Trueque de Reyes

¡Ay qué pereza me da esto de retomar la actividad! Con estas vacaciones escolares que me he pegado, el impacto del reingreso en la vida normal sin langostinos ni turrones se me va a hacer muy cuesta arriba, pero bueno, si hay que ponerse, uno va y se pone.

La pasada noche de Reyes unos amigos nos llevaron a un “trueque” que realizaba la asociación Rascote de Fuenlabrada (gracias, majos) y fue una experiencia la mar de interesante que además da un contrapunto interesante al consumismo desaforado de la ocasión. El sarao consiste básicamente en que llevas una serie de objetos que ya no utilizas o sencillamente de los que te quieres deshacer y se intercambian por los que han dejado otras personas, así, de gratis. Según vas llegando colocas tu contribución a lo largo de una sala según distintos sectores (libros, música, objetos de la casa, ropa y bizarrismo general).

trueque1.jpg trueque2.jpg

Había cientos de cassetes caseros de alguien que definitivamente quería pasarse a la era digital, pero triunfaron más bien poco. A la derecha la sección de menaje del hogar.

Según pasa el tiempo la sala en cuestión se va llenando de trastos y todo el mundo curiosea sobre lo que se puede llevar. Alfie y yo aprovechamos para deshacernos de ciertos trastos que, si bien estaban en perfecto estado, no habíamos usado nunca o muy rara vez (y en la solución habitacional no andamos sobrados de espacio precisamente), así como regalos bizarros variados. Concretamente ésta fue nuestra contribución al lote:

– Juego de románticas y horribles copas de champán, muy navideñas ellas.
– Coquetísimo conjunto de jaboneras y vasitos para el cuarto de baño
Fondue para doce personas con plato giratorio (trasto verdaderamente aparatoso)
– Típico paquete de colonia Crossmen con aftershave que le regalan a uno por compromiso
– Colonia para hombre de botella imposible y origen desconocido (ON, se llamaba)
– Lote de libros de divulgación científica de los años ochenta editados por la revista MUY en los que se habla de los recientes adelantos de Lavoisier

trueque4.jpg

Admirad el apañadísimo conjunto de cachivaches para el baño que nos regaló un amigo que se quería deshacer de ellos y que nosotros igualmente devolvimos al círculo de la vida en el trueque. ¿Cuál será su siguiente aventura, oh caprichoso destino?


Siendo francos, un servidor lo que deseaba con todas sus fuerzas era perder de vista por fin estos elementos indeseables (al final tenías que llevártelos a casa si nadie se los había pillado, que una cosa es un trueque y otra un punto limpio). Tenía clarísimo que era casi imposible que me llevara apenas nada de vuelta a casa que hubiesen desechado los demás, y mucho me temía que lo que yo mismo consideraba trastos no iban a ser precisamente del agrado del resto de la concurrencia. Craso error.

Nos hicieron salir a todos y en distintas oleadas, cual jinetes del Apocalipsis, fuimos entrando a por un objeto que nos hubiese gustado, y así sucesivamente hasta que la gente ya no se arrollaba como en las rebajas y entonces se te dejaba triscar con libertad y afanar todo lo que quisieras…

trueque3.jpg

Antes y después de la sección “menaje y bizarrismo”. Sorprendentemente apenas sobraron artilugios.

Pues sí amigos, la gente encontró útiles prácticamente todos nuestros trastos. Para la fondue un chico volvió a su casa a por una mochila de las de montaña para poder llevársela (verídico), hubo tortas por las colonias y las copas desaparecieron antes de que nos diésemos cuenta. Somos unos afanadores natos, donde hay cosas gratis no sobra ná de ná; juro por estos ojitos que se comerán los gusanos que vi a un señor llevarse un espantoso relojito de mesa con una figurita de un ángel horrible salida de las mismas entrañas del infierno bizarro como si fuese, qué sé yo, el Santo Grial.

