La falta de varón, o cómo se las gasta Dios


Este post es el vivo ejemplo de por qué mi bloj nunca podrá ser algo serio por muchas cosas dentífricas que diga, pero en fin, a veces se me ocurren tonterías y no tengo dónde soltarlas así que allá va.

Supongo que no se os ha pasado por alto todo el follón este que ha habido por los cambios que Ana Mato (alias confeti-woman) quiere introducir en la ley de reproducción asistida. La verdad es que hace años que no me motiva nada escribir en el bloj cosas de actualidad, como que me sale un sarpullido en los dedos y me asfixio en mi propia bilis o algo así, y de hecho no voy a entrar en el hecho de si los cambios son una discriminación o no hacia las mujeres no heteroadecentadas (aunque lo sea). No. Mi reflexión es un absoluto off topic a la gloriosa frase que ha soltado nuestra ministra:

La falta de varón no es un problema médico

Qué cosa más rancia de mujer, por favor. ¿Qué clase de oración es esa? ¿Qué cojones significa “la falta de varón”? ¿Es el varón una especie de ingrediente físico del cosmos o del clima para decirse así, sin artículo ni nada? “La falta de varón no es un problema médico, de la misma manera que la ausencia de lluvia no es óbice para salir a la calle”. Me morderé la lengua y no ahondaré en si la ministra se cree que nos tiene que explicar en qué consiste la fecundación y os diré a qué me ha recordado eso de “la falta de varón”, esa forma de expresarse que sólo de leerla siento como si me cayese un cubo de caspa encima.

Coslada, 13 de mayo de 1988. Día de la primera comunión de Copepodín.

Además de celebrarlo en el parque de atracciones recibí algún que otro regalo, todos ellos hace tiempo que cayeron en el limbo del olvido excepto uno. Un cómic. Un cómic… del Evangelio. Sí amigos, ese cómic que aún conservo y que debe estar en alguna de las cajas con el resto de mis posesiones, cogiendo polvo en casa de mis padres. Qué circunstancia tan lamentable, me hubiese encantado escanearos algunas de sus páginas para que pudiésemos comprobar juntos que era un buen cómic en el fondo. Lo digo en serio, el guión es el que es y no se puede mejorar mucho, pero la parte artística estaba bastante currada, los dibujos eran muy buenos, realistas, con bastante dramatismo, un cómic, en definitiva bastante currado y que leí incontables ocasiones, porque 1) en aquel momento yo aún estaba sujeto a la impronta religiosa de mi infancia en una familia como Dios manda, y 2) yo leía cualquier cosa que se me pusiese a tiro, para qué vamos a engañarnos.

Las virtudes del cómic, como decía, incluían una buena calidad del dibujo que sabía transmitirte la vida de Jesús de una forma distinta a las estúpidas representaciones infantiles de la catequesis. Podías ver a Jesús de mala hostia echando a los mercaderes del templo, acojonado en el Monte de los Olivos, veías la sangre y la crudeza de la Pasión mucho antes de que Mel Gibson se dedicara a dar rienda suelta a su fanatismo, había homenajes a Dalí y a otros pintores, había un mapa sorprendentemente detallado de Jerusalén, los ángeles no eran querubines alados sino sombras oscuras y misteriosas; había un realismo crudo en la decapitación de Juan Bautista o en la perturbadora resurrección de Lázaro… bueno, en general era un cómic religioso distinto, que no parecía para niños. Quizá por eso me gustaba.

Pero claro: los textos eran los que eran: Biblia pura y dura, y eso era un bajón constante que no paraba de rechinarme a cada viñeta por ese lenguaje arcaizante. Y aquí llegamos al meollo.

La Virgen María recibe un visitante nocturno. Como decía, es una sombra de la noche, casi un espectro. Le dice aquello de que va a concebir al hijo de Dios, y ella le responde:

“¿Cómo puede ser eso, pues no conozco varón?”

¡¡El anticlímax!! ¡Hija de mi vida! ¿Aparece un terrible ángel de la noche, guardián de la oscuridad y le respondes así? Me parecía una respuesta tan poco natural, tan casposa, que desde entonces el propio término “varón” me transmite arcaísmo y ranciedad. Aunque por aquellos años no estaba al tanto del uso bíblico del verbo “conocer”, la idea la captaba porque yo ya había pasado por una catequesis y tal. La duda era razonable, ¿Cómo vas a tener un hijo sin copular? (otro día os tengo que contar cómo me enteré de en qué consistía el sexo, recordádmelo) y ante dicha duda el ángel le responde algo así como “nada es imposible para el Señor tu Dios”, y ella se dice a sí misma “pues será eso”, y oye, ni una palabra más.

