Otro porno es posible

ponno1.jpg

A veces me pregunto ¿Cómo voy a pretender que alguien me tome en serio cuando escribo sobre ciencia cuando la gente después tiene que leer entradas como esta? Este bloj es un despropósito que perdió el norte hace mucho tiempo y ya es tarde para arreglarlo. Supongo que también es tarde para incluirlo en el curriculum. En fin, afrontemos la realidad.

WARNING: Está usted entrando en zona de paja mental

y el que avisa no es traidor…

 

De cómo haría yo la mejor película porno de la historia


Cuando hace unos días dije que una de mis aspiraciones vitales a las que, con toda seguridad, tendré que renunciar es revolucionar el cine porno, muchos rieron por lo bajo (que os oí), otros me animaron a realizar mi sueño y otros, más escépticos y con toda la razón del mundo dudaron de si el porno podría revolucionarse sin perder su esencia y dejar de ser porno. No se si alguien se pensó que dije aquello por decirlo o por hacer la gracia. Bueno, pues me temo que no, que por suerte o por desgracia he meditado el asunto largo y tendido y he llegado a mis propias conclusiones sobre el tema. Dado el interés que recibió aquella anécdota voy a pasar a desarrollar algunas de mis ideas al respecto sin desvelar, por supuesto, cómo las materializaría, que uno dice que esto no puede pasar pero nunca digas de este agua no beberé, este cura no es mi padre y esta polla no me entra y no volveré a escuchar a Jiménez Losantos.

Como punto de partida estudiemos cierto atavismo del cine porno, aparentemente contradictorio, que podríamos denominar… la pseudoparadoja de Chasey Lain, porque suena bien. Dicha característica se formula mediante dos axiomas que cualquier persona que haya visto más de dos fragmentos de películas diferentes aceptará sin mucha reticencia.

AXIOMA 1: No todo el porno es igual

En efecto. Los elementos del cine porno pueden ser valorados como se haría con otros géneros audiovisuales. Valorar en su conjunto una peli porno siempre está sujeto a factores subjetivos, pero al igual que con el cine ordinario, se puede uno aproximar a una valoración objetiva si se hace por partes. En el porno hay buenos y malos directores, hay buenos y malos efectos sonoros, hay buenos y malos montajes, buena y mala fotografía y, por supuesto, hay buenos y malos actores y actrices (amén de dobladores).

AXIOMA 2: El porno siempre es más de lo mismo

Pues sí, esto también es verdad. Si nos ponemos exegéticos y hacemos pornografía comparada con una peli de los 70 y una de reciente producción veremos que en el fondo no hay nada nuevo bajo el sol. El tempo y las distintas fases por las que cada capítulo de una pelícuna ponno, tanto obligatorias como opcionales, nos las sabemos de sobra.

¿Cómo podemos romper esta aparente paradoja? ¿Realmente otro porno es posible?

El porno parece tener una constante tendencia a lo cutre y a lo kafkiano. Si estás caliente, a poquito que aporte suele ser más que suficiente y de hecho es un género que está relegado al cachondeo y la displicencia incluso por sus mismos creadores. Cualquiera que se vea una película completa de principio a fin sin tocar el mando y con los pantalones abrochados será tachado de enfermo por gran parte de la población y condenado al onanismo ostracismo social. No hay dignidad en el porno. Toda la admiración que puede suscitarnos la materialización (aunque sea cutre) de fantasías absurdas, todo lo que nos ha aportado durante la adolescencia (cuando el sexo era más secreto que los de Fátima), todo eso queda para el culto privado o por lo bajini. Yo no quiero eso para mi película. El porno puede tener una dignidad, el porno puede sorprender, el porno puede ser arte.

¿Cómo romper el círculo vicioso de la pseudoparadoja de Chasey Lain? Pues básicamente, con dinero. El cine porno no es nada rentable (y menos en la era e-Mule), y la cutrez que viene a ser su común denominador es consecuencia de que la mejor manera de rentabilizar el esfuerzo económico es aplicar la máquina de hacer churros y seguir adelante. Por otra parte una mejora artística de la calidad de la película raramente repercutiría en más beneficios para la productora, porque ciertamente el porno es lo que es, y es para lo que es.

Sin embargo no estoy hablando de eso. Yo sería un mecenas del siglo XXI, un filántropo, un humanista del Eros. Renunciaría a los beneficios, renunciaría a que fuese una película de masas, no me interesa la gloria: yo sólo hablo de la película que a mí me gustaría ver y soy consciente de que el proyecto es a fondo perdido, pero sí, lo veo realizable.

