Pequeñas frustraciones (#LivinginAmerica)

Toca un post de cotilleos, para desengrasar. Le tomo prestado el hashtag a Mortiziia, que aunque ya no es vecina mía, mucho me ha aportado desde que soy newcomer en los States. Lo que sigue es una lista desordenada de situaciones frustrantes o molestas de vivir por aquí. “Tragedias de primer mundo”, choque cultural que no llega ni a roce o simples curiosidades, sin orden ni concierto.

Los grifos de la ducha

Por qué el “país más poderoso del mundo” se empeña en poner en sus duchas y bañeras una llave diseñada por Satanás es algo que no consigo comprender. Vaya donde vaya, en todas las casas donde he estado, así como en los hoteles, el grifo es una variante de este tipo:

grifo

Un único mando, maléficas intenciones. El grifo se gira e inmediatamente sale agua de la ducha con toda la presión, ya que ésta no se puede regular: el grifo sólo regula la temperatura. La novatada suele ser tal que así: abres el grifo un poquito esperando un chorrito para ir tanteando pero te azota el agua fría en todo su esplendor. Hay que girar el grifo casi hasta su tope para que salga agua caliente, cosa que suele llevar unos segundos. Lo suyo es abrir el grifo muy de golpe, con mucha decisión, directamente al agua caliente, pero requiere práctica y tino, y el agua siempre sale fría al principio, y si te pasas te escaldas. Tras varias semanas de pruebas, al final acabas abriendo el grifo fuera de la ducha y esperando a que se caliente antes de entrar. Digo yo, que qué les costaría poner un monomando que regule también la presión. Eso por no hablar de lo que se echan de menos las alcachofas con las que dirigir el agua donde uno quiera, pero no… éste y no otro es el American way. Sorprende, con la de formas que hay de regular presión Y temperatura que tengamos que conformarnos con esto, pero es lo que hay. Ahora, y sobre todo en pleno invierno, abro el grifo de la ducha un ratito antes de meterme, con la consecuente pérdida de energía y agua. Es como cuando salgo de casa por las mañanas en invierno y, de camino al autobús, veo coches aparcados encendidos y vacíos. Interpreto que sus dueños quieren caldearlos antes de entrar y los dejan encendidos mientras desayunan.

El timo de las yard sales inexistentes

Los apartamentos en alquiler ya amueblados no se estilan mucho aquí. Recuerdo que mi primera visión del que ahora (y posiblemente sólo hasta octubre) es mi apartamento no pudo ser más deprimente. Casi a oscuras, con una única bombilla en la lámpara, vacío y bajo los efectos del jet lag (yo, claro, no la casa). Aquello parecía más un zulo que una residencia. Austero que es uno (sobre todo una vez que resolví el asunto de internet), no me importó pasar alguna que otra semana durmiendo en una colchoneta y comiendo encima de una caja de cartón, pero llega un momento, cuando descruzas los pies por tercera vez para que no se te duerman durante la cena, en el que uno empieza a plantearse que lo mismo hacen falta unos muebles. Los enteradillos de turno te informan en España que ¡no debes preocuparte! pues “constantemente hay yard sales (mercadillos de jardín, vaya) en los que la gente quiere deshacerse de sus trastos y te amueblas la casa en un periquete y por cuatro duros”.

Lo que esos enteradillos nunca te dicen es que las yard sales se hacen en verano, y que si llegas en octubre estás jodido. Mira que busqué y busqué, y ni una puñetera yard sale en todo el pueblo. No es, desde luego, un recurso con el que haya que contar. Lo más parecido fue aquel día en el que un señor sacó algunos muebles a la acera para venderlos, aún cuando yo andaba con la caja de cartón (pero ya con cama gracias a Sleepy’s). De los “ítems” que me ofrecía este buen hombre había:

1. Una mesita del Wal Mart (desvencijada y por casi un la totalidad del precio original. Lo sabía porque las había estado mirando)

2. Un sofá en profundo estado de ruina que amenazaba con provocar una luxación lumbar con sólo mirarlo. 200 dólares

3. Una mesa de comedor y cuatro sillas (¡cuánto me hacían falta una mesa y sus sillas correspondientes!). Viejas y feas. Muy feas. Eran de ese estilo diabólico que se puso de moda en los 70. Hedían a rombos, a gafas enormes, bigotazos y Varon Dandy. 180 dólares todo. Ni regalado vamos.

Le dije al buen hombre que me lo pensaría. Me lo pensé aproximadamente una milésima de segundo cuando durante su visita en noviembre, Alfie y yo solucionamos finalmente el problema del mobiliario a la europea. Concretamente a la sueca: Ikea. Soy el primer partidario de reutilizar los zarrios, pero al menos que tengan la decencia de venderme la basura a precio de vertedero. El problema, según descubriría unas semanas después, visitando una tienda de empeños en la que todo el mobiliario era feo como pegarle a un padre y caro como su putísima madre, es que aquí confunden bastante el concepto “trasto” con “antigüedad”. Si uno se da una vuelta por craiglist, descubre que la mayor parte de los muebles que se venden son, efectivamente, viejos, feos y caros, pero basta poner en la descripción “estilo victoriano” para que el precio suba astronómicamente.