Hasta aquí, bien, pero nótese la ausencia del artículo en varón: “no conozco varón”, igual que “la falta de varón” de la que habla Ana Mato, el único clavo ardiendo, el único factor común que tiene el titular de una noticia con el rollo macabeo que os estoy contando sobre un cómic que me regalaron en mi primera comunión. Ya me estoy arrepintiendo de haber empezado todo esto. En serio, estoy por borrarlo, lo borraría de no haber prometido en tuiter que lo escribiría, así que seguiré.

Como bien deberíais saber, el ángel no había estado ocioso. Unos meses antes había estado preparando el terreno y había visitado a Isabel. Isabel era estéril, y tanto ella como su marido Zacarías estaban ya muy mayores para tener hijos, pero eso no les impedía sentir cierta frustración por haberse quedado los dos solos. Así que Dios decidió que Isabel y Zacarías tendrían un hijo (al parecer Zacarías sí que tendría el privilegio de ser algo más que padre putativo), concretamente el hijo sería Juan el Bautista, que era un poco como el teaser de Jesús, pero la idea era la misma: mujer que no puede tener hijo, va y lo tiene.

En esta ocasión el ángel en lugar de hablar con la interesada habla con Zacarías, y le dice lo mismo: que sepas que tu mujer va a tener un hijo. Zacarías, tras recuperarse del susto, tiene la duda razonable y le dice al ángel que cómo puede ser eso, que tanto él como Isabel están un poco mayores. ¿Y qué creéis que le dice el ángel? ¿Le suelta algo como a María en plan “tranqui que Dios controla”? ¡No! ¡El muy cabrón va y… LE DEJA MUDO! ¡Mudo! ¡Le deja mudo hasta que nazca el hijo ¡Nueve meses de mutismo forzoso por poner en duda el poder de Dios! ¡Pedazo de cabrón!

Copepodín, cuando leía esto, iba una y otra vez de una página a la otra comparando las reacciones de María y de Zacarías. No eran tan diferentes. Ninguna palabra más alta que otra, no se cachondean del ángel, no le echan de casa… nada. Los dos expresan su duda sobre que tener un hijo en su circunstancia sea posible… pero a María le suelta un “ya verás, ya… ¡vas a flipar! ;-)!” y a Zacarías un “Ah sí, ¿eh? ¡Pues te vas a cagar ahora, por listo sabelotodo! ¡¡ZASCA!! ¡MUDO!”.

Aunque Dios cumplió su palabra y Zacarías recuperó la voz para poder glorificar al Creador cuando tiene a su retoño en brazos, a mí la exégesis de estos dos pasajes me dejaba muy, muy preocupado. ¿Qué clase de todopoderoso se comportaba de esa forma tan pusilánime? ¡Menudo peligro! Al menos saqué una provechosa enseñanza: en el hipotético caso de que en algún momento me cruzase con Dios (yo qué sé, en el peluquero o en los columpios) más me valía andar con mucho ojito, porque no era de fiar y tenía muy mal pronto. A su vez me recordaba a aquel chiste del autoestopista que no podía decir nada y… bueno ese si acaso lo cuento otro día, que si no esto va a parecer Inception. La cosa es que daba la sensación de que no importaba cómo te comportaras, al final lo definitivo es si le caías gordo a Dios o no. Creo que si la reflexión me pilla con más bagaje me hago calvinista.

Es tentador decir que aquella reflexión fue un inicio de rebeldía contra la impronta católica, pero aún me quedaban algunos años para eso. Me marcó lo suficiente, eso sí, para que cuando oigo a Ana Mato hablar de “la falta de varón”, como quien habla de que te falta un hervor o el graduado escolar, me chirríe igual que un cómic gráficamente atractivo pero lingüisticamente arcaico. ¡Brrrrrr!

Y además me pregunto si nombrarán a Gabriel el Oscuro como patrón de la reproducción asistida: que lo mismo te preña que te deja mudo.

