La ciencia de los genes al servicio de tus arrugas


Uno está curtido ya como ciudadano de este mundo que nos toca vivir, pero no puede dejar de asombrarse ante determinadas deposiciones fecales de los publicistas. Hoy vamos a hablar de una crema antiarrugas que puede destronar al anuncio de Actimel como mi publicidad favorita. Es cierto que los anuncios antienvejecimiento tienen una larga historia de publicidad pseudocientífica. Sin ir más lejos me acuerdo de aquella vez en la que convivieron dos anuncios de cremas distintas, una que afirmaba que la piel envejecía porque se oxidaba y la otra defendía que era la pérdida de oxígeno la causante (y ofrecía “oxígeno puro en una crema”). Ver la emisión de ambos anuncios seguidos era todo un espectáculo, ocasión que mis ojos pudieron disfrutar en una gloriosa ocasión.

Pero me estoy desviando. Si prestáis atención a nuestros líderes y veis la publicidad televisiva para ser buenos ciudadanos y consumir, quizá hayáis reparado en “Código Juventud”, de L’Oreal, la nueva generación de cremas antienvejecimiento. El anuncio viene a ser así:

Bien, estos treinta segundos bastan para que Susanna Griso, periodista y madre, parezca una ordinaria maruja que se pone una bolsa de plástico del Carrefur en la cabeza cuando empieza a chispear y le grita a su niño que se tome el bocadillo de nocilla. Sí, Mónica Carrillo es mi nueva musa, no hay duda. Volved a ver esta maravilla de la publicidad contemporánea y degustad cada uno de estos gloriosos instantes.

Periodista moderna y sofisticada que no renuncia a mantener su feminidad, Mónica aprovecha los instantes de ocio que disfruta entre que termina de presentar el telediario y va a las clases de pilates de su centro Wellness más cercano para visitar el centro L’Oreal en París ¿y por qué? ¡Porque busca la verdad, mentecatos! Ahí estáis vosotros apoltronados en el sofá y esta mujer, esta prócer de la humanidad, esta periodista de investigación, acude rauda a investigar si eso que cuentan sobre la nueva crema es cierto. Ella, que sabe de estas cosas y os las puede traducir para que lo entendáis igual que hace con el Índice de Precios al Consumo, nos informa con rigor de que en esta crema hay concentrados 10 años de investigaciones sobre los genes. ¿Un bote entero de sudor de becario? ¡No lo sabemos! Pero la cosa es que hay una cosa que se llaman “genes de juventud” y claro, el problema es que están atocinaos y no dan un palo al agua. Gracias al sudor de becario concentrado, los genes vagos esos se despiertan y la piel se te pone, se te pone, vamos, se te pone que no te lo crees. El espectador ya se ha quedado prendado de ese maravilloso centro de investigación, aséptico, diáfano, minimalista y moderno y el portátil de Mónica (que es con lo que investiga, claro), con un misterioso pero científico “71%”.

Por supuesto, el grande, titánico, magnífico y grandioso colofón esa frase final, mil veces ensayada, con una dicción lenta y perfecta en la que Mónica mira a la cámara sin pestañear…

NO CREO EN LOS MILAGROS, CREO EN LA CIENCIA

No encuentro palabras, de verdad. He tenido un orgasmo.

Enseguida hablaremos de esa misteriosa y sofisticadísima tecnología “pro-gen”, pero antes, queridos amigos, debo informaros de que muy probablemente seáis mucho más ignorantes de lo que pensáis. Durante el proceso de documentación para esta entrada he descubierto para mi sonrojo que soy un completo analfabeto de la blogosfera. Quizá os creáis muy listos y enteradillos de la blogocosa dospuntocerista porque seguís “blojs escéticos”, de divulgación científica, os gustan las tecnologías, odiáis a los que usan pulseras pogüerbalans y ese tipo de cosas. Pues no. Eso no vale nada. Hay un mundo, ¡qué digo un mundo! Una miríada de universos alternativos en los que la blogosfera se dedica a comentar los productos de belleza al igual que nosotros, pseudoculturetas piojosos, nos entretenemos con la especiación alopátrica y los cuásares.

En Mujer Global no se cortan en poner esta tecnología pro-gen por todo lo alto:

Como ya sabéis en mujerglobal.com, acudimos a la presentación de nuevos lanzamientos cuando alguna de las firmas nos invita.

