Post chorra lagomorfo

Hace ya muchos días que este bloj guarda silencio sepulcral. ¿Sobredosis de Spore? ¿Falta de sueño? ¿Exceso de trabajo? ¿Tedio vital? De todo un poco, hoygan,pero para acabar con estas rachas pasajeras de tedio blogueril hay que salir con alguna chorrada para que el respetable sepa que estamos vivos y tan mal de la cabeza como siempre. La inspiración final ha llegado con una cosa tontísima, pero por otra parte muy habitual en el bloj: la publicidad. El anuncio a criticar hoy es este (algo así como un gif animado).

Mira que hemos visto anuncios chorras, ¿eh? Mira que nos hemos hartado de sufrir en nuestras retinas paridas varias de publicistas, y a pesar de todo ¡nos siguen sorprendiendo! Reconozco que anunciar una cuenta nómina es un desafío para el intelecto, pero, ¿liebres y conejos? ¿Se parecen pero son distintos, como las cuentas nómina? De verdad que no acabo de pillarlo. De habernos quedado en esto sería sólo un anuncio más, pero ¡no! Viniendo de mí seguro que hay algo más. ¡Claro que sí! Voy a sacarle punta hasta a un puñetero y cutrérrimo gif animado de un banco, así soy yo.

Amigos, estos…

son conejos (Oryctolagus cuniculus), y esto

son liebres (Lepus spp.). Puede que se parezcan en algunas cosas, pero mi abuelo, que en paz descanse, os habría dado de gorrazos si los confundís:

Hablando mal y pronto. Conejo: orejas largas. Liebre: orejas muy, muy largas.

A ver qué opináis vosotros, pero yo creo que nos están dando conejo por liebre. Para mí que en el anuncio ambos animales son conejos, sí, uno salvaje y el otro de una raza doméstica, pero conejos al fin y al cabo. ¿Pasará igual con las cuentas nómina?

Y sí, ya sé que es una chorrada, pero no me digáis que no lo advertí.

Anuncios

20 thoughts on “Post chorra lagomorfo

  1. Dr. Litos 21 enero 2011 / 1:17

    Bueeeeno ¡menos mal que el proceso vital que te tiene atareado no ha acabado contigo todavía! Me tenías preocupado. Eso sí, con tanto conejo suelto esperaba tarde o temprano alguna referencia más verdosa.

    Las liebres que has puesto son muy malrolleras macho, no sé si voy a poder dormir después de ver esas prominentes orejas y esa gélida mirada, herencia del mismísimo Satanás…

  2. Copépodo 21 enero 2011 / 1:19

    Es que aunque no se ve bien en todas las fotos, las liebres tienen un iris amarillo que les da una mirada un poco, no sé, como de cylon peligroso. Los conejos, con sus ojicos negros son más peluchosos.

  3. Biónica 21 enero 2011 / 2:13

    Las liebres tienen un punto de locas xD. Por algo está la liebre de Marzo. El conejo de Marzo no hubiera quedado igual de bien xD

  4. macroinstantes 21 enero 2011 / 2:50

    Pues para mí que ninguno es conejo de monte, yo voto por dos conejos domésticos de diferente color… la verdad, no se si fiarme del banco…

  5. flauros 21 enero 2011 / 5:25

    la “liebre ” de la pagina solo es un conejo parado,aparte de que las liebres son mas flacuchas y feas, a diferencia de los conejos que deben de ser mas sabrosos (nunca eh comido liebre, solo conejo pero de seguro con ese aspecto no deben de saber bien) y si los dejas caer no caen de pie sino de costado no como los todo superiores gatos :)

  6. flauros 21 enero 2011 / 5:28

    eran todopoderosos, perdón

  7. Iván 21 enero 2011 / 9:44

    La liebre es un plato típico de mi tierra (la Mancha manchega– donde hay mucho vino, mucho pan, mucho aceite y mucho tocino). Sobre todo con arroz. Por dar detalles gore, parte de la sangre se usa para hacer la salsa. El aspecto final es una cosa marrón oscura de olor y sabor penetrantes e inolvidables (para bien o para mal).