Os dije que era muy largo para Tuiter.

Anuncios

24 thoughts on “La falta de varón, o cómo se las gasta Dios

  1. mortiziia 24 julio 2013 / 8:30

    Ah, pues no, no va a haber lugar a la crucifixión, el título me llevó a error. La ranciedad de la frase también me trajo a mí la Biblia y la misericordia y bondad sin límite de Dios Nuestro Señor xD. Da miedo (a mí me da miedo, al menos) que las personas que nos dirigen estén tan inequívoamente adoctrinadas y tengan tan inequívoca intención de adoctrinamiento,

    Y yo sí aseguro que fue por la época de la comunión cuando la semilla de la rebeldía fue plantada y arraigó, porque fue la época por la que empecé a tener catequesis y empezaron a regalarme biblias infantiles y toda la pesca. Antes de eso, la religión era colorear la batamanta de Jesús y sus discípulos, pero después de que me enchufaran semejantes peliculones era imposible no empezar a hacerme preguntas. No me acordaba ya bien de la historia de Zacarías (er Zaca), que después de 9 meses mudo recuperaba el habla para cantar las glorias del bondadoso Señor que lo dejó mudo y le preñó a su oíslo. Me imagino ar Zaca esos nueve meses de voz interior preguntándose si la otra gozó como una perra, pero determinado a no decir más ni mu cuando recuperase la voz, no fuera a darle al otro el avenate de preñarlo a él también y por el método tradicional, el de conocer varón, vamos.

  2. eulez 24 julio 2013 / 9:12

    Es Ana Mato, es del Opus Dei. ¿Qué otra cosa se puede esperar salvo que haga una referencia a la forma de hablar de la Biblia, de los curas y de las monjas? Mucho hacen ya permitiendo la existencia de solteros y gays, que fornican en pecado sin el permiso de Dios. ¡Y sin confesarse! Porque claro, puedes estafar miles y miles de euros, pero si luego te confiesas todo queda perdonado ¡me arrepiento! Y a seguir a lo tuyo hasta la siguiente.

    Esta es la gente que nos gobierna. Y todavía les votaría un 30%. Ahí es nada.

  3. Lanarch 24 julio 2013 / 9:12

    JAAAAAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    Lo siento, no hay nada más que decir XDDDDDDDDDDDDDD

    (bueno, sí, ahora que lo dices yo tengo una biblia en cómic que además molaba un huevo, buenos dibujos, introducciones históricas, cosas así. Nos la regalaron cuando compramos todos los tomos de Astérix)

  4. trachus 24 julio 2013 / 9:39

    Sé que ya está un poco añejo pero aquí hace falta una intervención de Tyler-Pepe

  5. Adalil Seguridad Alimentaria 24 julio 2013 / 9:46

    ojjjjooojooojo….gracias por este momento de risas entre tanta..tanta…..ranciedad….

    Lo penoso es la de copepodines que no han realizado ese camino de desmistificación y se siguen creyendo que el mundo es así…que la mujer sin varón es un cero a la izquierda…

    Gracias…

    Patricia

  6. María Docavo 24 julio 2013 / 10:03

    Recordatorio-ruego: por favor, cuenta la historia de cómo te enteraste de en qué consistía el sexo.

  7. Dr. Litos (@DrLitos) 24 julio 2013 / 10:10

    Pensar que casi te guardas esto dentro hombre… te hubiera ido carcomiendo el remordimiento, más aún con esa impronta religiosa que te gastas.

    Un texto sublime, revelador: para el lector inexperto puede parecer una chorrada o una broma alargada para hacer escarnio de las enseñanzas bíblicas, pero a los eruditos del bloguerismo y la chorradez nos queda claro que en estas parrafadas se plasma a la perfección el espíritu de estos políticos que enarbolan la ranciedad con un orgullo que asusta. Ese es su auténtico rostro, y esa es la ideología que esconden esas medidas disfrazadas de austeridad y optimización.

    Además de que como siempre, me he divertido mucho leyéndolo, y seguro que tú escribiéndolo… si es que la Biblia da para mucho.

    P.D.: por el amor de Cristo Resucitado, ¡¡encuentra ese cómic y compártelo con tus lectores!!