Esta vez acudimos al nuevo lanzamiento de la firma L’Oréal, Código Juventud.

La presentación se hizo en un bonito restaurante de Madrid, pero en esta ocasión no hubo un gran despliegue en la decoración del lugar, y creo que fue acertado, y digo esto porque bajo mi punto de vista lo que L’Oréal pretendía con ello, era que nada distrajera nuestra atención y que nuestros ojos solo estuvieran puestos en Código Juventud, su nuevo lanzamiento, y así lo hicimos, la ocasión lo merecía, ya que es la primera gama de cuidado anti-edad rejuvenecedor que identifica las necesidades de las mujeres de 40 años.

¡Ay! ¡ay! No quepo en mí de la emoción. Qué lástima no haber podido asistir al evento, ¡Cuéntame más!

Tras 10 años de investigación sobre la ciencia de los genes, L’ORÉAL PARIS estrena una nueva era de la cosmética.Se trata de la tecnología PRO-GEN y ha sido creada para aumentar la capacidad de recuperación de la piel y restablecer su código natural de juventud.Esta tecnología está desarrollada, para todas esas mujeres que están preocupadas por las arrugas, las marcas de fatiga y los signos de cansancio.

Tecnología Pro-gen: Este Biolysat, que deriva de la fermentación de bacterias Bífidus, ha sido seleccionado por aumentar la expresión de ciertos genes de reparación» implicados en la renovación celular y cuya expresión disminuye con la edad.

Y la Adenosina, conocida desde hace tiempo como un componente del ADN, es hoy en día un elemento esencial en el funcionamiento celular, además de retrasar los signos del envejecimiento.

¡Oh! ¡Oh! ¡OOOOOOOOOOH! ¡SÍIIIIIIIIIIIIIII! Qué maravilla, qué deleite para mis retinas. ¿A que no sabéis lo primero que hice después de degustar este caviar pseudocientífico? Evidentemente: suscribirme al RSS de Mujer Global. ¿Y después? Pues seguir buscando reseñas sobre “Código Juventud”, como por ejemplo esta que puso en su momento el bloj “Arrebatadora“:

En marzo, L’Oréal sacará al mercado un nuevo tratamiento antiarrugas llamado Código Juventud (…) En Arrebatadora, nos hemos adelantado y ya hemos tenido la oportunidad de testar este producto para vosotras, para que tengáis todos los datos antes de que salga a la venta.

¡No te pares por favor ¡Continúa!

Tecnología Pro-Gen, adenosina y “ciencia de los genes” son palabras y conceptos que acompañan a estos tres productos en su campaña y que muchas veces a los consumidores nos pueden confundir. ¿Qué significan esta palabras tan sofisticadas? ¿Tiene que ver con técnicas genéticas? ¿Cómo inciden en nuestra piel?

A estas alturas un servidor estaba revolcándose por el suelo, pero con gran esfuerzo, y siempre pensando en mis lectores, continué:

La verdad es que una oye que una crema penetra hasta sus genes y puede alarmarse. Lo que pretende este tratamiento, al menos sobre el papel, es estimular los genes de nuestras células para que trabajen contra las agresiones externas como cuando eran más jóvenes. No sé hasta qué punto una tecnología, a priori tan sofisticada, puede cumplir lo que dice por menos de veinte euros. Podremos comprobar los resultados a ras de piel pero, ¿realmente sabremos si los genes de nuestras células cutáneas se habrán revitalizado?

Así me gusta, pensamiento “escético”. Os animo a que continuéis leyendo para constatar (si es el caso, que yo no digo nada), lo “out” que estáis en estos universos paralelos. Los comentarios son también gloriosos: (“Como siempre esta marca, en mi opinión, suspende en packaging“, dice Marc).

Aún recuperándome y con los dedos temblorosos tras suscribirme a “Arrebatadora”, descubrí piezas aún mejores: “Las blogeras recomiendan Código Juventud”

Y de propina… una usuaria que rechazó “Código Juventud” pero cambió de opinión (y fue capaz de hablar durante cinco minutos y medio sobre el tema).

