Vía libre para “Gran Scala” (o eso parece)

Hace poco, Ammonitefreak me recordaba que tenía muy abandonado el asunto de “Gran Scala“, el mastodonto-proyecto de casinos, parques temáticos, campos de golf y complejos hoteleros que quieren construir en los Monegros. Aunque hubo varias entradas sobre el tema y enlacé el bloj de “Los Monegros no se venden“, me daba la sensación de que la cosa estaba muy parada, y tenía toda la pinta, según ciertos rumores que hubo el año pasado, de que la cosa no iba a cuajar porque los de ILD (la empresa que está promoviendo todo este pollo) habían dado signos de ser, más o menos, los del timo de la estampita pero a niveles muy tochos. Si a esto se le une el reventón de la burbuja inmobiliaria y en plena crisis galopante del mundo mundial, y esas cosas, parecía mentira que quedase gente que se creyera que un proyecto así no sólo es viable, sino rentable a largo plazo.

No sé si la llamada de Ammonitefreak fue oracular o qué, pero en sólo unas horas otro lector (Dr. Moriarty) me pasó unos enlaces sobre el tema que resultan, cuando menos preocupantes. Uno de los escollos que debía superar el proyecto era legislativo. La actual ley de Aragón ponía una serie de límites, por ejemplo, en el número de casinos (que superarían los 30 si llega a materializarse “la criatura”). Pues bien, el pasado día 25 el parlamento aragonés aprobó la llamada “Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad“, que básicamente es una ley a la carta promovida por el gobierno aragonés del eco-PSOE para que el equivalente a una ciudad de 100.000 personas pueda construirse en Los Monegros. No, parece que todavía no saben de dónde va a salir el agua.

Parlamentarios aragoneses celebrando con los representantes de ILD el comienzo de un proyecto que hará que todos los aragoneses se vuelvan millonarios, que los Monegros deje de ser una región deprimida y que todos los españoles estemos orgullosos de tener un cementerio de artistas venidos a menos

La votación no estuvo especialmente reñida, que digamos. El eco-PSOE con su mayoría en la cámara sacó adelante todas las modificaciones necesarias a la ley actual, la mayor parte de las veces con el apoyo del PP, que sin embargo se abstuvo en algunos puntos que podrían ser inconstitucionales (tela). IU y la CHA, con 5 diputados de 67 en total, fueron los únicos votos negativos. Por supuesto, los responsables políticos de esta basura legislativa no han tardado en ponerse medallas insistiendo en que esa connivencia eco-PSOE/PP es una muestra del alto consenso institucional que hay sobre el tema y de la seriedad con la que se lo han tomado. Para los partidos que han votado en contra, sin embargo, aquello fue un “paseo militar” en el que no hubo ningún tipo de debate ni de apreciación crítica, como llevan denunciando desde hace meses las asociaciones contrarias a Gran Scala. No sé si ha sido una impresión mía, pero es llamativo el silencio informativo que hay a nivel nacional sobre este tema.

¿Qué puedo decir sobre esto? La verdad es que me cuesta mucho, muchísimo, creerme que realmente van a seguir adelante con esto. Parece un auténtico suicidio, una ruina y, como ya he señalado muchas otras veces, un atropello contra un patrimonio natural insustituible. Me recuerda al capítulo del monorraíl de los Simpsons, pero con la sordidez que da la cruda realidad. A ver qué pasa. Recordad que podéis firmar aquí el manifiesto contra Gran Scala.

La noticia de la aprobación de la “Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad”…

en ADN.es

en Europa Press

en Soitu.es

Ilusión óptica bastante impresionante

Ya, ya sé que con esto de las ilusiones ópticas uno se piensa que está de vuelta de todo, pero a veces te topas con alguna que te llega a sorprender como cuando eras niño:

colors1

Estáis a la espectativa, ¿eh? Os esperáis que os diga que las espirales se mueven, que nosequé, nosecuantitos… pues no. Lo que pasa aquí es que lo que parece una espiral verde y otra azul son realmente dos espirales… del mismo color.

Seguir leyendo

El nuevo Museo de la Acrópolis

Acropolis-museum-cariatide

Mañana, 20 de junio, se inaugura en Atenas el flamante y novísimo Museo de la Acrópolis. Quienes hayáis tenido la suerte de visitar esta ciudad, seguramente habréis visitado ya el antiguo, que estaba en la propia acrópolis, al fondo a la derecha, bajando unas escaleras. Desde siempre fue un museo muy venido a menos, no sólo por las ostentosas ausencias, heridas sangrantes en el alma nacional griega (de esto hablaremos después), sino por el hecho indiscutible de que no dejaba de ser un museo en un sótano.