Pasado un tiempo los organizadores (¿He dicho ya que eran muy majos?) nos obsequiaron con roscón y bebercios.

trueque5.jpg

Estoy convencido de que esto en el fondo esto era una estrategia para que la gente acabara llevándose hasta el último objeto, y no salió del todo mal, porque muchos acabaron disfrazándose con mochos en el pelo y escurrideras en la cara mientras echaban pachuli a todo el mundo…

Y me preguntaréis si al final me llevé algo o no. Bueno, pues pese a mi desconfianza inicial nos trajimos al hogar cosas chulísimas, una auténtica ganga (la mayoría del ámbito de los libros y “lo audiovisual”):

– Un genuino ejemplar de “La llamada de Cthulhu” (Chulu para los amigos)
– Otro libro de rol: Cyberpunk (ambientado en el siglo XXI ¡Guau!)
– Un libro de Doñana, un poco antiguo, pero chulísimo
– Una bolsita con dados variados
– Un paquetillo de mejorana
– El VHS de “Psycho”
– Un DVD de “El día después”
– Documental de Alejandro Magno (en DVD)
– Imperium (videojuego para PC)

La gente tira unas cosas…

trueque6.jpg

PD1: Esto del trueque no quita que saborease una fiesta de Reyes realmente consumista. Los camaradas magos me trajeron:

– Unos geniales y estupendos prismáticos MINOX 10×42, con una óptica para mear y no echar gota (para el kit de perfecto observador de aves de la señorita Pepis)
– Novelas de Frank Herbert: God Emperor of Dune, Heretics of Dune y Chapterhouse Dune
– España 1936 (Wargame)

PD2: Marple, la fondue que entregamos en el trueque no esla que tú nos regalaste (coqueta, pequeña y apañada, que cabe en cualquier armario), sino una anterior. De verdad de la buena que la conservamos aún intacta en su caja original.

PD3: Al que llame la atención sobre lo irónico que resulta que fuese allí pensando que me iba a deshacer de cosas que no necesito pretendiendo dejar espacio libre y que me volví con más elementos todavía le regalo un juego de espantosas y bizarras jarras de cerveza que no llevamos por pudor.

Anuncios

18 thoughts on “Trueque de Reyes

  1. Marple 7 enero 2008 / 22:36

    Jo, no recordaba en absoluto haberte regalado una fondue…Así que intacta, ¿eh?…Te doy entero permiso para que le des boleto en ocasión similar a la citada si lo consideras oportuno (no soy de ésas que consideran que el obsequiado tiene que quedarse con el regalo “sí o sí”). Por cierto, una pena no haberme enterado de este evento a tiempo, porque hay un par de presentes de mi boda que me habría tentado muchísimo ver expuestos en ese mostrador.

  2. Marple 7 enero 2008 / 22:37

    By the way…en una tienda de artículos de segunda mano de Pontevedra encontré obras maestras de la literatura (que no había leído) a 1 €. Increíble, ¿no?

  3. Rafa 8 enero 2008 / 0:13

    Lo mismo no fuiste tú quien la regaló, pero entonces ¿quién? Sea como sea lo que no es admisible es tener dos fondues en casa cuando hay tanta gente que es capaz de pegarse por una de ellas.
    Quizá si vinieras más a menudo de visita habría ocasiones para probar la citada fondue (niños, esto se llama una indirecta a la yugular)

  4. zombi 8 enero 2008 / 0:25

    XDXDXDXD

    Apasionante. De haberlo sabido os habría acompañado de buena gana. Ahora que yo soy más bien como la vieja acaparadora de “Dentro del Laberinto”, y hubiera llevado una chapita de V y me habría vuelto con la mochila esa de acampada hasta los topes de libros.

    Muy buena adquisición lo de Cthulhu. Cyberpunk nunca fue de mi admiración, aunque los implantes de sintipelo tienen su aquél (amén de la vulva neumática).

    ¿Qué tal el de España 1936? Siempre lo miro y lo remiro cuando lo veo.

  5. Alfie 8 enero 2008 / 0:27

    El motivo de mi escueta intervención es sólo para aclarar un pequeño detalle: te equivocaste de lectora, fue Mar y no Marple la que nos obsequió con la citada foundie, lo que no quita para decir que las dos estáis invitadas a pasar por casa y disfrutar de una de chocolate con frutas, por ejemplo.