No sé si el buen señor se creyó que iba a colarme una desvencijada mesa de repugnante aspecto setentero como una antigüedad a valorar, pero semanas después, corriendo alegremente por la calle (estaba entrenando, no es que me persiguiera nadie, aclaro), pasé delante de su casa donde él estaba fumando en el descansillo. “¡Nunca viniste a por la mesa!” Me gritó. “Nunca me gustaron los setenta” Le respondí entre jadeos, dando por finalizada nuestra no-transacción económica.

La gente que pide perdón sin motivo

Aquí la gente es educada hasta la náusea. Eso no significa que les importe mucho lo que te pasa, pero como ya he dicho otras veces al menos contribuye a hacer el día a día más agradable. Claro que a veces se pasan. Seguro que no os sorprende si os digo que el “espacio personal” (la burbuja imaginaria que nos rodea y que no nos gusta que nos invadan) es muy grande por estas longitudes. La gente se habla desde más distancia y pueden pasar, literalmente, semanas sin que te toque nadie. Es un poco raro, pero bueno, se asume y ya está.

Como este espacio es tan grande, es mucho más fácil violarlo inadvertidamente (o de forma no tan inadvertida). Si te quedas hablando con alguien en un pasillo y otra persona tiene que pasar entre medias, se sumerge de lleno en ese espacio. Si un carro te adelanta en el pasillo del supermercado, también. Lo que hace la gente en este momento me provoca una irritación incomprensible: la gente pide perdón por pasar. Pero alma de cántaro, ¿qué perdón vas a pedir? Tendrás que pasar, ¿no? No te vas a quedar esperando detrás de mí a que me decida entre los catorce tipos de latas de maíz que hay. No vas a esperar a que acabe la conversación intrascendente que estoy teniendo con el becario del laboratorio de al lado. ¡Pasa de una vez! En España, casi te mirarían molesto por estar en medio, se deslizarían rápidamente por el hueco disponible y ya está. En todo caso el que tienes que pedir perdón eres tú, si es que estás obstaculizando el paso, … pero no, ¡aquí pide perdón la persona que pasa! Ganas me dan de soltar una colleja, a ver si espabila el personal. Si no lo hago es por una sencilla razón: el mimetismo social me ha llevado a hacerlo a mí también. Excuse me!

El consumo (los putos cupones)

Hay diferencias que me cuesta mucho explicar con palabras, son más bien percepciones sutiles de que algo no anda bien, o bien simplemente que no estás acostumbrado a ello. Con todo lo que respecta al consumo hay un rollo de este tipo. Es como si el hecho de consumir fuese un orgullo en sí mismo. Lo mismo es una empanada mental mía, pero… no sé, la publicidad me parece más ostentosa y más ingenua, y hay oportunidades para gastarse el dinero constantemente. Hacer la compra aquí siempre me parece una labor agotadora. Quitando la cooperativa local (de la que os hablaré otro día), las superficies comerciales son enormes y lleva bastante tiempo cruzarla entera incluso si no pasas por todos los pasillos. Acostumbrado que estaba uno al super del barrio, en el que podía comprar todas las viandas en un tiempo récord, esto es un penar. El exceso de oferta hace perder mucho tiempo, sobre todo al principio, cuando no conoces los productos que te interesan. Me acuerdo de la primera compra bajo los efectos del jet-lag, en la que me tiré cinco minutos para coger pasta de dientes del mostrador… sin darme cuenta de que tenía sabor a canela, como saborearía durante los meses siguientes.

Además aquí todo es relativamente caro (menos mal que ahora tengo sueldo de doctor), así que, claro, tienes que espabilar para conseguir ahorrar en la cesta de la compra. Lo primero es que suelen ponerte el precio por masa o de volumen además de por artículo (esto está muy bien), lo segundo es que te tienes que sacar las tarjetas de fidelización de las cadenas (vale, sin problema), pero al final yo tengo la sensación de que no ahorro nada. Incluso lo que se supone que te hace ahorrar en el fondo está destinado a que compres más: las típicas ofertas 3×2 y similares (que cuando vives solo, ya me contarás) y los famosos cupones. Se dice, se comenta, que un buen uso de los cupones de descuento te puede hacer ahorrar hasta el 50% del precio de tu compra. ¡Y una mierda! Bueno, hablo por mí, claro, pero este asunto de los cupones me parece un timo monumental.

Para empezar, no hay quien los encuentre. Al principio los buscas detrás de los recibos. Ahí sólo hay descuentos en el túnel del lavado de coches (ya ves tú qué útil para un peatón) y en sitios a los que nunca voy. En la lavandería rebusqué en los periódicos locales (que ni miro ni recibo) y alguna cosa había, pero nada del otro mundo. Un día me direron un descuento para unos yogures que estaban de promoción y me caducó y todo. Otros descuentos que he recibido: 10 dólares menos si haces la compra por internet  (que va a ser que no); yo qué sé, siempre son chorradas que no me interesan.

El otro día (¡sorpresa!) en el CVS al pagar empezó a salir un recibo larguísimo y la dependienta dijo todo contenta que ¡tenía cupones! Yo también di palmas con las orejas, ¡por fin! Bien, pues os relato a continuación en qué consisten mis cupones, uno por uno:

-2 dólares de descuento de libre disposición (¡Bien! a ver si no me caduca esta vez)

-5 dólares de descuento si me gasto más de 10 en vitaminas (¿¿??)

