea indiscreta, aunque en realidad las cosas le van bastante mal: vive en un cuchitril y sus esfuerzos por salir a flote como fotógrafo independiente en un mundo de tiburones apenas le permiten sobrevivir. Sin embargo siempre hay un escalafón más bajo, en este caso encarnado por Toby Grace (Michael Pitt), un joven indigente con fantasias de convertirse en actor que, de casualidad, acaba haciéndose amigo de Les y convirtiéndose en su “asistente” a cambio de poder dormir en su casa.

Comienza aquí una disparatada relación entre ambos personajes, a cual más cómico, en el que Les hace de sabio cicerone del mundo de los famosos deslumbrando constantemente al crédulo Toby, disimulando en la medida de lo posible su propio patetismo y ninguneándole cuando puede. La suerte (y la apostura) de Toby hace que en una fiesta inicie una relación con K’harma Leeds (Alison Lohman), la encarnación de joven famosa guapita y de encefalograma plano. K’harma, que lo mismo compone una canción “40 principales” que le da el pronto y diseña un perfume representa todo lo que Les quiere fotografiar, todo lo que Toby desea llegar a ser (o poseer) y, a fin de cuentas, lo que toda revista de adolescentes del quiosco más cercano tiene en su portada. Las consecuencias de este golpe de suerte y determinados (y previsibles) conflictos de intereses entre Toby y su “mentor” inician una serie de sentimientos de desconfianza y traición mutua crecientes.

Se trata sin duda de una película muy recomendable: un guión muy divertido con una generosa cantidad de escenas cómicas delirantes, buenas actuaciones y excelente banda sonora. Lo mejor es ese cinismo sutil del que hablaba al principio: mediante la historia de un homeless que pasa de dormir en contenedor a los hoteles de lujo se pone en evidencia lo esperpéntico que puede llegar a ser el mundo de la fama y su irracional esplendor. Si la veis quedáos hasta que se acaben los rótulos de crédito, que vienen con una escena final a modo de guinda. Si queréis huir de secuelas caribeño-arácnidas y otras bazofias, esta es una excelente opción.

Anuncios

One thought on “Delirious

  1. Lanarch 26 junio 2007 / 11:00

    Jo, pues en el emul… en mi tienda habitual no la encuentro. Eso sí, montones de archivos con nombres como “Piper Perabo & Jessica Pare – Lost & Delirious – Lesb Sex.mpeg” XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s