Remake cañí de “Dune”: propuesta para el reparto

Alfie, que se entera de todas las novedades cinematográficas antes que nadie, oye rumores de una nueva versión de Dune, el clásico de la ciencia ficción escrito por Frank Herbert y una de mis novelas favoritas. La dirigirá Peter Berg y su estreno se prevé para 2010. Si no me falla la memoria esta sería la tercera versión.

La primera de todas es, obviamente, la de David Lynch (1984), que puso el listón lo bastante alto como para que cualquier advenedizo que quiera emularle tenga que pensárselo dos veces. Lynch consigue captar bastante satisfactoriamente la atmósfera de la novela y a su vez darle un toque muy personal hasta el punto que a veces es difícil separar ambas partes. Como ocurre a menudo con películas que marcan un hito, mucha gente no es capaz de distinguir qué es de Herbert y qué es de Lynch en su subconsciente, y aquí están las pegas que yo le veo a esta versión: yo con los libros que me gustan soy un poco purista y no me gusta que los toqueteen. Quede bien claro que estas pegas son tales en la medida en que me hubiese gustado respetar el original y que Lynch se guardase sus delirios sobre armas que matan con sonidos y demás historias para él solo, pero no porque no crea que “Dune” (el flins) es una maravilla del séptimo arte.

Lo que más me chirría de la peli de Lynch es el reparto (que no la interpretación). Paul-Usul Muad’Dib Atreides (ya puestos, que no te quiten ni un sólo nombre) fue interpretado por el que luego se convertiría en el agente Cooper de Twin Peaks: Kyle MacLachlan, que aunque borda las escenas cumbre no da el pego de niño mesiánico de 15 años (Kyle contaba por aquel entonces con unas 25 primaveras). La edad de Paul es vital en “Dune”: no se trata de un hombre joven capaz de liderar un ejército para recuperar lo que se le ha arrebatado, sino que es un niño, un ser vulnerable que no debería suponer ninguna amenaza para los planes de los Harkonnen y que, sin embargo, está llamado a ser un mesías. Creo que hay un matiz importante que se pierde aquí, al igual que en algunos otros personajes, caracterizados de una forma un tanto monstruosa (freaky, en su sentido más autóctono) que no aporta gran cosa y despista bastante.

La segunda versión se estrenó en 2000 y en realidad es una mini-serie de televisión con una continuación que llega más allá del primer libro de Herbert (concretamente hasta el tercero). La gran novedad que aporta son los efectos digitales a espuertas. Por alguna misteriosa razón que no llego a comprender los cineastas modernos se creen que por poner efectos digitales las películas son mejores que antes. En realidad esto no debería extrañarme tanto, puesto que bastantes espectadores así lo piensan también. Mejor cambio de tema, que si no me caliento. La cosa es que el resultado de este segundo intento es una obra bastante inferior a la de Lynch, especialmente en cuanto a interpretación y en cuanto a calidad en general, que no aporta gran cosa (quizá el hecho de tratar también el argumento de “Hijos de Dune” en la continuación) sin que sea mala en sí misma. Y bueno, pues eso, que por allí anda. Paul es interpretado por Alec Newman, un señor que ya tenía 26 años durante el rodaje, con lo que seguimos en las mismas sobre el asunto fundamental.

¿Qué podemos esperar de esta nueva versión? Tal y como andan las cosas en Jolibú, donde tienen el cerebro más seco que un bacalao y donde la única creatividad que conocen es hacer nuevas versiones de películas que ya existían o continuar sagas que debieron morir hace tiempo, veo venir una superproducción de la leche que va a batir récord de taquillas, que va a contar con unos efectos especiales de última generación con JarepeichTotalSystem y DigitalMicroPoch que va a ser un truño pinchado en un palo y que hará que los restos de Frank Herbert se retuerzan en su tumba pidiendo clemencia (y hay que decir que los restos de Frank Herbert están sobradamente acostumbrados a las torturas, pues llevan mucho tiempo retorciéndose gracias a la tenacidad incansable de su hijo Bryan y de Kevin J. Anderson).