-Ídem con “productos de belleza”

-ídem, pero sólo tres dólares, con gel de baño (tengo el bote medio lleno aún)

– Si compro tres tarjetas de felicitación me regalan una

Por supuesto, todos caducan el mes que viene

¿Pero qué mierda de cupones son estos? La mayoría sólo sirven para forzarte a comprar algo que no tenías pensado o que no comprarás jamás. No son listos ni nada estos.

Por último: ahora recibo spam de todos estos sitios donde me saqué la tarjeta de fidelización. Sí, me ofrecen cupones, pero la verdad es que no sé si merecen la tinta de la impresora y el tiempo de buscarlos y recopilarlos para ahorrarme 33 centavos en unos yogures que no son los que me gustan y “deals” por el estilo “for my convenience“. ¡Anda y que os den!

.

En el próximo capítulo… ¡las fiestas!

los sims 1 full

Tal cual

Anuncios

23 thoughts on “Pequeñas frustraciones (#LivinginAmerica)

  1. James Heiden 18 abril 2013 / 6:07

    Estimado (Dr!) Copépodo,

    Me siento tan identificado con estas aventuras…veo que la vida de la Costa Este no es tan diferente de la de un tío en Kansas como yo (aunque sé que el concepto que tienen los de las cosas sobre la gente que habita el Medio Oeste tiene tela….si Kansas City tiene dos millones de personas!aunque como gallego ya me cae lo mío por España)

    Sobre muebles:
    Atento que en mayo acaban las clases y muchos estudiantes se las piran, acércate a los dorms o a las casas destartaladas de estudiantes y verás como muchos prefieren poner los muebles al lado del contenedor para que otros los aproveche. Así me agencié yo de un par de muebles y de DOS bicicletas.

    Sobre cupones:
    A principio de caa semestre, al menos en Kansas State, hay gente repartiendo tacos de cupones (estilo de los páginas amarillas), yo en plan caradura les pido 14 o 15 unidades de unavez, y realmente sólo me interesa un cupón del taco para un 10% de descuento en mi grocery. Igual tienes suerte y hay algo similar por esa verde tierra.

    Lo acojonante es cuando compro atún de la marca A y me dan cupones…¡de la marca B! la competencia sí que se pone las pilas!

    Duchas:
    Totalmente de acuerdo, el día que desparramé litros y litros por el baño de mis suegros no me lo quita nadie de mi lista de traumas personales.

    Espacio vital:
    Riéte tú del de los alemanes. No entiendo cómo hacen para ligar…

    Me encanta ver que sigas vivo!
    un saludo desde Manhattan, KS

  2. Electroforesis 18 abril 2013 / 6:57

    Poresito…

  3. jmongil 18 abril 2013 / 8:14

    En el metro (Madrid) a veces reparten talonarios de cupones. A veces pillo alguno, por si me da el arrebato y algún día me acerco a la Warner, parque en el que yo creo que ya nadie paga la entrada íntegra. Pero está claro que esos cupones son una incitación al consumo. Algo a lo que yo me rebelo.

    En cuanto a las tarjetas de fidelización, más de lo mismo… Pasando. No tengo ni la de Vips, y eso que me conozco relativamente bien su menú.
    Tengo la de Iberia y gracias. Pero en mi caso, es que no tengo muchas alternativas con mis vuelos habituales. Bueno, miento: me estoy pasando otra vez al tren. Mi tarjeta Iberia Plus se puede pudrir. Ele.

  4. Multivac42 18 abril 2013 / 8:56

    Otro magnífico relato costumbrista, Cope!

    Muchas de esas cosas que cuentas las comparten los vecinos de arriba, los estadounidenses del norte (aka Canadienses). La moda de alquilar los pisos vacíos, por ejemplo, la amabilidad/indiferencia, los mandos diabólicos… Todo ello tiene un pase, uno se puede acostumbrar y tomarlo como “las pequeñas diferencias” de las que hablaba Vincent Vega en Pulp Fiction (al menos en el short-time, puede que cuando uno emigra del todo se vuelvan insoportables).

    Pero hay una cosa, sólo una, que me parece intolerable, y por la que has pasado casi de puntillas: la falta de alcachofa con manguerita en la ducha. No sé si en los Estados Juntitos es igual, pero por allí arriba todas las duchas estaban fijas en la pared, en plan albergue. Pero vamos a ver, hablemos claro que estamos entre amigos ¿como coño se lava esta gente? Que hay partes inalcanzables, copón! ¿Acaso hacen el famoso baño checo? O peor aún… dejarán zonas sin visitar??? Por mi parte, cuando este verano me vaya para las Americas, a Darwin pongo por testigo que me haré con una alcachofa con manguerita, ¡aunque tenga que recurrir al swedish-way-of-life!

    ¡Hombrepofavó!

