Looper


Estando como está el cine, de caro y de malo, ya se me había olvidado la sensación de sentarte en una butaca y quedarte ahí como un pasmarote con la boca abierta y los ojos como platos sin gurgutar durante dos horas. Lo mismo es que ya estoy mayor, o que ver Madrid Days, Prometheus y cacotas similares me ha dejado un poco p’allá, pero ayer tuve la oportunidad de ver Looper y me gustó una burrada. Aprovecho para recomendárosla, y si queréis leer mi crítica en Videodromo (libre de spoilers), pinchad por ahí abajo.

Leer la crítica en Videodromo

Sesión doble: Holmes & Watson, Madrid Days


Ya podéis ver en Videodromo la sesión doble que nos hemos marcado Alfie y yo con Holmes & Watson, Madrid Days, la ultima película de Garci. El contrato de exclusividad que tuve que firmar con sangre me impide escribir aquí una reseña exhaustiva, llena de spoilers como en otras ocasiones, pero en serio: leed la crítica y ved la película (no necesariamente por ese orden).

Pese a lo heterodoxo de la reseña, he incluido también a esta magnífica obra de arte en el Observatorio Invertebrado para el Análisis de la Caspa Cinematográfica, iniciativa que espero retomar con fuerza pronto.

Para rellenar un poco esto, pego aquí el maravilloso tráiler de Madrid Days. El original, el que más se ajusta a su pseudotrama soporífera.

¡La comedia del año! ¡No os la perdáis!

El planeta de los simios: por qué se debe llevar a un biólogo en la tripulación


(Enriquecido en spoilers, aunque si a estas alturas no has visto El planeta de los simios no sé muy bien qué vamos a hacer contigo)

El pasado fin de semana, un extenso grupo de frikazos y gente de mal vivir tuvo la ocasión de disfrutar en pantalla grande de ese clásico del cine que es El planeta de los simios (1968) como parte de la Muestra SyFy. ¿Qué se puede decir de esta película? Cada vez que la veo me gusta más y le saco más enjundia. En conjunto me parece una maravilla y ha envejecido mucho mejor que otros clásicos. Reflexión tonta: es curioso que más de 40 años después de su estreno una de las cosas que más chocan es ver a Charlton Heston fumarse un puraco en la nave espacial, y sin embargo, los trajes espaciales e incluso la nave del comienzo de la película es bastante apañada.

¡Purazo espacial!

Pero a lo que iba. Siendo, como lo es, un peliculón con todas las letras, tiene algún problema de dirección artística. (Este concepto no es que lo suelte yo aquí por hacerme el interesante, sino que me lo enseñó hablando del tema un amigo mío que sabe de estos asuntos y lo empleo para poder llamar a las cosas por su nombre). No es que se trate de problemas muy importantes, pero ya sabéis que en esta santa casa tenemos cierta trayectoria mirando con mucha atención detalles cinematográficos relacionados con las localizaciones (::1:: ::2::), y en ellos me voy a centrar.

Como recordaréis, el plato fuerte de la película se sirve al final. El comandante Taylor, acompañado por Nova, descubre que en realidad, el hostil y salvaje planeta de los simios era la Tierra, unos cuantos de miles de años en el futuro, y que la civilización humana se había desvanecido. El encuentro con la ruina de la Estatua de la Libertad es, merecidamente, uno de los hitos del Séptimo Arte. Yo tuve la suerte de ver esta película siento un niño muy impresionable y con aún poco cine a mis espaldas y este final me puso los pelos de punta. Sospecho una película como esta estrenada a día de hoy no habría tenido el mismo efecto y el espectador medio, acostumbrado a “BrucesWillis” que están muertos desde el principio y tal, se habría olido la tostada mucho antes.

¡Yo os maldigo!

A lo que voy es que, pese a todo, no habría sido necesario esperar tanto para concluir que nos encontrábamos clarísimamente en el planeta Tierra. Incluso un individuo como Charlton Heston lo habría concluido con mucha facilidad si hubiese tenido cierta formación biológica y hubiese prestado un poco de atención a su entorno. Retrocedamos desde el final hacia el comienzo para señalar varios puntos clave en los que se podían haber atado cabos.

Seguir leyendo

IX Muestra de Cine Fantástico de Madrid

¡Ya está aquí un año más! La muestra de cine fantástico cumple su novena edición, y como en los últimos años es el canal Syfy en que la hace realidad. Hay cambios importantes para este año. Para empezar, la muestra no tendrá lugar en el cine Palafox (como venía ocurriendo desde que yo tengo memoria de este acontecimiento), sino en el cine Callao. Sin duda echaremos de menos su entrañable ubicación original, en la que ya teníamos localizados los lugares estratégicos, pero la verdad es que todo parece indicar que esta va a ser una muestra por todo lo alto. La otra novedad es el programa, que es muy extenso y que parece que gana en contenido en Ciencia Ficción (algo que echaba bastante de menos en ediciones anteriores).

Del 8 al 11 de marzo podremos disfrutar de títulos como John Carter, Hell, o Apolo 18. Al igual que el año pasado, habrá sesión de Trash entre amigos, con Nacho Vigalondo y Raúl Minchinela (Dr. Repronto), y además disfrutaremos de la proyección en pantalla grande de Ultimátum a la Tierra y El Planeta de los Simios.