    Se nota que no me va mucho; pero es que el conejo tampoco. Sólo lo comía al ajillo… hasta que me regalaron uno de mascota. Ahora no puedo reprimir un escalofrío al pasar delante del mostrador de una carnicería y ver un pobre conejito despellejado y destripado.

    ¡Ah! Lo del banco son dos conejos. Si la liebre es joven no es tan fácil distinguirla, pero sólo hay que fijarse en los ojos. Las liebres tienen esa mirada rara, casi como la de las cabras…

  8. Virginia 21 enero 2011 / 10:35

    Yo hasta tengo mis dudas de que el conejo blanco y negro del anuncio no sea una especie de indias, o algo así, porque es como más pequeñico todo él…

  9. S.Belizón 21 enero 2011 / 14:10

    Lo mismo he pensado yo, ambos son conejos!!!!! la longitud de las patas delanteras (o manos en lenguaje rural) no creo que se correspondan a una liebre, no se pero no me lo parece…, y si, la publicidad es una chorrada!

  10. David Frost 21 enero 2011 / 15:13

    Siento diferir tanto de la opinión de gente que pretende tener más idea que yo, pero no tenéis ojos en la cara.

    Ambos son avestruces.

  11. Moriarty 21 enero 2011 / 15:22

    Me ha venido a la cabeza el sketch de Bugs Bunny y el pato Lucas: “Temporada de caza da patos-de conejos-de patos-de conejos…”

    Por cierto, ¿Qué oñio es Bugs Bunny?

  12. Jezabel 22 enero 2011 / 13:36

    >>las liebres tienen un iris amarillo que les da una mirada un poco, no sé, como de cylon peligroso.

    xddd

  13. Copépodo 22 enero 2011 / 13:46

    Bueno, veo que todos estamos de acuerdo (excepto el sr. Frost) en la conejidad de la liebre del banco. Lo de que el conejo del anuncio sea algún bicho raro (conejo de indias o por el estilo) también habría que valorarlo, pero vamos, que se han lucido.

    Iván: mi abuelo, al que mencionaba en el post, también era manchego, como la mitad de mi familia, y una vez me dijo que las liebres podían alimentarse de carroña. Nunca he podido contrastar esta afirmación tan rocambolesca.

    Moriarty: Qué casualidad, ¡Yo también me acordaba de esa escena de Bugs Bunny mientras preparaba el post!

  14. Condesadedia 23 enero 2011 / 23:52

    ¿Estos no hicieron también una vez un anuncio en el que confundían una abeja con una avispa, o algo así? ¡Como para fiarse de ellos!

    Por cierto, mi padre también dice lo de que las liebres comen carroña. Igual resulta que es cierto y todo.

    Y en casa siempre hemos desangrado la liebre antes de cocinarla. A veces sospecho de los orígenes de mi familia…

  15. omalaled 24 enero 2011 / 19:37

    Absolutamente genial… y, por cierto, decir a Iván que sólo una vez en mi vida probé el arroz con liebre… y todavía me acuerdo de lo bueno que estaba…

    Salud!

  16. Iván 25 enero 2011 / 9:20

    @copepodo Tengo un tío que asegura que la sangre de las liebres es oscura exactamente por eso. De hecho, llevo oyéndolo toda la vida y es la típica cosa que nunca me he molestado en comprobar y que doy por cierta. ¡A ver si va a ser que no!

    @omalaled El arroz con liebre es lo que tiene, o lo amas o lo odias. A mí me pilla el canto de la moneda, porque no me gusta la carne pero el sabor del arroz tiene un no sé qué que me atrae.

  17. Copépodo 25 enero 2011 / 9:37

    Una búsqueda superficial en internet da muchos resultados, pero ninguno convincente. Muchos lo tratan de leyenda urbana.

  18. agu2v 31 enero 2011 / 12:46

    coño, pues yo pensaba q era al revés, q la sliebres tienen las orejas más corticas q los conejos. De todos modos eso se ve normalmente pq las liebres tienen un cuerpo más grande, no?

  19. Copépodo 31 enero 2011 / 13:36

    Es cuestión de proporción, no de tamaño, y además hay otras formas de distinguirlas. No estaba seguro al 100%, pero ya ves que todos los comentaristas también han estado de acuerdo en que de liebre, nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s