Llegado a este punto ya me había quedado, podría decirse, de pasta de boniato. No lo digo sólo por lo que había visto, sino por lo que había dejado sin ver: cada enlace, cada comentario, cada vídeo relacionado me llevaba a nuevos y nuevos contenidos en los que las usuarias comentaban sin parar productos de cosmética, usando su propia jerga y con comentarios, discusiones, trolls y sinceramente, me sentí como Truman cuando descubrió que todo su mundo era en realidad un microcosmos limitado que estaba englobado en un mundo mucho mayor que le había sido negado.

En este momento llegó la parte seria en la que yo intentaba encontrar en qué consistía esa famosa tecnología “pro-gen” para ver si era sudor de becario o no.

De lo que hemos leído hasta el momento deducimos que la “ciencia” que hay detrás de esta crema está relacionada con la expresión génica de unos supuestos “genes de la juventud”. La expresión génica es un proceso complejo y relativamente lento. Conocerla y controlarla es el sueño húmedo de los médicos que desean acabar con el cáncer. Muchos tipos de cáncer se deben en parte a un descontrol en la expresión de determinados genes que pueden promover un desarrollo anormal de un tejido. De hecho, que las células no se reconozcan a sí mismas como “viejas” y se consideren con derecho a reproducirse sin límites en lugar de hacerse el hara-kiri es una de las características de esta enfermedad. No tengo ni idea de cremas y sólo un poco de biología celular, pero sospecho que la expresión génica de unos misteriosos “genes de juventud”, de ser real, sería incluso peligrosa.

Como todo el mundo sabe que en inglés las cosas suenan mejor, me puse a darle al oráculo y di con algunas cosas más:

An in-depth clinical study reported in the leading scientific journal Experimental Dermatology provided evidence to show the response of genes to external stress is the key to effective anti-ageing products and followed a decade of research by scientists from L’Oreal’s research laboratories in Clichy and Hopital St-Louis, Paris.

Don’t expect to apply it in the morning and look ten years younger by lunchtime, but I have been trying this cream and can confirm it really does make skin look smoother from the first moment you use it.

There is an instant plumping effect and a slight blurring of fine lines. And — I promise this is true — after using it for 24 hours, two friends (and one of them has her own skincare range) asked me what I’d ‘had done’. After three days, my skin looked more luminous and smooth.

Quienquiera que haya escrito este texto afirma que en 24 horas la crema ha afectado al aspecto de su piel pero ¿puede deberse a un cambio en la expresión génica?

La epidermis está formada por cinco capas. Por división mitótica las células nuevas de las capas profunda van migrando hacia la parte más superficial renovando continuamente la piel. La última capa (estrato córneo) está formada por células ya muertas rellenas de queratina. El proceso completo de renovación de las células epidérmicas dura unos 48 días. Es absolutamente imposible que en sólo unos días la expresión génica de las células de la epidermis haya cambiado de forma significativa como para que se perciba de esa manera. Esa supuesta tecnología pro-gen huele raro.

Tras un último esfuerzo di finalmente con la referencia del supuesto estudio, de cuyo resumen destaco algunas frases.

Usando un lisado probiótico de Bifidobacterium longum demostramos primero in vitro y luego en un ensayo clínico, que esta bacteria no replicante aplicada sobre la piel era capaz de mejorar las pieles delicadas.(…) Usando un modelo de piel humana ex vivo encontramos una mejora estadísticamente significativa frente a placebo en varios parámetros con la inflamación: descenso de la vasodilatación, edema, degranulación de los mastocitos y liberación de TNL-alfa. Después, una crema tópica  conteniendo el principio activo fue testada en un ensayo con doble ciego y placebo (…) Los resultados clínicos demostraron que las voluntarias que se aplicaron la crema activa mostraron una reducción significativa en la sensibilidad de su piel al final del tratamiento (…) revelaron una disminución significativa en la sequedad de la piel para las voluntarias que usaron la crema con principio activo.
Ya que estudios in vitro demostraron que, por una parte, neuronas aisladas liberan menos CGRP bajo estimulación con capsaicina en la presencia de extracto bacteriano y, por otro lado, la resistencia de la piel se incrementó entre las voluntarias que se aplicaron la crema, especulamos que este nuevo ingrediente puede disminuir la sensibilidad de la piel reduciendo la reactividad y accesibilidad neuronal.