El gobierno griego, sobreponiéndose a su mediterraneidad, ha conseguido paliar esta situación y demostrar al mundo que los griegos son perfectamente capaces de conservar el patrimonio escultural de la acrópolis ateniense en muy buenas manos. Todo lo que llevo visto de este nuevo edificio me pone los dientes largos.

Acropolis-museum_eastside

Acropolismuseum002

Situado a los pies de la “ciudad en la punta”, el edificio combina un diseño moderno con espacios amplios y diáfanos y con el uso de la luz natural. Parece ser que muchas de sus estancias están acristaladas con un material especial que deja entrar a raudales el sol griego sin que aquello se convierta en un invernadero. De hecho la idea es que se trate del primer museo de este tipo en el que la luz natural goza de un protagonismo tan importante.

El nuevo edifico dispone de 14.000 metros cuadrados de superficie. si lo comparamos con los 1.450 que tenía el original, no cabe duda de que la mudanza va a ser muy beneficiosa, a la vez que permitirá exponer muchas obras que se encontraban dispersas en otros museos o que no encontraban espacio en el antiguo. Las ruinas sobre las que se asienta el propio museo también se han conservado y se pueden visitar en el sótano in situ.

La visita al museo está concebida como una visita a la acrópolis en sí misma, siguiendo una espiral. Es como si ahora se pudiese visitar la roca dos veces: una subiendo a la acrópolis propiamente dicha para ver los restos arquitectónicos, y otra en el museo para contemplar las esculturas. Conforme se avanza se pasa de visitar los restos arqueológicos de los santuarios y las murallas a las abundantes piezas de la época arcaica, después se pueden ver los restos de los templos de la cima anteriores a la época clásica (incluyendo los asociados a primer Partenón), para después llegar a los conjuntos escultóricos de los edificios “menores”, a saber, los propíleos, el templo de Atenea Niké y el Erecteion.

Acropolis-museum_arcaico

Seguir leyendo

Lector de Ambarcık, manifiéstate (porfi)

Algunos os habréis fijado en el iconito de abajo a la izquierda:

Siempre ha sido uno de mis cacharritos preferidos del bloj y lo mantengo incluso desde la lejana y olvidada etapa de bitácoras.com, que ninguno deseamos recordar. El GeoVisitors este, por si no os habíais dado cuenta, me permite saber dónde están situados aproximadamente los incautos que visitáis esta santa casa y pasar lista. Llevo unas estadísticas interminables en hojas de Excel donde apunto cuándo faltáis a vuestra cita con el bloj invertebrado para apuntaros en la lista negra. Sé quiénes sois, dónde vivís, de dónde venís y a dónde váis. Temedme.

geovisitors1

Nunca se sabe por qué motivos uno acaba cayendo en DDUC. A veces quieren saber cosas de copépodos, otras veces son sólo búsquedad frustradas de información útil o  bien gente que viene a insultarme porque una vez dije que el logo de Firefox era un zorro. Finalmente, una escasa minoría está aquí por vicio, a sabiendas de que esto es un sitio indeseable (como vosotros, habituales lectores). En todo caso, como es normal, son raros los visitantes de lugares no hispanohablantes, aunque imagino que la diáspora hispana llega muy lejos.

La cosa es que, al menos desde el verano de 2006, hay un punto que se mantiene fiel, que aparece una y otra vez, mes tras mes, año tras año. Un solitario pero fidelísimo punto rojo en el suroeste de Turquía, que siempre está en el mismo lugar:

geovisitors2

Si mis cálculos y el GoogleEarth no se equivocan, se trata de un lector en un pueblecito muy coqueto llamado Ambarcık.

geovisitors3

Sé que fue al menos a partir de 2006 porque ese año visité esa zona del país (aunque no el pueblo en cuestión, por algunas decenas de kilómetros), y me llamó la atención ver poco después ese punto.

Ya sé que esto es totalmente irregular e inadecuado, pero mi curiosidad  no satisfecha me impulsa a saltarme el protocolo e intentar saludar a este punto misterioso de la única forma posible: haciendo una llamada en el post:

Misterioso lector: Hoş geldiniz! Un saludo desde la redacción de DDUC. Disculpe la indiscreción. Ya sé que si los blogueros tienen derecho al anonimato, mayor es el de los lectores, pero me intriga mucho su interés por este lugar. Mi dirección de correo está a la derecha, prometo no revelar su identidad secreta, pero agradecería contestación, saludo, una señal.

