Cosas de la sanidad pública madrileña

Podría pensarse que voy a hablar de las falsas acusaciones de 400 homicidios a un anestesista, pero no es eso. O… ¡bueno! La verdad es que, ya que estamos, lo resumo un poco para que los que sean de fuera se enteren de cómo se las gasta el gobierno neoliberal de la comunidad de Madrid:

Hace dos años y pico, una denuncia anónima dice que un equipo médico de un hospital cercano a Madrid ha asesinado a 400 personas por administrar sedantes de forma irregular a enfermos supuestamente terminales. El número no tarda en bajar a unos cientos, 73 y así sucesivamente. El equipo médico es destituido.

Cuando la justicia va a archivar el caso el gobierno de la Comunidad de Madrid hace que se reabra.

– Durante todo este tiempo, la COPE (emisora de radio de la conferencia episcopal) somete al equipo médico a una lluvia de acusaciones de asesinato constantes y apoda cariñosamente al responsable del equipo “doctor muerte”. Se crea una tremenda alarma social sobre el tema, haciendo por una parte que la gente desconfíe de sus médicos y por la otra que los médicos dejen de administrar sedaciones en casos de pacientes terminales para que mueran sin dolor.

Hace un par de días la justicia determina de forma definitiva que no se puede afirmar que hubo mala praxis médica. Los políticos de ayer y hoy pasan de pedir perdón a los profesionales a los que les ha jodido la vida durante tres años, la COPE sigue usando el bonito mote contra este señor (algo raro había ahí seguro a pesar de todo) y el gobierno de la Comunidad de Madrid niega haber tenido nada que ver. He oído a Aguirre decir hoy mismo en la radio (textualmente):

Lo que yo digo es la realidad. Nunca hemos estado implicados en ese procedimiento.

Ya sabéis: “Estos no son los androides que estáis buscando”. “Nunca hemos estado en guerra con Oceanía”.

Pues las hemerotecas dicen que fue el viceconsejero de sanidad el que firmó la denuncia, en mayo de 2005, concretamente en el juzgado de instrucción número 7.

Y si pensáis que esto ya se ha acabado y no hay más que rascar, esperemos que no tengamos que suplicar por el mórfico si tenemos la desgracia de diñarla en los madriles. El daño ya está hecho y salen ganando aquellos que consideran que la muerte tiene que llevar todo el sufrimiento posible, que si no ni es muerte ni es nada. Esto quizá sea un ejemplo clásico de “haz lo que digo pero no lo que hago, que no lo sé, pero que si el clero es masoquista, que no sea además sádico.

En fin, que me enrollo y me enrollo y no era de esto de lo que yo quería hablar. Todo esto viene por esta columna de Moncho Alpuente hoy en El País. Merece la pena leerse, de verdad, si eres madrileño para que se te pongan los cohone de corbata, y si no, para que sepas lo genial que puede ser una sanidad neoliberal, capaz de cargarse el mejor invento social que ha tenido el Homo sapiens desde el sexo. Aquí un par de extractos:

La Comunidad de Madrid primará a los médicos ahorrativos que reduzcan costes, por ejemplo, escatimando medicinas, aplazando pruebas diagnósticas o restando tiempo de atención al cliente(…) Se trata, explicaba el consejero Güemes, de maximizar los recursos en la atención a los ciudadanos, “porque no es justo”, apostillaba el responsable de la sanidad pública madrileña, “que cobre igual el que maximiza los recursos que quien no lo hace” .

.

“Sólo los que rechazan operarse en una clínica privada esperan más de 30 días en Madrid”, ha dicho Esperanza Aguirre, una advertencia más a los ciudadanos que desconfían de esas clínicas tan ahorrativas y maximizadoras de los recursos ajenos que administran en nombre y por dejación de la Administración. El método Aguirre para acabar con los problemas de la sanidad pública es acabar con ella mediante sedicentes privatizaciones. La presidenta prometió reducir las listas de espera a 30 días, y esos pacientes adictos a los servicios públicos no le van a malograr las cuentas después de los equilibrios que ha realizado para cuadrarlas, con trucos tales como no considerar los días festivos, o no empezar a contar después de la prescripción de la operación sino tras la visita al anestesista, que puede tardar 30 días más.

