Defensa del cambio de hora

Acabo de cambiar los relojes al horario de verano. Con regularidad astronómica se empezarán a suceder en el blogoplancton las quejas sobre el cambio horario: lo fastidioso que resulta, lo falso que es eso de que ahorra energía y todas esas cosas de las que toca quejarse. Como creo que nunca lo he dicho aquí, aprovecho para manifestarme: Me gusta el cambio de hora, y lo que es más, seguro que puedo convencer a alguno de los lectores de que en el fondo, no está tan mal.

Veamos, si decidimos acabar con el cambio de hora, ¿en qué horario nos quedaríamos, en el de invierno o en el de verano? La mayor parte de la gente a la que se lo he preguntado dice que el horario que le gusta es el de verano, ya sabéis, salir de trabajar aún de día, largas tardes llenas de luz solar en la terracita, tomándose unas cañas, y todas esas sensaciones que elevan el espíritu. Bueno, pues resulta que el horario de verano es, de hecho, el más anómalo y si se anula lo del cambio de hora, la que se quedaría sería la de invierno, porque es la más parecida a la hora solar.

De hecho, en España, el horario oficial está notablemente distorsionado respecto al solar: ya sea verano o invierno, tenemos la misma hora que Berlín cuando deberíamos tener la de Lisboa (y los gallegos, con más razón). En los países normales, durante la época cercana a los equinocios (hoy mismo, sin ir más lejos) el sol debería salir alrededor de las 6 de la mañana y ponerse, de forma simétrica, a las 6 de la tarde. No me quiero ni imaginar el efecto que tendría un horario más afín al solar en los peculiares ritmos circadianos ejpañoles. Yo sospecho que habría suicidios en masa. Sospecho además que esta es también una de las razones por las que en España se come y se cena tan tarde, respecto a los países normales, claro.

Así que ya sabéis: esto del cambio de hora es lo que permite la existencia de las maravillosas tardes de verano en la piel de toro. Yo no cambio eso por nada. Si hay que tirarse dos mañanas al año cambiando relojes, no me importa.

Banda sonora: June Afternoon (Roxette)

It’s a bright June afternoon, it never gets daaaaaark…

.

.

Ains, los 90. ¿A que no recordabas a Roxette así? Sólo un verano escandinavo puede provocar estas reacciones tan maravillosamente lisérgicas en un par de suecos.

Anuncios

14 thoughts on “Defensa del cambio de hora

  1. jmongil 29 marzo 2009 / 13:47

    Dos comentarios al respecto.

    En su favor: muchos rechazan estos cambios de hora por los desajustes corporales que se experimentan los días siguientes. No creo que sea para tanto. De hecho, llevo mucho peor los que son consecuencia del fin de semana, al no acostarme y levantarme a la misma hora que en días laborable. En consecuencia, esto se podría evitar repartiendo la carga laboral a lo largo de los 7 días de la semana. Obviamente, ¡y un cuerno!

    En contra: la razón fundamental de cambiar el horario en los equinocios es para ahorrar energía. ¿Realmente se ahorra energía? Hasta donde yo llego, los estudios sobre el tema son de los años 70, en plena crisis energética. Pero los hábitos de consumo han cambiado en todo este tiempo.
    ¿Hay estudios más recientes al respecto? Lo desconozco.

  2. Kanif 29 marzo 2009 / 14:34

    Así que hay paises normales y anormales… no sabía. Iceland debe ser de los más anormales con si sol de medianoche…

  3. Copépodo 29 marzo 2009 / 14:47

    El uso del término “país normal” ha sido absolutamente deliberado. Hay países normales como hay personas normales, prácticas sexuales normales etc. En los países como Dios manda se come a mediodía y los bares cierran a las 11 de la noche. Ejpaña es un país profundamente anormal en cuanto a sus horarios, y a mí, que he tenido que hacer comparaciones, eso me encanta, sobre todo en verano.

    Sospecho que el bloj está envejeciendo: cada vez me pasa más a menudo que la gente se toma a coña los temas serios y en serio los temas de coña.

    ¿Nadie dice nada de Roxette?

  4. miguel 29 marzo 2009 / 15:08

    Pues no veo por qué tendríamos que quedarnos con el horario de invierno. Deberíamos quedarnos con el horario de verano siempre. Creo que si se ahorra energía de alguna forma es con éste, al menos en el día a día que yo y mis congéneres disfrutamos en Andalucía. Es más, aquí en Córdoba mantendría ese horario todo el año excepto en julio y agosto, en que se adoptaría el horario inverso para hacer vida activa de noche pudiendo salir a la calle y descansar de día.