Yo no soy periodista, pero lo que entiendo de esto es que han hecho un estudio clínico usando un yogur batido que al parecer le ha ido bien a las voluntarias que se dejaron hacer. Los responsables del estudio especulan sobre la posibilidad de que algo que hay en las bacterias (pero que no saben lo que es) hace que las neuronas segreguen menor cantidad de un péptido ligado a la vasodilatación, la nociocepción, la migraña, la granulación de los mastocitos y nosecuántas cosas más y que al aplicarlo sobre la cara, supuestamente, se deja de producir este péptido y, supuestamente, la ausencia de este péptido te deja el cutis de porcelana, el culo de alabastro y el cerebro de pedernal.

Eso es lo que dan diez años de investigación de la “ciencia de los genes”: la especulación sobre los efectos de un lisado de bacterias al ponértelo en la cara. No sé si es suficiente para declaralo directamente publicidad engañosa al hablar de “genes de la juventud dormidos”, “Código juventud” y demás parafernalia que encubre un zumo de bacterias cuyo principio activo se desconoce, pero me maravilla que al final todo esté relacionado con el Actimel o algo parecido.

Eso sí, el viaje alucinante que he tenido por la blogosfera desconocida no lo cambio por nada.

Por cierto, la crema de marras se puede comprar en internet por 17,95. Es el mejor precio que he encontrado.

Anuncios

27 thoughts on “La ciencia de los genes al servicio de tus arrugas

  1. Copépodo 7 septiembre 2010 / 0:02

    Ya sé que había prometido un contenido distinto para hoy, pero la vida es dura, y lo que no puede ser, no puede ser (además de ser imposible). La paciencia será recompensada.

  2. Jezabel 7 septiembre 2010 / 0:10

    Cariño, iba a hablar de esto mismo en mi mitad de blog de frivolities. http://pintadascomopuertas.blogspot.com
    Pero con tu permiso y felicidad, te enlazo desde mi amor. Como colaborador -forzoso- de Pintadas como Puertas, mereces el premio que hemos dado a todas nuestras colaboradoras -bueno, tres-, que viene siendo la imagen de nuestra Santa Patrona Reina de la Belleza Adolescente. Que lo disfrutes, aunque más que otorgarte un premio, te hemos violado con él… porque quieras o no, es tuyo.

  3. Karma 7 septiembre 2010 / 0:28

    Lo más fuerte es que Mónica Carrillo tiene entrada propia en la Wikipedia.

  4. Raven 7 septiembre 2010 / 0:35

    Cuando vi el anuncio la primera vez pensé “Oh wait, creama cancerígena, que activa proto-oncogenes!!” Pero tras leer tu investigación he descubierto la verdad….. Ese look apple falso (ya podrían haber puesto un imac…) esa blancura neutrex…arg El toque de la adenosina, todo ese roio “laboratorio Umbrella”…Todo es una tapadera para la tortura y el exterminio de la bacteria con más colegueo intestinal que existe !!! Bifidobacterium longum se pasa su existencia luchando por poner paz en nuestra flora intestinal y ahora llegan unos desalmados,¿ y le hacen eso?? ¿Dónde están los de PETA? ¿Los antitaurinos? ¿Los antiabortistas?

    ¿Quién parará la masacre…? Desolador, el lugar de esa crema es el intestino, no el cutis !

  5. Xema 7 septiembre 2010 / 0:40

    Te estas quedando obsoleto, las terapias génicas ya estan inventadas o es que no conoces a Spiderman!

  6. macroinstantes 7 septiembre 2010 / 1:31

    1) Actimel te renueva por dentro y por fuera ¿o era Activia?, da igual, que el yogur es mu gueno, hombre… creetelo.

    2) Aunque yo prefiero sin duda la baba de caracol, despues de dejarlos pasear por tu jeta… tomate, guindilla y están riquísimos…

  7. Mar 7 septiembre 2010 / 9:31

    ¿Qué quieres que te diga? De ilusión también se vive (¿eso era de Qué bello es vivir?)… Y todo lo que suene a “ciencia” esté probado o no, parece megaultrahipermaravillosodelamuerte… Eso es la primera regla del márketing, haz que parezca científico y la gente ni se lo planteará…

  8. eulez 7 septiembre 2010 / 9:40

    “yo creo en la ciencia”, lo peor es que hay gente que dice esto en serio (incluidos científicos). En la ciencia, no se cree, oigan. Sale o no sale, punto pelota.