En fin, que qué bueno es tener salud.

ACTUALIZADO: Entrevista al consejero de sanidad del 31 de enero en ADN

Anuncios

25 thoughts on “Cosas de la sanidad pública madrileña

  1. Cotu 30 enero 2008 / 21:57

    pues mejor que vayas rezando para que así siga jajaj yo como soy hijo de mñedico estoy a salvo :P

  2. Ceprio 31 enero 2008 / 9:55

    A mí hay una cosa que me fastidia de este asunto. Al principio los médicos eran dioses… y ahora son piltrafas. Y digo yo: ni tanto ni tan clavo.

    Casos de “doctores muerte” deben de ser escasísimos (Maeso se me ocurre) y lo que me parece una injusticia es lo que pasa con, por ejemplo, el tema de las reducciones de estómago que están tan de moda: es una operación de riesgo alto, el paciente muere y ¡ah! negligencia del estúpido y cruel médico, vamos a sacarle las perras.

    Respecto al post me gustaría si los de la COPE y cía dirán en el hospital cuando llegue su momento “dejarme zolo, no me déis nada” más bien preguntarán temblando al médico “¿me va a doler?”

  3. etringita 31 enero 2008 / 10:35

    En aspectos generales, la situación por el sur no cambia demasiado. Y mejor no enfermar en navidad u otras épocas festivas… Cuando tienes que ir a menudo al centro de salud de tas cuenta de que hay médicos que hacen todo lo que pueden, que se vuelcan a diario. Si tan apurados están de tiempo para visitar a los pacientes, por qué no contratan a más médicos? Supongo es la eterna pregunta.

  4. Nata 31 enero 2008 / 15:34

    Si alguien tiene alguna duda sobre el DEPLORABLE estado de la sanidad pública en Madrid no tiene más que ponerse en contacto conmigo o con cualquiera de mi familia, a excepción de mi madre, que, desgraciadamente, ya no está aquí para poder cagarse en Esperanza Aguirre y en toda su estirpe. Como tantos otros, no sólo tuvo que luchar contra un cáncer cruel y espantoso, también tuvo que hacer frente a un sistema sanitario que dista mucho de ser siquiera digno. No resumo el infierno pasado para que no se me acuse de hacer apología de Sanitas o similar.

    Lamento el tono, Rafa, pero es que este tema me pone enferma, nunca mejor dicho.

  5. zombi 31 enero 2008 / 15:43

    Apesta. Es vergonzoso. Es repugnante. Es ODIOSA. Que somos personas, me cago en dios.

  6. juliacgs 31 enero 2008 / 18:49

    Fíjate, pa una de las pocas cosas (la seguridad social) de las que podíamos sentirnos orgullosos (en España en general, no me refiero sólo a Madrid), y ya está yéndose al carajo a pasos agigantados…

    Claro, y lo peor de todo es que estamos hablando de gente que considera que la peña que se opera en la pública en lugar de en la privada es una egoísta porque les jode las estadísticas, o que la gente que va a urgencias lo hace por gusto (o, en otro orden de cosas, que las mujeres que abortan lo hacen por hobby)… ¿Qué se puede esperar de gente así?

    Lo que comenta Ceprio de la consideración social de los médicos también se aplica a otro servicio público que también se está yendo alegremente al carajo en esta nuestra Comunidad de Madrid: la educación. Yo no voy a entrar si, en muchos casos, muchos individuos (profesores y médicos) se merecen una buena somanta a palos, pero en general, hacen una labor que todos deberíamos apreciar…

    Yo también conozco de cerca casos como el de Nata. Sin ir más lejos, mi madre ha dejado dicho que prefiere morirse en casa a que una ambulancia venga a buscarla y la lleve al Gregorio Marañón (y casi estuvimos a punto de perderla gracias a eso)… ¿Historias para no dormir? Todos conocemos unas cuantas… Y cuando esto vaya a peor, no sé qué va a ser de nosotros.