Efectivamente, una buena película porno se hace a base de cosas buenas: buen director, buen realizador, buenas localizaciones, buenos equipos técnicos, buen casting, etc. Y sí, recurriría al mundo del cine “ordinario”, o en todo caso, a gente que supiese hacer las cosas bien. Algunos me diréis, “Pero Rafa, ¿tú lo que quieres es hacer porno o hacer una película normal con sexo explícito?”, la respuesta es clara: porno. Esa es mi intención. Una película para poner caliente al personal, muy muy caliente, pero que además cuente una historia, trasmita sensaciones además de erecciones: porno en clave de Cine (con mayúsculas). Que la obra se encuadrase como mierda, como despropósito o como película de culto es algo que dejaría para los críticos, eso me da igual.

El guión, desde luego, es fundamental. Se trata de contar una historia, una historia llena de sexo, claro, pero con una coherencia, que huyese de los cánones previsibles y preconcebidos y desde luego con momentos de tensión dramática. Estaría dispuesto a incluir momentos de humor, pero me parece pernicioso ese trasfondo surrealista que impregna el 90% de las películas porno. Analizadas seriamente, casi todas producen carcajadas, y las carcajadas, queridos amigos, son malas amigas de los orgasmos, que uno no puede estar en misa y repicando. Algunas verdaderas obras de arte son bastante buenas en general en este aspecto, si bien son muy escasas, pero tarde o temprano siempre acaba ocurriendo una accidental caída a la piscina o una entrevista de trabajo que acaban echándolo todo a la mierda. Las pocas películas porno que no te hacen partirte la caja de la risa si te quieres tomar la historia en serio son mucho peores, puesto que sólo salen tíos vestidos de cuero con cara de mala hostia, y hombre, tampoco es eso ¿no?

Además del argumento, el otro aspecto importante son los actores (y las actoras). En el mundo del ponno los intérpretes tienen capacidades mejores o peores en el campo de la belleza física y de sus aptitudes para follar delante de una cámara. Por supuesto todos ellos tienen unas dotes interpretativas que van de pésimas a mediocres, y esta es precisamente otra de las razones que pueden provocar indeseables carcajadas en el espectador. El/la intérprete perfecto de mi película no sólo es una divinidad sexual que da un morbazo que te caes de culo, sino que además actúa bien. Soy consciente de que esta raza no existe. ¿Cómo crearla? Se me ocurren dos maneras de realizar el casting: a) encontrar actores y actrices porno de buena calidad y pagarles una formación en interpretación, danza y papiroflexia con un cheque en blanco a costa de la producción. b) encontrar a buenos y prometedores actores noveles de buen parecer y empezar a ponerles delante billetes de 500 euros hasta corromperles y que se presten a hacer de todo delante de las cámaras. Quizá las dos cosas fuesen necesarias.

En fin, creo que básicamente las líneas maestras de mi plan quedan bien claras. Las cosas concretas no os las pienso decir ni bajo tortura (probad suerte si queréis), así que, puestos a hacer peticiones graciosas me voy a permitir emular a Arquímedes. El muy cachondo dijo aquello de “Dadme un punto de apoyo (y una palanca suficientemente larga y resistente) y moveré el mundo

Y yo digo “Dadme 20 millones de euros (y cuatro años sabáticos) y haré la mejor película porno de la historia“.

No te jode…

ponno2.jpg

por cierto, el impagable cómic, con otras variantes, está disponible aquí (Gracias Kike)

Anuncios

18 thoughts on “Otro porno es posible

  1. SuperSantiEgo 5 diciembre 2007 / 22:27

    ¿Y en dónde meterías entonces, por ejemplo, a Andrew Blake? ¿Porno gafapasta?

    Y lo de la pseudopajadoja de Chasey Lain me lo apunto. Ah, no, que pone pseudoparadoja. No disho ná.

  2. Lanarch 6 diciembre 2007 / 1:09

    Jejeje, interesante. Me ha recordado que una vez “investigué” en la wikipedia a una actriz que me pareció especialmente guapa (encontrada en un fake, claro :P ) y se autodefinía como “actriz porno existencialista”. A ver si consigo acordarme del nombre.

    Por cierto:

    > encontrar a buenos y prometedores actores noveles de buen parecer y empezar a ponerles delante billetes de 500 euros hasta corromperles y que se presten a hacer de todo delante de las cámaras.

