Señales y venados


Una de las primeras reacciones de los europeos que visitan Norteamérica y van algo más allá de las ciudades (no hace falta irse tampoco muy “a lo hondo”) es la sorpresa ante la abundancia de mamíferos silvestres en las zonas rurales y periurbanas. Los parques están atestados de ardillas, y a poco que se circule por una carretera tranquila se verán ciervos, alces, mapaches, zarigüeyas y todo tipo de bichos por el estilo, e incluso ciertos tipos de lince y zorro son también fáciles de avistar. En los estados más boreales y en la zona pacífica son conocidas los problemas que dan los osos (animales muy peligrosos, y de esto hablaremos en su momento), sobre todo a los excursionistas. Por eso tampoco sorprende mucho encontrar en los márgenes de las carreteras animales atropellados con una frecuencia, o al menos esa es la impresión que me da, significativamente superior a la que estaba acostumbrado en España. Al principio avistar ciervos cruzando la carretera hace mucha ilusión, pero a todo acaba acostumbrándose uno, y con el tiempo, debido a lo peligroso que es atropellarlos, acaban siendo por encima de todo una fuente de problemas. Por ese y otros motivos, una de las señales de tráfico que más se ven por estos lares es esta:

deer crossingY en principio, no hace falta decir que se trata de una señal de precaución por animales en libertad, muy parecida a la nuestra: cuadrado amarillo americano en lugar del triángulo de borde rojo típico europeo, pero mostrando un ciervo macho saltando. Sin embargo, siempre que la veía notaba que había algo que no encajaba en el esquemático perfil: concretamente la cornamenta del ciervo no me parecía nada natural, pues parece que está proyectada hacia delante en lugar de hacia atrás. Al principio no le daba mucha importancia, porque las señales no siempre son exactamente iguales y no es raro ver algunas (y seguro que conocéis ejemplos) en los que se nota que el diseño no es el estandarizado (dejando al margen, por supuesto, las señales no oficiales, que no comentaré aquí).

Si os fijáis en la señal europea estándar de animales en libertad, la cornamenta del ciervo, si bien muy esquemática, está proyectada hacia atrás, de una forma mucho más natural y acorde a los ciervos “de verdad”.

ciervos

Aquí algunas imágenes del ciervo europeo occidental, Cervus elaphus, para que se entienda de lo que estamos hablando.

celaphus celaphus2

Acabé dando por hecho que la caprichosa forma de la cornamenta de las señales americanas era un giro disléxico del diseñador de turno que había quedado fosilizado en las señales de tráfico por siempre jamás, hasta que, hace unos meses, pude ver algunos machos de ciervos americanos, y cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que la forma de los cuernos era muy diferente. Aunque en su nacimiento comenzaban con una proyección trasera, los ejemplares más grandes mostraban cuernos con una torsión muy marcada, de forma que la parte ramificada del cuerno volvía a proyectarse hacia delante:

White-tailed_deer3

White-tailed_deer2 White-tailed_deer

OdocoileusareaEn realidad, los ciervos que vemos por aquí son primos lejanos del ciervo europeo, y ni siquiera se trata de una especie perteneciente al mismo género. Se trata del ciervo de cola blanca (white-tailed deer), Odocoileus virginianus, presente en casi toda Norteamérica, Centroamérica y llegando incluso a Colombia, Perú y Venezuela, ¡ahí es nada! (distribución a la izquierda). En EEUU está ausente en algunos estados del oeste y de las Rocosas, donde es sustituido por su especie hermana, O. hemionus, también de cuernos proyectados hacia delante. Me sorprendió muy gratamente este resultado de mi propio sesgo hacia los ciervos europeos y le di mi visto bueno personal a la señal de tráfico oficial americana: sin duda una buena elección de acuerdo con la fauna local, pues posiblemente el ciervo de cola blanca es el cérvido más común del país… aunque no el único.

De mis viajes por el norte de Nueva Inglaterra me acordé de las señales de tráfico que advertían del peligro de atropello de alces (mucho más grandes y por lo tanto más peligrosos que los ciervos). Sin embargo, aunque el icono es impecable, no se trata de una señal estandarizada “oficial”, ni siquiera en esos estados.

alce

Sin embargo, examinando señales de fauna que sí son oficiales en algunos estados de EEUU sí que encontré un nuevo cérvido digno de mención:

w11-3aazEsta señal es oficial, pero sólo se usa en Arizona y advierte de la presencia en la carretera de “elks”, o ciervos canadienses (Cervus canadensis), este sí, en el mismo género que el ciervo europeo y con los cuernos, igualmente, proyectados hacia atrás. El ciervo canadiense es un bicharraco más grande que el de cola blanca, presente en regiones frías y templadas de Norteamérica y Este de Asia.