  7. eulez 31 enero 2008 / 19:38

    Yo siempre que leo estas cosas, me pregunto lo mismo ¿por qué narices sale elegida la derecha en la Comunidad de Madrid (CAM)? Entiendo que a lo mejor el PSOE no haría mucho más, pero lo mínimo sería expulsar del gobierno a los que están haciendo lo que están haciendo. Tenemos lo que nos merecemos. Perdonad que me ponga desagradable (últimamente estoy de mal humor con todo), pero no se cuantos de los que protestan tanto con todo van a votar en las elecciones municipales y autonómicas, porque creo recordar que el voto superaba ligeramente el 50%.

    Por otro lado, otra cosa digna de estudio es la campaña de manipulación de la CAM con las leyes socialistas. Un ejemplo muy claro fue cuando sacaron la Ley de Dependencia (el Gobierno central) y de inmediato la CAM lanzó una campaña publicitaria sobre la atención a personas con discapacidad. Y así con unas cuantas. Por cierto ¿dónde están los prometidos 70.000 pisos de protección oficial para madrileños?

    Lo siento por si esto que voy a decir parece elitista, pero si hicíesemos una encuesta acerca de quién tiene la culpa de la situación de la Sanidad madrileña, saldría que la culpa la tiene Zapatero, cuando las competencias sobre el tema son de la CAM. Sencillamente, la gente que no sepa eso, no debería tener derecho a votar, porque nos esta jodiendo la vida a los demás. Ya esta bien de tanto “respeto” y tanta “tolerancia”. Si alguien me jode la vida (o la muerte) no tengo porque respetarle.

  8. Copépodo 31 enero 2008 / 19:56

    A lo que decís yo añadiría que hay que distinguir las quejas seculares de la seguridad social del tipo de las colas que hay que esperar y eso, de la verdadera devaluación del servicio. Me explico: somos un huevo de personas, así que la SS tiene que atender a muchos y lo hace como puede, pero bastante satisfactoriamente si nos comparamos con otros países supuestamente muchos más desarrollados que no voy a nombrar. De ahí a lo que se está haciendo en la CAM (nuevos hospitales insuficientes, de gestión privada, roñosidad escandalosa de los recursos y encima el asunto “cope”), hay un pico.

    Y sí Eulez, tenemos lo que merecemos, porque encima el plao fuerte de la legislatura anterior fue la salud, y con todo la gente no sabe (o no comprende la gravedad) de la privatización de la sanidad pública o de cómo se metieron debajo de la alfombra las esperas de los quirófanos y las vendieron como éxito. Tengo familia en la sanidad madrileña y yo también podría contar historias de miedo sobre pasillos que sirven de urgencias y pacientes que agonizan de dolor por miedo a ponerles mórfico.

    Pues eso, que esta señora está colocadísima para aspirar, más pronto que tarde, a ser la Margaret Tatcher española del siglo XXI.

  9. juliacgs 1 febrero 2008 / 0:14

    Sí, sí, por supuesto, creo que todos hablamos de lo mismo, no es una mera queja contra un sistema público en el que todos los recursos que se implanten van a resultar insuficientes, es el empeoramiento sistemático de organizaciones que antes no funcionaban claramente tan mal: el falseamiento de las listas de espera, la masificación exagerada, la falta de médicos, los pasillos de las urgencias, es la publicidad engañosa y la falta de respeto por los pacientes que lo usan y su dignidad como personas, etc…

    Y en educación, yo iba a lo mismo: no es simplemente una cuestión de que el sistema educativo en general vaya mal porque sea difícil enderezarlo, sino que en la CAM y en ningún otro sitio hay listas negras, asignación de directores de institutos y colegios “afines al régimen”, persecución al que diga una palabra más alta que otra, problemas de acoso a profesores y alumnos que no se resuelven, creación de “guetos” educativos, etc.

