Earthrise

No me sale ningún término para traducir el título de la entrada, que se refiere a cuando se puede ver a nuestro planeta “amanecer” desde el horizonte, un acontecimiento que, obviamente, sólo puede verse desde la Luna y del que sólo han sido testigos directos privilegiados un puñado de yanquis.

La primera vez que unos seres humanos vieron a la Tierra amanecer, y cuando se acuñó el palabro del título, fue en 1968, durante la misión del Apolo 8. La carrera espacial llegaba a su fin. Los estadounidenses, tras comenzar rezagados, no sólo habían superado la tecnología de los soviéticos sino que se encontraban muy cerca de poder poner un hombre en nuestro satélite (ocurriría al año siguiente). Después de un comienzo trágico, el programa Apolo se encontraba ya muy desarrollado y había comprobado el funcionamiento de los módulos de mando y de servicio en órbita terrestre. La misión número 8 tendría por objetivo hacer una prueba del módulo lunar en la órbita de nuestro planeta, pero como no estaba listo a tiempo, se decidió que Lovell, Anders y Borman serían los primeros seres humanos que viajarían hasta la Luna… aunque no llegasen a aterrizar. Una imagen vale más que mil palabras:

apollo-8-patch

Este fue el emblema de la misión Apolo 8. En realidad no hicieron exactamente un “8”, ya que orbitaron varias veces la Tierra y 10 veces la Luna (a razón de 2 horas de duración cada una), pero aún así, como regla mnemotécnica es insuperable. El Apolo 8 además fue el que estrenó el primero cohete Saturno V, que sería en lo sucesivo el que se usaría en las demás misiones Apolo.

El lanzamiento tuvo lugar el 21 de diciembre de 1968, y tardaron tres días en recorrer el espacio entre los dos astros. La diligente tripulación hizo muchas fotos de la superficie lunar y proporcionó las primeras descripciones “en vivo” de la superficie, con especial atención al Mar de la Tranquilidad, que ya se había escogido como el punto del primer alunizaje.

A la que daban la vuelta al satélite, vieron por primera vez aparecer la Tierra por el horizonte lunar, el “Earthrise” ese, y claro, fliparon. Las fotos que se hicieron de este momento, y en concreto la que pego abajo, tuvieron muchísimo impacto y la revista “Life” la incluyó en su selección de las más significativas del siglo XX. En plena decadencia del movimiento hippy, tuvo además su repercusión ambientalista. El día de Navidad de 1968 hubo además una retransmisión en directo a la Tierra mientras la tripulación leía los primeros versos del Génesis, como buenos patriotas, ya se sabe.

apollo8-dec24-earthrise

“Earthrise” desde el Apolo 8

Valga esta pequeña reseña histórica para hacernos cargo de cuándo fue el primer “aterracer” visto por el hombre, sin duda una imagen bellísima para nosotros los terrícolas y de la que yo al menos no me canso de disfrutar.

Y todo esto para colgar ahora uno de estos “Earthrise”, mucho más reciente (2008), que nos traen ni más ni menos que los japoneses a través de su sonda “Kayuga” que anda ocupada cartografiando la superficie lunar. No puedo pegarlo aquí directamente, pero si pulsáis el enlace lo veréis en alta definición (hay que seleccionar “ver en HD”). Y merece la pena.

003.jpg

Vía Teleobjetivo

Anuncios

8 thoughts on “Earthrise

  1. eulez 26 febrero 2009 / 4:25

    ¡Mu potito!

  2. Nata 26 febrero 2009 / 9:01

    Empiezo a notar los síntomas de la versión espacial del síndrome de Stendhal… No me extraña nada que Edgar Mitchell se volviese “rarito” cuando contempló la Tierra flotando en la inmensidad del espacio.

  3. Locke 26 febrero 2009 / 13:25

    “Earthrise” sí que es un término difícil de traducir, pero la segunda foto es un “claro de tierra” como una catedral :-)

  4. Wolfen 26 febrero 2009 / 15:47

    Jo, quién pudiera ver eso en directo algún día… tiene que ser tan hermoso…

    Como dice Nata, desde la foto empiezas a notar ya un poco de síndrome de Stendhal xD cuando estés sobre el satélite viéndolo tiene que ser sobrecogedor…

  5. Copépodo 27 febrero 2009 / 9:26

    “claro de Tierra”, ¡claro que sí!

  6. ghortaur 1 marzo 2009 / 22:41

    sencillamente maravilloso,que afortunados fueron los tres astronautas del apolo 8 al ver esa escena y muy bien por ti, copepodo, no pares de poner entradas como esta con tan buen gusto!!!

  7. Copépodo 2 marzo 2009 / 23:47

    Es que fue ver el video de Yutú y se me pusieron los pelos como escarpias…

  8. Rufo 19 marzo 2009 / 2:52

    Un detalle que me gusta especialmente de la segunda foto es el parche blanco que se ve en la zona de la luna en la que vendria a caer la sombra de la sonda, es decir, la opuesta al sol, y donde el regolito lunar al mas puro estilo de las señales de trafico refleja con especial intensidad la luz del sol, del mismo modo que las noches de luna llena son especialmente brillantes por esta misma razon. Lo del video es acojonante, es curioso que eso solo podemos verlo nosotros ‘volando’ sobre la Luna, y nunca lo veria un selenita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s