Preparando el viaje al Eje del Mal

Preparar un viaje es casi tan apasionante como el viaje mismo. Bueno no, ni de coña, pero vamos a mí es una parte que me gusta y suelo dedicar las semanas anteriores a afanar lo que puedo en tindas de libros reales y virtuales. Para muestra un botón:

Guías turísticas, cursos de chapurrear árabe, guía del Mar Rojo… y hete aquí que encuentro en Amazon una flora de Siria, Palestina y el Sinaí por 26$. El dedo se me escapó.

Cuál fue mi sorpresa al recibir un libro añejo del año 1932 editado por la Universidad Americana de Beirut, una referencia clásica de la flora de Oriente Medio de la que nunca volvió a saberse nada después de esa segunda edición, con claves y dibujos y que en otras librerías de viejo cuesta 50 veces más… ¡mía! La obra completa son dos tomos, quizá por eso me haya salido tan barato, pero igualmente, no puedo dejar de extasiarme con ese olor a papel amarillento. Los lectores que compartan mi patológica adicción a la posesión irracional de libros sabrán a qué me refiero.

Mi tesoooorooooo

Y ahora me surge la duda, ¿Seré capaz de meter este peazo de incunable en la mochila para que sufra el traqueteo del viaje?

Anuncios

12 thoughts on “Preparando el viaje al Eje del Mal

  1. Gorrión 3 julio 2008 / 0:27

    Yo no me arriesgaría a llevar ese libro de paseo… Bien guardadito en la estantería, o en una vitrina jeje

  2. juliacgs 3 julio 2008 / 8:54

    Mmmm… Yo te diría que te fotocopies las partes que te interesan (en versión reducida, porque lo que veo, es tamaño folio) y el original te lo dejes en casa, como dice Gorrión…

    Comprendo y comparto tu adicción, así que me da pena que se te pueda estropear y luego vayas a lamentarlo…

    Por cierto, y me dirás cuándo os vais y todo eso… ¡Qué emoción! Como yo no me puedo mover de casa, me gusta que los demás os desperdiguéis por el mundo, ¡como debe ser!

  3. Milgrom 3 julio 2008 / 10:45

    Yo no me lo llevaría. Ya he perdido varios libros míticos por culpa de llevármelos de viaje, algo de lo que siempre me he arrepentido.

  4. Coleccionista 3 julio 2008 / 18:38

    Copépodo, tienes que pensar una cosa: El nunca lo haría.

    No, en serio, sería una locura llevárselo. Los libros viejos, mejor no tocarlos mucho.

  5. Copépodo 3 julio 2008 / 18:45

    Sí, tenéis razón. Sólo quería llamar la atención sobre lo paradójico que es comparar un libro para un viaje y luego no llevármelo. La solución de la fotocopia es lo más razonable, ya lo hice el año pasado con algún libro prestado, lo malo es que siempre pesan más que el original y también es bastante trajín para el libro.

  6. alfredo 3 julio 2008 / 20:19

    Que vicio con los libros, yo voy por el lado práctico, ya tu sabes, piensa cuantos gallumbos dejarás de meter al hacer la mochila, aunque pensándolo bien, en estos paises pudes ir sin ellos, así que mete el libro, bueno no las fotocopias.

  7. jmongil 4 julio 2008 / 7:10

    Yo daría prioridad a los gallumbos, a menos que quieras integrarte con los nativos en lo referente a los aromas.

  8. Ana 4 julio 2008 / 9:44

    Ese color amarillento es muy típico de las pastas de papel del siglo XX, de muy mala calidad y sometidas a procesos químicos para su obtención (se sacan de madera y no de trapos, como las antiguas, y hay que quitar las impurezas a base de una solución de pH extremo).
    De todos modos, en las fotos no parece que el papel esté demasiado friable, vamos que parece aún flexible y no creo que se vaya a romper con facilidad.
    Pero, para tu paz de espíritu y para evitar accidentes, igual lo mejor es meter muchos gayumbos en la maleta y fotocopiar las partes interesantes (como dicen por arriba)… sin forzar mucho el lomo o al final tendrás los dos tomos de la obra completa ;-)

  9. Miski 5 julio 2008 / 13:30

    Viejo si, pero ¿incunable?…de todos modos estará un poco desfasado y muchas de las plantas de las que documenta ni se encuentren…seguro que por allí también estan desapareciendo subespecies locales y endemismos.
    Un saludo.

    PD: las bibliotecas se deshacen de los libros que ya no se consultan y a veces no los usan ni para reciclar. Pregunta porque cuando expurgan a veces vendes estos libros a un precio módico…yo compré varios en la biblioteca de Dos Hermanas a 1 €.

  10. Copépodo 6 julio 2008 / 12:24

    Ana, gracias por la información.

    Miski, al contrario que las versiones de los sistemas operativos, muchos libros no se quedan obsoletos sólo por el paso del tiempo. Ya no es sólo el valor histórico que tiene por ser una flora determinante que se hizo en el territorio (y prácticamente la única); además sigue siendo material de gran utilidad para identificar plantas, especialmente si no has estado nunca por allí y no dispones de ningún botánico local.

  11. Public Enemy 6 julio 2008 / 15:07

    Ahora mismo yo también estoy inmerso en la preparación de un viaje y es cierto que es tan ilusionante y divertido como el viaje en si. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s