    De Roxette no digo nada, nunca me ha llamado la atención.

  5. Carlos L. 29 marzo 2009 / 15:28

    Pedazo de defensa del cambio de hora que te has marcado! jajajaja. Las tardes de veranito no las cambio yo por nada tampoco eh! jejejeje. En cuanto al vídeo parece que no funciona. Un saludo! ;)

  6. Min 29 marzo 2009 / 16:34

    Para ver el vídeo doble click encima, que no deja insertarlo. Me encanta, en serio, es que me chifla el vídeo, la alegría que transmite la música… todo!!

    A mí también me gusta el cambio de horario. Este año no tanto porque me ha pillado desprevenida y llegué anoche a casa pensando “no puede ser verdad que haya tardado casi hora y media en llegar desde Cibeles, ¿cuánto puede haber? ¿diez minutos normales? ¿veinte como mucho? pero claro, es que miré la hora al subir en mi reloj y al bajar en el del bus… y yo no había actualizado mi reloj a las 2 xD Por lo demás es genial, cuando cambias al horario de verano sabes que se acerca lo mejor, que vas a tener tiempo de dar un paseo de día cuando salgas de la oficina y esas cosas, en cambio cuando llega el de invierno ya te vas concienciando y sacando los abrigos del armario y eso. Es como un avisador automático :)

  7. maría 29 marzo 2009 / 16:43

    Pues yo como debo tener el gen crapulístico del Conde Drácula dado q el sol me produce alergia hasta debajo de un burka, prefiero un horario q me sumerja en la noche cuanto antes, osea q el de invierno me encanta, ya véis, pa gustos los colores >;oP
    Pienso seríamente cambiar mi domicilio a Islandia, lo peor sería el frío. jejeje.

    Un besote Rafa.

  8. Periploca 29 marzo 2009 / 19:23

    Hombre, hombre por Dios…menos mal Rafa que lo escribes. En la tierra of her Majesty, pais normal, que todo el mundo lo sabe, se desayuna a las 8, se toma el té a las 11 se come a las 12.30, se toma el te a las 16 y se cena a la curiosa hora, (atencion) de las 19.30. Pero, aunque defiendo el almuerzo temprano (cada vez que vuelvo a España me devoro los higados si hay que comer mas tarde las 13.30), muy bien no les va cuando todos huyen a España a disfrutar del horario Ibérico. No sé si el más internacional de los fragel, el tio Matt, tuvo que viajar alguna vez a España, pero seguro que le llamó la atención que cenaramos de noche!. Sabíais que somos el único país, prácticamente del mundo mundial en el que se cena bien entrada la noche? “Querido Gobo, hoy he estado en la tierra de los Ibéricos y no deja de sorprenderme cómo estas criaturas viven tanto tiempo de noche como de día, durmiendo en mitad del día una cosa que llaman siesta y comiendo a la hora que los currys dejan de trabajar para irse a cenar!”… Spain is different!

  9. Xist 29 marzo 2009 / 21:45

    Hola,

    A mi tambien me gusta mas el horario de verano, a quien no?

    Lo que no tengo tan claro es que las horas tardias de comida y cena que nos traemos por Espanya tengan algo que ver con un supuesto ritmo circadiano espanyol.

    Mis abuelos se levantaban con el sol, comian a las 12, y se retiraban con el sol. Que es lo natural. Quiero decir con esto que no creo que los horarios a la espanyola sean muy antiguos. Alguien sabe algo al respecto?

    Tambien se suele achacar al calorcito, al hecho de que no se puede comer cuando el sol esta en su punto algido y cosas por el estilo, como que es mas agradable cenar a la brisa nocturna. Es posible, pero tambien hacia calor 50 anyos ha.

    Si por muy fuera me pasaba al horario solar puro y duro.

    Un cordial saludo, Copepodo.

  10. Copépodo 29 marzo 2009 / 22:43

    Miguel, por poder podríamos decidir que las doce de la madrugada es el amanecer, pero vamos, que si se cambia el horario lo que se hace es que no se añade una hora en verano, ése es el “extra”, la variación respecto al punto de partida y no al revés. Tienes muy claro que con el horario de verano se ahorraría más luz. Me pregunto en qué trabajas y a qué hora te levantas :-P

    Carlos: El video es accesible con un sólo click más pese a que no dejen insertarlo, como dice Min (so vago).