800px-Range_map_cervus_canadensis.svg USDA_Elk

Foto y distribución del “elk” (Cervus canadensis)

Curiosamente, en Canadá (donde además de a los elks también tienen caribúes, de gloriosos cuernos proyectados hacia atrás), parecen asimilar el estándar estadounidense del ciervo de cola blanca, con sus cuernecillos girados hacia delante.

Hasta en los detalles más insospechados se puede encontrar un razonable choque cultural transatlántico. Lo importante viene a ser, mayormente, que no los atropelles.

ciervosACTUALIZACIÓN: Dicen varios comentaristas que en realidad la imagen de la señal europea no es un ciervo sino un corzo (Capreolus capreolus). Aunque al principio no me acababa de convencer, creo que hay que dejar abierta esa posibilidad. No cambia mucho la reflexión sobre los cuernos hacia delante de los venados americanos, pero quizá sí que ayude a centrar un poco la identidad de las señales europeas. La más común de ellas tiene cuernos poco ramificados, quizá muy largos para un corzo, pero con una forma parecida (y, según dice pvaldes, con unas proporciones más imilares). Existe otra variante europea, aunque yo nunca la he visto en carreteras, que creo que sí que muestra indiscutiblemente una cornamenta cervuna. Os dejo ambas posibilidades para que opinéis vosotros mismos. Muchas gracias a Llamparego y a pvaldes por sus contribuciones.

cc

 

Anuncios

14 thoughts on “Señales y venados

  1. Llamparego 3 enero 2014 / 8:25

    Señor Copépodo:
    La cornamenta de las señales europeas no es la de un ciervo. Aunque algo grande en relación al tamaño del animal la forma se corresponde con la cornamenta de un corzo (Capreolus capreolus)

  2. jmongil 3 enero 2014 / 10:21

    Comentario “semiofftopic”: ¿las zarigüeyas son tan asquerosas como pintan en las series de televisión?

  3. divulgadorherbivoro 3 enero 2014 / 10:48

    Interesante artículo. Es curioso ver como son plasmados los animales en cada región y como nuestras creencias pueden hacernos pensar que ciertas cosas en otros sitios están mal.

  4. Trebol-a 3 enero 2014 / 14:09

    Resumen para el menéame: “Cartel de tráfico deriva en estudio de distribición de los cérvidos en el hemisferia Norte”. A ti hay que subirte al coche con más cuidado que al mono con ballestas!! copón!!
    Queda demostrado que el “investigador” es una cuestion genética y no académica/profesional.

  5. Copépodo 3 enero 2014 / 15:16

    Llamparego: ¿Un corzo? No sé, yo creo que no. Vale que los cuernos de la señal están poco ramificados, pero son proporcionalmente más largos que los de un corzo. Podemos comparar también con esta otras variantes de la misma señal que no son tan simplificadas como la que he puesto, no sé cuál de ellas será la estándar, pero ninguna de ellas me parece la de un corzo, y me hace pensar que la idea general del diseño es la de un ciervo.
    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/99/Italian_traffic_signs_-_animali_selvatici_vaganti.svg
    http://cache2.asset-cache.net/xc/87453068-french-traffic-signs-along-road-photos-com.jpg?v=1&c=IWSAsset&k=2&d=6E22FB6E7F26C881EF6EE60AE31189D60EED1587B4DFD4F3B0B446165FA87686E30A760B0D811297

    De todas formas, aunque así fuese también tiene los cuernos hacia atrás y nos serviría para el mismo propósito. Al menos estamos de acuerdo en que no es un gamo.

    Jmongil: Las zarigüeyas molan porque son marsupiales, pero supongo que si te dan grima en la tele, te seguirían pareciendo asquerosas al natural.

    Divulgadorherbivoro: Pues sí, visto lo visto está mucho mejor dibujada la señal americana que la europea.