  8. Electroforesis 24 julio 2013 / 10:38

    Si es q el mito del follador intermitente no empieza en don Juan, aunque entonces lo llamaran san Gabriel por razones estratégicas. Embozado, oscuro, se aparece de noche y asegura q va a dejar embarazada a la interfecta… No sé yo.
    Lo q me asombra es la pusilanimidad de los maridos. Tal vez estuviera provocada por el temor al ridículo q siempre ha perseguido al “varón” (perdón) en asuntos de cuernos (cuando no los provocaba él mismo), junto con la secular no-aceptación de la infertilidad masculina (el “problema” es siempre “de ellas”, ya sabes).
    Si, en vez de en Belén, esto se produce en Matalpino, José y Gabriel acaban a gritos y empujones en la calle, con mucha fanfarronada pero sin solucionar nada.
    Sigue con estos posts de verano, Cope. Hacen falta.

  9. Vicentico (@Farth87) 24 julio 2013 / 11:24

    Qué puto crack.

    Decías que ibas a escribir esto sin entrar en el meollo de la discriminación… pero te ha salido fatal. De todo el texto se sacan deducciones claras sobre la forma de pensamiento que presentan estos gobernantes que tenemos.

    Como sabes yo también tuve un largo recorrido eclesiásitco (¡hasta estoy confirmado!) y, aunque no tuve la oportunidad de disfrutar de un cómic como el que describes, sí que había partes de la biblia que eran claramente desafíos a la credulidad. ¿Cómo podía ser que a Dios se le fuese la pinza y tratara así a la gente? Tenemos el ejemplo que relatas de la diferencia de trato entre Zacarías y María (claro, que se entiende si pensamos en que a María se la follaría y a Zacarías le iba a poner unos santos cuernos), pero por otra parte hay muchas contradicciones a lo largo de las escrituras, como que nos de el libre albedrío y luego nos meta un diluvio o queme ciudades enteras con bolas gigantes de azufre en llamas porque no actuamos como él quiere. Una cosa que me costó mucho entender (o más bien asumir sin rechistar, porque nadie me daba una explicación satisfactoria) era que si Adán y Eva habían cometido el pecado original al comer una manzana del árbol del conocimiento (que también manda cojones la historia) y Diocito les había expulsado del Paraíso por ello, porqué cuando Yisuscraist (alias JC) murió en la cruz, sacrificando su vida para librarnos a todos de ese pecado, no nos devolvió Diocito al maldito paraíso en el que todos estaríamos comiendo bacon fresco y gratis a lo Homer Simpson.

    Total, que si tienes una mente mínimamente crítica, este tipo de discordancias van mellando poco a poco tu fe, llevándote irremediablemente al oscuro terreno del conocimiento. Tanto fue así, en mi caso, que a la hora de mi confirmación omití de la oración del Credo un montón de cosas en las que realmente ya no creía (la resurrección de la carne, que JC nació de Santa María Virgen, la vida eterna, la Santa Iglesia Católica, …), cosas de las que dudaba mogollón (la existendia de Dios Padre Todopoderoso creador del cielo y de la Tierra), y me quedé prácticamente con que creía en la figura de JC, que al fin y al cabo era el que me había enseñado a ser buena gente.

    En fin, que este post me ha encantado por la acidez crítica que presenta y, a parte, porque me siento identificado con esa perplejidad que manifestábamos cuando algo no nos cuadraba en las Santas Escrituras, jeje.

    Saludos.

  10. Biónica Habla que escucho 24 julio 2013 / 16:04

    Hay que encontrar ese cómic! Queremos verlo!!

    Ya te dije por Twitter que lo de “Gabriel el Oscuro, que lo mismo te preña como te deja mudo” es magistral xDDDD

    Ahora voy a ver el post del valle del Rift (ahora que tengo un poco de tiempo… :-S)

  11. AKaeL 24 julio 2013 / 18:49

    Viendo los efectos de la primera comunión en todos nosotros, la iglesia debería replantearselo. A mí creo me afectó más una espece de misal vete a saber cuándo que me agencié en la casa de la abuela con excusa de preparar mi primera comunion… Yo tambíen leía cualquier cosa.

    Zacarías no sólo era Varón (del pueblo elegido) sino que además era sacerdote, dudar de la palabra de su dios era más grave que lo de María, una don nadie que por no ser, ni siquera era varón (Jesús hubiera sido más interesante en cambio).