    Hablando del tema hoy me ha dicho Jmongil que este atavismo ibérico de hacerlo todo tan tarde podría proceder de que muy antiguamente sólo comían tarde aquellos que se lo podían permitir (por ser nobles y no trabajar) y que quedaba asociado al alto copete, y claro, con lo que nos gusta aparentar… Además en los barcos la tripulación comía al mediodía, los oficiales después, y el capitán el último.

    Otra cosa que se podría “jinbestigar” es cuándo se decidió que en España tendríamos la misma hora que los países centroeuropeos en lugar de la portuguesa/británica, como nos correspondería. Sospecho que, como dice Xist, debe ser algo más o menos reciente. Evidentemente los ritmos circadianos ejpañoles no son anormales de por sí, pero casi toda la población considera “normal” unos horarios que, como dice Periploca, son muy especialitos. A pesar de eso la mayoría de la población se cree que los guiris son unos raros cuando se plantan en un restaurante a las seis de la tarde y piden la cena. En fin…

  11. Maquhatulieltl 29 marzo 2009 / 23:28

    Segun lei en meneame lo de la hora en España viene por Franco, que no queria que tuviesemos la misma hora que esos sucios vendetoallas Portugueses y que la perfida Albion, sino la de la noble Alemania de Hitler, asi que hizo el cambio.
    De los horarios españoles decia tambien que proceden de la posguerra, ya que la gente se buscaba dos trabajos, asi que entraban muy pronto y hacian una jornada larga de 8 horas, comian casi a las 3 cuando acababan y luego se iban a el otro trabajo. En defensa de esto, decia que poco a poco los horarios se van “europizando” y ahora comemos mas bien a las 2 que a las 3, y en vez de cenar hacia las 10-11 es mas bien a las 9-10, ya que como no tenemos esos horarios vamos cambiando a algo mas normal.

  12. jmongil 30 marzo 2009 / 7:53

    Lo que le había explicado al sr Copépodo es que en España, a diferencia de otros países con influencias calvinistas, la tradición antropológica es de estimar positivamente el no trabajar, el vivir de rentas y sobre todo, de no mancharse las manos. De ahí la negativa de los hidalgos a ganarse la vida, aún a costa de pasar serias privaciones.
    Por eso, toda manifestación o apariencia de no tener que matarse a trabajar siempre ha sido vista con buenos ojos en este país. Como por ejemplo, los horarios de comida de los que viven de rentas, los que no madrugan, los que se acuestan tarde y se levantan tarde y, en consecuencia, hacen todas las comidas tarde.
    Por supuesto, no estoy diciendo que ahora la mayoría del país comemos tarde para aparentar algo; en absoluto, pero de ahí viene dicha costumbre.

    En cuanto a los horarios de comida de los barcos, me refería a los de la marina de guerra inglesa en la época de las guerras napoleónicas. Tengamos en cuenta que la sociedad inglesa de entonces era enormemente clasista. Y la pertenencia a una clase se tenía que manifestar con los hábitos y costumbres. Por eso, la tripulación se zampaba su rancho a mediodía, los oficiales comían a las 13h y el capitán y sus invitados almorzaban a las 14. Ser invitado por el capitán debía ser no sólo un gran honor, sino una oportunidad para ponerse ciego, pues el capitán solía tener la despensa mejor avituallada del barco. Lo malo es que había que aguantar los rujidos del estómago hasta esa dichosa hora.
    Respecto a esto último me baso en las novelas de Patrick O’Brian que suelen estar estupendamente bien ambientadas.

    Pero en cuanto a lo del cambio de hora en los equinocios, vuelvo a lo que dije en mi primera entrada: ¿alguien conoce algún estudio reciente que demuestre el ahorro energético que tanto se cacarea?

  13. lalo 30 marzo 2009 / 16:37

    no se sientan tan especiales, aquí en México (y tengo casi la certeza de que en el resto de la maerica latina)comomos a eso de las 2:30 o 3:00 de la tarde y cenamos ya entrada la noche… eso de “cenar” en la tarde siempreme ha parecido cosa de gringos (bueno, y de ingleses) jajaja. en estas tierras tropicales tambien se da el cambio de horario, pero muchos argumentamos que son pamplinas, ya que porestar tan cerca del tropico los dias y las nches no varían mucho dependiendo de la época del año y que en cambio seguramente se trata de hacer que los horarios de las bolsas de valores no cambien… comoquiera que fuere cuando eres un mocoso de 8 años y tu madre te manda a lacama a las 8 y 8:30 y todavía hay luz afuera hacen que detestes el horrio de verano

  14. Copépodo 31 marzo 2009 / 13:12

    Está muy bien que nos aclares eso, Lalo. Así no nos sentimos tan solos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s