    Trebol-a: ¡un mono con ballestas! Qué va, si luego no los atropello ni nada :-P

  6. Álvaro Luna 3 enero 2014 / 18:49

    Las señales con animales molan, no veas las ganas de ir para allá que me han dado. En Doñana hay mucha variedad de señales con todo tipo de animales, más allá de lo que señalizan son realmente bonitas y te entretienes adivinando animales http://farm3.static.flickr.com/2456/3617055010_b85e401863_b.jpg

    Sobre el tema de animales y carreteras no sé muy bien qué decir ya que voy mucho al campo de noche y es común que se te crucen animales, siendo lo más común en zonas periféricas a los pueblos/ciudades los gatos y perros, todo hay que decirlo. No obstante a veces he visto atropellados dentro de cascos urbanos tejones y ginetas, además de conejos. Habría que hacer un estudio para ver si efectivamente hay allí más animales que se cruzan que aquí o es un mito:p. En cualquier caso por lo que cuentas y por lo que siempre se ve en las pelis parece que los animales allí se acercan mucho a las poblaciones( zarigüeyas y mapaches en la cocina al abrir un mueble o en tu cubo de basura, alces y osos en tu jardín, caimanes en la piscina…). Igual allí encuentran mucha comida fácil en las ciudades y se la juegan, igual hay zonas naturales junto a la urbe y hay bastante vida pegada a la ciudad, igual están desesperados por la pérdida de hábitat y tienen mucha hambre…a saber!

    Cualquier día se te cruza el bigfoot o un extraterrestre del area 51.

  7. Copépodo 5 enero 2014 / 15:45

    Justamente iba a hablar de la famosa señal de “peligro, linces” de Doñana, pero decidí quedarme en las oficiales, por lo que los únicos animales no humanos que aparecen son sólo el ciervo (o corzo, según Llamparego) y la vaca. Hace tiempo que no me paso por Doñana, me ha encantado la de los escarabajos. ¡Invertebrados al poder!

    Sobre a abundancia de animales, es cierto que nunca he vivido tanto tiempo en un área tan rural, pero creo que la diferencia es significativa, quizá porque la cobertura de bosque es muy alta y éste parece bastante productivo. A la cocina no nos ha llegado nunca nada (aún), pero en pleno “casco urbano” del pueblo donde vivo se ven corretear mapaches y zarigüellas con bastante descaro, y los ciervos son especialmente odiados por quienes tienen un jardín, porque se meriendan TODO.

  8. Willy Roa 5 enero 2014 / 16:20

    ¡Qué buena tu entrada! ¡Qué interesante!
    Me ha recordado al libro “Guía del Observador de Nubes”, de Gavin Pretor-Pinney, un inglés apasionado de las nubes donde hacía un análisis sobre la utilización del dibujillo de un cúmulo en los partes del tiempo en la BBC cada vez que querían representar lluvia en una zona…. hay más tipos de nube, por supuesto, pero el icono por excelencia era un pequeño cúmulo (la ovejita).
    Por cierto, dices que se ven muchos más animales salvajes que aquí en Europa, lo cual no me extraña… ¿has tenido algún “encuentro” con ellos moviéndote en bici?
    Y otra cosilla… es común que aquí se traduzca “elk” por alce y siempre me ha sorprendido un poco. Le llamamos alce a cualquier cosa, ¿no?
    ¡¡Muy interesante!!
    Un abrazo,
    Willy

  9. pipistrellum 5 enero 2014 / 16:52

    Me paso lo mismo en un capitulo de los simpson. Homer tenia una langosta que llamaba pincitas. Se parecia a lo que nosotros llamamos un bogavante.

    Pensé que el dibujante solo habia visto bogavantes cocidos, porque en los dibujos eran rojos y vivos son azulados.

    Sin embargo, el equivalente americano es rojo tambien cuando esta vivo.

    El ciervo de la señal me ha recordado a una escena de bambi, la postura era igual y los cuernos exactos. Por cierto, es verdad que cada año gana una punta?
    Supongo que si crece, pero no es tan exacto y dependera tambien de la alimentacion y fortaleza del animal.

    America esta menos poblado e invadido que europa, asi que es normal que haya mas animales. Tambien depende del acoso y la tolerancia con los animales. En inglaterra, creo que los pajaros son mas confiados. Hay una gran aficion a la ornitologia.
    En España se tiene muy poca tolerancia con las “alimañas”. creo que mucho menos que en los demas paises Europeos. No sé de donde viene esa tendencia.
    Un cazador de sonidos que recorre el mundo grabando sonidos, dice que en España es muy dificil grabar el aullido de un lobo. Se supone que cuando una persona aulla los lobos responden, pero en españa no se atreven por las batidas que todavia hoy se hacen.