    Todas esas cosas no forman parte de un desgaste natural de un servicio público sino que a la fuerza tienen que ser premeditadas…

  10. Carlos 3 febrero 2008 / 0:22

    De verdad, alucino con tanto cinismo, me entra la mala leche y las ganas de matar.

    Ah! y la Espe es una palurda total!!

  11. Carlos 3 febrero 2008 / 9:36

    Atentos!! que ha salido el exconsejero de sanidad de Madrid diciendo que no tiene que pedir disculpas de nada y que bien orgulloso se siente!!

    Si es que tiene cojones! :?

  12. ricardo 4 febrero 2008 / 13:29

    Es que los católicos son peligrosos para el resto de la sociedad. Si se quieren partir de dolor que lo hagan, pero que no nos toquen los cojones al resto. Me ponen de mala leche

  13. Xist 4 febrero 2008 / 15:10

    No confundira usted verdad judicial y Verdad ?
    Que el tribunal no encontrase pruebas suficientes para inculpar al famoso doctor no quiere decir que no hubiera mala praxis, como dejo bien claro el informe pericial.
    Independientemente de la verdad juridica creo que es legitimo apartar a ese doctor de su cargo. No olvidemos que es un cargo puesto a dedo. No veo mal que sea un dedo el que lo quite, sobre todo si es apelando al principio de precaucion.

  14. jmongil 4 febrero 2008 / 15:25

    Anécdota frívola: el suplemento Yodona de El Mundo ha hecho una encuesta del político más sexy del país. ¿El ganador? Güemes.

    Yo me meo.

  15. Xist 4 febrero 2008 / 16:06

    Por cierto, eso de que la sanidad publica es el mayor invento social del hombre… en fin, muy discutible.
    Y que piensa de la actividad sexual de los bonobos ? Tambien el sexo fue invento del hombre ? Lo que hay que leer !

  16. Copépodo 4 febrero 2008 / 18:31

    Xist: pues no, descuide que no confundo la verdad judicial con “La Verdad”, lo que ocurre es que cuando hay disputas sobre cuál es “La Verdad” de un hecho concreto hay unos señores que se encargan de valorar objetivamente el acontecimiento y de esta forma, y en ausencia de línea directa con divinidades omniscientes, la “verdad jurídica” adquiere una autoridad que, por consenso, debe respetarse. Cosas del “Estado de Derecho”, junto con aquello de la presunción de inocencia, la necesidad de pruebas y esas cosas sin importancia. Alomojó este señor come niños por las noches y como no hay pruebas que lo demuestren lo tendremos triscando por las calles impunemente. ¡Cachis!
    Usted cree que el doctor Montes está bien cesado, y yo creo que no, pero en todo caso ese no es tanto el tema del texto como los peligros que corre la sanidad pública.

    Sobre el asunto del sexo, veo que se lo ha tomado demasiado en serio y es necesario explicarle que a veces me tomo la libertad de ser un poco frívolo en mis afirmaciones, pero puesto que es necesario le aclaro que lo que pretendo decir es que la seguridad social es el mejor “invento social” del ser humano (tanto que no tiene comparación). Por supuesto que es discutible, pero la verdad es que me cuesta mucho pensar en algo mejor ¿cuál es su sugerencia?

    .