Por supuesto, espero equivocarme con esta predicción y deseo con todas mis fuerzas que dentro de dos años largos (¿quiénes seguiremos todavía por el blogoplancton?) me tenga que comer estas palabras delante de todos vosotros y afirme extasiado que es la versión de Dune que a mí me hubiese gustado hacer.

Mientras tanto, aquí propongo un reparto alternativo, castizo y auténtico para que si hay algún director en la sala se anime a hacer las cosas como debe ser.

Juan José Ballesta es… Paul Atreides

Ya sé lo que estáis pensando: me quejo de que las versiones anteriores no ponen a un niño de 15 años para hacer de Paul y voy yo y coloco a un mozo con pelitos en los güebos. Pues sí, tenéis toda la razón. En mi defensa digo dos cosas. Primero: Ballesta tiene 20 años según la wikipedia, por lo que mejora la edad adecuada en 5-6 años respecto a versiones anteriores. Segundo: oírle gritar en el momento cumbre de la película con su acento de Parla “¡Padreeeeeeeeee! ¡El durmiente ha despertadoooooo!” sencillamente no tendría precio.

En realidad esta elección es provisional. No veo series españolas, ni OT, así que no sé qué actor de 15 años daría la talla para un papel así.

Ana Obregón es… Lady Jessica

Perfecta para el papel, tan sofisticada ella, bióloga de pro, especialmente ahora que su papel conspirativo parece estar en alza. Recomiendo NO hacer click para ampliar la imagen.

Ortega Cano es… El Duque Leto Atreides

En Caladan tenían cabezas de toro por ahí colgadas, y se dice que la descripción de uno de los uniformes de los Atreides está basado en un traje de luces. Blaco y en botella: los Atreides eran toreros.

Eduard Punset es… Thufir Hawat

Estaba claro ¿verdad?

Rodolfo Chiquilicuatre es… Duncan Idaho

Le cambias la guitarra de juguete por un lasgun y… ¡Diossss, es él!

Paz Padilla es… La Reverenda Madre Gaius Helen

Daría lo que fuese por ver cómo le coge la mano a Paul y le dice que le va a someter al Gom Jabbar.

Santiago Segura es… El Barón Vladimir Harkonnen

Para este papel es necesario un actor de envergadura que dé el pego como malvado conspirador Harkonnen con capacidad de soltar largas y horribles carcajadas de malo maloso.

Fernando Sánchez Dragó… El Emperador Shaddam Padisah IV

Vale, a este no sé por qué lo he puesto pero, ¿a que mola?

Para acabar, ¿soy el último tonto en enterarse de Jodorowsky estuvo tentado de hacer su propia versión de Dune en los años 70 en la que estaban implicados Salvador Dalí y Orson Wells?

Yo mismo, durante mi viaje de documentación a Arrakis para escribir el capítulo de la Guía del Naturalista Galáctico dedicado al gusano gigante de Dune (Psammoteratovermis herbertii)

Anuncios

10 thoughts on “Remake cañí de “Dune”: propuesta para el reparto

  1. SuperSantiEgo 4 junio 2008 / 21:30

    La verdad es que Hijos de Dune no estaba nada mal, bastante mejor que la primera parte donde la vestimenta era… era… yo lo estaba viendo y no terminaba de creérmelo, con eso lo digo to. Además la que hacía de Alia estaba como un queso Burgos. ¿Y sabíais que la niña pequeña que hacía de Alia en la de Lynch es Alicia Witt?

    Sobre la nueva versión, yo ya ni sufro ni padezco, me da ya todo igual. Lo único que me puede hacer temer lo peor es que esté su hijo metido por medio, que no me extrañaría nada.

    Con vuestro permiso, me voy a llorar un rato.