Atentamente

Copépodo

Eso es todo

Tuiteando

Pues nada, que a pesar de mi inicial desconfianza y a no saber muy bien por qué, me he dado de alta en Tuíter, también conocido como Twitter, o Piador (que diría SuperSantiEgo). Gran parte de la culpa la tiene Eulez, aunque no sea consciente de ello. De momento me siento un poco torpe con el asunto, como la sensación con la que empecé a dar palos de ciego con el bloj hace tres años y pico, así que nunca se sabe.

La verdad es que tiene potencial para abrirse un hueco en mi día a día, porque muy a menudo me surge alguna idea para un post pero no acaba de cuajar por ser muy breve y por dar poco de sí. Eso y la posibilidad de tuitear desde el móvil son los potenciales que más me atraen. Habrá que ver. Sea como sea ya puedo decir eso de…

Sígueme en Tuíter

(¿a qué narices estás esperando?)

Me ha dado por meterme en esto justo cuando Tuíter está cobrando un papel más relevante en un capítulo de los tiempos que nos tocan vivir: el de las protestas de Irán. El gobierno ha podido silenciar muchos blojs y usuarios de féisbuk, pero al parecer es el pajarito azul el que más hábilmente está escapando de la censura y está transmitiendo mayor cantidad de información. Tal está siendo la importancia del medio, que los propios responsables del mismo han acabado adaptando al horario persa una actualización del sistema para evitar perturbaciones.

El canal #IranElection registra cientos de actualizaciones por minuto, y entre otras cosas se ha pedido a los usuarios que pongan que su ubicación es Teherán y su horario GMT +3:30 para complicar que los agentes del gobierno localicen a los que intentan informar.

Datando el último ancestro común

Atención al juguetito que me he encontrado enlazado en el bloj de Paleofreak. Se llama “Time Tree” y nos permite calcular el tiempo estimado que hace que vivió el ancestro común de dos taxones a la vez que nos proporciona un(os) artículo(s) donde se basa la respuesta. Antes de explicar por qué esto es divertido, os llamo la atención sobre la posibilidad de descargar en PDF (9.5 MB) un bonito póster con una versión colorida y a alta definición del árbol filogenético universal de Hillis (del que hablamos el día de la Biodiversidad). Alguno de vosotros se quejaba de que, efectivamente, era un poquito cutre.

timetree_poster_final

Esta versión es muy pintona y colorista, pero tiene el problema, nada pequeño a mi entender, de que sesga muchísimo la diversidad de la biosfera hacia los animales, y concretamente hacia los vertebrados. Por supuesto, los mamíferos están al final del todo y tal, los hongos y los nemátodos casi ni aparecen, etc. Dado que el propósito de la idea original era destacar que la posición humana es, objetivamente, una más dentro del árbol, este dibujito falla en lo fundamental aunque quede tan mono.

Pero vayamos al grano. Os decía que “Time Tree” sirve para calcular cuándo vivieron los ancestros comunes de dos taxones. Como bien sabemos, todos los organismos de la biosfera compartimos un origen común. Dos especies tomadas al azar estuvieron, en algún momento del pasado geológico, “contenidas” potencialmente en una misma especie. Gráficamente esto se representa (de forma abstracta) como el nodo, el punto de unión, entre las ramas de un árbol filogenético o un cladograma.

beastEn la actualidad el tiempo de divergencia (una estimación de en qué momento se produjo la bifurcación de un árbol) se calcula a menudo mediante el análisis de secuencias de ADN (es decir, de la misma manera en que se obtiene el árbol en sí). Usando, por ejemplo, el programa BEAST (Bayesian Evolutionary Analysis Sampling Trees), o su vuelta de tuerca, BEAUti (Bayesian Evolutionary Analysis Utility) se puede calibrar un árbol filogenético y datar cierto nodo del mismo en un determinado intervalo. Nótese que los biólogos evolutivos son unos cashondos a la hora de poner nombre a sus programitas. Para poder hacer esto se necesitan fósiles datados o asociar ciertos eventos filogenéticos de nuestro árbol a algún evento con fecha conocida. El resultado suele expresarse con barras horizontales en los nodos que expresan el intervalo en el que se estima la bifurcación con la suficiente validez estadística. Aquí un ejemplo con unas ranas paleotropicales asociado a la separación de Madagascar de la placa india y al choque de ésta con Asia…

Boss_Fig1_fin_rev

…donde las barras horizontales representan la datación con la consecuente incertidumbre.

Seguir leyendo