Het: filosofía erótica

Ningún escritor, en acto o en potencia, debe pasar por alto el papel promocional que para su obra puede tener un bloj. Enganchas a la gente con entradas variopintas, dejas caer de vez en cuando que tienes tal o cual libro publicado (o no) y al final siempre hay incautos que pican. Eso es lo que me pasó a mí, así comienza la historia que me llevó a leer “Het“, la niña mimada de SuperSantiEgo. En efecto, me hice lector habitual de La Realidad Estupefaciente (bloj familiar muy recomendable, es más, imprescindible) y finalmente, tal y como se me animaba desde la barra lateral, me desmarqué del resto de la humanidad y compré el libro de marras para satisfacer mi curiosidad: si este pollo dice estas cosas tan inspiradas en sus ratos libres ¿qué contará cuando se le dan 180 páginas en blanco? Aquí va una reseña de mis impresiones.

Het
Santiago Bergantinhos
Ediciones Baile del Sol, 2002
ISBN: 84-95309-51-3

Antes de nada toca avisar que el libro toma su título del nombre de uno de sus personajes: “Het” es una abreviatura de “hetaira” (las cortesanas del mundo antiguo) y que por lo tanto la “h” debe conservar su mutismo castizo al no estar relacionada la palabra con extranjerismo alguno.

¿Qué tipo de novela es “Het”? En la contraportada del libro el autor la define como una novela filosófico-erótica (o erótico-filosófica) justo antes de extenderse en una parrafada que deja al lector potencial más o menos como estaba. Y yo por mi parte, después de leerlo no puedo estar más de acuerdo en su descripción original: es una novela sobre sexo y sobre filosofía, que se dice pronto.

En el plano erótico, “Het” está llena de guarreridas sexuales, muchas (pero muchas) de ellas protagonizadas únicamente por nenas que saben, o hacen por saber, cómo pasárselo bien solas o en compañía. No es que me considere un experto en lo que respecta a literatura erótica, pero he leído las suficientes como para tener claro un gradiente de calidad. En este género yo encuentro dos extremos: los relatos que vienen a ser la versión literaria del porno cutre para la pajilla rápida (y son lo que son, no le vayas a buscar los tres pies al gato), y aquellas que van más allá, que se recrean a menudo en aspectos perversos, sórdidos, groseros o indecentes y que te provocan insospechadas reacciones. Desde luego, en este caso estamos ante las del segundo tipo. En el otro plano que define la obra, el filosófico, bastará con decir que no es necesario tener un máster en humanidades, pero que si sabes quién es Platón y Nietzsche pues como que mejor para ti. La verdad es que la mezcla de sexo y filosofía resulta un tanto ecléctica a bote pronto, pero da muy buen resultado. Ya veréis las aplicaciones anatómicas que tienen las dimensiones del alma platónica y de lo que es capaz un superhombre cuando se pone serio.

El estilo es un poco denso, escasamente puntuado, con elipsis en el espacio y el tiempo bastante bruscas y amigo de los monólogos interiores. Puede asustar un poco, especialmente al principio, pero va ganando mucho con el desarrollo de la historia y muy pronto se entra fácilmente al trapo con los juegos de palabras, las ironía omnipresente y las maquiavélicas maniobras del autor a la hora de poner a sus personajes en situaciones realmente kafkianas. Y si no decidme qué cara pondríais si quien está a punto de practicaros sexo oral os pregunta antes por la naturaleza del ser ¿eh? Abundan las autorreferencias (a las que hay que estar muy atentos), se juega constantemente con el concepto de perversión, en uno y otro sentido (¿quién es más perverso, el que enseña a una niña a masturbarse o el que se lo prohíbe?), con el contraste entre la verbalización de actos sexuales de todo tipo y un lenguaje muy casto, muy mojigato e incluso cursi.

Ya bueno ¿y de qué va el libro? Pues aparentemente tiene por protagonista a Clara, una chiquilla de 14 años, que junto con su hermana mayor se ven influidas por distintos personajes: por una parte el padre Alberto, su profesor de religión, y Berta, su madre abnegada, que se desviven porque las dos niñas sean prodigio de virtud católica. Por otra parte Het, una bellísima y misteriosa joven que Clara conoce en la oficina de correos y Hans, el primo alemán de las hermanas que las visita ocasionalmente. Y digo que este es el tema aparente porque el lector descubrirá con el paso de las páginas interrelaciones insospechadas entre estos y otros personajes, que pueden dar giros muy notables, hasta que se percate de que en el fondo estamos de nuevo ante el eterno enfrentamiento entre Apolo y Dionisos en el que el sexo actúa como la propia esencia de la vida. Ya sé que queda todo muy en el aire, pero si digo más lo mismo entro en el spoiler.

En este libro hay mucha tela que cortar y la mejor manera de comprobarlo es que lo leáis vosotros mismos. La ventaja añadida es que si al acabar nos queda alguna cuestión por resolver, me consta que no será difícil que SuperSantiEgo se preste a comentarlas.

Vienen a ser unos 12 euros de libro, por si os animáis, así que no podéis poner la excusa del precio que seguro que os gastáis cuatro veces más cada fin de semana en alcohol, mujeres y drogaína, que nos conocemos. Recomiendo no leerlo en el metro, pero allá cada uno.

Anuncios

6 thoughts on “Het: filosofía erótica

  1. SuperSantiEgo 13 noviembre 2007 / 16:44

    Coño, me has convencido. Mañana mismo me lo compro.

  2. Albert 13 noviembre 2007 / 17:48

    Me da a mí que al final van a tener razón los que dicen que la filosofía consiste básicamente en pajas mentales. Una consultilla: ¿serviría como libro de texto?

  3. SuperSantiEgo 13 noviembre 2007 / 22:42

    Indudablemente, si quieres que te metan en la cárcel.

  4. Alfie 14 noviembre 2007 / 14:59

    En cuanto acabe con la novela del autista, que me estoy partiendo con ella, me podré manos a la obra. Joer, sois muy rápidos leyendo, uno no da para tanto, entre las recomendaciones de SuperSanti Ego, a uno se le acumula el trabajo

  5. echange de lien 23 abril 2013 / 12:36

    This post presents clear idea in favor of the new people of blogging, that actually how to do running
    a blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s