    Jmongil: No me extraña ¡con ese pelazo! Mmmmmmm

  17. Xist 4 febrero 2008 / 20:27

    Copepodo,

    Gracias por su leccion, ahora entiendo mejor lo que es el Estado de Derecho.
    Mi vecino tiene un hijo de unos 12 anyos al que le gusta jugar al futbol en el jardin. Juega todas las tardes, y mas de una vez he recojido la pelota de mi jardin. El chaval le pega bien duro, tiene madera de buen jugador. Hace unos meses, a eso de las 20h, encontre la pelota con la juega el chaval en mi salon. Una ventana estaba hecha trizas. Deduje, tonto de mi, que mi vecinito habia chutado demasiado fuerte. Fui a entregarle la pelota al padre, que no sabia nada en ese momento. Le pregunte si no le importaba que le pasara la factura. La cosa acabo mal. Fuimos a juicio. Lo perdi porque no habian pruebas reales de que el vecinito hubiera chutado su pelota contra mi ventana. Por supuesto respete la sentencia, para algo estamos en un Estado de Derecho !
    Pues eso. Lease el informe pericial, y luego digame si confiaria en un medico asi, y si no se alegra de que lo apartaran.

    En cuanto al gran invento social, primero habria que definir con exactitud a que nos referimos con el termino “invento social”. Pero asi a bote pronto yo creo que el mercado, entendido como el intercambio ordenado de bienes, es, desde un punto de vista antropologico, un invento esencial. Quizas el mejor invento social.
    Entiendo que le guste mucho la sanidad publica y gratuita. A mi la verdad que me jode bastante pagarle el prozac a Aznar. Quiero decir que no me parece un sistema tan justo. Vamos, que los rico deberian financiarse su propia salud. A mi me gustaria que, guardando el dinero que se destina hoy a la sanidad publica, el sistema de organizacion y gestion fuera privado, y bien controlado por el Estado. Con el dinero guardado me ocuparia exclusivamente de los necesitados.

  18. Copépodo 5 febrero 2008 / 12:17

    Xist,

    Siento lo de su cristal, pero no creo que sea comparable. A este señor se le acusó poco menos que de genocida (400 muertes, decía la denuncia anónima). Los números han bailado, se inició una batalla mediática politizada en la que al médico este se le llamaba “doctor muerte” y así llevamos dos años y pico. Yo entiendo que lo que diga un juez sobre el tema sí es algo a lo que uno se puede agarrar y que no depende del periódico que se lea, y si el juez dice que no hay pruebas, que no hay motivos para afirmar que hubo mala praxis, pues a mí me vale más que las sospechas. A pesar de eso en la COPE se le sigue llamando “doctor muerte” porque parece que hay gente que no se baja del burro y que se le trae al pairo lo que diga el juez. Muy conspiranoico todo, tampoco hay pruebas de que existan los OVNIs y ninguna persona seria hace caso de lo mismo. ¿Me pondría yo en manos de este médico? Pues yo diría que sí.

    Sinceramente, me cuesta mucho pensar que en un hospital haya un matarife loco que va sedando a gente sana hasta provocar la muerte a 400 personas o a 70 con el beneplácito de todo su equipo sin que nadie supiese nada. Creo que si de verdad hubiese pasado algo tan grave habría pruebas de ello, y eso por no hablar de la diferencia que hay entre sedar hasta matar (como dice Cristina por las tardes: había gente que entraba con un achaque cualquiera y salía con los pies por delante) y unos cuidados paliativos que tan mala fama tienen en la citada emisora radiofónica. En fin, que parece que todo encaja.

    Por cierto, muy bueno lo del prozac de Aznar, pero ni aún así voy a dejar de considerar que una sanidad pública, universal y gratuita es lo mejor que ha parido el ser humano en materia social. Los ricos que se financien su sanidad si quieren, pero que acoquinen con la de todos. Veo bastante significativo que usted se decante por las maravillas del mercado. No tengo nada que decir.