  9. Leto 7 septiembre 2010 / 11:33

    Y digo yo, ¿para cuándo una legislación que regule el abuso del lenguaje científico en la publicidad de estos productos de garrafón? Porque vamos, lo de las cremas y actimeles es que clama al cielo.

  10. Radagast 7 septiembre 2010 / 11:35

    Es que, como dice Eulez, si empezamos ya con la frasecita… a tomar por el culo todo la argumentación pseudo-científica (dejando aparte que, efectivamente, muchas veces basta con que suene a científico para que pase por científico). Volvemos a lo de siempre: ¿cuánta gente sabe de verdad lo que es la ciencia? Te pones a buscar y no es que vayas a encontrar muchos, la verdad.

    Pero es que eso en publicidad se hace mucho.
    “Yo como bióloga recomiendo… y como madre recomiendo”. Por supuesto, por supuesto, porque si no fueras madre tus preferencias no nos parecería verdaderas.

    PD: Susana Griso fue, es y será tu guía. Lo sabes, lo sabemos. No intentes autoengañarte.

  11. David 7 septiembre 2010 / 12:13

    El tema de la ciencia en la publicidad es apasionante, yo tengo una buena lista de pseudociencia publicitaria, así a bote pronto me acuerdo de las vitaminas del champú que penetran directamente por la cabeza, el “silicio reestructurante” de las cremas antiarrugas, las “moléculas devoragrasas” de las cremas anticelulíticas, y por supuesto las “citoquinasas que son moléculas inteligentes”.

  12. etringita 7 septiembre 2010 / 13:11

    Ya mismo algunas señoras empezarán a hacer experimentos con queso de cabrales en mascarilla, a ver si es verdad lo de las bacterias. xD

  13. Copépodo 7 septiembre 2010 / 13:32

    Jez: siento en el alma haberte pisado el post, aunque todos sabemos que era cuestión de tiempo que apareciese en este humilde observatorio de lo insólito. De lo que no me arrepiento nada es de haber recibido, ¡qué digo recibido! De haber sido violado por el premio de la reina de la belleza adolescente. Junto con el “carnet de molar” de Cantin, este es el reconocimiento que más feliz me hace de estos cuatro años y pico como bloguero invertebrado. ¡Gracias! Lo ostentaré orgulloso (una temporada) en la barra lateral.

    Raven: el anuncio no tiene desperdicio. Lo de la adenosina es ya la repanocha, como suena algo de ADN, tiene que ser bueno. Te doy el pésame por el genocidio de bacterias, debes estar pasándolo mal.

    Eulez: eso me ha parecido la frase del día. “la ciencia o sale o no sale”

    Rad: no conocía lo del escándalo Sokal, pero la idea es muy buena. No tenías que habérmelo contado, me dan malignas tentaciones.

    David: ¿silicio reestructurante? ¿moléculas inteligentes? Jo, soy un recién llegado a este mundo, me faltan muchos anuncios por ver.

    Etringita: ¡Claro, queso de cabrales! ¡Patenta la idea, rápido!

    Gracias a todos por comentar.

  14. Pancho 7 septiembre 2010 / 16:53

    No será cosa de Tailer Pepe para someter y subyugar a las mujeres de 40 años con marcada debilidad mental? Y si los genes que manipula no son los dormidos de la juventud, si no los despiertos de la voluntad?

    De lo contrario, no me explico cómo ni para qué carajos han pasado 10 años batiendo yogur mezclado con sudor de becario.

  15. ricardo 7 septiembre 2010 / 18:13

    Sr. copépodo, su falta de fe me resulta irritante. Por lo demás, yo sigo prefiriendo a la Griso (me pone más que ésta del código juventud) porque dónde haya una madre-periodista-madura que se quite esta petarda

  16. Rufo 7 septiembre 2010 / 19:08

    Si es que está claro, Rafa, como ya sabemos, hacer una alteracion en el desarrollo de un sistema organico de vida es fatal, un programa codificado no puede ser revisado una vez establecido. Porque al segundo dia de incubacion cualquier célula que ha sido sometida a mutaciones de reversión alcanza unas pautas de retroceso, como las ratas que abandonan el barco que va a hundirse y luego el barco se hunde…

    Ayy, si Roy Batty hubiera oido hablar de esto, se dejaba de recombinacion EMS y hundir ojos pa’dentro…

    Ahora en serio, Rafa, soberbio, desatado, en tu salsa, delicioso post :D

  17. Cat77 7 septiembre 2010 / 19:54

    Post estupendo. Casi se me saltan los lagrimones.