  6. Alfie 8 enero 2008 / 0:30

    Zombie, ya he jugado y es la bomba, en los dos partidas he jugado con los nacionales y como mola invadir ESPAAAAñññññAAAAA, sólo comentar que Monsieur Copépodo anda lamentándose por las esquinas de su república independiente jurando que pronto caerá sobre mi “LA VENGANZA DE AZAÑA” Dios si parece la nueva entrega de Mario Camus sobre la Guerra Civil.

  7. Danny 8 enero 2008 / 2:20

    Valla eso suena muy interesante, siempre he tenido la idea de querer hacer algo asi en mi casa pero solo para intercambiar libros y revistas… Lastima que donde vivo no encuentre muchas persona que les guste la lectura…
    En fin…. a LO mas cerca que he llegado de ello es regalar mis cosas a la gente con bastante necesidad….ciao!!!!

  8. juliacgs 8 enero 2008 / 2:30

    ¡Maldición! Si lo llego a saber, os hubiéra endilgado el árbolillo de navidad de fibra óptica que me ha regalado mi madre (y por el que le ha entrado una obsesión insana que me asusta un poco, para qué mentir… No ha hecho más que preguntarme, cada uno de los días de navidad, si lo he puesto, cosa que NO he hecho ,of course…) y lo hubiérais podido exponer con el resto de vuestros objetos… Qué cacharro más odioso, de verdad… Pero seguro que alguien se lo hubiera llevado, con lo “receptiva” parecía estar la gente de vuestro trueque…

  9. Lanarch 8 enero 2008 / 12:42

    ¡Un Cthulhu de Joc! ¡Y un Cyberpunk! XD

    Recomiendo mirar las listas de equipo con espíritu lúdico. Los de la Llamada son unos cachondos, entre ukeleles y cornetas de latón. Y en el Cyberpunk sale el implante sexual del dr nosequé (“Toda la noche, todas las noches, y ella nunca lo sabrá”).

    Joder, yo también me hubiera abalanzado sobre cosas ahí XD

  10. GON 8 enero 2008 / 13:45

    El año que viene hay que volver, y por supuesto tambíén previa cena de navidad para ir con fuerzas. Saludos.

  11. zombi 9 enero 2008 / 15:50

    Lanarch, habría que ver si es, para colmo de maravillas, primera edición de JOC.

    Alfie, ya os daré yo “Azañas Bélicas”, ya…

    Tenemos que jugar a Chtulhu ya. Aunque no sea en vivo, que me sois mu vivos algunos.

    :D

  12. Rafa 9 enero 2008 / 15:57

    Lanarch, Zombi: no es una primera edición, pero sí es de Joc. Fijaos que yo sin saber mucho del tema ya tenía claro quién me iba a comentar al respecto. Cuando queráis jugamos al Chulu y a lo que queráis, que estoy recuperando mi adolescencia perdida.

  13. Jezabel 9 enero 2008 / 21:00

    Si vas a recuperar tu adolescencia perdida, avísame. Para cualquier aspecto de la misma.

  14. Geo 9 enero 2008 / 23:17

    Be trueque my friens be trueque

  15. sinclair 9 enero 2008 / 23:41

    Cuánto gozo en qué poquito espacio!!! Dios mío, hubiera salido con todo (repito TODO) lo inútil. Y sé que no lo hubiera tirado nunca. Ahora estaría con el resto del otro TODO que he ido acumulando a lo largo de mi vida.

    Ñas, me estoy dando grimica. Agh.

  16. Rafa 10 enero 2008 / 13:45

    Jezabel: eso suena muy prometedor

  17. zombi 10 enero 2008 / 15:20

    Sinclair, tranquilo, no pasa nada. Solo espero que tu nick no se deba a que te has tuneado el Spectrum 48k para conectarte a Diario de un Copépodo…
    ;D

  18. lanavajaenelojo 11 enero 2008 / 20:01

    Jo, yo casi ni me acuerdo de que hubo vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s