  5. mortiziia 18 abril 2013 / 9:04

    Hijo de mi vida, ya vas cogiendo el tonillo #livinginAmerica y veo que las peripecias al otro lado del charco van mejorando y mejorando. Genial todo lo que cuentas, aunque lamentablemente no, no te vas a librar de mi rant punto por punto:

    Las duchas: a lo de abrir la ducha mientras estás todavía fuera y vestido para que mientras tanto el agua se ponga a una temperatura compatible con la vida te acostumbras. A la presión te acostumbras. Al gasto adicional te acostumbras. A lo que NO te acostumbras es a tener que limpiar la ducha acarreando el agüita desde tus manos hasta las partes alejadas del chorro alcachofero, y a ponerte chorreando cada vez que se te ocurre intentar adecentarla, porque no importa cómo te pongas, no importa que quieras que el agua salga por el grifo y no por la ducha, por la ducha siempre empieza saliendo un chorro que va directo a tu espalda mientras estás dale que te pego con el estropajo. Después de unas cuantas veces aprendes a despelotarte para limpiar, porque el agua te llega hasta los sobacos por arriba y hasta las rodillas por abajo con la coña de que la alcachofa no se pueda descolgar, pero no te acostumbras.

    Los yard sales: yo es que me meo con los enterados que te dicen que chillax, que en Nueva York te amueblas la casa en plan superfashion y por cuatro duros. Tuvimos que gastar un dineral en muebles cutrepower de Walmart y Kmart, más del doble de lo que habríamos pagado en Europa por los mismos chapones mal pegados y feos de morirse. Aquí la menda llegó en febrero en mitad de un año de nieves infinitas, así que al menos me ahorré tener que ver los timos de las yard sales – nada que ver con el Reino Unido, por ejemplo, donde te vas a una charity shop y encuentras auténticos gangazos.

    Pedir perdón sin motivo aparente: mira, esto no me irrita tanto como dar las gracias sin motivo.

    El consumo y los putos cupones: creo que de esto es de lo que más he rajado, desde el principio. Suscribo lo que dices, aunque lo cierto es que después del primer año empiezas a espabilar y cogerle el truco a ciertas ofertas/cupones. Pero para nada eso de que te salga la compra por el 50%, vamos, ni en broma. Al revés, con tanto descuento y con la coña de que <a href="http://mortiziia.wordpress.com/2010/11/26/de-fiesta-de-compras/&quot;:cada festivo (real o inventado) traiga consigo unas rebajas, lo que haces es gastar más como no te andes con ojo. Y como no espabile uno contra los vendedores, está perdido.

    Lamento haber trufado el comentario de enlaces, son autobombo de lo peor, pero los habría compartido aunque no fuesen míos, lo prometo.

    Have a good one!

  6. pipistrellum 18 abril 2013 / 11:10

    Es la segunda vez que oigo acerca de este tipo de ducha

    La verdad, no lo entiendo. Lo mas parecido son las ducha que las pulsas te dan X tiempo de agua y no recuerdo si regulables en temperatura.
    Estas seguro que no hay algun mecanismo oculto que regule el caudal? Por ejemplo en al alcachofa.
    El telefono es imprescidible aunque se para limpiar la bañera ducha. Yo por mi tendria estilo manguera hasta la fregadera.

    Otro ejemplo raro es en inglaterra los grifos independientes de quemando y fria.

    Para la mesa hay una solucion baja tecnologia.
    Cuando estudiaba en verano en academia. En el piso, no habia mesas, sino unos caballetes y encima una tabla grande de aglomerado.
    Si la manchaban o pintabarajeaban le daban la vuelta y creo que no la limpiaban. La lijaban y ya esta.
    Es una opcion

    Estas hecho un toro. Corriendo por ahi.
    Creia que renegabas de la actividad fisica. Por lo menos no te gustaba la natación.
    A mi tambien me pasaba de pequeño. Empece a disfrutarla cuano empece a montar en bici solo. porque los compañeros no me esperaban y acababa quemado.
    Gane mucho y disfrutaba un monton.
    Es bici acabé partiendola delante de mi casa, menos mal que no me paso nada.

    luego sigo

  7. pipistrellum 18 abril 2013 / 12:10

    Sigo.
    Hace unos años renovamos el baño y tenemos grifo termostatico y es una pasada, respecto a la regulaion don grifos independientes aunque se mezclen.

    Me encanta poder cortar el caudal sin tener que volver a regular el caudal de agua fria. Cuando se va acabando el agua caliente, casi aguanta la misma temperatura pero baja el caudal. Es increible lo rapido que regula y creo que solo lleva un termostato de cera.

    Deberia haber un tablero de anuncios para avisar de que se va tirar a la basura. Yo estoy sentado en una silla de oficina de la basura.
    La mi estaba hecha un asco, pero las rueda iban bien. La de la basura solo se le habia partido uno de las 5 patos. Tarde un par de dias en encontrar como cambiarle las patas, pero es facil y ya he renovado la silla.

    Mi casa (de mis padres) no es nada especial, pero creo que ahora se le puede añadir un punto mas. Esta al lado de donde se tiran lo muebles y puede ver algo interesante jeje. Por otra parte tiene transporte y habituallamiento muy cerca y tiene la mejor orientacion solar del bloque, aunque el bloque podria estar mejor orientado.