  12. Alfie 24 julio 2013 / 19:31

    Informándome en la filmoteca he encontrado un documento que puede ser de utilidad se llama La semilla del diablo, así que para poder quedarnos en cinta tendremos que realizar ritos de brujería. No queda otra.

  13. Pancho 24 julio 2013 / 21:28

    A mí me gustó Inception. Así que haga el favor, don Copépodo y cuénteneos en qué consistía eso del sexo… y ya de paso, en qué consiste ahora, a ver si me entero.

    Y el chiste del autoestopista también, oiga, que no tiene por qué andar haciéndose de rogar todo el tiempo por todo el mundo.

    A mí lo que más me indignó siempre de la Biblia, y son muchas cosas, fue el pobre imbécil de Job y como el Buen Dios Nuestro Señor se lo jugó a una partida de cartas.

  14. pipistrellum 25 julio 2013 / 22:38

    Pues yo no tenia ninguna gana de hacer la comunion. No por ningun motivo transcendental, sino porque me daba vergüenza ir de pajarita y demás.
    Al final la hice obligado, porque los sobornos (regalos) tampoco me convencian.

    Ademas en la entrada me pusieron en la primera fila del grupo por mis caracteristicas fisicas. Bajito. El cirio churruscado no debio quedar muy elegante (Mi madre:¿¿¿Que has hecho???’¡¡¡Es sabado y no hay donde comprar otro!!!)

    Despues de la ceremonia. Sali desbocado como un corcel. La salida daba a una plaza y en la plaza habia un charco perpetuo. Cuando no tenia agua, tenia un lodillo negro. En verano sí llegaba a secarse y quedaba una costra casi de una pieza.

    Alli acabe yo XDD
    No me acuerdo como fue, pero acabe con una mancha en todo el lateral del pantalon de arriba abajo.

    Ese pantalon lo use para una funcion del cole, porque era blanco y tenia que hacer de corderito.
    Los compis me decian que se me veian los calzoncillos y algo si transparentaba.
    No sabia mucho de materiales, debia ser de lino, me meti en un paso estrecho entre setos de vuelta a casa y lo raje.
    Fue la ultima vez que lo use.

    Cuando me regalaron la primera biblia, pense ¿que clase de regalo es este?, para mi fueron como unos calzoncillos en navidad. Fui un poco comprensivo, porque me lo regalo mi tia monja, pero bastante tiempo despues me enteré que es un regalo bastante habitual.
    No la hice mucho caso.

    Al poco me fastidio que habia que hacer el Corpus cristi y de eso no me avisaron. Yo pense que ya habia cumplido.
    Me emparejaron con una chica que no me sonaba ni del pueblo y me sacaba cabeza y media. Me dieron un cesto con petalos y me dijero que los fuera tirando.

    Queda claro que fui obligado y a mi nadie me aviso de que habia alguna posibilidad de evitarlo. Yo pense que era un paso obligado en esta vida, como la mili. De la bodas sabia que algunas personas las podian evitar, pero de esto ni me lo oli.

    No se si debo contar mi vida por aqui. Pero ahi queda una anecdota más.

    Ya estas obligado a contar como te enteraste de lo del sexo. Tu solo te has metido, eh ;)

    Pero no tengo claro a que te refieres.

    Una cosas es tener nociones de cosas sexuales y otra saber de donde vienen los niños y como se encargan y que están relacionados.

    Porque uno descubre primero que hay cosas que le provocan ciertas reacciones, creo que antes oir la palabra sexo, y despues que eso esta relacionado con la reproducion y que hay un metodo estandar para procrear.

    Ya que sale el tema de la procreacion.
    Hay un metodo “casero” que haria innecesario el tratamiento de fertilidad y sobre todo si es en mujeres fertiles.
    Una se puede buscar un proveedor y un manual en internet (por si hay un metodo optimo) y hacerlo en casa.
    Algo muy sencillo pero no lo es tanto por legislación. Y es un tema que se trata muy poco.

    Alguien que dona desinteresadamente, no puede quedarse tranquilo de que no va a tener problemas legales en futuro. Por lo visto no hay ningun metodo salvo pasar por clinica y creo que la mujer no podria elegir al chico con el habia hecho el trato.

