Wellington (GMT Games)

Hace unos días estrenamos el Wellington, un juego de mesa de recreación histórica de lo que nosotros llamamos la “Guerra de la Independencia Española” y los anglófonos conocen como “Guerra Peninsular”. En cuanto a dinámica y forma de jugar es muy parecido al Napoleonic Wars de GMT, y de hecho es un spin off de este último. Básicamente el tablero es un bonito mapa de la Península Ibérica con distintas ciudades interconectadas por caminos de distinta categoría (normal, malo, paso de montaña y río, cada uno con sus características). El control militar de las ciudades importantes y las fortalezas determinan los puntos de victoria. Las acciones de todo tipo (desde movimientos de tropas hasta el reclutamiento de las mismas, así como todo tipo de eventos) se determinan por unas cartas de valor variable, igual que en otros juegos similares.

Pueden participar de 2 a 4 jugadores (hay dos bandos franceses, que juegan como aliados, un bando británico y uno español, también aliados entre sí). Los ejércitos napoleónicos franceses tienen la ventaja de ser los mejores en el campo de batalla, aunque desconocen el terreno y son continuamente hostigados por los españoles. Además, tienen que reclutar nuevas tropas en Francia, y eso es una gran desventaja puesto que es muy cotoso desplazarlas al frente.

Generales de cada bando al comienzo del juego. Franceses (azul y verde), ingleses (rojo) y españoles (amarillo).

Los británicos no son tan buenos como los franceses, y tampoco pueden reclutar tropas en España, aunque sí en Portugal y Gibraltar. Cuentan con el mejor general del juego: Wellington. Finalmente, los españoles cuentan con un ejército indisciplinado y mal equipado (que puede dispersarse después de los saqueos), pero que se conoce perfectamente el terreno y mantienen ocupados a los franceses mediante las guerrillas que aparecen constantemente allá donde los franceses no tienen guarniciones. Hay varias condiciones de victoria posible, pero básicamente todo depende de la conquista o liberación de España, para la cual lo determinante es el control de Madrid y de cuantas más ciudades importantes y fortalezas.

Este juego es relativamente ágil y rápido y tiene una duración máxima de tres turnos (cada uno representa un año, 1812 a 1814). El juego comienza con España ocupada por el ejército francés y controlando algunas de sus ciudades más importantes (empezando por Madrid, donde “reina” José Bonaparte). Hay guerrillas españolas por zonas muy amplias de la periferia, aunque el grueso de las tropas se concentran en el sur de Andalucía. En Cádiz se pone a punto la Pepa y se planea la expulsión de los franceses. A Portugal han llegado hace poco las tropas aliadas británicas y Wellington, al mando de un ejército mixto angloespañol, pone Ciudad Rodrigo bajo asedio.

Despliegue inicial

La partida de estreno fue más corta de lo habitual al durar sólo un turno, pero la resumo aquí porque es lo que hay.

En Castilla, Wellington y algún español asedian Ciudad Rodrigo con éxito. A partir de este momento deberán decidir qué camino tomar hacia Madrid: el valle del Tajo, pasando por Talavera, o la submeseta norte para eventualmente cruzar la sierra de Guadarrama.

En el sur, por su parte, el grueso de las fuerzas españolas deciden intentar echar a los franceses de Andalucía. Aunque hay tropas suficientes para enfrentarse a Soult, el general Castaños no puede dirigirlas a todas por sí mismo, así que el mando español decide que Blake deje atrás la guarnición de Valencia y viaje a toda velocidad a Cádiz, trayendo consigo todas las tropas que encuentre en el camino.

Tras recuperar Ciudad Rodrigo, Wellington se piensa si va a Madrid por la A6 o por la A51. Castaños espera en Cádiz la reagrupación de las fuerzas andaluzas.

Finalmente Wellington decide hacer frente a los franceses en Salamanca, entrando en batalla y saliendo victorioso. Por su parte, Blake avanza hasta Granada y la recupera.

Mediados de 1812

Parece que todo les va bastante bien a los aliados, aunque poco después, los franceses asedian y conquistan Valencia, abandonada a su suerte, y se hacen con Oviedo.

Por el norte, los aliados llegan hasta Valladolid, aunque el contraataque de Marmont consigue retenerles un tiempo más. Por suerte para ellos, vuelven a salir victoriosos de una nueva batalla en Salamanca.

En el sur, Blake libera Sevilla y Córdoba consiguiendo su objetivo, pero un error cortándole la retirada a Soult le permite llegar a Cádiz y tomarla en un asedio relámpago muy afortunado para los franceses. Soult muere, pero Cádiz es francesa.