    Las mierdas caras
    Me ha recordado a la fruta de alguna tiendas. No la tiran hasta que esta muy mal. Sobre todo en el Dia. Mas de una vez se puede encontrar fruta de mas calidad (no relacion calidad precio) en la basura.
    Hace unos pocos años alguien debia especular con los Kiws. Eran carismos unos 2,50e o por ahi. En casi todos los sitios. Pero no se vendian y se veian la cajas de Kiwi y parecia que estaban licuados por dentro. Si no pierden dinero con tanto despedicio es que estan inflando el precio.
    Con los huevos pasa lo mismo algunos son camperos pero otro pone alimentados con Maiz le ponen un envase rustico y a pesar de se de gallina enjaulada, les doblan el precio. Cuando no caducan son mas viejos y se nota en el sabor que no son tan frescos.
    Si no lo venden que le bajen el precio. El otro dia le comente a una reponedora que estaban caducados. El carton estaba casi completo de hueveras.
    Si tiran tanto dinero es que inflan los precios y por lo que veo la gente es bastante reticente a que se la claven.

    A mi revientan las travel club. La utilidad oculta es para espiarte la compra.
    Obviamente los puntos restringen la utilidad respecto al dinero. Pero podria compensar si rinden más que el dinero. Por ejemplo, es mas facil adquirir una aspiradora con puntos que con el dinero descontado.

    Pero despues de mirar en el caso de mi madre. Veo bastante claro que no compensa y es mucho mejor los centimillos que te descuentan tarjetas como el Dia. Y luego el dinero te lo puedes gastar como te da la ademas.
    Ademas, los regalos tiene garantia o si te fallan te fastidias? Total no te ha costado ¿nada?
    Tienes que hacer encajes para ver si te llega para compra con tanto puntos una cosa y si te sobra para otra. Con el dinero de los descuentos no tienes ese problema si no te llega, le añades dinero tuyo.
    Los puntos travel y demas son una M..

    Estoy demasiado gruñon?
    Por cierto, me entancan las historia de la cotidianiedad americana.

  8. eulez 19 abril 2013 / 10:16

    ¿Caro EEUU? Aaaajajajajaja!

    Todavía recuerdo aquel día que me compré en EEUU una bandeja de alitas de pollo interminable por 5$ (o menos)….

    En Suiza (Lausana) el pollo limpio (cutre, pequeño) para asar cuesta 15CHF, o sea 12€. En Madrid eso serían 3.5€, aproximadamente. Un poco de embutido (unas lonchas) son mínimo 5€. No hablemos del pescado. Ni del precio de la vivienda. Ni de nada. A ver si algún día alguien me explica cómo es posible que en Suiza mantengan estos precios (y sueldos, en consonancia) sin irse al garete.

    Por lo demás, hay cosas parecidas a las que cuentas. Aquí tienen tendencia a separar el retrete de la ducha en habitaciones separadas, así que te pasas la mañana de paseo para asearte en lugar de hacerlo todo de una vez. Lo de los grifos es muy parecido. Lo que peor llevo, y supongo que os pasará a muchos es lo de la inexistencia de las persianas y de los recogedores de basura con palo (para cuando barres) y de las fregonas. En fin. Problemas del primer mundo, sip.

    Lo del espacio propio es parecido también, pero no tanto. En el Metro se generan problemas precisamente por ese rollo de no tocarse o no decirse las cosas. Pero bueno, ni comparación con lo de los yanquis, que es de traca.

    Una cosa que sí me llama la atención de los centroeuropeos es lo del cumplimiento de las normas de convivencia. Creo que en EEUU es parecido. Las cosas se tienen que hacer de determinada manera, y si eres de fuera siempre habrá alguien que te recuerde que esto se hace así y solo así. Pero si indagas lo suficiente verás que estas mismas personas luego se saltan sus inmutables normas cuando les da la gana. Pero eso sí, tú no puedes hacerlo. Aun pillándoles in fraganti, cuando tu hagas lo mismo te echarán la bronca y adoptarán un tono condescendiente. En fin.

  9. mortiziia 19 abril 2013 / 14:01

    eulez, los Estados Unidos no son caros, son CARÍSIMOS, especialmente si vives en la Costa Este. Has ido a coger el único ejemplo de productos de supermercado que son iguales o más baratos que en otros lugares de Europa: los cárnicos, aunque entre ellos hay que exceptuar los embutidos. ¿Quieres la prueba del algodón?

    http://mortiziia.wordpress.com/2010/06/20/la-prueba-del-algodon/
    http://mortiziia.wordpress.com/2011/12/09/numeros/

    Me acabo de mudar de allá para acá (a la zona metropolitana de Londres, concretamente) y estoy pagando por una casa de una habitación con el extra de un trastero, jardín, control de calefacción y ventanas en cada habitación MENOS de lo que estaba pagando allí por un apartamento de una habitación, semi-interior, peor distribuido y con la calefacción controlada por el edificio.

