¿Sí o no?

estrella.PNGestrella.PNGestrella.PNGestrella.PNG

Leones por corderos (Robert Redford 2007)

leonesporcorderos.jpg

Lo digo muy a menudo, pero es que es verdad: qué gusto da pagar por ver una película de buena factura, en la que se cuidan tanto los aspectos fundamentales como los pequeños detalles. Leones por corderos es una película impecable a la que no se le puede objetar casi nada desde el punto de vista técnico. Pese a ser de concepción muy sencilla y faltarle aspavientos del estilo de una banda sonora atronadora o una fotografía de caerse de culo consigue tenerte pegado a la butaca contándote una historia en la que apenas intervienen más de seis personas y que casi en su totalidad transcurre en dos despachos y un peñasco nevado. Si esto no es cine, ya me contaréis.

El planteamiento es muy sencillo: se cuenta lo que ocurre en tres lugares del mundo en el mismo periodo tiempo de forma que al conocer cada vez más de estas tres tramas se pone de manifiesto que todas ellas están relacionadas.

Por una parte dos soldados estadounidenses quedan atrapados en una cumbre nevada de Afganistán a merced de unos talibanes que se acercan a ellos peligrosamente. Mientras tanto, en Washington D.C. un ambicioso senador republicano (Tom Cruise) intenta comerle la cabeza a una periodista (Meryl Streep) para que sea una buena usamericana y haga propaganda de la nueva estrategia militar a seguir en Afganistán para ganar la “guerra contra el terrorismo”. Por último en una universidad de California un profesor (Robert Redford) convence a un brillante alumno (que se está echando a perder por las muhere y las fiestas) a que retome su interés por la política. Como se verá, la nueva estrategia de los republicanos es la que están llevando a cabo los soldados protagonistas, que a su vez fueron alumnos del profesor de California.

Bien ¿cuál es la chicha de esta película? que retrata el círculo vicioso que provoca una clase política maquiavélica, el dominio de los medios de comunicación y la juventud apática de una sociedad alienada. Está muy bien porque se relacionan los problemas reales que vive la población estadounidense en el día a día con el desarrollo de una política determinada ¿Cuál es la pega? Bueno, pues no sé si será porque se me había recomendado con mucha insistencia, pero la verdad es que me dejó un poco frío. Que no se me entienda mal, que la peli merece mucho la pena, pero… bueno es como si todas las películas que son tan críticas con la política Bush fuesen casi para regocijo de los europeos y encogimiento de hombros para los yanquis. ¿Pretende remover conciencias? Dudo mucho que lo consiga, es demasiado tibia para ello. ¿Aporta algún dato nuevo? De hecho el núcleo del argumento es pura ficción, pero a estas alturas nadie se sorprendería de que pasasen cosas así o peores. En definitiva, que no creo que vaya a pasar a la historia como la obra del arte del siglo, pero que a buen seguro satisfará a los paladares cinematográficamente más exigentes. Si eres de los que se aburren cuando en una película se tiran hablando más de cinco minutos seguidos, mejor vete a ver otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s