    Saludos

  19. Xist 5 febrero 2008 / 13:55

    Copepodo,

    A efectos y mecanismos juridicos, lo de mi cristal es exactamente lo mismo. Que las consecuencias sean muy diferentes es obvio y trivial pero eso no implica que sean procesos comparables, en terminos logicos y cientificos. No se por que saca usted a colacion la COPE y las tardes de Cristina. Que esa “senyora” es muy exagerada e interesada es inapelable. No me interesa. No pensaba que fuera ese el debate, por retomar sus propias palabras. Que triste me resulta que saquen siempre a los coperos… En realidad creo que el mero hecho de que la COPE se ensanyase con ese hombre no le disculpa de la carga moral (que no judicial, eso ya esta aclarado) por mucho que usted deteste esa emisora, cosa que entiendo y respeto.
    Por supuesto que uno se puede agarrar a lo que diga un juez, faltaria mas. Pero le recuerdo que lo que dice el juez es que no se ha podido probar que la causa de la muerte fueran las altisimas dosis de sedacion proporcionadas. Que las dosis eran altas, incluso peligrosas en muchos casos, parece evidente tras leer el peritage independiente. Hubo mala praxis, en terminos que no implican juridicamente que hubiera homicidio voluntario o involuntario. Son dos cosas diferentes que se resiste usted a creer por razones que no llego a entender.
    No sea tan incredulo, en los hospitales, en las comisarias, en los juzgados, en las empresas, en los gobiernos, en las familias, en todas partes se cuecen habas.
    Gracias por lo del prozac. La verdad que lo encontre ocurrente. En el sistema que le relataba brevemente nunca dije que la sanidad de los necesitados no fuera financiada por la de los ricos, que conste.
    No haga usted asimilaziones tan rapidas. Si entiendo bien lo que quiere decir con “Veo bastante significativo que usted se decante por las maravillas del mercado. No tengo nada que decir.”, me atreveria a decir que ya me ha clasificado, como si de cualquier vulgar especie me tratara, en la casilla “libegal escucha cope”, “no le ajunto”. No entiende usted que fue el mercado el que libero a occidente de la tirania feudal, por ponerle un ejemplo archiconocido de lo que el mercado ha aportado a la humanidad ? Y no se acelere, que no soy ningun capitalista !

    PD: le felicito por su bloJ, dicho sea de paso.

  20. Xist 5 febrero 2008 / 13:56

    perdon, donde dije “Que las consecuencias sean muy diferentes es obvio y trivial pero eso no implica que sean procesos comparables, en terminos logicos y cientificos.”

    queria decir: “Que las consecuencias sean muy diferentes es obvio y trivial pero eso no implica que sean procesos incomparables, en terminos logicos y cientificos.”

  21. Copépodo 5 febrero 2008 / 17:13

    Disculpe por sacar lo del tema de la COPE, para mí tiene importancia en la medida en que han encabezado la campaña de difamación contra el equipo médico, pero me abstendré de repetirlo. Dicho sea de paso que en ningún momento he afirmado que usted sea un “libegal escucha cope”, cosa que sería un poco absurda habida cuenta de que es evidente que yo mismo sí la escucho.

    Volviendo a nuestro tema, la verdad es que no me queda más remedio que insistir en que, pese a que ninguno podemos erigirnos en conocedores de “La Verdad”, yo recurro a la sentencia (cierto que no al informe pericial, ¿podría facilitar un enlace?) y leo una y otra vez que la Audiencia Provincial de Madrid ratificó el sobreseimiento y que ordenó la supresión a cualquier mención sobre la mala praxis (entiendo yo que esto quiere decir que ni siquiera se puede afirmar que hubiese mala praxis, puesto que si se pudiese afirmar, no se habría suprimido la mención), e incluso Esperanza Aguirre, una persona muy interesada en conocer la Verdad, afirmó “No podemos sino alegrarnos que no haya habido mala praxis”.

    http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080128/53431396596.html

    Y tendrá usted toda la razón cuando diga que no podemos superar la incertidumbre de si este señor te enchufaba dos litros de mórfico según entrabas por urgencias sin ningún motivo, pero yo entiendo que entre la sentencia y la presunción de inocencia lo sensato es dejarse de conspiraciones homicidas indemostrables.