    Y por esto es que todo el mundo que no tiene un trabajo megacualificado (de doctor, por ejemplo) tiene dos y tres trabajos. http://mortiziia.wordpress.com/2011/10/03/99/

  10. S.Belizón 19 abril 2013 / 21:32

    animo copeeeeee!!XD

  11. banchsinger 20 abril 2013 / 17:06

    Pues eso pa aventuras por el mundo… yo ya me he acostumbrao… lo que peor llevo es lo de la extraordinaria eficacia alemana. Donde coño esta?, trabajando en un laboratorio me refiero. La burocracia es infalible, la sanidad impoluta (y publica), pero en el trabajo de laboratorio, o en una empresa que hace aviones, como mi novia, se ve cada una que es para echar a correr dirección Cadiz. Asumo que veníamos con el cliché colgando y por eso nos salta más a la vista la incompetencia. Pero por más que me repetía: no tío lo que pasa es que habéis caído en la parte en la parte chunga de la campana de distribución de competencia de población germana…pues no me lo terminaba de creer. Pero he dado con la solución, ya se porqué son bastante incompetentes en algunos aspectos: NO HABLAN, no se comunican, JAMÁS te reconocerán que han hecho algo mal. Tienen un miedo exorbitante, no ya al fracaso, sino a parecer incompetentes. Eso les hace que cuando se plantean problemas en el trabajo se callen como put** en vez de hacerlos públicos, o preguntar en voz alta si alguien tiene una idea mejor… en fin igual escribo un post sobre el tema.

    Como siempre, te sales por los dos laos de la cama Cope, me despatillo, si es que te estoy viendo correr…

    Un abrazo

  12. pipistrellum 21 abril 2013 / 17:10

    Eulez en relacion con USA y Suiza.
    Tambien hay que pagar un seguro médico considerable, no? En Esp.PorMundon comentaban que nos 700e al mes.
    Me sorprendido algo asi en europa.

    Creo que hay una proteccion estatal para parados o o gente que no puede pagarlos.

    Solo habia oido que habia separacion entre vater y ducha en francia. Tu canton es frances.
    Hay mucha variacion entre Cantones franceses, italianos y alemanes?

    A ver si algún día alguien me explica cómo es posible que en Suiza mantengan estos precios (y sueldos, en consonancia) sin irse al garete.

    Hombre, pues mientras los sueldos sean altos da igual que los precios se altos tambien.
    En francia multiplicaron el franco por 10. Y como los ahorros, los sueldos y los precios mulplicaron por lo mismo no habia diferencia.

    El problema seria con la exportaciones e importaciones. Tener precios altos les sirve para que las compras fuera le salgan mas baratas y, en el caso de los suizos, no tienen mucho problema para “vender” fuera.

    Son muy competitivos en los productos financiaeros. Aunque si todos los paises bajasen las tasas ya no seria viable. Por suiza compensa sus bajos impuestos con la cantidad de dinero que sale de otros paises.
    Otros productos como turismo, aparatos de precision son caros de por si y pueden venderlos.

  13. Biónica 21 abril 2013 / 21:10

    Por qué será eso de pedir perdón una y otra vez? Había leído cosas, pero otra vuelvo a pensar… tanta educación es normal? Lo del sorry y excuse me, junto con la awesomnidad me tienen intrigada… Tienes alguna teoría al respecto?

  14. Copépodo 23 abril 2013 / 3:10

    Muchas gracias a todos por comentar. Me parece curioso que estos posts triunfen tanto, y como sé leer entre líneas, ya ando preparando el siguiente, jejeje.

    James: Me hace gracia que coincidamos en algunos detalles tontos como lo del grifo de las duchas. Es una especie de autoafirmación: hay algo que no va bien con eso. Tras mi visita al Ikea no necesito muebles, aunque el pasado fin de semana me pasé por una yard sale. ¡Qué cantidad de MIERDA acumula el personal! Había una estantería que me llamaba, pero al final, ni eso. ¡Un abrazo!

    Mortiziia: ¡Jamía! ¡Cuánto me estoy acordando de ti! Tu bloj sigue siendo una fuente inagotable de sabiduría, pero como decía a James, lo que más me gusta es comproba las coincidencias en algunas percepciones. Suscribo además lo de dar las gracias sin motivos (mi “landlord” es muy de hacer eso, y resulta ciertamente irritante).

    Lo del consumo me lo tomo con mucha tranquilidad. Tengo asumido que mi forma de consumir no casa mucho con las ofertas que me hacen y todo el rollo ese de los cupones. Al menos de momento yo sigo comprando lo que necesito y ya está.

    Pipistrellum: hace ya bastante tiempo que tengo una mesa, como te podrás imaginar, pero por muy de baja tecnología que sea, la tabla y los caballetes no los puedo sacar de debajo de una piedra: hay que conseguirlos también, y así a bote pronto creo que es más complicada esa solución que la de conseguir una mesa, aunque sea setentera. La caja de cartón, también de baja tecnología, me dio muchas horas de servicio y todavía la conservo. Lo del grifo termostático debe ser como de ciencia ficción aquí. Yo también tenía uno en Madrid.

    Eulez: hombre, no quería comparar esto con Suiza, ya sé que es MUY caro, pero vamos, hacer la compra semanal creo que es más caro que en Madrid, que tampoco es una ciudad particularmente barata. Me faltan experiencias con lo de saltarme las normas, pero ya que lo dices, subiendo una cuesta con la bici por el lado que no era, un grupo de “malotes” demostraron su malotosidad farfullando entre dientes mi error.

    Banchsinger: cada vez que cuentas algo de Alemania me dejas extrañado. Alemania engaña bastante, o eso me parece a mí, pero hay muchos tópicos que por lo que cuentas no tienen nada que ver con la realidad.

