El doble juego de la SGAE (reflexión desapegada)

Poner a parir a la SGAE parece un tema recurrente en Internet en general y en los forofos de la llamada web 2.0 en particular. Aquí no es que se le haya dado mucha coba al sunto por mi parte, pero aprovechando el ritmo lento del blogoplancton y de mi blogocabeza estos días de aplatanamiento voy a aprovechar para hablar del tema. Se han dicho ya tantas cosas sobre esto que creo que es de recibo hacer una reflexión muy sintética:

El problema: La situación de conflicto es el resultado de dos visiones diferentes del tráfico de información. Por una parte hasta finales del siglo XX lo habitual es que el flujo de información (tanto de noticias como de cultura u ocio) fuese relativamente costoso, por lo que el movimiento de información lleva asociado en su mayor parte un precio para el “consumidor”. El asunto de los derechos de autor se enmascara en el precio de la mercancía y por lo tanto el coste es inapreciable y no existe un debate sobre si es lícito la existencia del mismo. Sin embargo, el siglo XXI se caracteriza por la posibilidad de un flujo de información y cultura mucho más rápido y barato que antes, lo que constituye un cambio radical en el paradigma de los flujos de información. Es simplemente un efecto más de la globalización. En este nuevo concepto lo importante es que la información se democratice y llegue a todos por igual (pese a que las desigualdades del mundo persisten nadie negará que favorecer el flujo de información a todos los ciudadanos en todos los países es positivo para la humanidad, al menos como intención).

Estamos en una etapa de transición. La coexistencia de los dos paradigmas plantea el conflicto: aunque la transmisión de la información se abarata y facilita, el concepto de derecho de autor legalmente persiste, y sin embargo cada vez es más difícil de aplicar debido precisamente a esa facilidad de flujo informativo. Aquellos que se han estado beneficiando del mismo protestan, pero los usuarios que experimentan las bondades del nuevo paradigma lo ven injusto.

El debate sobre el derecho de autor: ¿Debe existir el derecho de autor como lo conocemos hoy? De alguna forma los artistas se mueven en un ámbito que una amiga mía define muy bien como esquizofrénico. Por un lado como autor deseas difundir lo más efectivamente posible tu obra, por otra parte de algo hay que vivir, y no vas a negarte a cobrar por cada vez que tu obra se lea o disfrute, siendo como es, el status quo. Yo creo que se confunden, por un lado, el derecho de autor en el sentido de reconocimiento, y por otro una visión mucho más mercantilista de lo que debe ser el arte, que además es relativamente reciente. Se puede entender que el Papa de turno pagara a Miguel Ángel cuando pintó la Capilla Sixtina, pero hubiese sido inconcebible que éste y sus herederos recibieran un “plus” cada vez que alguien admirara su obra durante cien años.

A mí me da que el concepto mercantil de “derecho de autor” se extinguirá por sí solo próximamente. Cada vez más artistas (especialmente los más jóvenes) sólo están interesados por un “derecho de autor blando“, especialmente el de reconocimiento, que sí se ve reflejado en los diversos copylefts, favoreciendo activamente el desarrollo del mencionado nuevo paradigma y divulgando su obra de forma más eficiente (y abandonando la cómoda posición de quien pretende “vivir del cuento” y cobrar rentas cada vez que alguien ponga una canción suya de hace 30 años). Se supone que la obra artística tiene una existencia independiente del autor de igual manera que un hijo no pertenece a su padre. Llevémoslo a la práctica.

Las redes P2P (Emule y similares): Técnicamente nada diferencia a cuatro amiguetes que deciden prestarse sus CDs de música para disfrutarlas y sin ánimo de lucro que una red P2P. Puesto que legalmente no es posible hincarles el diente (qué más quisieran), las sociedades de autores se sacan de la manga conceptos como el del canon por copia privada. Objetivamente puede llegar a ser injusto o abusivo que te graven la compra de material informático virgen que puede (o no) ser empleado para guardar copias privadas de material con “derecho de autor mercantil”. Y aquí viene la trampa. Si cobras un canon para obtener los réditos que dejas de ganar por el uso de redes P2P, lo que no puedes hacer es luchar contra ellas.

El cobro del canon legitima el uso de las redes P2P

De alguna forma, lo del canon suena a recurso desesperado y muy irónico, especialmente cuando estamos hartos de sufrir en nuestras carnes la despiadada vara de medir del “libre mercado”: si dejas de ser competitivo, adáptate a las nuevas condiciones o extínguete. ¿Por qué esa máxima sólo se aplica en determinados casos y no en éste, que es definitivamente muy beneficioso para la amplia mayoría de la población? Cuando llegó la fotografía digital, temí por la supervivencia de los estudios fotográficos tradicionales, que sin embargo se han adaptado a la perfección a los nuevos tiempos ofertando toda una nueva serie de servicios. Más le valdría a la SGAE (y a los estancos) ir pensando en hacer algo parecido.

Anuncios

4 thoughts on “El doble juego de la SGAE (reflexión desapegada)

  1. edryas 17 julio 2007 / 10:18

    Pues sí, lo que me parece una chorrada es que cobren por cada vez que suena una canción.

    Supongo que todo el boom de copias se le ha venido encima a la SGAE y están luchando como peor podrían hacerlo.

  2. biosfofo 17 julio 2007 / 12:54

    A mi gusto el canon por la compra de material grabable va en contra de la presunción de inocencia. Se presupone que yo no haré nada ilícito hasta que se demuestre lo contrario, sin embargo, la SGAE te cobra por adelantado “por si acaso”. No sé, es como si al comprarte un coche de gama alta te cascan un plus de 100 € diciendo que puede que te saltes el límite de velocidad.
    En la copia ilegal y piratería (que es lo que se supone que quiere evitar la SGAE) los que realmente producen bajada de ventas son las bandas que están organizadas.
    Si de todo el dinero que recibe la SGAE por derechos de autor se quedase el autor una proporción mayor, puede que lo viese bien. Pero pensar que un porcentaje elevado va a la SGAE o a familiares… ¿Parece lógico que Michael Jackson reciba pasta de derechos de autor por las canciones de los Beattles?

  3. Evolutionibus 22 julio 2007 / 15:26

    Me da que se dice legitima no legitimiza. Y tal.

  4. Rafa 23 julio 2007 / 9:05

    Venga, va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s