Nace el “Observatorio Invertebrado para el Análisis de la Caspa Cinematográfica”

Queridos lectores:

Ayer, el Canal de televisión cultural y documentales de los-leones-de-Alaska y los-salmones-del-Serengueti conocido anteriormente como “la 2″, tuvo a bien de deleitarnos con la película Mentiras y Gordas en el programa “Versión española”. Como algunos recordaréis, en esta santa casa se honra y se venera esa obra como una epopeya incomprendida del cine español. Aquel post tuvo bastante éxito (y ya felicité a mi negro en su día por ello). Pese a ello, Cayetana Guillén-Cuervo no me avisó para asistir como contertulio al debate que tras la película protagonizaron Mario Casas y Ana de Armas, lo cual me indigna sobremanera. La cosa es que durante la película y tras ella, muchos internautas han reparado en aquella crítica e incluso hay quien ha pedido más.

Como este bloj está en decadencia y empieza a vivir de las rentas de su pasado, me ha parecido bien y he decidido abrir una nueva sección: el Observatorio Invertebrado para el Análisis de la Caspa Cinematográfica (OIACC), que hasta la fecha cuenta con dos elementos:

Mentiras y gordas (la incomprendida epopeya trágica del cine español)

En un lugar de la Manga (la película española definitiva)

A partir de este momento, los lectores podrán proponer en los comentarios películas que, en su opinión, merezcan un análisis similar porque no han sido entendidas o apreciadas por el respetable en su magnífica e inigualable ponzoñez.

Tenéis que tener en cuenta un par de cosas.

La primera es que basta que tengáis expectativas para que las futuras críticas de la OIACC sean una cacota pinchada en un palo. Hay cosas que salen espontáneamente y al intentar emularlas perderá toda la gracia y no volveréis a dirigirme la palabra.

La otra cosa es que penséis muy bien en vuestras opciones, porque las dos películas de arriba son sencillamente inigualables. Dudo muchísimo que lo que me vayáis a proponer sean siquiera la mitad de visionarias, catárticas y maravillosas que esos Clásicos, esas, Obras de Culto citadas… pero aún así voy a daros un voto de confianza y espero que aquellos que esta mañana tirábais la piedra en Twitter no escondáis ahora la mano y reconozcáis que vosotros  ¡sí! vosotros tampoco os habéis podido resistir en alguna ocasión al lodo y la perversión que supone el cine-basura español de todos los tiempos por el mismo interés científico y morboso con el que un niño examina un perro muerto con un palo.

Hagamos lo siguiente: en los comentarios proponed candidaturas, y si la cosa marcha, habrá una encuesta. Me comprometeré a ver íntegra la(s) película(s) seleccionadas con mis gafas de pasta especiales y mi librrrreta para hacer un comentario de texto, y luego, que Dios nos pille confesados.

Llega la octava muestra de cine Fantástico de Madrid


Con gran alegría y regocijo aprovecho para informaros de que muy pronto disfrutaremos de la octava muestra de cine fantástico de Madrid, que como suele ser habitual está llevada por el canal Syfy.

No tengo mucho que decir porque no me suena ninguna de las películas, pero os animo a todos a que vayáis porque siempre se lo pasa uno genial. En este humilde egobloj he dejado constancia de cómo disfruté en las ediciones de 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010. El principal estreno es Destino Oculto, por si queréis echar un vistazo al tráiler. Para ver el resto del programa, visitad la página de la muestra, y ya sabéis, nos vemos del 3 al 6 de marzo en el cine Palafox.

La película española definitiva: En un lugar de La Manga (1970)


En estos tiempos de crisis que nos toca vivir, a todos nos acaban surgiendo preguntas profundas y existenciales: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Quién saldría vencedor en un combate a muerte entre Kant y Schopenhauer? ¿A dónde van a parar los taponcitos cuando se deshuesan industrialmente las aceitunas? etc. De entre todas estas preguntas me he dado cuenta de que una empieza a repetirse con mayor frecuencia y sin cesar, y debido a la ausencia de una respuesta convincente, la cuestión está arruinando el sueño de muchos de nuestros congéneres, gravemente preocupados. La pregunta a la que me refiero es:

¿Qué es España?

Convendréis conmigo en que es una pregunta antigua. No es el momento de glosar aquí una bibliografía exhaustiva de quienes, inútilmente, han intentado contestar a esta pregunta a lo largo de los tiempos. Más bien al contrario, este post es el resultado de una breve pero fructífera investigación a raíz de una conversación con un amigo mío cuya familia es propietaria de un apartamento en La Manga del Mar Menor. Dicha conversación me llevó a descubrir una película olvidada, aparentemente humilde y sin pretensiones, pero que encierra en ella la esencia última de España. Desde “Diario de un copépodo”, atalaya del conocimiento humano, faro de la verdad, creo conveniente que esta película sea rápidamente rescatada y devuelta al conocimiento público para afrontar con valentía los retos del siglo con el que nos estamos dando de bruces. Esta película, como algún lector perspicaz habrá deducido hábilmente, es “En un lugar de La Manga“.

¡La respuesta ha estado aquí todo el tiempo!

El ejercicio que os propongo no debe ser tomado a la ligera. Se trata de una inmersión profunda en las verdades de nuestro país que pueden ser horriblemente perturbadoras. Este no es un post que se lea en tres minutos. Requiere de tiempo, tranquilidad, cierto estado zen de la mente e ingentes cantidades de voluntad, ya que si sois capaces de llegar al final acabaréis probablemente traumatizados de por vida. De vosotros depende si queréis conocer la verdad o si preferís seguir engañados en la ilusión de democracia, vanguardia y modernidad.

No me digáis que no os lo advertí

Seguir leyendo