    Eso sí, casi la hace a una avergonzarse de ser mujer.

  18. jciczgz 7 septiembre 2010 / 22:19

    Muy bueno el post… me he reído un montón. Me acuerdo que la primera vez que ví el anuncio también me hizo mucha gracia, parece que ahora hay un gen para todo: de la juventud, de la longevidad… sólo hay que encontrar el potingue adecuado, adornarlo con palabrejas sacadas de algún libro de ciencia, y presentarlo con mucha bata blanca y mucho experto.

  19. Bibiano 7 septiembre 2010 / 23:27

    Pero lo que más me acojona es toda esa blogosfera virtual pro-cosmética , que me temo que no es tan virtual ,si no la pura realidad.
    Y pavas como esas dedican parte de su tiempo y vida en elaborar esos vídeos. Joder, si es verdad , hay gente “pa¨to”.

    A estas las tendría yo en la sierra de mi pueblo una semana a base de bellotas y agua del abrevadero de las cabras. Verás que tersa piel y silueta se les queda.

    muy buen post ,

  20. Lanarch 8 septiembre 2010 / 1:05

    Yo estoy con Ricardo, la Griso es una auténtica MILF pata negra, y no la desustanciá esta. Pero claro, es que el de la cremita es un anuncio solo para chicas, pero lo del Actimel tenía que molarnos también a nosotros.

  21. César 8 septiembre 2010 / 15:31

    “…y sinceramente, me sentí como Truman cuando descubrió que todo su mundo era en realidad un microcosmos limitado que estaba englobado en un mundo mucho mayor que le había sido negado.”

    ¿Te das cuenta ahora, cándido, por qué te decía que lo tuyo era un blog de ciencia?

    Enhorabuena por el premio, Rafa (¿o ahora es Fali?)

    Un cordial saludo,

    César

  22. Hexo 9 septiembre 2010 / 17:41

    Yo me reí bastante con eso de “YO CREO EN LA CIENCIA” XD

  23. Mecacholo 10 septiembre 2010 / 8:27

    ¡La pobre Mónica Carrillo! ¡Con ese apellido no tiene más remedio que cuidarse el cutis!

  24. Dr. Litos 10 septiembre 2010 / 12:46

    Qué jartá de reír me he pegado, la verdad como conocía el anuncio casi me estaba riendo antes de leer el post. Me ha encantado, eso sí, que no te hayas limitado a reírte y jactarte, sinoq ue hayas indagado no sólo en la blogocosa epidérmicorejuvenecedora, sino en la auténtica base científica del productito de marras.

    Eso sí, te has pasao cuatro pueblos con los espoilers macho, entre lo de Truman y la foto de Charlton heston… ¡insensible!

    Bueno os dejo, que voy a empezar a recoger mi sudor en frasquitos, que igual me saca de pobre en la vejez.

  25. Mirneth 21 septiembre 2010 / 16:20

    Bueno, bueno, ¿si Cleopatra se bañaba en leche de burra porque esas pobres señoras no tienen el derecho de untarse con una pasta de ioghurt tripsinizado y pasado por el vortex(por ejemplo)? (Aunque por lo que vale el bote yo me hacía llenar la bañera de leche que es más placentero y puedes invitar a más gente)

    ¿Más adenosina? Claaaaro, como que las estúpidas de nuestras celulas se la quedan toda…

    ¿diez años de investigación para aislar una cepa de Bifidus longum, lisarla y hacer mantequilla con ella? Vamos bien…

  26. O Valedor 23 marzo 2011 / 2:53

    Me ha encantado,buscaba poner algo en mi blog ( sobre la publicidad engañosa) sobre esto http://publicidadengaosa.blogspot.com pero si me lo permites pondré un enlace desde mi foro porque mejor no se puede hacer.

  27. Copépodo 26 marzo 2011 / 15:35

    Muchas gracias por comentar, ningún problema en que uses el material que necesites o lo enlaces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s