    Biónica: me han dicho por twitter que en realidad lo del “excuse me” debe traducirse como “con permiso”, con lo que mi nivel de irritación debe disminuir, porque no suena tan “pasivo-agresivo” como el hecho de ir disculpándose porque otro esté estorbando. Por lo demás no tengo hipótesis al respecto. ¡Ah! Y difícilmente escucho o digo la palabra “awesome” sin descojonarme por dentro.

  15. pipistrellum 23 abril 2013 / 19:04

    Cope, yo mencionaba tabla y caballetes como solucion barata, hasta que encontrases algo a tu gusto. No me sorprenderia que encontrases muebles mas baratos que la tabla en tiendas multinacionales.

    Suponto que caballetes y tablones encontraras en cualquier carpinteria o tal vez ferreteria. No se si serán dificiles de encontrar. Creo que los USAnitas son bastante aficionados al bricolaje y creo que hay bastantes ferreterias.

    El “excuse me” no me parece tan diferente del “disculpa” español en uso y significado.

    En España tambien usamos ciertas palabras que si las pensamos tiene un uso un poco extraño. Muchas veces son tacos que son menos “Awesome” :P
    Acojonante puede ser algo malo o bueno.
    Los tacos intercalados no se que origen tienen, pero si lo piensas no tienen mucho sentido.
    Ej.
    Vulva, que haces tu aqui!
    Fornicar, cuanto tiempo sin verte!

    Me he dado un golpe en la prostituta mano
    Cambiar las palabras por tacos. He usado esas palabra la resaltar la absurdez.

    Se me ha olvidado mencionar algo sobre el espacio vital.
    En Europa del norte el espacio vital es mas amplio, y en el Sur mas cercano. Europa es pequeña y muchos paises tiene el tamaño de Europa, entre ellos usa. Tal vez se dé un efecto equivalente.
    La gente del sur tiene un espacio vital más reducido?

  16. Dr. Litos (@DrLitos) 25 abril 2013 / 8:00

    He llegado tarde a tan intenso debate porque leí el post en el móvil mientras desayunaba, y de verdad que me hizo pasar und esayuno entretenidísimo y divertido, pero para comentar ya no me dio (tenía las manos de mermelada y eso).

    Yo no he vivido tanto tiempo fuera, pero lo bastante en UK como para flipar con ese tipo de actitudes bañiles; allí lo difícil era encontrar un monomando, lo más frecuente eran los dobles mandos que requieren un tira y afloja estratégicamente complicado para encontrar una temperatura adecuada para el agua. Y lo de los baños separados, también lo vi en Francia y jamás lo entenderé por más que me lo expliquen. Porno hablar de ENMOQUETAR

  17. Dr. Litos (@DrLitos) 25 abril 2013 / 8:02

    Vale perdón, no sé cóm ohe publicado a medio escribir…

    pues eso enmoquetar los baños. No hay más que añadir.

    A mí también me encantan estos posts costumbristas, nos dan culturilla general a los que no podemos viajar tanto y nos preparan para cuando lo hagamos. Además te quedan muy simpáticos. Por ejemplo, ahora entiendo mejor eso que hacen en las pelis americanas, que abren el grifo y se ponen a desvestirse lenta y tranquilamente mientras el asesino espera agazapado entre las cortinas. Siempre me llama la atención que todos tengan en las pelis alcachofas fijas, pensaba que era un cliché del cine para facilitar el drama estilo Psicosis. Lo que aprende uno con los blojs oiga.

  18. Anónimo 28 abril 2013 / 8:24

    Me encanta esto… las experiencias de supervivencia y adaptación al medio hostil. Sobre lo de pedir perdón tengo una vivencia que quizás os parezca rara. Pero cuando llegué a esta Iberia nuestra me sorprendí mucho (al menos en Barcelona) lo tanto que la gente pedía disculpas por la calle, el metro, el super… si si, así mismamente… Y yo me decía pero que le pasa a esta peña? Ains… ya veo que la cosa aquí es de risa, ya casi ni lo noto. Tendré que darme un salto a esas longitudes para saber lo que es bueno.

  19. Rufo 29 abril 2013 / 3:03

    Hombre, lo del grifo monomando-pollas en vinagre, por lo menos te deja regular la temperatura: en UK es bastante peor. 20 años y aún siguen con el grifo para la caliente, y el grifo para la fría. Punto. Y para colmo minúsculos, de estos que tienes que pegar la mano a la cerámica para enjuagarla. Y por supuesto, hablamos de magma volcánico y nitrogeno líquido termina-terminators. Esto en TODAS LAS PUTAS CASAS, ya sean construidas el año pasado. ¿Y la ducha? Pues si, viene a ser como la tuya, solo que en vez de ir con calefacción central, va con su mini calentador eléctrico instalado en la misma ducha, y que tal vez tiene 1KW de potencia. El resultado es que calienta el agua, vaya, pero a un caudal máximo ridículo, con la consecuencia de que una ducha que se podría resolver en 5 min no se recorta a menos de 10 para poder enjuagarse bien. En Dinamarca al contrario, perfectamente establecido el rollo grifo termostato, donde solo marcas la temperatura y regulas con un segundo grifo el caudal… eso si que era estar avanzados. Y en fin… hay más, pero esas otro día.
    Con respecto a los cupones, hombre, pues claro que uno no tiene esa mentalidad consumista, pero con respecto a no usar el cupón para un bote de champú porque aun tienes medio… Compralo, hombre, compralo, si no se va a poner malo, y ya para la próxima, pues sencillamente ya lo tienes. A no ser que es que andes jodio de espacio como para almacenar mucha compra, pero esa ya es otra cuestión…

  20. pipistrellum 29 abril 2013 / 22:20

    Hombre, lo del grifo monomando-pollas en vinagre, por lo menos te deja regular la temperatura: en UK es bastante peor. 20 años y aún siguen con el grifo para la caliente, y el grifo para la fría. Punto. Y para colmo minúsculos, de estos que tienes que pegar la mano a la cerámica para enjuagarla. Y por supuesto, hablamos de magma volcánico y nitrogeno líquido termina-terminators.