    Finalmente, le aseguro de corazón que aunque en ocasiones me enrabiete contra las cosas que no me gustan, me cuido todo lo que puedo de hacer (des)calificaciones personales a gente que no conozco. Si digo que su elección me pareció significativa es porque se me antoja de alguna forma alejada a la mía sin que por eso me parezca menos respetable, ni significa que no aprecie las bondades del mercado, ni que me tome la libertad de sacar conclusiones sobre usted; simplemente me hace pensar que miramos a distintos sitios cuando buscamos “inventos sociales” que nos conmuevan. Eso no es motivo para dejar de ajuntarle en modo alguno (¡y menos aún después de su felicitación!); es usted muy bienvenido y lamentaría que se hubiese entendido lo contrario.

  22. Xist 5 febrero 2008 / 18:55

    Copepodo,

    Mil gracias, y disculpe que saltara tan rapidamente, pero uno va ya curtido en mil insultos por internet. En general, es hablar de mercado o de liberalismo y recibir los insultos habituales: copero, losantero, mentiroso, facha, aznarista, etc … Supongo que me entiende.
    Encontrara los autos del juez (mejor leerlos directamente que creer lo que dicen los medios informativos, que sean unos u otros), en: http://www.avinesa.es/actualidad.php
    En cuanto al informe pericial, lo tengo en pdf, de mala calidad (escaneado), a ver si encuentro su email en su bloj y se lo mando.
    Un cordial saludo.

  23. Xist 5 febrero 2008 / 20:51

    Para terminar con el tema, que se que me pongo muy pesado y usted no es responsable de nada:

    CARTA ÍNTEGRA DE AVINESA (Asociación Víctimas de Negligencias Sanitarias) A ZAPATERO

    Señor Zapatero:

    Mi nombre es María Antonia Moral, y soy la presidenta de la Asociación Víctimas de Negligencias Sanitarias (AVINESA). Como usted bien sabrá esta asociación se constituyo, como acusación popular en el caso de las sedaciones irregulares en el Hospital Severo Ochoa de Leganés.

    El motivo de la presente, no es otro que manifestarle mi más profunda decepción por el desarrollo de los acontecimientos. Nosotros entendemos que en precampaña se hace un uso partidista de diversas materias, pero al igual que ustedes acusan y se lamentan de ese uso partidista en materia terrorista por parte del Partido Popular y la Iglesia, deberían tratar de predicar con el ejemplo. Digo esto porque parece que ustedes o sus asesores han escogido determinadas y sesgadas expresiones del auto de la Audiencia Provincial, que les son favorables, pero no han tenido en cuenta el texto integro, ni por supuesto el Auto del Juzgado Núm. 7 que es el objeto del recurso.

    En este sentido olvidan ustedes que en el Auto de la Audiencia no se indica que no existiera mala praxis sino que al no haberse finalizado la instrucción no puede el juez reflejarlo en el auto como hecho probado. En segundo lugar obvian por completo un informe médico emitido por 11 peritos imparciales designados por el Ilustre Colegio de Médicos donde se indicaba la existencia de mala praxis médica. Este hecho resulta especialmente llamativo ya que una Sala compuesta por magistrados y sin conocimientos médicos suficientes (que se sepa) nunca podrá contradecir lo que nada menos que 11 especialistas han manifestado en su informe pericial, otra cosa es la consideración jurídica que para dicha Sala tenga la mala praxis. En definitiva que no tenga relevancia penal la mala praxis médica denunciada por el Ilustra Colegio de Médicos en su informe, no obvia para que existiera, a la vista del dictamen de dichos peritos judiciales.

    A todo ello se ha de añadir que no se ha eliminado la referencia a las cantidades excesivas de fármacos que se suministraba a los pacientes y que por sí mismas hubieran sido suficientes para llevar a la muerte a cualquier paciente con independencia de que al no existir autopsia no se pueda demostrar fehacientemente que la muerte sea por dichas dosis tan elevadas o por la enfermedad que padecían.