    Te sugiero utilizar la táctica dominó: localizas a uno que esté bueno que te cagas, y lo corrompes. A la siguiente le corrompes con mucha pasta *Y* una foto del primero. Etc. Creo que se coge la idea, ¿no? XD

    Pero se me ocurre una tercera opción: ¡efectos especiales y animación por ordenador en las escenas comprometidas! Incluso, por qué no, una porno modelo Toy Story. ¿Realmente se quedan quietas las muñecas hinchables cuando no mira nadie?

  3. Jezabel 6 diciembre 2007 / 1:27

    Supongo que una peli porno hecha según tus cánones podría considerarse algo sesudo, en plan cine de actor sesudo, culto y social-yo que sé, mirad a Bigas Luna- y dejaría de ser porno.

  4. eulez 6 diciembre 2007 / 10:26

    Pues yo no lo veo, oiga…. si es porno tiene que tener su estructura fija: mamada-delante-detras-encima-terminaenlacara. ¿De verdad todo eso es compatible con una historia con algo de sentido? De inicio el físico de los actores no tiene cabida en el mundo real (¡esas depilaciones! aggh) Vamos, que no le veo sentido… de verdad, que no veo como es posible hacer una peli porno buena. En todo caso, una erótica, al estilo de Emmanuelle (la primera), o por el estilo, supongo.

  5. jmongil 6 diciembre 2007 / 10:37

    ¿Estás pensado en un producto para uso y disfrute de hombres exclusivamente o también de mujeres?

    Te lo digo porque las segundas ya cuentan con relevantes títulos de factura mediana o buena. Pues si definimos pornografía como todo material gráfico elaborado con vistas a facilitar la masturbación, no hay duda de que películas como Oficial y Caballero, Memorias de Africa, Leyendas de Pasión o Pretty Woman se pueden encuadrar sin duda como películas pornográficas para mujeres. No niego que dichos films puedan tener otras virtudes (bueno, en la de Brad Pitt no he encontrado ninguna).
    Eeeeh. Que no estoy diciendo que al ver esas películas, las féminas se recreen en su entrepierna inmediatamente. Pero sé de buena tinta que en la soledad e intimidad de la noche pueden ser realmente inspiradoras, razón por la cual a dichas películas se las puede adjetivar como pornográficas.

    Hecha esta aclaración, te sugiero que te pases al formato cortometraje o teleserie de episodios de media hora (luego en la práctica, 24 min).

    ¿Porque no pretenderás que algún espectador sea capaz de visionar tu obra de un tirón? Este factor debería condicionar la estructura del guion definitivamente.

    Saludos

  6. SuperSantiEgo 6 diciembre 2007 / 17:47

    Lanarch, sin duda te refieres a Sasha Grey, grandísima actriz, sin duda alguna.

    A lo que se refiere Javier es sin duda a la pornografía sentimental, tipo Los puentes de Madison. Meg Ryan y Sandra Bullock son a ello lo que Jenna Jameson y otras divas del porno a la pornografía sin complejos.

  7. Lanarch 7 diciembre 2007 / 0:44

    Jaja, sí, Sasha Grey, bendita wikipedia. Y benditas pálidas de pelo laaargo, cuánto bien ha hecho a nuestras fantasías sexuales la princesa Leia.

  8. edryas 7 diciembre 2007 / 11:27

    Sí, por favor, rompe con la escena de llega el fontanero a casa y, acto seguido, están follando; romepe con los guiones todo acotaciones y presenta auténticas obras de arte con conflictos de personajes,repeticiones, paralelismos y metáforas. Porno artístico-lírico-no-cursi, ya.(¿Sería “Lucía y el sexo” un intento desafortunado de esto?)

    Una anecdotilla: en el festival de cine porno, un director al que una amiga hizo una entrevista, se quejaba de que, desde la era digital, cualquier cretino podía hacer una peli porno. Y eso no se podía tolerar, el porno es un género válido, como el western o el bélico (mucho más válido, si se piensa despacio, por próximo y verosímil)

  9. Rafa 7 diciembre 2007 / 22:26

    SuperSantiEgo: no es mala categoría lo del porno gafapasta. No sé qué decir, no soy un teórico del porno, sólo soy un simple visionario.

    Lanarch: me ha encantado lo del efecto dominó, creo que podría funcionar. Eso sí, me parece muy grave que pienses que una película de animación podría colmar mis aspiraciones artísticas. La respuesta es NO

    Jezabel: si hago una película que sea 70% escenas de sexo explícito (y no me refiero al estilo Bigas-Luna) ¿cómo lo denominarías?