    Esta parece la explicacion.

    Buscando en Internet he encontrado estas explicaciones:

    “en algún punto del pasado que no recuerdo el gobierno decretó la separación de aguas para evitar la proliferación de enfermedades como legionela y otros que pueden sobrevivir en aguas calientes. Al separar en dos los grifos se aseguraba que al abrir el grifo de agua fría para beber, ésta no estuviera en contacto con el agua caliente –portadora de bacterias. Y a su vez, permitía que el agua caliente fuera de una temperatura menor lo que evita la proliferación de bacterias. Y en UK, las leyes se convierten en costumbres y las costumbres en leyes”.
    y la segunda seria la de la wikipedia:

    “Mixer taps are more difficult to fit in the UK than in other countries because traditional British plumbing provides hot and cold water at different pressures.” En efecto en los edificios antiguos de UK, el agua fría provenía de la red normal de agua corriente y en cambio el agua caliente de un deposito que se encontraba en el tejado. Por lo tanto la presión del agua fría era mucho mayor que el de la caliente. Los grifos mixtos sólo funcionan correctamente con presiones similares”

    sacadas de este Blog
    http://lamoqueta.blogspot.com/2006/10/usos-y-costumbres-oxforditas-parte

    “I’ve not lost my mind, is backed up on disk somewhere”
    28 Jun 2007 – 03:53

    http://www.spaniards.es/foros/2007/06/que-uk-todavia-hay-dos-diferentes-grifos-el-agua-caliente-y-fria

    Hay grifos con un sistema de mezclado peculiar

    Como ya le comenté a los Spaniards irlandeses la última vez que nos vimos, por fin he preguntado por qué diablos tienen un grifo que te permite escaldarte y congelarte todo al mismo tiempo.

    El invento se llama ‘mixer tap’ (tampoco se han comido mucha la cabeza). Aparentemente es un grifo convencional de dos llaves y un pitorro, por lo que los ingenuos como yo, caemos como chinos y acabamos acordándonos de toda la familia del casero. El quid de la cuestión está en que el maldito pitorro tiene dos salidas en la boca.

    Por lo visto se estilan dos tipos, uno con un agujero central (agua fría) y una corona alrededor (agua caliente); y el otro son dos boquetes uno detrás del otro.

    Este ‘maravilloso’ invento tiene la peculiaridad de que no te mezcla el agua fría con la caliente, sino que te larga un chorro de agua helada y otra hirviendo. Encantador.

    La explicación irlandesa (a la que aún sigo buscándole lógica) es que si quieres beber agua, abres el grifo del agua fría y sale un chorro de agua fresca directamente de ‘la calle’. Si tuvieran grifos ¿españoles o normales?, como el agua caliente pasa por el mismo sitio que la fría, y la caliente viene de un depósito donde se recalienta una y otra vez, pues como que les resulta repugnante la idea.

    La explicación hace ‘aguas’ por muchos sitios, como por ejemplo lo que se comentó en el bar: les da asco la idea de beber una agua que tenga algún ‘resto’ de la caldera; pero sin embargo, no les da asco el usar un vaso que han limpiado con la escobilla del water en el agua sucia del resto de los platos.
    http://www.spaniards.es/foros/2007/01/17/cosas-raras-de-las-casas-en-el-extranjero?page=3

    Cope alli como son los calentadores?
    Por lo que oido alli no son instantaneos y el gas calienta un deposito como los electricos.

  21. Rufo 29 abril 2013 / 23:52

    Copón pipistrellum, pedazo de comentario!! Un poco menos cabreado con los britanicos! (aunque siguen teniendo otras…) :D

  22. pipistrellum 30 abril 2013 / 8:20

    Gracias :)
    Ten cuenta que principalmente es copypegado.

    En spaniards hay cosas muy intersantes pero tambien hay mucha morralla y jaleo.

  23. Stenella 1 mayo 2013 / 14:15

    Me he sentido tan identificada con esta entrada que casi se me caen hasta las lágrimas. Que timo de pais, aqui en la costa este (Massachussets para ser concretos) me dejo más de medio sueldo en mi casa y el resto en las groceries. Una de las cosas que nunca debí hacer es mirar las etiquetas de los ingredientes de las cosas!

    Después de dos años aqui me vuelvo a Francia con mi Marie Curie IOF bajo el brazo sin mirar atrás. Los franceses tienen sus cositas pero estoy loca por que me ladre un conductor de autobús en Paris y que me abran la puerta con cara de que huelo a mierda. Aquí todo el mundo te saluda con el Hi How are you? Como si les importara…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s