Nueva batalla en Salamanca, y Blake liberando Sevilla

Pese a todo, antes de comenzar el turno 2, los franceses estaban en condiciones de hacer una tirada de victoria por seguir con el control de Madrid y controlar una larga lista de ciudades españolas, y aunque era difícil, el resultado fue positivo para el bando francés. Conclusión: victoria francesa por conquista de España.

Comienzos de 1813, Francia conquista España

En resumen:un juego muy completo y muy ágil con el que habrá muchas más partidas. Aprovecho para recordaros que una de las funciones de esta entrada es hacer proselitismo y animar a algún jugador potencial en las sombras a que se anime a unírsenos.

Anuncios

12 thoughts on “Wellington (GMT Games)

  1. César 14 junio 2010 / 0:11

    ¿Lo de “vistoria” es porque se repite la historia (bi-historia) y Francia vuelve a ocupar España?

    Un cordial saludo.

  2. Copépodo 14 junio 2010 / 0:34

    Mucho menos original que eso: una errata :-P

  3. Mecacholo 15 junio 2010 / 10:46

    Nos has dejado helaos con el Wellington. :)

  4. Nata 15 junio 2010 / 12:03

    El juego tiene muy buena pinta, sin duda, pero echo en falta unas tercerolas de chispa de gomaespuma o similar… :)

  5. Mecacholo 15 junio 2010 / 13:13

    Sí, si lo decía porque noto al personal un tanto parao… Al final va a tener razón Eulez con lo de las tetas y el número de comentarios… :)

    A mi, el que me moló sobre juegos fue el del cubo de Rubik (https://copepodo.wordpress.com/2006/09/26/rubik-el-infinito-en-la-palma-de-tu-mano/), pero no lo encuentro en la categoría juegos (claro: está en ciencia y naturaleza).

    No soy yo mucho de sentarme a jugar, pero tiene pinta de que mola. Supongo que me traumatizó un amigo que tenía el Petrópolis y que siempre me ganaba cuando jugaba con él. Me hacía una especie de regateo atroz que consistía en, cuando yo le ofrecía dinero a la baja por sus países, él aumentaba el precio de éstos, de forma que yo acababa suplicándole que me diera el precio inicial, cosa a la que raramente accedía. Vamos: un desastre. Prefiero un cubo y vérmelas conmigo mismo, que al menos yo no abuso de mi. :)

  6. Mecacholo 15 junio 2010 / 13:14

    Joder, Nata: sin la Wikipedia, no entendería ni un tercio de lo que escribes. :)

  7. Copépodo 15 junio 2010 / 13:15

    Estos juegos son un poco especialitos. A ver si me va a pasar como a Eulez: escribo tres de estos seguidos y los suscriptores desaparecen, jajaja.

  8. eulez 15 junio 2010 / 15:25

    Cope, es cuestión de hacer la prueba… pero ten en cuenta que esto de los juegos de mesa es aceptado en la blogocosa como una frikada de buen gusto… vamos, que no es algo “antisistema” coom, por ejemplo, que te guste el furgol, así que no creo que tenga el mismo resultado…

  9. jmongil 15 junio 2010 / 16:19

    Ah qué bien. Un poco más de proselitismo. Estupendo.

    Pero yo voy a hacer un comentario friki que va a espantar al respetable: en la segunda batalla de Salamanca olvidaste mencionar la decisiva intervención de las Bloody Bagpipes (Gaitas sangrientas) poniendo en fuga a las huestes gabachas.

  10. Homo libris 16 junio 2010 / 20:59

    Bueno, a mí me encantan estos juegos, de hecho, aunque desconocía aún la categoría que dedicabas a ellos (porque sigo indagando en el blog, jejeje). Si no comenté antes, de hecho, fue porque el lector de RSS me jugó una mala pasada y no había visto que habías actualizado hasta que me he puesto a revisar el correo. :)

    Aunque molan los juegos de estrategia de este tipo, lo cierto es que me he quedado prendado de esta otra entrada tuya.

    Me apunto el Wellington como meritorio de echarle un ojo con más tiempo.

    Un saludo trotalomesco.

  11. Copépodo 17 junio 2010 / 13:57

    Jmongil: muy cierto, ese evento fue determinante.

    Homo libris: pues ya sabes, si algún día te pasas por los madriles, avisa. ¡Ay! ¡El American Megafauna! Ese lo queremos todos, pero lo único que sé de él es lo que puse en aquella entrada, quién lo pillara. Hace poco sacaron uno también sobre evolución, pero bastante cutre. La verdad es que los bélicos-históricos me gustan más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s