    Existe la inseminación anonima en clinica, pero no es lo mismo.
    Con una donacion “en persona” ves rasgos interesantes de alguien que va ser el padre de tus hijos.
    Humor, carisma, caracter, etica, inteligencia en general, aptitud ante la vida, felicidad intrinseca y forma de tomarse los problemas, dinamismo, etc. Todo eso no se puede poner en un ficha de una forma objetiva.
    La mujeres estan diseñadas para elegir unos buenos genes, y muchos factores, no sabemos ni que los evaluamos, por eso una entrevista personal, pienso que es sumamente importante para una decision asi.

    Actualmente, no se puede hacer nada parecido con seguridad juridica. Ya ha habido casos de acuerdos que le ha salido por la culata al donante. Y en algunos caso sin acuerdo, directamente le secuestran el semen y el donante involuntario no tiene derecho a reclamar ni anticopyright.

  15. Marcelo 26 julio 2013 / 9:07

    En idioma hebreo el artículo indefinido es tácito.

  16. trachus 26 julio 2013 / 9:42

    por suerte yo tuve unos padres normales, así que ni bautismo ni comunión :D

  17. pipistrellum 26 julio 2013 / 21:38

    Este debe ser el El chiste del autoestopista. No es muy bueno pero habia que solventar la duda.

    Trachus:
    Lo normal en el sentido de habitual es hacer la comunion. Lo logico si no sigues la religion posiblemente sea no hacerla.

    Yo hecho de menos un BBC laico. Pero la version religiosa tiene mejor marketing. Ya todo el mundo sabe lo que es y no se va a repetir y se debe ir en ese momento.

    Si lo llamas de otra forma aunque sea parecido, seguramente menos familia viene y algunos esperaran al bautizo o comunion de verdad, aunque no llegue nunca.

  18. Copépodo 27 julio 2013 / 3:48

    Cómo os mola la carnaza, y a mí que casi me estaba dando vergüenza publicar esta tontá… pero bueno, quizá haya que hacer más post veraniegos del estilo, como decía alguno. La anécdota del sexo merecerá algún post propio en su momento (del calado y profundidad del presente, no os vayáis a imaginar), pero cada cosa a su tiempo.

    Pipistrellum: con la de cosas que cuentas siempre, me parece un misterio que nunca te haya dado por montarte un blog.

    Marcelo: gracias por los enlaces, pero la traducción es la que es: el latín no usaba artículos pero se ponen al traducirlo.

  19. pipistrellum 28 julio 2013 / 8:56

    Se me ha pasado por la cabeza hacer uno. Lo malo es que soy poco constante. Comentando surge el tema y da pie a contar cosas.

    No lo descarto. Por otra parte he mirado tumblr, pero lo malo es que no tiene comentarios. Tambien he mirado gestores de comentarios, Cooments me parecia muy lentos y co.mments lo use pero cerró. Coorank tambien lo consideré, pero Tambien le encontré pegas.

    Si me lo hago, ya lo comentaré por aqui.

    Medicos, periodistas y politcos tambien pecan comiendose articulos de forma habitual.

  20. Virginia (@sk8sbd) 29 julio 2013 / 13:16

    Me he de sumar a las alabanzas a “Gabriel el Oscuro, lo mismo te preña que te deja mudo”. Ole. Ole, ole y ole. Estoy deseandísimo oir (leer) la anécdota del sexo.

  21. Rufo 17 agosto 2013 / 1:19

    One more time me has conseguido arrancar carcajadas Copépodo, envidia me da la gracia que tienes so joio xDD. Yo no puedo contar ninguna gran anécdota de como fue mi ‘iluminación’, supongo que sencillamente formó parte de un lento proceso inevitable que llegó a donde tenía que llegar, pero todo se reducía a una cuestión sencilla: si todo ‘eso’ era verdad, todo el tinglado de ir a misa, rezar, confesarse y toda la pesca, ¿por qué mi padre no lo hacía? Nuestra madre se esforzó durante años en educarnos a mi y a mi hermana como católicos, mientras que a mi padre no le costó hacer absolutamente nada para acabar ganando esa partida. Lo que son las cosas…

  22. banchsinger 24 agosto 2013 / 16:59

    Te prohíbo terminantemente que dejes a la humanidad sin tus historias y parábolas…
    ya sabes como me las gasto…como se entere que te guardas una, acabarás mudo y preñao colombofílicamante… no digo más…XDDDDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s