    Cosas como ciervos en centros comerciales, no se ven por aqui. Yo creo que hay mas encuentros fortuitos que en en España. Por lo menos.

    Hay un caso curioso que no sé si podras confirmarme.
    Hace unos meses vi un zorro cerca de la civilacion, parece que seguia una rebaño de ovejas. Si no se me queda mirando no lo veo.
    A unos 5 metros de mi, y unas decenas de metros de una gasolineras y casas dispersas.

    El caso es que relativamente cerca habia una caca colgando de una valla. No se si me puedes confirmar que los zorro hacen esa marca, no en el suelo sino mas alto para que se disperse el olor. Me suena que si.

    El caso es que hace mucho años, vimos un caca aparentemente de perro en una esquina a una altura un poco por debajo de la rodilla. Y nos quedamos extrañados, por como habia hecho eso un perro. Y es de suponer nadie la cogeria para estamparla.

    Ademas,no tenia marcas de ser manipulada.

    Eso fue a menos de 100 metros de mi casa.
    Como te imaginaras sospecho que fue un zorro.

    Tambien me he encontrado rastros de gorriones, pocas veces y cuando estaban ya secos, en mi habitación.
    Tambien se me ha colado alguno y lo he tenido que coger y echar. Era muy gracioso cuando se posaba en la parte alta de un flexo y se escurria hasta abajo.

  10. pvaldes 7 enero 2014 / 16:20

    Sobre lo de la señal europea, basada en un corzo muy claro para mí. No son los cuernos sino la proporción del cuerpo y cabeza lo que lo define

  11. aphanius 8 enero 2014 / 0:29

    Un par de correcciones lingüísticas sobre nombres de animales: zarigüeya y bogavante.

  12. Copépodo 8 enero 2014 / 1:57

    Willy: Justamente en el vídeo que colgué de la vuelta en bici desde el campus a casa me crucé con uno y sale en el vídeo. Es bastante habitual.

    Pipistrellum: efectivamente es una cuestión de traducción, pues cuando ellos hablan de “lobster” se refieren al bogavante (que no es rojo cuando está vivo y se parece mucho al nuestro). Lo que nosotros llamamos langosta es la “spiny lobster” suya. Sobre los zorros, no me extraña nada de lo que cuentas, se acaban acostumbrando muchísimo al ser humano y yo también he tenido encuentros muy cercanos. en muchos sitios de Europa es habitual verlos buscar en la basura de zonas rurales y no tan rurales.

    Pvaldes y Llamparego: ya sois dos los que decís lo del corzo. Lo he vuelto a mirar, y aunque no lo tengo del todo claro, creo que merece la pena incluir esa parte de la discusión en el post. Me siguen pareciendo unos cuernos muy largos para un corzo, pero es cierto que esa rama hacia atrás es más de corzo que de ciervo, por lo menos en la señal oficial a la que estamos acostumbrados. Muchas gracias por esa contribución.

    Aphanius: pues sí, muy bien dicho, ya lo he corregido (y el “bogabante” de Pipistrellum también

  13. Anónimo 9 enero 2014 / 23:56

    El otro día leí la entrada y pensé en decirte lo del corzo, pero veo que ya lo han hecho. Siempre he dado por hecho que era un corzo, ni me había planteado que pudiera ser un ciervo. Por forma, por proporciones, y también porque son mucho más abundantes.

    Es cierto que en norteamérica hay mucho bicho atropellado, aunque algunas zonas de la España rural no se quedan atrás. Los que más reciben, como siempre, son los grandes olvidados de la fauna española: los mustélidos. Martas, garduñas, tejones, comadrejas… Bichos que mucha gente ni saben que están pero que, por lo que se ve en las cunetas, cada vez son más abundantes. Claro que no es lo mismo atropellar un mapache que un alce. Como dices, estos últimos son realmente muy peligrosos. El problema es que son enormes, y se ve que lo normal es romperles las patas y que el cuerpo impacte de lleno en el parabrisas. En algunas zonas, suponen todo un problema.

  14. Copépodo 12 enero 2014 / 21:44

    Nada, ya sois tantos que me vais a acabar convenciendo de lo del corzo. Sobre la abundancia de animales, es verdad que nunca he vivido durante mucho tiempo en el campo, pero me da la impresión de que estos bosques son muy productivos y albergan mucho bicho, pero es sólo una impresión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s