    Eulez: me consta que no lo ves, pero yo sí. Será porno por el contenido porno, pero no por la estructura.

    Jmongil: Definitivamente sería una obra para el disfrute de todos los sexos y preferencias sexuales. Se trataría, fundamentalmente, de una peli hetero, pero recordemos que habría una historia detrás de todo: deseo, celos, lujuria, mentiras,… luego hay motivo para ver cómo acaba. Sería un largometraje, aunque de no mucho más de una hora. En todo caso no lo veo una pornografía sentimental, pero desde luego los actores estarían muy cuidados.

    Edryas: GRACIAS por creer en mi. Te daré una butaca privilegiada en la premier

  10. Jezabel 7 diciembre 2007 / 23:45

    En fin, espero que si alguna vez lo haces, te acuerdes de mí para enviarme pases para el preestreno. Prometo recompensarte :P

  11. Gaz 9 diciembre 2007 / 22:37

    Lo ideal sería una peli porno con gente normal, en situaciones creíbles (quién coño ha tenido una fantasía sexual con el siglo de las luces, porque yo no) y con tías normales, no de tetas operadas y tal. Yo personalmente metería más cortes y no alargaría tanto las escenas de mameichon y tal, pero en fin… la verdad es que hoy en dçía, con internete quién se va a parar a ver uan peli porno?

  12. El Pornógrafo Gafapasta 12 diciembre 2007 / 0:03

    Bueno, siento decepcionarte, pero la película que tú quieres hacer ya está hecha. En realidad, se hacen decenas y decenas al año de ese tipo. Los denominados features. COmpañías como Wicked Pictures, VIvid o Digital PLayground son especialistas en el tema (aunque también hacen gonzo y wall to wall).
    Échale un ojo a filmes de Brad Armstrong como Lovers Lane, Manhunters, Dream Quest, Falling from grace, Jenna’s revenge… TAnto Armstrong, como Michael Ninn, PAul Thomas, Michael RAven o Nic Andrews son grandes directores de features, porno con argumento de alta calidad.
    EN cuanto a las actrices y actores que actúen bien, los hay, sin duda. JEnna Jameson actuaba batante bien (comprueba cualquier película de las que hizo con BRad Armstrong y muchas de las posteriores como The MAsseuse o The new devil in miss jones de Paul Thomas). EN cuanto a actores, sin duda alguna Randy Spears es un actor increible. Del nivel de cualquier actor profesional de HOllywood o Broadway (compruebalo en filmes como Heart Of Darkness, Lovers Lane, Watching Samantha -de Michael Raven con guión de Stormy Daniels-, Black Widow, etc…). Spears nunca decepciona.
    NO hace falta tanto dinero como 200 millones. De hecho, un feature con bastante calidad puede costar unos 300.000 dolares. Obviamente, rodando en vídeo en vez de en cine (aunque muchos cineastas como Paul THomas, Andrew Blake o Brad Armstrong ruedan varias de sus películas en cine) es mucho más barato que una película convencional. Pirates, producida por Digital PLayground y dirigida por Joone (aunque el acabado final es obra del genial cámara Robby D.) costó 1.000.000 de dólares, y es la mayor superproducción de la historia del porno (habrá que ver cuando cuesta The Four de MIchael Ninn, una pseudo secuela de la película mainstream 300, rodada con la misma técnica y estilo).
    LO dicho, el buen porno ya existe. Bueno, el cine porno, porque para mí es cine con todas las letras, y el resto es simplemente pornografía videografiada. El buen cine porno existe y está al alcance de la mano.
    Saludos

  13. Rafa 12 diciembre 2007 / 10:04

    ¿Decepcionado? No hombre, en todo caso gratamente sorprendido. Muchas gracias por la información y por el enlace a tu blog, ahora tengo mucho que aprender, jojojo. Bueno, está claro que no se puede inventar nada nuevo, pero de todas formas yo sigo pensando que podría hacer algo bueno dentro de este género.

  14. Pingback: meneame.net
  15. alE 8 septiembre 2008 / 17:10

    Tambien mirate algo de Tinto Brass un maestro del porno con argumento!
    Saludos

  16. mandragora 13 julio 2010 / 17:20

    Con o sin su permiso, he linkeado esta entrada.

  17. Copépodo 13 julio 2010 / 23:10

    Y me parece muy bien, aunque me parece increíble haber escrito esto alguna vez. Mi bloj es un desconocido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s