  2. Lanarch 4 junio 2008 / 21:40

    La serie esa de la tele era una acojo-bazofia. Lo mejor era lo buena que estaba Irulan, y cuando de una película lo mejor que puedes decir es que la chica estaba buena, pues en fin…

    La de Lynch, y me van a llover hostias por esto, es MALA. Los personajes solo están a cachos, no explica las cosas, no sé… es como si le faltaran trozos. Y eso que yo a Lynch se la chupaba de rodillas en plan foca de circo, pero oye, las cosas como son…

  3. Copépodo 4 junio 2008 / 21:58

    SuperSantiEgo: permiso concedido, pero sabes igual que yo que lo peor es que iremos a verla de cabeza.

    Lanarch: Vamos a ver, yo sé a lo que te refieres y por mi parte no te va a llover nada. Yo creo que la de Lynch no es que sea mala, es que es… Lynch, y terminó haciendo lo que se le puso en el reparto, vestuario, guión, etc, pero vayamos a la esencia, a la esencia más allá de los efectos especiales y las mierdas decorativas: cuando Kyle MacLachlan pasa por el trance de beber el agua de vida y en mitad del tema “La Profecía” (de Brian Eno) grita en mitad del desierto de Dune con lágrimas en los ojos “Father, the sleeper has awaken”, la hostia, es que… es que me meo encima y da igual las veces que la vea que siempre se me ponen los pelos como alcayatas del 5 y medio.

    ¿Has visto la pseudoversión del director? Se explica todo un poco mejor.

  4. Lanarch 4 junio 2008 / 22:20

    La verdad es que no me acuerdo de qué versión he visto XD

  5. johansolo 4 junio 2008 / 23:18

    Lanarch, claro que te van a llover hostias. La peli de Lynch no era mala… Era MUY MALA.

    Diciendo esto, tengo que preguntar una cosa:
    ¿Quién haría de Feyd-Rautha? En la de Lynch ese papel lo hizo Sting.

    Por cierto, es el mejor momento de la película de Lynch cuando matan al puto Sting.

  6. SuperSantiEgo 5 junio 2008 / 9:38

    Aparte de que la novela en sí es inadaptable, pues con tanto pensamiento interno y explicaciones al margen no hay cristiano que pase eso a un guión, podemos esperarnos de lo malo lo peor. Fijaos si no en la peli ésa de La edad de la inocencia, que tenía que haber una voz en off explicando lo que pasaba.

    La peli de Lynch es un intento muy fallido. Los fremen sólo van con destiltraje, pero no parecen beduinos, así que con lo que hay ahora dudo de que se atrevan a ponerlos tipo moro. Los diseños y la música eran muy chulos, y los trajes, pero luego el resto no tenía ni pies ni cabeza. Si habías leído el libro se te encendía la sangre porque no había nada de la chicha y lo del arma sónica era de juzgado de guardia, y si no la habías leído te armaban un chocho en la cabeza que pa qué.

    Que hagan una peli del Ulises, si hay huevos.

  7. gloria 5 junio 2008 / 10:56

    GloriaGil como la rapsoda herself… ¿vendréis el viernes a la presentación de mis poemarios? invitaos quedáis.

  8. Radagast 6 junio 2008 / 1:44

    Uno de mis libros favoritos.
    Estoy de acuerdo con Lanarch (tiendo a estarlo; será cosa de familia XD): la peli de Lynch era mala, pero lograba ese aire de tecnomedievalismo que poseía el libro de una manera increíble.
    Yo, gracias sean dadas a Eris, pillé la miniserie ya empezada. Después de 10 minutos sin música y con unos fremen de ojos radiactivos, decidí que mi vida podía estar mejor empleada si me iba a la cama.

    PD: El Chikilicuatre no tendría que ser Guurney Halleck?

  9. Copépodo 6 junio 2008 / 12:50

    Vaya, de verdad que me sorprende la mala impresión que os causa a todos la película de Lynch (y eso que he sido yo el que empecé a criticarla).

  10. Jezabel 25 junio 2008 / 10:50

    La idea de pensar en Ana Obregón como Lady Jessica… Dioses, me has cortado la digestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s