    Creo y espero que coincida conmigo en que han manipulado la información que ha llegado a la opinión pública. Con su actitud están defendiendo y legitimando actuaciones como las que llevaron a cabo los nazis por lo que espero de corazón que rectifiquen y dejen de hacer un uso partidista de este tema, ya que, como queda acreditado las practicas que llevaban a cabo estos médicos cuanto menos suponían un grave riesgo para la salud de los pacientes, lo cual, no puede ni debe ser admisible ya que nadie les legitima a convertirse en dioses que decidan sin contar con el consentimiento de los afectado cuando las personas deben o no morir. Me gustaría saber si ustedes pidieron perdón o rectificaron en el caso del Lino, porque, al menos yo no lo recuerdo, ustedes actuaron así porque lo creyeron necesario… aquí sucede lo mismo.

    Sinceramente me da igual lo que diga el Partido Popular, lo que realmente me preocupa es lo que está diciendo el partido que aglutina la mayoría de votantes de la izquierda, ideología con la simpatizo. Por favor sea honesto y no tome esto como bandera, o quizás va a nombrar al señor Montes su médico personal, porque le advierto que desde que fue cesado se ha reducido drásticamente el número de muertes.

    Esta asociación no pretende entrar en disputas políticas ni posicionarse a favor de uno u otro, nosotros siempre estaremos de parte de los pacientes.

    Reciba un cordial saludo

  24. yoquese 5 febrero 2008 / 22:44

    Aquí tienen un enlace a un pdf con el informe pericial:

    http://www.condignidad.org/zarchivos/informeleganes.pdf

    Como dice Xist, resulta bastante esclarecedor. Una cosa es que no pueda probarse la existencia de un delito, y otra muy diferente, que no haya ocurrido lo que esos 11 peritos firman.

  25. Copépodo 6 febrero 2008 / 14:00

    Gracias a ambos por la documentación. Yo entiendo que haya gente muy cercana al asunto que se haya visto afectada por que la historia de su familiar fallecido estaba incluida en el caso, al igual que los médicos hayan podido ser perjudicados por el proceso de una u otra forma (y todo esto en medio de la politización del asunto). Lógicamente yo no puedo tener una opinión de primera mano que sólo es accesible a especialistas en la materia, y tanto el informe pericial como la sentencia son mucho más jugosos que los medios de comunicación. Es verdad que ya no tengo tan claro que no hubiese mala praxis médica en unas historias médicas muy concretas. Esta mala praxis en todo caso está ligada a la dosis aplicada y a que en unos casos concretos podría estar contrindicada, siempre tratándose de pacientes realmente terminales y en ningún caso se ha podido demostrar que esa mala praxis fuese causante de la muerte. Ya sé que esto no quiere decir que no ocurriera, pero es interesante que lo que dice el informe sí se ha tenido en cuenta para este último auto; nada que ver, desde luego, con la campaña “doctor muerte”, y sigo pensando lo mismo sobre las acusaciones indemostrables, especialmente cuando son tan graves.

    En efecto, el auto menciona específicamente el informe pericial (que no era el único) y al parecer los aludidos no tuvieron ocasión de rebatirlo y defenderse, además de mencionarse varios errores del propio informe precisamente en las historias en las que supuestamente había mala praxis, por lo que al menos en esos casos vuelve a ponerse en duda. Con esto no quiero decir otra cosa más que estoy como al principio; que según quién te cuente la historia así lo entenderás y que si estás implicado, más todavía, pero que si el auto del 28 de enero, que está plenamente al tanto de lo que dice el informe, incluye una orden expresa de retirar toda mención a una mala praxis, por algo será, y que como ni soy médico ni soy jurista mi única forma de asirme en estos casos es quedarme con lo que diga el juez.

    De todas formas recuerdo que el texto original (que ha sido corregido para incluir la incertidumbre) trata la campaña de difamación protagonizada por ciertos medios e impulsada por la Comunidad de Madrid en un tema tan delicado como los cuidados paliativos y no tanto la valoración de si hubo o no mala praxis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s